jueves, 22 de enero de 2015

Cuba: Crisis, globalización y giro al mercado (IV - Final)

Rolando Astarita

Moneda y desequilibrios

La dualidad monetaria continúa generando muchos problemas y distorsiones. Recordemos que la doble moneda se instaló en 1994, cuando el giro del gobierno hacia una mayor centralización y restricción de la circulación de dólares. El Banco Central de Cuba comenzó entonces a emitir los llamados pesos convertibles (CUC), para tener una unidad de paridad con el dólar y facilitar el turismo. En la actualidad el CUC (= 1 dólar estadounidense) equivale a 25 pesos cubanos (CUP); aunque para las empresas estatales el CUP está a la par del CUC.

Los problemas que acarrea la doble moneda son de varios y significativos. Por empezar, porque para las empresas estatales la moneda está sobrevalorada; y en segundo término, porque los cálculos de productividad y costos son dificilísimos de hacer. Pero si no se pueden hacer estos cálculos, es muy difícil planificar, esto es, distribuir los tiempos de trabajo según alguna relación entre necesidades y gastos humanos de energía y de recursos. Subrayamos que la articulación entre plan económico y democracia de los productores –en un régimen no burocrático- también exigiría una medida de valor y unidad de cuenta confiable (esta cuestión ya la señalaba Trotsky en crítica a la dirección económica soviética de los años 1930). La ley del valor trabajo no se puede eliminar por decreto, ni con medidas administrativas.

Por otra parte, un sector de la población recibe salarios en CUC, y otro sector en CUP, lo cual agrava la fractura social; los mercados también están fraccionados: en el comercio minorista la oferta en CUC, incluyendo los productos de primera necesidad, es de mejor calidad que la oferta de bienes en CUP. A su vez, la existencia de la doble moneda favorece la continuidad y extensión del mercado negro, donde se comercian desde bienes básicos a bienes de lujo. De nuevo, de alguna manera la ley del valor, a través de sus expresiones monetarias y mercantiles, “hace valer sus derechos”, por encima de restricciones y disposiciones. El mismo gobierno cubano ha registrado el problema, aunque sin indagar en sus causas profundas. En 2013 Murillo reconoció que la doble circulación era una de las grandes dificultades que tenía la economía. Raúl Castro se expresó en el mismo sentido. Por eso, desde hace años, el gobierno se propone avanzar en la unificación monetaria. Sin embargo, es muy probable que la misma lleve a una devaluación (el CUC está sobrevaluado y no se corresponde con la productividad de la economía cubana). Otra posibilidad es que se instale un sistema de cambios múltiples; lo cual también ha sido siempre una fuente de especulación y negociados.

Concesiones crecientes a la inversión extranjera

A partir de 1988 la dirección cubana permitió la entrada de inversiones extranjeras, lo que resultó que en 2002 se habían instalado unas 400 empresas, mayormente en hotelería, minería y alimentación (con España en primer lugar). Asimismo se habían establecido “zonas francas” para atraer inversiones. Sin embargo, con la orientación hacia una mayor centralización, las zonas francas se cerraron y el número de empresas extranjeras se redujo a la mitad. Los capitalistas se quejaban (y se quejan) de excesiva intromisión del Estado, problemas derivados de la doble moneda y diversas trabas para sus negocios. Pero en los últimos años, al compás del nuevo giro hacia el mercado, el gobierno ha reasumido una política destinada a atraer las inversiones extranjeras. En este respecto, hay dos hechos muy relevantes, y relativamente recientes: la apertura de una “zona especial”, y la nueva ley de inversiones extranjeras.

Efectivamente, en 2013, y siguiendo el modelo chino de las zonas especiales, se creó la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), de 465 kilómetros cuadrados, ubicada en la provincia de Artemisa. Está concebida para atraer inversión externa y ser la principal puerta de entrada y salida de productos. Para este último objetivo, en Mariel se construirá, con participación de capitales brasileños, la futura terminal de contenedores. Con el objetivo de atraer capitales, se ofrecen muchas facilidades. Así, de acuerdo al reglamento que rige la ZEDM, se establece que se agilizarán los trámites de los inversionistas extranjeros para autorizarlos a instalarse. Además, se establece: que por 10 años habrá exención del pago de utilidades y, excepcionalmente, por un período mayor; cuando terminen los períodos de atracción de capitales, el impuesto a las ganancias será del 12%; por otra parte, se establece que las empresas no paguen impuestos sobre ventas o servicios durante un año; también se garantizan las remesas al exterior por concepto de utilidades y dividendos; y la importación de equipos y bienes sin pagar aranceles. Se trata de condiciones excepcionalmente favorables para los capitales, pero es muy posible que los capitales extranjeros continúen presionando y negociando para garantizar que estas normas no se modifiquen. A ello hay que sumar el pedido de seguridad jurídica. Sin embargo, para los trabajadores la situación es distinta: serán contratados por agencias empleadoras, que recibirán el importe salarial en la divisa del inversor y pagarán en moneda nacional a los trabajadores.

Además de Brasil, China, Rusia, Vietnam, Japón, Alemania y México han manifestado su interés por tener presencia en Mariel. De esta manera el establecimiento de la ZEDM es una vuelta a la línea tendencial de apertura al capital y el mercado, que se había interrumpido por el giro “izquierdista” de Fidel.

A su vez, en marzo de 2014 se aprobó una nueva ley de inversiones extranjeras, que también busca dar mayores atractivos y garantías. Entre las medidas adoptadas, las empresas que inviertan en Cuba pagarán solo el 15% de impuestos a las ganancias; aunque no podrán contratar trabajadores ni pagarles directamente, están autorizadas a llevar su propia mano de obra para desarrollar construcciones en Cuba. Según el ministro de Comercio Exterior, habría 246 proyectos de inversión en petróleo, turismo (construcción de condominios, hoteles, campos de golf) y algunas plantas industriales.

En este marco, Cuba acaba de firmar 29 acuerdos con China y 10 con Rusia, por los cuales se prevé profundizar los intercambios, las inversiones, y colaboración. Rusia, además, condonó, en 2013, el 90% de la vieja deuda cubana. A su vez, Cuba normalizó las relaciones con la Unión Europea, y está trabajando para reanudar negociaciones con el Club de París en torno a una deuda de varios miles de millones de dólares. Aunque aquí hay muchos obstáculos porque el Club exige que se informe sobre las reservas y situación de la balanza de pagos. Por otra parte, Brasil comprometió importantes inversiones: la principal, las obras ya mencionadas de puerto Mariel, por casi 1100 millones de dólares, a cargo de Compañía de Obras en Infraestructura, subsidiaria de Odebrecht. Además, está la entrada en el azúcar, a la que nos referimos más arriba.

En base a lo visto hasta aquí, puede entenderse que las medidas propuestas por Obama –y apoyadas por una porción importante del establishment de EEUU- se inscriben en esta evolución de largo plazo. Por supuesto, está por verse si finalmente el Congreso de EEUU levanta el bloqueo a Cuba. Pero esto no cambiará la esencia de la relación que está estableciendo el gobierno cubano con un capitalismo cada vez más mundializado.

China, “programa socialista” y dependencia capitalista

En julio de 2014 el presidente chino Xi Jinping hizo una visita oficial a la Habana, durante la cual se concretaron dos líneas de crédito a Cuba, una libre de interés y la otra destinada a la construcción de una terminal multipropósito en Santiago de Cuba. Además, se dispuso la reestructuración de la deuda cubana con China, y se hicieron convenios que comprenden las áreas de salud, agricultura, energías renovables, turismo, industria, tecnología de televisión digital, ciberespacio, suministro de equipos para acueductos, medio ambiente, cultura y telecomunicaciones.

China actualmente es el segundo socio comercial de Cuba, detrás de Venezuela. Cuba exporta a China fundamentalmente, níquel, azúcar y medicamentos. Según transcribe Granma, en ocasión de la visita del presidente chino, Fidel Castro aseguró que las utopías de Marx y Lenin inspiraron a Rusia y China a ser los países que encabezarán un mundo nuevo, que permitirá la supervivencia humana si el imperialismo no desata antes una guerra. “Esta visita cumplirá con los propósitos de fomentar la amistad, ahondar la confianza, ampliar la cooperación…” (citado en Página 12, 24/07/14). Asimismo, Cuba impuso a Xi la orden José Martí, que es la máxima condecoración, “por su amistad y solidaridad” y por “su sabia conducción en la construcción del socialismo en China”.

Pues bien, todo este palabrerío sobre construcción del socialismo solo es “verso” (en Argentina utilizamos “verso” para significar algo falso, o que es mentira). Es “verso” para la audiencia “nacional-popular-izquierdista” que está dispuesta a creer, y a justificar, cualquier cosa. Lo grave es que estos discursos, que se transmiten a nivel masivo, debilitan el programa y la perspectiva del socialismo a nivel mundial. Los ideólogos castristas evaden estas cuestiones candentes recordando el heroísmo de los cubanos en Angola, o la resistencia de economía estatizada frente al imperialismo. Pero esto no “compensa” el daño que, desde el punto de vista ideológico y político, se hace a la causa del socialismo. Una cuestión que fue precisada adecuadamente por Trotsky: cuando se ponía en la balanza la progresividad histórica de la estatización burocrática stalinista con el daño que las políticas stalinistas provocaban en la conciencia de las masas, el balance era claramente negativo para el socialismo (véase su discusión -En defensa del marxismo- sobre los efectos de la entrada de la URSS en una zona de Polonia, en 1939). Más en general, la mayoría de los trabajadores que viven bajo el capitalismo rechazan los regímenes burocráticos, y esto no se debe solo, ni principalmente, a la propaganda capitalista. Se debe a que los regímenes stalinistas burocráticos, estancados económicamente, no pueden ser bandera de ninguna recuperación socialista. De ahí también la facilidad con que el capital ha logrado establecer la idea de "no hay alternativa" al mercado.

Por eso hay que tener conciencia de que la estatización no es un fin en sí mismo. Su progresividad histórica se mide por la capacidad de desarrollar las fuerzas productivas y por la medida en que abre el camino a la socialización, esto es, al control directo de los productores. En la medida que la estatización termina en el capitalismo de Estado, o en el estancamiento de una economía estatal burocrática, no abre una perspectiva socialista en ninguna parte del mundo (tal vez la ilustración extrema de nuestro argumento es Corea del Norte).

Es por este motivo que hay que decir las cosas como son: en China no se está construyendo ningún socialismo. Cuba está pidiendo a los capitalistas chinos que inviertan en la isla porque está embarcada en un proceso de reformas muy similar al que llevó a China al capitalismo. Los acuerdos comerciales son la expresión de estos regímenes sociales. Las empresas chinas, y el gobierno chino, se manejan con el mismo criterio de cualquier capitalista: obtener ganancias, aumentar los mercados de exportación, ganar puestos en la competencia, lograr el acceso a fuentes de materia prima. Por eso, en sus relaciones comerciales con cualquier país más atrasado tecnológica y económicamente, como es Cuba, lo único que cuentan para los chinos (como para cualquier otro capitalista) son los intereses económicos, que se discuten en condiciones de clara asimetría entre las partes.

