viernes, 6 de febrero de 2015

Entrevista al economista político Julio Gambina: Lo que se ha puesto de manifiesto en Argentina es una profunda crisis política

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

M.H.: Buenas noches Julio, has retomado la actividad con fuerza. El jueves pasado compartimos una reunión con los representantes de la Embajada de Chile vinculada al retiro de las tropas de la Minustah de Haití y recién se acaba de ir Pablo Gitter de la Asociación por el esclarecimiento de la Masacre impune de la AMIA (APEMIA), quien me comentaba que mañana vas a coordinar una conferencia de prensa en la sede de la CTA Autónoma, vinculada a la muerte del Fiscal Nisman, aunque el tema es mucho más amplio.

J.G.: Es la muerte de Nisman, es la impunidad por el caso AMIA, son los archivos secretos del espionaje. Con todo lo que ha pasado se amplían los comentarios y están totalmente asociados con las tropas militares en Haití, porque el Jefe del Ejército es Milani, que está denunciado por organismos de derechos humanos y por organizaciones sociales y políticas de ser partícipe de la represión genocida en tiempos de la dictadura. Es el Jefe actual del Ejército, es quien comanda las tropas argentinas en Haití y es un hombre del Ejército que forma parte del servicio de inteligencia. Incluso, en el discurso de la Presidenta del día de ayer, se habla de la Secretaría de Inteligencia (SI), ex SIDE, pero no de los otros servicios de inteligencia, como es el caso de las Fuerzas Armadas, por eso creo que está bien vincular los temas, es interesante mirarlo en el plano argentino e internacional, porque la realidad de la economía y la política mundial es la militarización, una escalada terrorista mundial liderada por Estados Unidos, y cuando se ven los entretelones como se vieron durante estos últimos 15 días después de la muerte de Nisman, todo lo que se ventila y la profunda crisis política que se ha desatado, no hay otra razón para explicar cómo después de 12 años de gobierno, recién ahora se plantea una reestructuración que incluso, a priori, se podría pensar que solo se le está cambiando de nombre a los servicios de inteligencia.
Tuvo que manifestarse una crisis de tal magnitud, que prácticamente dos semanas después aparece la propuesta como iniciativa política del Poder Ejecutivo, de disolución de la ex SIDE y la conformación de una nueva Agencia Federal de Investigaciones. Seguramente con Pablo Gitter habrán hablado que desde junio hay un Proyecto de ley de APEMIA al respecto.

M.H.: Justamente él mencionaba que junto a este proyecto que la Presidenta va a mandar a extraordinarias se presentará también el de APEMIA.

J.G.: En el documento que acabamos de suscribir y que se va a entregar a la prensa mañana, vamos a pedir que se incluya en el debate este proyecto. Porque muchos van a creer que ahora al gobierno se le ocurrió la disolución, pero esto ya estaba planteado en la realidad argentina, y esta es la oportunidad ante tamaña crisis política, de abrir los archivos secretos.
Se ha dado a conocer el contenido de la denuncia de Nisman, pero hace falta ver todo lo que tiene la SIDE y la SI, y que nunca más existan escuchas. Dicen que las escuchas tienen que ir a la Procuraduría, como si no estuviera vinculada al gobierno de turno.
Son todos temas muy delicados y los que reciben la represión de los organismos de seguridad son los movimientos populares. Un ejemplo es lo que nos sucedió el jueves pasado cuando nos presentamos en la Embajada de Chile, los diplomáticos nos explicaron que ellos no habían solicitado el dispositivo de seguridad de cerca de 50 efectivos fuertemente armados, con carros de asalto, cuatro patrulleros, policía de civil, todo eso para controlar a 8 personas que fuimos a entregar un documento como lo habíamos acordado previamente con las autoridades de la Embajada. Ellos afirman, y nosotros les creemos, que no avisaron ni solicitaron seguridad, entonces ¿cómo se enteraron? Es para pensarlo, hasta en broma nos planteamos lo que gastan en esa movilización preventiva de efectivos, para amedrentarnos y en todo caso reprimirnos, que además pagamos nosotros, el conjunto del pueblo argentino.

M.H.: Incluso el jefe de la comisaría se mostró sorprendido.

J.G.: La denuncia que quiero hacer es que alguien decidió gastar dinero en movilizar una cincuentena de personas altamente armados, gastar combustible, etc. Es un gasto altísimo, ¿quién decidió esto? ¿Alguna autoridad parlamentaria, alguna autoridad nacional o de la Ciudad, la Cancillería? Es interesante este tema. Por eso la conferencia de prensa de mañana tiene el objetivo de convocar a la movilización popular para el 4 de febrero, porque muchos creen que ahora la Presidenta tomó la iniciativa política de presentar el proyecto de disolución y creación de la Agencia Federal en sesiones extraordinarias, bueno, que también incluyan este proyecto de carácter alternativo.
Pongamos el tema en discusión abiertamente, porque cuando hablamos de impunidad ponemos el acento en el caso AMIA porque es lo que se