El gobierno chino no tiene ningún interés en el socialismo, ni chino ni cubano. Se trata de un régimen capitalista y es imposible que se comporte como “camarada socialista” en el mercado mundial. Sería contrario a su naturaleza social. Aunque se publicita que China otorga créditos a tasas muy ventajosas, lo que comúnmente hace Pekín es conceder esas líneas de crédito con contrapartidas beneficiosas para sus capitalistas. Así, los inversores chinos obtienen la prioridad para invertir en proyectos, se evitan licitaciones o compensan lo que pierden por el crédito con mayores precios de los productos (o menor calidad de los mismos) a los que están atados los créditos, cuando son comerciales. A todo esto se suma que las empresas chinas acostumbran solicitar la posibilidad de transferir mano de obra desde su país para emplearla en los proyectos. Agreguemos que en África, donde los chinos han realizado cuantiosas inversiones, los niveles de explotación y precarización del trabajo no tienen nada que envidiar a los de cualquier potencia capitalista. No estamos entonces en presencia del buen samaritano chino-socialista-internacionalista. Y nada indica que las cosas vayan a cambiar tratándose de trabajadores latinoamericanos, o cubanos, o de obreros chinos llevados a la isla.

En todo esto las invocaciones a la “construcción socialista” son solo máscara y simulación, diría que casi cínica. Por supuesto, alguien puede argumentar que Cuba no tiene otro camino -dado el régimen imperante y el curso histórico que tuvo- que inclinarse al capitalismo; que es lo que está haciendo. Pero no por eso nos tienen que “hacer pasar gato por liebre”. Con poder burocrático, en una economía estancada, con un sector privado en crecimiento, la entrada de capitales extranjeros, sean chinos, rusos, brasileños o estadounidenses, no fortalecen ningún programa socialista. En cualquiera de los casos, habrá extracción de plusvalía, esto es, explotación de trabajo asalariado, en beneficio del capital privado (chino o de empresas asociadas con los chinos) y también en beneficio del capitalismo de Estado (o del Estado burocrático estilo soviético, como es el cubano). Por lo tanto, invocar aquí los ideales de Marx y su meta de acabar con la explotación del hombre por el hombre, es puro cinismo, es pura máscara.

Para sintetizar: los acuerdos comerciales y de inversión de Cuba con China, y con otros países, se levantan sobre el fondo de la internacionalización del capital. Son una expresión particularizada de la extensión a todo el mundo de las relaciones de explotación basadas en el trabajo asalariado. Y como sucede en las relaciones comerciales y de inversión entre países de desigual poder económico, entre China y Cuba se establecerá una relación de dependencia. Que no es sinónimo de relación colonial, o neocolonial, como piensa equivocadamente buena parte de la izquierda latinoamericana, sino de dependencia económica capitalista. Lo cual confirma, por otra parte, que no hay posibilidad de independencia económica por parte de ningún país capitalista (o en transición al capitalismo) en un mundo dominado por el capital. A los ideólogos castristas (rama nacional, popular, antiimperialista) todo esto que afirmo les suena muy extraño. Pero es el fundamento del programa internacionalista del socialismo, concebido como democracia de los productores.

Ver también:
- Cuba: Crisis, globalización y giro al mercado (III)
- Cuba: Crisis, globalización y giro al mercado (II)
- Cuba: crisis, globalización y giro al mercado (I)

rolandoastarita.wordpress.com/

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Libertad de expresión: Hipocresía globalizada

Vicky Peláez (SPUTNIK NOVOSTI, especial para ARGENPRESS.info)

No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto
- Aristóteles, 384 a.C.-322 a.C.

Tras el sangriento atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo en París, los medios de comunicación globalizados despliegan una campaña mediática bien organizada alabando la libertad de expresión, sin embargo, ellos no ignoran que este derecho universal es desde hace tiempo privilegio de una minoría poderosa.

En un reciente artículo, el periodista Renán Vega Cantor explica que en el mundo de la civilización occidental "dibujar contra los musulmanes es libertad de expresión mientras que dibujar sobre los judíos es antisemitismo inmediatamente censurado".

A la vez, la prensa globalizada cierra los ojos a lo que está pasando en los países alineados incondicionalmente con el Occidente, esto a pesar de sus regímenes dictatoriales que muestran un completo irrespeto a los derechos humanos y en especial a la libertad de opinión, expresión y pensamiento. El caso del bloguero saudita Raif Badawi da escalofríos.

Él fue detenido el 2008 por apostasía o abandono de la religión. Cinco años después fue sentenciado a 600 latigazos y siete años de cárcel. Después de que su abogado y cuñado Waleed Abu al-Khair presentaran la apelación, la condena a Raif Badawi ha sido cambiada de siete a 10 años de cárcel, los latigazos aumentaron a mil y la multa que tiene que abonar es de 225.000 euros. Las autoridades judiciales tampoco se olvidaron del abogado Waleed Abu al-Khair y lo han sentenciado a 15 años de prisión por cargos de deslealtad al rey Abdulá, desacato a la autoridad y asociación ilícita.

Ante el silencio del mundo y los medios que se rasgan las vestiduras por el caso de Charlie Hebdo, el pasado viernes Raif Badawi recibió 50 latigazos frente a la mezquita de Jafali. Según la sentencia, este castigo se aplicará una vez a la semana cada viernes durante 20 semanas. La culpa de este bloguero consiste en promocionar un foro virtual en forma de un debate político sobre la nueva ley antiterrorista. Esta ley incluye como acto terrorista "cualquier disturbio del orden público, perturbar la seguridad de la sociedad o poner en peligro la seguridad nacional".

Lo lamentable es que los medios de comunicación globalizados, que denuncian diariamente la "violación de los derechos humanos" en los países no alineados con los Estados Unidos y la Unión Europea, como Siria e Irán, no percibieron 1.000 latigazos como un desafío al derecho internacional.

Arabia Saudita ratificó la Convención Contra la Tortura y los latigazos son un método de tortura. De acuerdo al Artículo 20 de la Convención, el Comité Contra la Tortura tiene el derecho de hacer "ex oficio investigación" y puede condenar a Arabia Saudita. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) parece que no está apurada en presionar a las autoridades locales para detener esta práctica en el país. Lo mismo pasó con la Asociación de Derechos Políticos y Civiles Saudí (ACPRA) en el 2009 cuando las autoridades detuvieron y juzgaron a 11 activistas de los derechos humanos. Uno de ellos, Muhammed al-Qahtani es considerado por la revista norteamericana Foreign Policy como "uno de los 100 pensadores globales".

Por supuesto, Washington, Bruselas y la ONU simplemente ignoraron estos casos y nunca condenaron la práctica de decapitación, apedreamiento, fragelamiento, amputación etc. aplicados en Arabia Saudita. En 2013 fueron decapitadas 78 personas en un acto público y 87 el año pasado. Pero quién en los Estados Unidos o en la Unión Europea se atrevería a denunciar esta práctica saudita si este país constituye, junto con Israel, el pilar de la política exterior norteamericana en el Medio Oriente. Su tarea fue bien definida por Washington y consiste en destruir el "eje del mal shiita" en la región: Damasco-Beirut-Teherán. Por supuesto todo esto se está tratando de cumplir Arabia Saudita bajo el pretexto de "instaurar la democracia y libertad" en Siria, Líbano e Irán como igual lo hizo en Afganistán, Irak y Yemen.

Lo muhajidines, los talibanes, los de Al Qaeda y ahora los del Estado Islámico de Irak y Siria (EIIS) habían sido financiados y armados por Arabia Saudita y entrenados por Israel, Turquía, Estados Unidos y otros miembros de la OTAN. El rol de Arabia Saudita fue vital en el aumento de los grupos yihadistas de 28 (48.000 hombres armados) en 2007 a 49 en 2014, lo que supone unos 100.000 hombres armados llamados ahora terroristas pues antes los medios globalizados los llamaban "patriotas", "guerrilleros", "combatientes por la libertad". En diciembre de 2009, Hillary Clinton escribió en un cable que posteriormente fue divulgado por WikiLeaks que "Arabia Saudita era principal financista de Al Qaeda, Talibán y otros grupos terroristas".

Todos estos terroristas al servicio de Washington y Bruselas han matado millones de personas inocentes, han decapitado decenas de periodistas pero jamás han sido denunciados por la prensa globalizada pues ambos participan en lo que se llama "la guerra energética" para asegurar la hegemonía energética norteamericana. No hay que olvidar que la guerra en Afganistán, que se inició en octubre de 2001, tenía el propósito de asegurar la presencia de EE.UU. en la región vital para el transporte del petróleo y gas desde Asia Central a los mercados globales.

La guerra contra Irak (marzo 2003) estaba destinada lograr el control de Washington sobre las reservas del oro negro de Irak y las del Golfo Pérsico. La actual guerra contra Siria está orientada hacia el debilitamiento de Irán y el poder chiita en la región. Arabia Saudita es necesaria para asegurar los intereses de Washington financiando a los terroristas del EIIS contra los cuales están aparentemente luchando los norteamericanos y sus aliados de la OTAN.

Entonces, la supresión de la libertad de expresión y la violación flagrante de los derechos humanos en Arabia Saudita pasan desapercibidas en este contexto en el Occidente y ni siquiera interesan a las Naciones Unidas. Los manipuladores de la prensa globalizada vienen destruyendo desde hace más de cinco años la institución de los periodistas de investigación para hacer el contenido de la información, ofrecida al público mundial, más homogéneo y orientado hacia el proyecto de la globalización política. Como se sabe el proceso de la globalización económica ya está en su fase final y sus consecuencias se sienten en todos los rincones del mundo.

La globalización política requiere una cuidadosa y bien camuflada restricción de la libertad de expresión en el seno de los globalizadores. Precisamente de esto habla Noam Chomsky cuando declara que "la libertad de expresión en Francia es un engaño y un fraude". Lo mismo se repite en Gran Bretaña donde, según revelación de Edward Snowden, su agencia de seguridad nacional: Government Communications Headquarters (GCHQ) parecida a la NSA norteamericana puso en su lista de los terroristas, hackers y otras personas peligrosas para la seguridad nacional a los periodistas de investigación.

No perdonaron ni siquiera a los medios de comunicación que participan en el proceso de globalización política como Reuters, Washington Post, The New York Times, NBC, Le Mond, The Sun, El País y muchos otros. Todo esto significa el inicio de la etapa de depuración dentro del sistema de información de los mismos globalizadores. Frente a todo esto la libertad de expresión, pensamiento y opinión se convierte en un vacío juego de palabras. Hace más de un siglo, el escritor ruso Iván Turguénev (1818-1883) dijo pensativo que "cuando desaparezcan personas como Don Quijote, el libro de la historia cerrará su última página. No habrá más que leer en él".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Inteligencia del Estado: Un cuantioso presupuesto sin control

Esteban Mercatante (LA IZQUIERDA DIARIO)

La muerte dudosa del fiscal Nisman esta semana, evidencia el alarmante alcance de la gangrena que representan los servicios de inteligencia. Como todos los gobiernos que lo precedieron desde la vuelta de la democracia, durante el gobierno K el presupuesto que se destina para financiar las tareas de inteligencia que se acrecentó más cada año.

En una semana signada mediáticamente por la muerte dudosa del fiscal Nisman, que ha sacudido la realidad nacional, volvió al centro de la escena el cuestionamiento a los espías de la Secretaria de Inteligencia (SI), ex SIDE. Los mismos están en el ojo de la tormenta porque sobre ellos recaen fuertes sospechas que los implica directamente en este caso, tanto por la relación con Nisman como por su accionar en la tragedia de la AMIA y las pertinentes “investigaciones” posteriores. La propia acusación del fiscal al gobierno por encubrimiento a raíz del acuerdo firmado con Irán en 2013, para la cual el funcionario cortó abruptamente sus vacaciones, generó suspicacias. Desde el gobierno se apuntó que tras la acusación de Nisman está la mano de Antonio Stiusso, despedido en diciembre. Fue después del pedido de renuncia de Cristina al Jefe se la SI Héctor Icazuriaga y su segundo, Federico Larcher. En su lugar asumieron Oscar Parrilli y Juan Martín Mena. Sobre Stiusso vuelven las sospechas luego de su intempestiva muerte.

Desde el gobierno ya se habla de otra poderosa, oscura fuerza, también destituyente, que buscaría golpear al gobierno. Pero claro, esta línea de argumentación olvida decir que el “enfrentamiento” del gobierno con los históricos de la SI sólo empezó cuando estos empezaron a fallarle en los recados sobre temas sensibles, como la operación sobre la justicia, o traer información falsa beneficiando a sectores del PJ opositor, como ocurrió cuando los servicios informaron a CFK que Sergio Massa no sería candidato en 2013, contrariamente a lo ocurrido. Hasta entonces, amplio uso había hecho el gobierno de la SI, ampliando su presupuesto manejado a discreción. Y si en los últimos años empezó a relegarlo, fue para fortalecer en su lugar otro aparato aún más ominoso, el de la inteligencia del ejército, sobre el que cada día son más sonadas las sospechas de que opera en territorio nacional, lo que está expresamente prohibido por ley.

En un caso como en otro, los nutridos presupuestos están fuera de cualquier escrutinio público, y crecieron de manera considerable durante los años de gobiernos kirchneristas.

Los números de las tareas de inteligencia

En el presupuesto 2015 la ex SIDE tiene asignados $800 millones, un 16.22% más que en 2014, año en que recibió la cantidad de $689 millones. Es decir, recibirá un aumento de $111 millones.

A su vez quienes también reciben asignaciones del presupuesto nacional destinadas a las tareas de inteligencia son el Ministerio de Seguridad de Sergio Berni y el Ministerio de Defensa ligado a Milani.

El Ministerio de Seguridad tiene presupuestado en 2015 la suma de $773 millones, mientras que en 2014 su presupuesto fue de $558 millones; y el Ministerio de Defensa tiene una asignación en 2015 de $836 millones. En 2014 su presupuesto fue de $627 millones.

En total el Presupuesto Nacional 2015 destina $2.410 millones para el financiamiento de tareas de inteligencia. Si sumamos las partidas destinadas al espionaje “oficial” de la última década, para la ex Side, el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Defensa, el resultado arroja que el Estado gastó $8.019milones.

Más presupuesto para el espionaje de Milani

La Jefatura de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército, fuerza comandada el general César Milani, denunciado por sectores de los DDHH por su participación en la última dictadura militar, recibirá un aumento de 31,8% más que el año pasado. El presupuesto 2015 le asigna $568,5 millones a Milani.

De los $836 millones asignados al Ministerio de Defensa para desarrollar tareas de espionaje, $568.5 son destinados al Ejército; $ 123 millones para la Armada, y $ 104 millones para la Fuerza Aérea. El Ministerio de Defensa se reservará para su servicio de inteligencia $ 40,7 millones.

Con extrema reserva

En 2005, el Gobierno nacional se comprometió ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos a implementar un mayor control sobre el organismo de inteligencia y su presupuesto. Fue en el marco de un compromiso con las asociaciones de familiares y víctimas de la AMIA ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). “Transparentar el sistema de utilización de fondos reservados de la Secretaría de Inteligencia” era uno de los puntos del acuerdo.

Diez años después, no hay ningún avance en ese plano. Las actividades y gastos de inteligencia no sólo constituyen información reservada sino que en los papeles son áreas insondables del Estado. No hay registro ni fundamentación de las decisiones de los organismos que realizan actividades de inteligencia. Aunque las leyes de seguridad interior e inteligencia prevén comisiones parlamentarias de control, estas comisiones no realizan ninguna actividad significativa, si es que realizan alguna. Si quisieran realizarlas, se toparían con el obstáculo que ofrece la discrecionalidad del manejo de los gastos reservados. Muchos de los cuales se realizan en efectivo, sin registros formales y no son susceptibles de ningún tipo de auditoría.

Del presupuesto que maneja la SI, en las planillas oficiales de esos gastos reservados solo mencionan a dos empleados: al jefe y subjefe de la SI. El resto, por disposición de la Ley de Inteligencia Nacional, es secreto. La ley secreta 17.112 establece el estatuto “para el personal civil de la secretaría de informaciones de estado y de los servicios de inteligencia de las fuerzas armadas”. Su artículo 14 define que solo cuatro categorías del “personal civil de inteligencia” de la SI y del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea cobrarán su salario “por partida pública del presupuesto”, y otras tres lo harán “por partida secreta, en planillas aparte, y utilizará nombre de encubrimiento”. Una parte del presupuesto nacional que paga los salarios de una cantidad desconocida de agentes de inteligencia, permanece oculta todos los años.

Bajo este ordenamiento, en las sombras, los aparatos de inteligencia siguieron acrecentando su poder y sus recursos durante la década. ¿Podría ser una sorpresa entonces el poder de fuego que están mostrando en esta crisis?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Caso Nisman y demandas de la izquierda

Rolando Astarita

A raíz de la muerte de Alberto Nisman -el fiscal que denunció a Cristina Kirchner por encubrimiento de los responsables del atentado a la AMIA- se vuelve a poner en primer plano el rol de los aparatos represivos del Estado, y más en particular, los de inteligencia. En esta breve nota quiero referirme a las demandas que ha levantado una parte importante de la izquierda marxista ante esta coyuntura. Centralmente, exige la apertura de los archivos secretos de la SIDE, la disolución de los organismos de inteligencia y la formación de una Comisión Investigadora independiente, tanto del atentado de la AMIA, como de la muerte (¿o hay que decir asesinato?) de Nisman. Puede haber algún matiz, pero esto es lo básico. Como he explicado en otras ocasiones, el problema con estas demandas es quién las va a instrumentar, y de qué manera se van a garantizar, en tanto el Estado capitalista continúe siendo un cuerpo institucional ajeno al control efectivo de la sociedad.

Antes de entrar de lleno en el fondo de la cuestión, subrayemos que la presión y la movilización popular pueden abrir espacios democráticos. Además, cuando los organismos de seguridad del Estado son utilizados por la fracción de la clase dominante al frente del Gobierno para debilitar, chantajear o eliminar a otras fracciones, se abren importantes fisuras “en las alturas”. Esas tensiones y peleas pueden ser muy intensas (asesinatos y cualquier tipo de operaciones incluidas) cuando el dominio del Estado se convierte en palanca de acumulación -mediante negociados, coimas, lavado de dinero, etcétera-, en perjuicio de fracciones del capital que están desplazadas del control político. De manera que estas fisuras y fracturas pueden ser aprovechadas para arrancar conquistas democráticas. Por ejemplo, sectores de la oposición burguesa ayudaron a denunciar el espionaje K sobre activistas y dirigentes sociales. Pero de aquí hay un abismo a la concreción de una demanda del tipo de “disolución de los organismos de inteligencia”.

Para ver por qué, partimos de lo básico: una de las funciones centrales del Estado es garantizar la continuidad del orden social, esto es, de las relaciones de explotación del capital y de los mecanismos de dominio sobre la población trabajadora en general. Por eso, la clase dominante no puede gobernar sin una combinación de coerción, consenso-convencimiento y desmoralización organizada (esto último bajo el lema de “no hay alternativa de fondo a lo existente”). Para este fin, los organismos de inteligencia del Estado ejercen el control de los “inadaptados”, de los que buscan “subvertir el orden”, de los que rechazan el patrioterismo y la conciliación de clases, y semejantes. Por eso, cuando el Gobierno K envía a la Gendarmería a hacer inteligencia sobre los movimientos sociales y las luchas obreras, está respondiendo a su naturaleza de clase más profunda. De la misma manera que cuando defiende al represor Milani como jefe del Ejército; o cuando vota la ley anti-terrorista, a la par que aplica un plan de ajuste económico.

Insistimos una vez más: hay que denunciar y luchar contra estas medidas. Tener conciencia del carácter intrínsecamente represivo del Estado no tiene por qué inducir a una posición abstencionista, o ultraizquierdista (del tipo, “hasta que no venga el socialismo, no podemos lograr nada”). Pero la reivindicación democrática no debe hacer perder de vista sus límites en tanto se mantengan las relaciones sociales básicas. Ningún Estado que se levanta sobre el antagonismo de las clases sociales eliminará jamás lo que es un componente esencial de su funcionamiento: la vigilancia y el registro de los “díscolos”.

Para “bajar” a tierra lo que digo, pensemos en la aplicación de la consigna de disolución de los organismos de inteligencia: ¿quién los va a disolver? ¿Acaso la clase capitalista? ¿La alta jerarquía del Estado? ¿A quién se le pide semejante consigna? Supongamos por un momento que una movilización de los trabajadores y los sectores oprimidos arranque la promesa del gobierno de acabar con ese submundo infame de agentes de información y provocadores varios. ¿Quién garantizará que se concrete efectivamente? Respuesta: si el poder no pertenece a los productores directos -y esto es lo que sucede en una sociedad capitalista- no hay manera de efectivizar tal “promesa”. Podrán disolver momentánea y formalmente algún organismo, para crear inmediatamente algún otro. Ningún Estado capitalista (pero tampoco uno no-capitalista) puede vivir sin su correspondiente personal de inteligencia. No hay que crear ilusiones, espejismos que no existen.

Algo similar se puede decir de la publicación de listas del personal de inteligencia Aun en el muy hipotético caso de que un gobierno accediera a ello, ¿quién garantiza que esas listas sean las verdaderas? ¿Quién impide que la publicación de algunos nombres sea solo una tapadera de lo que realmente importa, o una maniobra para desprenderse de algunos que ya no le sirven al poder?

Todo, en definitiva, conduce al mismo punto: para controlar, para disolver, para publicar, hay que tener poder. Y el poder no se lo tiene con declamaciones. Para verlo mejor, incluso una Comisión Investigadora independiente (aunque jamás podrá ser “independiente” de las clases sociales y sus expresiones políticas), debería tener poder para realizar allanamientos, interrogar, sacar a la luz la inmundicia. ¿Quién le va a dar ese poder? ¿Acaso el mismo Estado al que debe investigar? De nuevo, podrá haber algún avance parcial -y condicionado a que exista una intensa movilización, que por lo general es difícil de sostener en el tiempo- pero no mucho más. Como alguna vez planteé en este blog, me parece muy bueno el consejo de Marx de “luchar sin ilusiones”. El rol de la crítica es desmitificar, porque “el pugnar por acabar con las ilusiones acerca de una situación, significa pedir que se acabe con la situación que necesita ilusiones”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nisman y el poder de las sombras

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)



El gobierno kirchnerista vive su crisis más grave después del levantamiento de la patronal agraria en 2008: la dudosa muerte de quien se atrevió a acusar a la presidente CFK de urdir un plan para absolver a Irán de su supuesta responsabilidad en los atentados contra la comunidad judía, perpetrados en el país en la década del 90, inculpando con pruebas plantadas a células fascistas locales. Pero esta crisis tiene una particularidad que, en esencia, la constituye en algo peor en lo institucional que aquélla: la de la burguesía del campo fue política, enfrentó a dos sectores de la explotación que se dirimió a favor de uno de ellos, y el país y el gobierno continuaron caminando por los caminos de la historia. La muerte del fiscal Nisman, en cambio, apunta al interior mismo de la estructura institucional del poder en su zona más oscura, la que opera más allá de los gobiernos formales, tejiendo los hilos mismos de la realidad para favorecer determinados intereses, siempre alejados de los intereses del pueblo. Y asestó al oficialismo un golpe devastador, del que le será muy difícil reponerse.

El fiscal Nisman, como tal, era parte de la cara visible del Estado (burgués, capitalista), con una íntima relación con la cara oscura del mismo. Indudablemente, su función era la de defender la estructura legal que permite la explotación de millones de seres humanos por parte de una ínfima minoría en nuestro país. Y, dentro de ese marco, tenía un rol más específico aún: la de velar por los intereses del sionismo.

En el concierto internacional, Irán es un Estado creado por los intereses de las potencias coloniales. Los pueblos y naciones de la región son permanentemente agredidos por el imperialismo europeo y yanky, que en 1948 enclavaron su cabeza de playa para perpetuar la dominación: el Estado de Israel. Los países de aquella parte del mundo se formaron entonces en relación y contradicción con esa realidad que los oprime. Viven en una guerra permanente contra sus agresores, cuyas garras están esparcidas por todo el planeta ¿Es posible entonces que el Estado Iraní sea el responsable de las explosiones en la Embajada Sionista y en la sede de la AMIA? Sí, es posible ¿Está probado? No. En realidad, existe una cantidad indeterminada de grupos islámicos extremistas que podrían haber llevado a cabo semejante crimen. Pero al establishment mundial le conviene la acusación al gobierno iraní, porque este se constituye en un bastión antiimperialista poderoso contra sus intereses. La acción de la cultura impuesta por el colonialismo europeizante ha hecho que, desde los medios de difusión a los que controlan, se baje una línea que forma opinión entre vastos sectores de la sociedad. Entonces aparecen los iraníes como “los malos”, y los sionistas como los “buenos”, a pesar de su política fascista de exterminio en particular de Palestinos y Libaneses, y de todo lo que se le oponga en general.

La Justicia y los servicios de inteligencia argentinos se han mostrado, como mínimo, inoperantes para resolver la autoría de los atentados. La cuestión es dilucidar si esa ineficacia es por incapacidad o responde a un plan. Más allá de quienes sean los verdaderos responsables de aquellas explosiones que se llevaron la vida de decenas de seres humanos, lo que demuestra todo el caso que tiene un punto culminante en la resonante muerte de Nisman, es la mugre existente en las entrañas de la superestructura social, que con este crimen mediático ha comenzado a derramarse como pus de una herida infectada.

El fiscal Nisman fue nombrado por el ex presidente Kirchner, y no por casualidad ¿Qué quería decir el ex mandatario cuando le pedía en los estrados internacionales colaboración a las autoridades iraníes para resolver el caso? ¿no era semejante actitud involucrarlos directamente? El gobierno kirchnerista está preso de su propia filosofía política: como buenos pejotistas, adscriben a la conciliación de lo que no puede conciliarse. Conciliación de clases, conciliación de naciones enemigas por milenios, conciliación de lo irreconciliable…. Conciliación para que se mantenga siempre el estado de cosas, los explotados siempre explotados, los explotadores con sus privilegios. En vez de querer resolver el origen de los conflictos haciendo justicia, buscan mantener el status quo de las cosas tratando de que los oprimidos no se rebelen. Eso puede mantenerse durante un tiempo, pero no durante todo el tiempo. La política internacional K respecto de Medio Oriente apunta a mantener las relaciones con el Estado Sionista de Israel y, al mismo tiempo, reconocer al Estado Palestino y promover las relaciones con Irán. Es como agitar la nitroglicerina y pretender que no explote. Irán es un país influyente en la zona, enemigo declarado del sionismo. Y no se puede estar con dios y con el diablo al mismo tiempo.

Nisman había asumido la postura de la vía de la culpabilidad iraní -y como tal, se había constituido en un instrumento de las potencias imperiales y el sionismo- recibiendo “pruebas” de parte de los servicios de inteligencia (la SIDE) con la colaboración de la CIA y la Mossad. A ver si entendemos de qué hablamos: había recibido datos de los tipos que pueden crear una realidad ficticia y proponerla como real. De tipos que pueden plantar pruebas para culpar inocentes, y borrar las que señalan a los culpables. Son tipos que no tienen identidad, o tienen infinidad de ellas, que andan por las telarañas de la cotidianeidad para encauzarla siempre a favor de los intereses para los cuales trabajan. Son sombras entre las sombras, oscuridades sin escrúpulos ¿Cómo confiar en semejante organización estatal, que escapa por su naturaleza a los controles de quienes administran el Estado?

¿Cómo estar seguros de las pruebas de las que tan convencido hablaba Nisman, si Stiuso –agente de inteligencia recientemente echado por el gobierno- se las dio, y le dio lo que Nisman quería escuchar?

En el terreno donde el engaño es la forma y la esencia, la realidad se desvirtúa y se hace harto difícil reconocerla.

Cuando se analizan hechos como el crimen en Le Parc, la pregunta esencial que se debe hacer es: ¿a quién beneficia la muerte del fiscal, justo un día antes de exponer en el Congreso su acusación contra la presidenta del país?

Al gobierno, evidentemente, no (salvo que la acusación fuese conocida por la cúpula K, y que consideraran tan devastador su conocimiento público que prefirieran este escándalo a las consecuencias de su divulgación.)

De todos modos, nada exculpa al oficialismo de su responsabilidad, porque fundamentalmente se demostró incapaz de proteger a un funcionario cuya salud debía cuidar a toda costa, porque cualquier cosa que le pasara le haría un daño irreparable a su imagen y credibilidad.

El oficialismo se movió ante el crimen como un verdadero mamarracho. Berni apareció en el lugar del hecho antes que los funcionarios de la Justicia ¿qué hacía ahí? Y ya que estaba ahí ¿por qué no socorrió al fiscal, si él es médico y declaró que “no sabía si estaba muerto o vivo”? Estaba donde no debía, y no hizo lo que debía ya que estaba. Y después quiso explicar la cuadratura del círculo, de la manera patética que lo caracteriza. Parrilli desmintió que algunos de los hombres que figuraban en la denuncia fueran agentes de inteligencia, pero el líder de Quebracho, Fernando Esteche, lo desmintió con sencillez al contar que le habían presentado a uno de ellos, Bogado, en la mismísima Casa Rosada. D’elía, Larroque, Aníbal Fernández, Capitanich, basta que abran la boca para hacer el ridículo. Hasta la zona liberada por la custodia de la Prefectura a Nisman hace recordar por lo burda a la Armada Brancaleone.

El carapintada y servicio espía-represor de obreros Berni fue el primero que abonó la teoría del suicidio, del que se colgó todo el kirchnerismo. Dijeron que Nisman estaba solo y que el lugar era un búnker inexpugnable, por lo que no cabía otra hipótesis. Pero resulta que no se encontró pólvora en su mano, que la pistola utilizada no era del difunto, y que el búnker no era tal, ya que un simple cerrajero pudo abrir la puerta en un santiamén y un pasillo “secreto” comunicaba con otro departamento, cuyo inquilino es un extranjero que justo en ese momento, no se encontraba.

Al oficialismo le conviene imponer la teoría del suicidio porque basándose en ello, pueden impulsar el escenario de que el fiscal se dio cuenta de que sus pruebas no podían inculpar a CFK como lo había declamado, y ante el temor al ridículo masivo, prefirió pegarse un tiro en la sien. Raro final para quien había investigado la cuestión durante 8 años.

El silencio presidencial es llamativo. CFK acostumbra a utilizar la cadena nacional por cuestiones que no la justifican, pero ante este terremoto institucional prefirió meter la cabeza en un hoyo en el suelo y expresarse por un medio tan trivial para su investidura como feisbuc, con dos cartas que dan vergüenza ajena. Ella va en contra de la línea que sostuvo el oficialismo en pleno: hoy, jueves por la mañana, denunció un plan para desestabilizar al gobierno, y que en ese marco, Nisman fue asesinado. Seguramente la tropa se alineará ahora con esta teoría.

En definitiva, este caso demuestra la imparable decadencia del kirchnerismo, preso de sus propias contradicciones políticas, plasmada en hechos que no tienen nada que ver con el discurso. Querer hacer creer a las mayorías populares que se gobierna para ellas cuando se mantienen las estructuras políticas que fomentan lo contrario, no pueden llevar a otra cosa que al desbarranque que este caso ha expuesto.

Sin embargo, el mal está mucho más allá de esta mediocre corriente política que ha gobernado durante 12 años el país, para entregarle nuestras riquezas al imperialismo: el problema está en el sistema mismo y sus instituciones, y en la propia consciencia de las masas, que viven ajenas pero sometidas a estos poderes ocultos. Este mal sólo podrá ser erradicado por una acción consciente de vastos sectores populares para cambiar de raíz el sistema de explotación y sus repugnantes instrumentos de opresión.

Tarea nada sencilla pero absolutamente imprescindible si queremos concretar el mundo justo e igualitario que muchos soñamos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

CTA: Autonomía sindical y movimiento político

Daniel Escotorin (especial para ARGENPRESS.info)

La Central de Trabajadores de Argentina nació en 1991 con el propósito de reconstruir al movimiento popular en sus pilares sindicales y político. Así lo determinaban sus principios fundantes conocido como el “grito de Burzaco”. Esta declaración marcaba una definición ante la etapa que se había iniciado en 1989 con la llegada de Carlos Menem a la presidencia y el retorno del peronismo al poder. Este retorno en el breve lapso de tiempo mostró hacia donde se encaminaba el proyecto menemista y tras él se encolumnó el Partido Justicialista y la máxima representación del movimiento obrero, la CGT.

Estas defecciones dejaron huérfano al conjunto de las clases populares argentinas, incluida claro la clase obrera. Ante la etapa que se avecinaba en donde, contra las expectativas originales, se desplegaría la segunda fase de la ofensiva de las clases dominantes contra el Estado de bienestar (la primera fue a partir de 1976 hasta 1983) el movimiento popular y una fracción de los trabajadores se replegaría en la resistencia al nuevo modelo. Significó denunciar a las antiguas representaciones e identidad político partidarias y sindicales. Esta fue la virtud del entonces Congreso de los Trabajadores Argentinos. En su esencia fundante marcaba un sello distintivo y que fue estandarte durante los siguientes años de su existencia: la autonomía. Autonomía de los patrones, de los partidos políticos y de los gobiernos. Ponía en evidencia la crisis de representación de los sectores populares, o sea, la ausencia de organizaciones y de proyectos hegemónicos propios hacia el interior de estos. Entonces proponía la construcción de un nuevo movimiento político por y para los trabajadores.

Discutir y actualizar estas definiciones (autonomía y movimiento político) resulta un imperativo a la luz de la nueva etapa abierta en la década anterior y las estrategias posibles hacia el futuro.

El concepto “autonomía” es pasible de diferentes acepciones. Podríamos definirlo como “capacidad de uno mismo para gobernarse o tomar decisiones independientes de la voluntad ajena o influencia externa”. O sea, cuando nace la CTA esta autonomía planteaba una ruptura con el modelo peronista que establecía un sistema de verticalidad y sumisión a la autoridad política: hasta 1974 el general Perón como líder del movimiento, luego de su muerte y de la dictadura militar el Partido Justicialista asume este liderazgo y la CGT (controlada por el peronismo) se subordina a sus dictados y por lo tanto a las políticas tanto del Estado nacional, a partir de 1989, como de los Estados provinciales desde 1983. Se avanza en la construcción de un modelo sindical escindido del poder político pero con la abierta voluntad de constituir (se) un nuevo movimiento político.

No obstante, a lo largo de los últimos años se escucha en innumerables discursos, declaraciones o reportajes de parte de la dirigencia de la actual CTA Autónoma una repetitiva y constante reivindicación de dicha condición, que además sirve de aditamento a su denominación histórica. La principal enunciación define como “autónoma de los partidos” y parece querer aclarar que la CTA es independiente y además separada de cualquier vínculo de identidad o coincidencias políticas con determinadas fuerzas. “somos autónomos” exclaman y pareciera ser un certificado de no contaminación. La cuestión es muy distinta.

Plantear autonomía como desvinculación de diversas formas y grados de interacción con partidos políticos es tan ingenuo como peligroso, ya que lejos está la CTA Autónoma de haber sido concebida para esa razón y lejos está en la realidad misma de ser así. La Central de Trabajadores de Argentina tuvo un protagonismo central en lo social y en lo político en los veinte años de existencia y el quiebre del 2010 puso en tensión el proyecto para el cual nació. Ingenuo porque sus dirigentes parecen desconocer la dinámica de las acciones y los procesos sociales, las formas y necesidades de la lucha social, y especialmente la historia del movimiento obrero y de la misma CTA. Sindicalismo y partidos políticos o más aun: clase obrera y partidos políticos expresan una relación necesaria y obligatoria. Es también peligroso porque es legitimar la ideología liberal que impulsa un sindicalismo apolítico (por ende apartidario) limitado al campo de las meras reivindicaciones gremiales. El vínculo del sindicalismo (y del movimiento obrero) con los partidos políticos no es solo una necesidad, es una realidad histórica.

Lo que debe redefinirse es el concepto de autonomía en el marco de la acción y la relación de fuerzas de la clase obrera argentina frente a las clases dominantes y la relación con las otras fracciones de las clases subordinadas. De ese análisis se comprenderá las imbricaciones políticos sociales y las estrategias de construcción de poder contrahegemónico.

La denuncia del modelo sindical subordinado al poder político, modelo dominante sustentado por el andamiaje legal, llevaba a una ruptura radical con todos sus componentes. Allí se establecía una relación antagónica “dependencia - autonomía”. En efecto, se denuncia la dependencia, o sea el carácter de obediencia y acatamiento del movimiento sindical al poder político partidario de pertenencia (el PJ); frente a esto se planteaba un espacio despegado de vínculos orgánicos partidarios y la recuperación de la independencia política. Esta desvinculación significaba poner al movimiento en plano de igualdad y escindido de la práctica partidaria, mas aun se comenzaba a impugnar la identidad política mayoritaria de la clase trabajadora en tanto el peronismo había girado hacia la restauración capitalista de la mano del neoliberalismo. Esta múltiple ruptura (dependencia, identidad y representación) se expresó sistemáticamente en sucesivas definiciones cuya primera expresión fue autonomía. Entonces se entendió por tal, a la separación de la organización sindical de la partidaria y la recuperación de su capacidad soberana frente a los poderes fácticos.

El largo proceso que recorrió la CTA en la construcción del movimiento político social percibe la necesidad de revisar la noción de autonomía desde el momento que las estrategias desplegadas se dirigían a la recuperación de la participación en el campo electoral (ya en 1991 Germán Abdala era diputado nacional) aquí, en este presente las prácticas y los discursos se entrechocan contradictoriamente. La ruptura de la Central en el 2010 se dio a causa, entre otros factores, del posicionamiento con el gobierno nacional. La CTA de Yasky postulaba un acompañamiento o apoyo crítico al kirchnerismo, mientras que la CTA de Micheli abogaba por mantener distancia del gobierno. Luego de la ruptura Yasky se alineó sin ambages y justificó esto definiéndolo como “autonomía no es neutralidad”. Consigna válida pero ficticia en el campo de la realidad, dado que la postura del gobierno se sabe es la de exigir subordinación total, la CTA oficialista oficia de vocero intérprete de la política gubernamental, o sea, explica y justifica sin criticas cada paso y decisión de la presidente. En este espacio se considera que el mentado “movimiento político social” se expresa en el kirchnerismo: expediente cerrado.

Por el lado de la CTA Autónoma las cosas son un tanto más complejas. La apuesta a una construcción propia despegada (independiente) de las fuerzas representativas del sistema (PJ, UCR) estuvo y está atravesada vaivenes propios de los ensayos y la voluntad colectiva de auto representación. Hoy el desafío se centra en la articulación entre el campo político social y el político partidario: la relación entre la CTA y el Instrumento Político por la Unidad Popular (UP), el partido surgido desde las entrañas de la Central, y por extensión con el amplio campo de organizaciones populares cercanas o aliadas al espacio político liderado por Víctor De Gennaro. La reivindicación de autonomía por parte de Micheli y cia. es ya anacrónico además de incongruente con la realidad y la historia de la Central. El movimiento obrero no puede prescindir de alianzas políticas ni de la acción política por si mismo ¿es un discurso deliberado o una estrategia de distracción? En cualquier caso no aporta claridad al debate ni a la acción misma de la militancia.

Autonomía significa gobierno por si mismo. La CTA ha sido ejemplar en su trayectoria mostrando su independencia de los poderes fácticos, o sea, voluntad de decisión propia. Mas el vínculo político con partidos o con el mismo instrumento electoral no tiene porque significar dependencia o sumisión, sino un diálogo fecundo, democrático y horizontal, única manera de fortalecer un proyecto político alternativo que tenga al movimiento obrero (o una de sus fracciones) como cabeza dirigente. En efecto no hay posibilidad de establecer un proyecto hegemónico si no hay grupo dirigente y una base social identificada y movilizada en torno a ese proyecto político superando el plano de la lucha reivindicativa gremial.

En definitiva, el espacio CTA - UP está en una encrucijada vital. Negar o cortar el vínculo orgánico histórico que los une es condenar a ambos a una existencia mínima. Lo contrario implica reforzar el debate, la reflexión, la participación democrática a través de la discusión en la base militante, se trata además de una buena oportunidad de reflotar la democracia interna en la Central, diezmada luego de la crisis del 2010. Avanzar en el sentido que la misma estrategia diseñada hace una década planteaba el movimiento político social y cultural desde una central de masas a la disputa política a través de instrumentos electorales. La CTA seguirá siendo autónoma (gobernada por si misma) pero articulada con un proyecto político también propio en la búsqueda de la realización de los principios establecidos en Burzaco en 1991 y el congreso del 2002 entre otros hitos.

- Daniel Escotorin es historiador.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los niños de las llamas

Claudia Rafael (APE)

Cuando en la década del 1940, aquel hombre clave en la Historia que fue Ramón Carrillo decía que “los problemas de la Medicina como rama del Estado, no pueden resolverse si la política sanitaria no está respaldada por una política social”, no podía imaginar que seis décadas más tarde un cirujano plástico neuquino batallaría para que el Estado de su provincia asegurara equidad para los niños que sufren quemaduras y no cuentan con obra social. Los niños de los márgenes cargan con la crueldad de ese plus que los hará diferentes toda su vida: cuando pierdan sus dientes, difícilmente se repongan; cuando nazcan con labio leporino, probablemente nunca se operen; cuando no tengan los nutrientes imprescindibles en los primeros años, ya no los podrán incorporar o cuando sean víctimas de la voracidad de un incendio no accederán a los insumos que evitarán las secuelas.

Hugo Buduba es el responsable de la asistencia quirúrgica de los niños quemados en el Hospital Castro Rendón de Neuquén. “Hay pacientes que tienen quemaduras intermedias y profundas, o sea, los que van a quedar con secuelas, que van a quedar con cicatriz. Uno lo sabe de antemano y debe anticiparse a la secuela. Estos pacientes necesitan ser provistos de unos elementos que se llaman prendas de presoterapia, que sirven para comprimir el lugar donde a futuro va a aparecer una secuela y evitar la cicatriz”, dijo en entrevista con referentes neuquinos de ATE. Pero si el tratamiento se encara después de los 45 días desde la quemadura, pierde todo efecto: “si yo pretendo tratar una neumonía con un antibiótico y no lo doy en el momento oportuno, probablemente el paciente ya tenga otra complicación y ese medicamento no le sirva”, agregó como ejemplo.

Demasiadas veces esa prenda –cuando llega a destino- es entregada por el Estado cuatro o seis meses después y no sólo no puede cumplir su función sino que resulta un gasto inútil porque no se puede aplicar.

Tras una serie de planteos judiciales que Buduba logró hacer junto a la Defensoría de Niños y Adolescentes de la provincia, la Sala II de la Cámara Civil decidió hacer lugar al amparo: habilita a que el ya histórico reclamo de Buduba se pueda debatir en el terreno de la Justicia.

*****

El fuego –en una asociación perversa con el frío- suele tener predilección por la pobreza. La vulnerabilidad en las casillas precarias suele hermanarse con un par de chispas que irrumpen y devoran en minutos. Los archivos periodísticos neuquinos suelen repetir nombres y crónicas hasta el hartazgo. Como la de un grupo de hermanitos de Lamarque, en octubre de 2004: “La precaria casilla ardió en cuestión de segundos y los chicos pudieron salvar su vida por milagro, aunque están en grave estado”, escribía el diario Río Negro. No tuvieron, en 2007, la misma suerte tres chiquitos de 6 meses y 7 y 9 años que vivían en una casilla en el barrio El Tanque, del Oeste de la ciudad de Neuquén. Sólo se salvó un nene de 11 años “con el 50 por ciento del cuerpo quemado”.

Las historias se repiten una, dos, diez veces. En enero de 2010, un feroz incendio destruyó siete casitas en San Martín de los Andes que derivó en varias internaciones. Ocho meses más tarde un niño de apenas 6 años sufrió quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo mientras su hermanita de 12 murió. “El fuego había comenzado en el interior de la precaria vivienda”, dijeron los medios. Y apenas tres meses más tarde, en la vieja toma de tierras El Mirador del oeste neuquino el incendio de dos casillas dejó al desnudo la vulnerabilidad de más de 350 familias hundidas en una precariedad sin retorno. En casitas armadas en base a chapas, maderas húmedas o cantonera, el residuo abandonado de los aserraderos.


“Estadísticamente el mayor porcentaje de quemaduras (cerca del 60 por ciento) se da en menores de 3 años y la quemadura más frecuente es por líquidos calientes. Dentro de nuestra población hospitalaria hay que tener en cuenta las cuestiones que tienen que ver con lo social. Hay pacientes que viven hacinados, en el mismo lugar donde la familia cocina, los pacientes habitan, duermen, entonces están en condiciones sociales y económicas que no son apropiadas y que favorecen que el paciente tenga este tipo de accidentes”, analiza Buduba.

Mientras los chiquitos que cuentan con una obra social y sufren una quemadura suelen lograr acceder a “la provisión de las prendas de presoterapia, férulas, máscaras termo-maleables y a un adecuado tratamiento en kinesiología”, los que arriban con el desamparo de la vida sobre su historia y sus espaldas deberán crecer y sobrellevar las marcas del fuego en la piel. “Sin el tratamiento adecuado, las secuelas son irreversibles”, definió Buduba. “En 2013 pedí 33 prendas y me llegaron 7. En 2014 pedí 25 y me mandaron 3.Y cuando llegan es tarde, porque las mandan 4 a 6 meses después. Llega a destiempo y eso en el mejor de los casos”, reveló el cirujano a Infojusnoticias.

******

El Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH-Neuquén) denunció en 2014 la represión a las tomas de terrenos en el barrio Melipal de la capital provincial. “La policía se metió en los hogares de la gente, nos pegaron, no tiraron gases y hasta balas de plomo”, planteó el CEPRODH sobre esa toma a la que muchos vecinos llegaron porque “no podían pagar alquileres a precios petroleros”. Decía el documento que difundieron: “hace mucho tiempo que la gente en Neuquén no tiene dónde vivir y deben hacerlo en casillas en condiciones degradantes, arriesgando hasta su propia vida, pues varias casillas han sufrido incendios”.

No siempre los niños de los incendios llegan a las manos cirujanas de Buduba. En el invierno de 2014 tres niños murieron en un incendio en Cutral Co. Tenían entre 5 y 8 años. El fuego intervino antes definitivamente.

El Estado provincial, al no entregar los insumos imprescindibles para la rehabilitación de los niños victimizados por las llamas termina el trabajo que ya antes había iniciado desde las semillas mismas de la inequidad.

“Sólo sirven las conquistas científicas sobre la salud si éstas son accesibles al pueblo”, decía Ramón Carrillo seis décadas atrás.

Así como los alegres gatillos tienen particular predilección por asesinar el futuro, los abandonos sistémicos del Estado con sus demoras de cuatro, seis u ocho meses en entregar los implementos básicos para curar dejan en ese mismo futuro las marcas eternas en los cuerpos de la inequidad. Serán para siempre, a los ojos del mundo, los niños de las llamas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Pueblos Originarios. Félix Díaz: “Estamos cada vez más arrinconados”

Melissa Zenobi (ACTA)

Felix Díaz es el líder de la Comunidad Qom La Primavera en Formosa. Durante el 2013 fue electo Presidente del Consejo Plurinacional Indígena, convirtiéndose así en el principal vocero de los pueblos originarios en nuestro país. En reportaje con ACTA, se refirió a los ataques que vienen sufriendo los Qom en un claro acto persecutorio. También habló sobre la resistencia a ser despojados de su cultura y a la lucha en defensa de los territorios y la vida.

-Primero falleció Néstor Femenía, de 7 años; luego un adolescente de 16 años. Esta vez fue Natalia, una beba de tres meses. Todos eran qom. Capitanich, dijo públicamente que son casos aislados ¿Qué opinas de esto?

- Para nosotros es algo muy grave lo que está pasando en los territorios indígenas de Formosa, de Chaco, porque no se trata de objetos. Son seres sujetos de derecho que parecería que no tienen importancia para el Gobierno nacional, a través de las secreciones que han tenido los funcionarios nacionales como el Jefe de Gabinete y la legisladora nacional, Diana Conti, al tratar el tema e intentar desligar la responsabilidad del Estado nacional, que debería ser garante del respeto hacia la identidad cultural de las comunidades indígenas.

-La diputada Diana Conti responsabiliza a la comunidad por ser “impenetrable a la mano del Estado” y a vos personalmente por ser el líder ¿Qué opinión te merecen estas declaraciones?

- Para nosotros es una opinión muy equivocada y tiene mucha mentira, al decir que nosotros somos muchas veces los responsables de lo que ocurre dentro de las comunidades. Cuando hace 4 o 5 años que estamos buscando algún tipo de diálogo con el Poder Ejecutivo Nacional, como llegar hasta la presidencia y plantear esta situación que venimos denunciado. Nos sentimos muy dolidos por esta expresión que no ayuda para nada. Nuestra expectativa es llegar a ser escuchados y conseguir resolver estos problemas, a través de un gesto con voluntad política. Son problemas que se pueden solucionar si existe la decisión política de dialogar con los pueblos a través de sus líderes, que han sido electos por sus comunidades.

-La comunidad Qom, tiene una larga tradición de lucha y resistencia ¿Cómo resisten a esta decidia estatal?

- Estamos frente a una situación muy difícil que atraviesa nuestro país y nosotros somos los más afectados. Como el caso de la muerte del fiscal Nisman, que acapara todos los medios nacionales y del mundo y nuestros problemas ni siquiera se mencionan, ni se atienden. Pareciera que no existimos y esto nos preocupa cada vez más. Tanto a las autoridades provinciales, a quienes no les importa la vida de los pueblos indígenas. Y estamos cada vez más arrinconados en un lugar donde podemos ir desapareciendo lentamente, con esta política discriminatoria que hay de parte del Gobierno nacional hacia los pueblos indígenas.

-¿Por qué crees que ocurren estos ataques?

- Nosotros los vemos como una estrategia política de querer que los pueblos indígenas abandonen sus territorios para poder entregárselos a empresas internacionales, sojeras, petroleras, mineras, turísticas, ganaderas. Que son empresas que explotan las tierras para poder generar ingresos económicos al país, según escuchamos siempre a la Presidenta que la tierra hay que labrarla para producir y generar recursos económicos. Nosotros no lo vemos de esa manera. La tierra es parte de nosotros y es la vida misma. Entonces no podemos entregársela a cualquiera para que pueda envenenar, contaminar, destruir y dejarnos sin esperanza.

-¿Qué tipo de respuestas encuentran de parte de los distintos órganos Estatales o del mismo gobierno?

- Nunca tuvimos respuesta de ninguna clase. Vemos que el organismo que fue creado como un ente de aplicación: Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), nunca está cuando tenemos estos problemas. Se esconden, se ocultan y mandan a sus punteros para poder desinformar ante la opinión pública. Al igual que los institutos provinciales, que tienen la tarea de buscar enemistad hacia los pueblos indígenas, crear personerías jurídicas dobles para que no podamos confrontar legalmente.

-En la ronda de las Madres de Plaza de Mayo, convocaste a todas las organizaciones a una iniciativa pública ¿De qué se trata esta campaña?

- Nosotros estamos preocupados por la falta de diálogo con las autoridades que tienen poder de decisión, como los diferentes ministerios. Porque se va muriendo mucha gente y el Ministerio de Salud de la Nación debería mostrar la esperanza de que esto se pueda solucionar con la designación de algún médico profesional que realmente quiera que el ser humano sea tratado como corresponde. También tenemos graves problemas con el tema del agua. Nosotros vemos que de parte de la ciudadanía en general hay un acompañamiento importante en nuestra lucha, pero la responsabilidad de la seguridad de los pueblos es del Estado, no de la ciudadanía. Es el Estado quien debe garantizar la seguridad hacia los pueblos indígenas. Entonces pedimos acompañamiento de las organizaciones como son el caso de la CTA, ATE, al igual que los medios alternativos, que siempre han estado con nosotros y esperamos que puedan seguir ayudándonos a encontrar una salida a este problema. Sabemos que lo vemos muy difícil porque el Gobierno nacional siempre bloquea las intensiones de la oposición para resolver un problema puntual. Ojala que podamos trabajar juntos, en armonía, en la búsqueda de un país para todos. Para que la Argentina sea un país en el que se pueda vivir dignamente, a través del trabajo que cada uno hace, y que los pueblos indígenas sean parte.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CLXXXII): “A paso redoblado”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Marchando, como lo hacían las tropas nazis cuándo invadían las naciones europeas en la Segunda Guerra y, con la misma convicción, el partido militar se aprestaba a dar un golpe que desplazara al gobierno de María Estela Martínez de Perón.

Los mandos de las tres armas llegaron a la conclusión que ni el acuerdo con el “Viejo General” y la fracción burguesa del peronismo, ni la represión para estatal con el “Somaten” criollo, ni tampoco la militarización dispuesta por la inquilina de la Casa Rosada de una parte del territorio nacional mediante el pomposamente llamado “Operativo independencia”, habían logrado frenar el desarrollo del movimiento popular y revolucionario que, por primera vez en este siglo, interpelaba al poder real y pretendía disputar este.

La información al respecto que poseíamos era precisa.

El copamiento formal del “poder” se llevaría a cabo en el mes de marzo del año próximo y los mandos de las tres armas acordaron que, en una primera etapa, el Comandante en Jefe del Ejército, Jorge Rafael Videla, ocupara el “sillón de Rivadavia”.

Por su lado coincidieron en que el mejor exponente de las clases dominantes: Alfredo Martinez de Hoz se haría cargo de delinear el modelo económico; tantas veces postergado por la resistencia obrera.

Para conjurar este, la dirección del Partido propuso que trabajáramos la idea de la constitución de un Frente Patriótico antigolpista y democrático, para lo cual se decidió que yo viajara a Córdoba a proponerle a Agustín Tosco que se instalara en Buenos Aires, por unos días, para llevar adelante la propuesta.

Como la situación urgía, le plantee a Jorge Lanot, un amigo del “Gringo”, que me acompañara ya que tenía que ubicar a alguien de la custodia para llegar a este que, desde hacía un tiempo, estaba clandestino y tenía orden de captura emitida por la intervención federal en la provincia mediterránea.

Al mismo tiempo el Estado Mayor del Ejército Revolucionario del Pueblo hizo conocer, en un mensaje dirigido a la Presidenta, la decisión de ofrecer una tregua; por la que suspendería todas las acciones armadas.

Como contrapartida el oficialismo debería liberar a los presos políticos y anular los decretos que permitían que las Fuerzas Armadas intervinieran en la represión.

Antes de viajar a Córdoba me reuní con Bernardo Alberte y Alicia Eguren para entregarles la propuesta de tregua y socializar la información sobre la inminencia del golpe.

El “Mayor”, confirmando esta, nos contó que en un encuentro que había tenido con un oficial superior del Ejército este le había confirmado que, definitivamente, las “Tres A” habían quedado subordinadas al mando militar y le sugirió, que si quería preservar su vida, se fuera del país.

Por supuesto que nuestro querido amigo rechazaba toda idea de exiliarse ya que entendía que la batalla se debía dar en el territorio; respetando la decisión de quienes consideraron que debían viajar al extranjero.

Alicia nos planteó que le parecía importante, como manera de garantizar la continuidad institucional y la apertura democrática, que el movimiento popular anunciara una fórmula para las próximas elecciones y sugirió que la misma estuviera integrada por Héctor Cámpora y Oscar Alende.

Quedé en trasmitir la idea a la dirección del Partido y conversarla con el “Bisonte”.

Al llegar a Córdoba nos encontramos con Antonio, un compañero de la custodia de Agustín, el que nos llevó a la casa en las sierras en la que se ocultaba este.

En esos días, para su seguridad, el Gringo contaba con el apoyo del Partido Comunista y del PRT.

La vivienda en la que estaba ese día pertenecía al PC; por lo que llegamos absolutamente tabicados, en horas de la noche.

Nos quedamos a dormir y a la mañana siguiente, mientras desayunábamos, le explique a nuestro compañero la postura del Partido.

“La idea -le dije- es darle un empuje a la propuesta de Frente Patriótico, tratar de unir a todos los sectores democráticos bajo la consigna de la Asamblea Constituyente, incluyendo a figuras del oficialismo y asegurar la tregua para restarle falsos argumentos a los golpistas.“

“Queremos que vos seas una especie de vocero de esta ante la dirigencia política nacional “-.

Conversamos largo rato e intercambiamos diferentes puntos de vista al respecto.

Finalmente acepto trasladarse a Buenos Aires en los próximos días, aclarándome: “Vos sabes que, para una propuesta dirigida a unir al campo popular, siempre voy a estar dispuesto”

Mientras charlábamos, los compañeros de la seguridad preparaban un asado en el que participarían otros invitados.

El “Gringo” me pidió que no dijera mi verdadera identidad ya que los que venían eran dirigentes locales del PCA y le parecería muy mal que se enteraran que me había abierto la casa; teniendo en cuenta mi adscripción al PRT.

Uno de los que llegó fue Jorge Canelles, un histórico dirigente obrero, coprotagonista del “Cordobazo”; al que fui presentado como un periodista de la Capital Federal.

Evidentemente la caracterización era muy buena ya que no me reconoció; pese a que nos habíamos visto en varias oportunidades.

El almuerzo se desarrolló en un ambiente fraterno hasta que el “Flaco” comenzó a lanzar todo tipo de diatribas contra el ERP y su intento de copar la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia, en la capital cordobesa.

Efectivamente, el 20 de agosto, una unidad de nuestro ERP, intento reducir a la guardia de Infantería y tomar el mayor centro de torturas que funcionaba en esa brigada; subordinado al Tercer Cuerpo de Ejército, dirigido por el General Benjamín Menendez.

En sus calabozos se encontraba, desde el 7 de ese mes, un histórico dirigente de Montoneros: Marcos Osatinsky.

Este había formado parte del grupo de compañeros que se escindieron de la Juventud Comunista para crear las Fuerzas Armadas Revolucionarias; con el objeto de sumarse a la guerrilla que encabezaba el Che, en Bolivia.

Luego esta organización se fusionó con Montoneros formando parte, Marcos de la conducción nacional de la misma.

La idea de los compañeros, que diseñaron este audaz operativo, que encabezó Enrique Gorriarán Merlo, era la de liberar a los detenidos, entre los que estaba Marcos y Horacio Mendizábal y ejecutar a los torturadores que estaban encabezados por un capitán de apellido Vergez.

La presencia de blindados del Tercer Cuerpo frustro la acción que, sin embargo, demostró el crecimiento de nuestra organización y la precisión y el arrojo de sus integrantes.

Canelles, repetía el mismo argumento que utilizara el reformismo en Cuba en la década del 50 para condenar la gesta de Fidel y del Movimiento “26 de julio” y el que fundara la postura del PCA, para oponerse a la gesta guevarista.

“Fue una provocación, Gringo, es darle la excusa a los fachos para seguir recortando las libertades democráticas” -afirmaba este viejo cuadro comunista-.

“Estas, agregó, son maniobras típicas de la CIA, que siempre utilizan a los grupos ultra y los perjudicados somos los verdaderos luchadores”.

Agustín me pidió, con una mirada amistosa, que no me engranara y le contesto: “Bueno una cosa es reprobar una táctica y otra es que esos compañeros estén manejados por la CIA. Pará Flaco”

“El clima que se vive en la Provincia y en el país es irrespirable”.

“Acaban de matar a la familia Pujadas, impunemente. Supongo que estos hijos de puta están llevando a mucha gente a actuar con espíritu de venganza”, terminó afirmando.

En ese momento, con Jorge, les anunciamos que debíamos emprender la retirada ya que esa misma noche viajábamos a Buenos Aires

Ajustamos los detalles con Tomás Di Tofino para el viaje de ellos a la Capital, conforme lo acordado.

Al regresar comencé a armar las entrevistas que mantendría el Buró del Partido, encabezado por Santucho, con dirigentes de corrientes democráticas, entre otros, con Raúl Alfonsín, Oscar Alende y Horacio Sueldo.

Contemporáneamente comenzamos a delinear, con el equipo de “Nuevo Hombre”, como apoyar la propuesta de Frente que entusiasmó a todos los integrantes; más allá de las diferencias que manteníamos.

¿Cómo se desarrollaron las citadas entrevistas? ¿Cuál fue el balance de la visita de Tosco? Estos y otros temas abordaremos en nuestra próxima nota de esta saga.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Formación y capacitación: Un escenario de inestabilidad económica

ACTA

Se dio a conocer ayer el Boletín de Coyuntura Económica Nº1 del Instituto de Estudios y Formación de la CTA Autónoma (IEF-CTA). Período: Enero 2015. Son sus autores, Julio Gambina y Matías Ghio. A continuación, ACTA transcribe el material de formación y capacitación.

"Con pérdida del salario real, inflación elevada -entre el 30 y el 40%, según quien informe- y caída en el nivel de actividad, el 2014 se presenta como uno de los peores años en términos macroeconómicos desde el colapso de 2002. Son varios los indicadores socioeconómicos que muestran los límites de la política económica.

"Uno de esos indicadores es la aceleración inflacionaria. Dicho incremento se explica en buena medida por la devaluación del 23% del peso contra el dólar en enero del 2014. Decisión influenciada por la brusca caída en las reservas internacionales en 2012 y 2013 y por el alza de la cotización del Dólar Blue (en aquellos días la brecha entre ambas cotizaciones había superado el 70%).

"Impactó directamente en los precios de los bienes transables (que se comercializan con el exterior), como los alimentos y bebidas, los medicamentos y los productos importados o compuestos por partes importadas. A la par de los aumentos, se quitaron subsidios en las tarifas de servicios públicos, como el gas y el agua, y se incrementaron los precios del transporte público.

"La mencionada devaluación también generó una caída en el nivel de actividad. Diversos sectores como la industria automotriz, la construcción y la actividad inmobiliaria vieron afectados sus precios por la variación del tipo de cambio.

"Las trabas a las importaciones (ya sea mediante la no habilitación de dólares para el pago a proveedoreso con la no aprobación de las Declaraciones Juradas que exigen la Secretaría de Comercio y la Aduana) también afectaron el rendimiento de las autopartistas y de las fábricas de electrodomésticos de Tierra del Fuego, entre otras.

"El objetivo de estas medidas económicas era sostener una de las últimas fuentes de dólares: el superávit comercial, que tuvo su año más magro en toda la década, aún en cifras provistas por INDEC (-16% respecto al año 2013 y -41% respecto al mismo período de 2012).

"También deterioró el mencionado balance comercial la caída del precio internacional de diversas materias primas, entre ellas, de la soja. Hoy se negocia en los mercados internacionales cerca de los u$s 380 la tonelada, muy por debajo de los más de u$s 500 que se llegaron a pagar meses atrás.

"Otro factor que incidió durante el año en el menor ingreso de dólares fue la reticencia de productores sojeros a vender su producción, obrando así en carácter especulativo (esperando aumento de precios u otra devaluación). El estancamiento de Brasil, principal socio comercial de nuestro país, fue otro elemento que afectó las cuentas externas, en razón de una disminución de las exportaciones a ese país (-15% hasta noviembre).

"Los principales perjudicados por esta combinación de desaceleración e inflación fueron los trabajadores. Se vieron afectados mediante suspensiones, recorte de horas extra y despidos, que llevaron aparejados la resistencia sindical y diferentes medidas de fuerza para denunciar el ajuste y la carga del peso de la crisis.

"Ejemplos de esto fueron la huelga docente de principios de año, los diferentes paros nacionales llevados a cabo tanto por la CTA Autónoma como por la CGT dirigida por Hugo Moyano, y los conflictos por empresa, con los casos de la autopartista Gestamp, Lear y la gráfica ex Donnelley (ahora Cooperativa Madygraf) y otros conflictos menos mediáticos pero igual de importantes.

"Según el Observatorio del Derecho Social, la cantidad de conflictos laborales del segundo trimestre de 2014 fue un 60% mayor que el respectivo dato correspondiente al mismo período de 2011.

"Los trabajadores también sufrieron el deterioro del poder de compra de sus salarios. La resistencia de los trabajadores en la paritaria nacional docente, que siempre actúa de piso salarial a pedir por el resto de los sindicatos, terminó doblegando la postura del Gobierno Nacional de aumentar sus sueldos en un 23%. Lograron un incremento promedio del 28,7% sumado a la activación de una cláusula de reapertura de paritarias ante una nueva aceleración inflacionaria.

"A pesar de esto, podemos afirmar que el mencionado acuerdo terminó quedando por detrás de la inflación. En cualquier cálculo de incremento de precios, el salario real de los docentes terminó perdiendo entre un 3 a 7% respecto a su valor a principios de año.

"Esta caída, sin embargo, es menor a la que se hubiese incurrido de haber acordado un aumento de los ingresos de un 23%, que hubiese implicado un descenso de los ingresos reales en más de un 11%. Porcentajes similares de caída de salario real se reflejan en otros gremios, como se registraron en los metalúrgicos, los trabajadores de la construcción, y otros del sector privado y público.

"El incremento en la masa de desempleados y la caída del salario real tuvieron su correlación con el incremento de la cantidad de hogares que no logran cubrir la canasta básica. Podemos reportar que, según los datos de la Junta Interna de Ate-INDEC, para el primer semestre de 2014 el 25,5% de las personas no contaban con los ingresos suficientes para poder cubrir sus necesidades básicas (Canasta Básica Total para el segundo trimestre = $5.801), mientras que 1.448.000 personas no llegan a cubrir sus necesidades alimentarias mínimas (Canasta Básica Alimentaria para el segundo trimestre = $2.544).

"De esta manera, los mencionados indicadores sociales, -calculados con la metodología comparable- alcanzan valores similares a los que oficialmente medía y publicaba el INDEC a fines de los años 90. A su vez, si se aplica la metodología de canasta de consumos mínimos, vemos que el 44,9% de la población no llega a cumplir los requerimientos mínimos de dicha canasta (Junta Interna ATE-INDEC).

"Dicho deterioro y los problemas en el sector laboral tuvieron un impacto directo en el consumo y el empleo. Por parte del primero podemos citar caídas en las ventas de automóviles (-28%, según ACARA), de electrodomésticos (-9,7% hasta diciembre en Pymes) y de alimentos y bebidas (-4,65% en CABA). En este año también se experimentó un aumento del desempleo. Así lo demuestra el informe del IPYPP: “El deterioro de las condiciones de vida de la población al tercer trimestre del 2014” que, tomando cifras del INDEC (tasa de desempleo oficial), recalcula que para el tercer trimestre de 2014 se habían perdido más de 400.000 puestos de trabajo en comparación con el mismo período de 2013.

"Asimismo, recalculando la tasa de actividad a niveles de 2011, estima que la proporción de personas desempleadas es mayor al 10%.

"Estos datos revelan que los programas de estímulo estatales, tales como Pro.Emple.Ar, Ahora 12, Pro.Cre.Ar y Pro.Cre.Auto, no pudieron revertir la tendencia recesiva de la economía. En consonancia con el bajón económico, se produjo una disminución en las tasas mensuales de inflación para los últimos meses de 2014. Esto en un principio sería motivo de tranquilidad respecto al incremento de precios, pero son justamente los causantes de la desaceleración lo que causan preocupación.

"La caída en la actividad económica, la absorción del efecto de la brusca devaluación en el primer cuatrimestre y la estabilidad cambiaria consecuente terminaron por apaciguar el crecimiento de los precios para finales del año. Esto último, sumado a la exención del cobro de impuesto a las ganancias al medio aguinaldo para los trabajadores con ingresos menores a $35.000 mensuales y a los fuertes descuentos por las fiestas, dio lugar a una leve recuperación comercial en las compras para Navidad y Año Nuevo, que no modifica los análisis para 2015.

"Las perspectivas para este 2015 no son muy alentadoras, si tenemos en cuenta la inflación, la caída en el consumo privado, la falta de financiamiento externo barato y la firmeza de las trabas a las importaciones. La volatilidad del panorama económico mundial también puede llegar a ser un problema. La caída del precio del barril de petróleo (de u$s 105 el barril en Junio a u$s 46 el barril y tendencia incierta) debería ser un aliciente para el comercio internacional entre economías no dependientes de las divisas generadas por la exportación de dicho commodity.

"Pero la mencionada baja no sólo deteriora las finanzas públicas de algunos socios comerciales de nuestro país (Venezuela, Ecuador, Rusia), sino que también arrastra a los precios internacionales del resto de las commodities (metales como el cobre y la plata, y cereales como la soja y el trigo). Estas caídas fundamentaron a la depreciación de diferentes monedas de países latinoamericanos, como Colombia, Brasil y Chile, con economías donde las exportaciones de estas materias primas son la principal fuente de ingresos del país.

"Este escenario, sumado a la desaceleración del crecimiento chino y a una muy probable alza de las tasas de interés de Estados Unidos (históricamente, cuando Estados Unidos sube sus tasas, los mercados de commodities tienden a la baja) augura inestabilidad en un marco de continuidad de la crisis mundial del capitalismo".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Atucha II ya tiene luz verde para operar a toda potencia

MDZOL

La Autoridad Regulatoria Nuclear autorizó a elevar el funcionamiento de la central al 100 por ciento de su capacidad desde febrero.

La Autoridad Regulatoria Nuclear autorizó elevar la potencia de la Central Néstor Kirchner "Atucha II" al 100 por ciento de su capacidad durante febrero, luego de llevarse a cabo de manera "exitosa" las pruebas y controles correspondientes, se informó oficialmente hoy.

El ministerio de Planificación dijo en un comunicado de prensa que se trata de un "hito", del punto culmine de la puesta en marcha de la central, cuyo reactor se puso por primera vez a crítico el 3 de junio de 2014.

Luego, continuaron pruebas a distintos niveles de potencia para verificar el comportamiento de los sistemas.

Desde entonces, la central continuó aumentando su potencia de manera escalonada hasta alcanzar en la actualidad el 87 por ciento de su capacidad.

Cuando llegue al 100 por ciento, la central nuclear brindará energía para abastecer a más de 3 millones de argentinos, precisó la cartera que conduce Julio De Vido.

Atucha II es una central nucleoeléctrica con una potencia de 745 megavatios a base de uranio natural y agua pesada.

La piedra fundamental se colocó en 1982, y entre 1994 y 2006 estuvo paralizada, hasta el relanzamiento del Plan Nuclear Argentino impulsado por el Gobierno Nacional a través del ministerio de Planificación.

"El reinicio de la obra representó la recuperación de técnicos y profesionales especializados, así como contratistas y proveedores, formación de soldadores, cañistas, montadores de calidad nuclear, entre otras especialidades que habían desaparecido, recobrando las capacidades nacionales para el diseño y construcción de centrales nucleares de potencia", se destacó.

La planta está ubicada sobre la margen derecha del Río Paraná, en la localidad de Lima, Partido de Zárate, a 100 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

En este emplazamiento se encuentra también la Central Nuclear Atucha I, llamada "Presidente Juan Domingo Perón", de 362 megavatios eléctricos.

Nucleoeléctrica Argentina también tiene a su cargo la operación de la Central Nuclear Embalse y su extensión de vida útil, así como el desarrollo de una cuarta central nuclear.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Lear sigue sin reinstalar a los trabajadores y Capitanich defendió a la multinacional

ANRED

Ayer volvieron a cortar la autopista Panamericana los trabajadores de Lear. La empresa sigue sin acatar el fallo judicial emitido el 16 de diciembre que ordena la reincorporación de los despedidos que desde mayo del año pasado venían realizando medidas de protesta para no perder la fuente laboral. Capitanich declaro que la empresa “apelo el fallo”, siendo que la sentencia esta firme y dándole un apoyo político al desacato de la multinacional.

Ayer a la mañana aproximadamente a las 7:30hs los trabajadores junto con organizaciones sociales en solidaridad volvieron a bloquear la autopista Panamericana frente a la autopartista Lear.

El 16 de diciembre la empresa recibió la orden de la justicia a través de la Sala X de la Cámara de Apelaciones del Trabajo donde se exigía la reinstalación de los obreros despedidos. Sin embargo al volver de vacaciones la multinacional comunico la suspensión de estos trabajadores reincorporados y evito su ingreso desacatando la orden judicial.

En un comunicado los despedidos de Lear señalan, “La prepotencia de esta patronal no tiene fin. El Ministerio de Trabajo viene siendo cómplice de este accionar ilegal de la empresa, ya que no mandó a los funcionarios a garantizar el reingreso de los trabajadores, como ordenó el fallo judicial. El Ministerio de Trabajo de la Nación está incumpliendo también el fallo judicial que los obliga a garantizar nuestro ingreso”.

La sorpresa fue cuando Capitanich defendió a la empresa manifestando que se había apelado la sentencia. Dijo que Lear “apeló el fallo”, cuando es un fallo firme de la Cámara que debe ser cumplido.

En otro comunicado de los abogados de los despedidos señalaban, “Para Capitanich la justicia no existe. Dijo además que Lear “sustituye importaciones”, cuando la empresa liquidó un turno entero y todo el año pasado importó mazos de cables de Honduras y Filipinas, con autorización del Gobierno, para quebrar la lucha de los trabajadores. Dijo que se trata de un “conflicto político”, cuando es evidente que los trabajadores están defendiendo sus puestos de trabajo y exigiendo que se cumplan fallos judiciales que establecieron que los despidos fueron ilegales.

Se refirieron los abogados sobre la importancia del apoyo político que recibe la empresa al ser un Ministro del Gobierno quien se manifieste contra la ley,“Se trata de un hecho gravísimo, más en estos momentos. La violación a los fallos judiciales es un delito grave y es inadmisible que sea el propio jefe de Gabinete quien avale esta conducta ilegal de una empresa extranjera en vez de garantizar que se cumpla con la ley y las disposiciones de la Justicia”.

“Exigimos al Gobierno nacional que termine con esta actitud y disponga las medidas para que la empresa Lear cumpla con los fallos judiciales y la legislación laboral, única manera de solucionar este conflicto, que dura ya ocho meses”. agrego el comunicado

Los trabajadores que aun no pudieron ingresar anunciaron que seguirán haciendo medidas que garanticen la vuelta a sus puestos laborales, “(…)realizaremos desde mañana jueves nuevas medidas como parte de un plan de lucha con diferentes acciones planificadas hasta que la empresa nos reinstale como ordena el fallo de la Cámara”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Trabajadores del Parque de la Memoria hacen paro y denuncian vaciamiento, amenazas y precariedad

ANRED

Ayer realizaron un paro los trabajadores del Parque de la Memoria en la Ciudad de Buenos Aires. La causa fue las constantes amenazas de despido y la precariedad de la situación laboral. Sin recomposición salarial y con un 90 % del plantel contratados bajo la modalidad de Locación de Servicios, los empleados manifiestan, “Así como nuestra tarea es la de promover la Memoria, la Verdad y la Justicia, también lo es denunciar el vaciamiento del único Sitio de Memoria de la Ciudad”.

Comunicado de prensa

Ningún despido en el parque de la memoria - monumento las víctimas del terrorismo de estado.

Actualización salarial para las/os contratadas/os acorde a la inflación.

Miércoles 21 de enero: paro en el parque de la memoria - monumento a las víctimas del terrorismo de estado.

Los trabajadores organizados en la Junta Interna de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Ciudad ATE-CTA rechazamos enfáticamente la amenaza de despido recibida esta semana por parte del Subsecretario Claudio Avruj. Esta amenaza fue realizada como respuesta a las medidas de fuerza tomadas frente a la insuficiente la actualización salarial del 15% otorgada por el Subsecretario, quien por segundo año consecutivo decide bajar considerablemente los sueldos reales de los trabajadores contratados.

En el Parque de la Memoria más del 90% de los trabajadores no formamos parte de la negociación colectiva dado que somos contratados bajo la modalidad de Locación de Servicios. Esto implica que facturamos al Gobierno de la Ciudad todos los meses como monotributistas, a pesar de llevar hasta 10 años trabajando en el espacio.

Así como nuestra tarea es la de promover la Memoria, la Verdad y la Justicia, también lo es denunciar el vaciamiento del único Sitio de Memoria de la Ciudad, como lo vinimos haciendo durante todo el año pasado. Hoy denunciamos que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no quiere trabajadores comprometidos con los Derechos Humanos. Lamentablemente, la respuesta del funcionario es el no reconocimiento de los derechos fundamentales de los trabajadores al comunicar a través de la directora del sector el despido masivo de todos los trabajadores del Parque en caso de no levantar la medida. No podemos aceptar un ajuste por segundo año consecutivo.

Es por esto que:

- Rechazamos los despidos y el amedrentamiento.
- Exigimos actualización salarial acorde a la inflación para todas/os los trabajadores contratados.
- Exigimos el inmediato pase a Planta Permanente.

Junta Interna de la Subsecretaría de Derechos Humanos ATE-CTA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: Grave denuncia contra el sistema de salud provincial de la Capital

ACTA

Trabajadores manifestaron falencias y falta de insumos en los hospitales Córdoba, San Roque y de Niños. “Se utiliza una jeringa dos veces con un mismo paciente”, manifestó Estela Jiménez, de la Comisión Directiva de la Unión de Trabajadores de la Salud de Córdoba (UTS-CTA) a LA MAÑANA.

El sistema de salud en Córdoba, una vez más, está en terapia intensiva. Tanto que así lo demuestra una serie de denuncias que ingresaron a este diario ayer por la tarde; y si bien el alerta se encendió ante un llamado desde el Hospital Córdoba, pronto se sumaron voces desde el Polo Sanitario confirmando la crisis que atraviesa el sistema en el inicio del último año de la gestión delasotista.

La falta de insumos, la suspensión de cirugías programadas y la deuda con los proveedores, son aspectos que se replican en los distintos centros de salud de la provincia. Teniendo en cada caso como principales damnificados a los ciudadanos y en medio de un año que, según dicen los trabajadores, se muestra complejo de cara a una solución inmediata. “Me da terror pensar que estamos en un año de campaña política, y que el dinero de la salud se va a otro lado”, denunció a LA MAÑANA, Estela Jiménez, presidenta de la Comisión Directiva de Unión de Trabajadores de la Salud (UTS-FESPROSA).

La situación del Hospital Córdoba. Desde el primer nosocomio que advirtieron sobre las falencias y dificultades que tenían para llevar a cabo su trabajo fue desde el Hospital Córdoba. Una fuente contó a este diario: “Se suspenden las cirugías programadas, no hay drogas anestésicas y falta ropa de quirófano. Además hay salas cerradas y no les pagan a los proveedores”. Siempre en off, el mismo trabajador del hospital ubicado sobre avenida Patria, agregó además “falta material de enfermería y aparatología como tomógrafo, resonador, cámara gama y radioscopio que no se le hace service”.

“De los equipos tecnológicos que son nuevos, solo funciona el de cardio; se usan equipos desdoblados con el Hospital del Quemado y el director, el Dr. Rubén Bengio está de vacaciones todo enero” agregó desde el establecimiento.

En el resto, lo mismo. Ante el escenario que se vive en el Córdoba, este diario se comunicó con Jiménez para conocer si lo mismo se replicaba en el resto de los centros de salud que se encuentran en la ciudad y dependen de la provincia. Y ante la consulta, la integrante de la Comisión Directiva de UTS sostuvo: “Es la situación que se vive en todos los hospitales. Se está trabajando con una demanda del 60% y no hay nada de insumos, falta reparación de aparatología. Qué va a pasar cuando lleguemos a marzo, se normalice la actividad y vuelvan los chicos a la escuela”. “Desde el faltante de antibióticos hasta los problemas con el personal, porque en las vacaciones no se cubrieron licencias”, agrega.

Sin embargo, a medida que continúa el testimonio, la situación que se describe es aún más grave: “En el San Roque –cuenta- se usa una jeringa dos veces con el mismo paciente. Y eso es algo que está prohibido, las normas de higiene no lo permiten y termina siendo un caldo de cultivo”. “Por ejemplo, cada persona que ingresa a un quirófano debe hacerlo con una dosis de antibióticos prequirúrgicos para prevenir infecciones. Al margen de que no se hacen cirugías, si hoy se respetaran las programadas no se podría entrar con esos antibióticos y el paciente corre riesgo de contraer una infección” agregó.

La denuncia de Jiménez va más allá e incluye a los gestores que hoy dirigen los hospitales, “ellos quieren cuidar su quinta”; pero además se refiere a los “daños colaterales” que sufren los trabajadores de la salud en la provincia: “Hay suicidios, el mes pasado tuvimos dos compañeros que trabajaban en el Funes (Valle de Punilla) y se quitaron la vida. La mala paga, el stress constante, la incidencia de adicciones y las familias destrozadas termina con este tipo de casos”.

Por último, Jiménez afirma que en el Polo Sanitario “nos cruzamos de un hospital a otro para hacer trueque de medicamentos por los faltantes, pero no siempre conseguimos”; y denuncia que se “manejan mal los pocos recursos que tienen los hospitales”.

Ante este escenario, se aguarda la reacción del Ejecutivo provincial en medio de un receso con un gobernador en campaña.

Fuente: lmcordoba.com.ar

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.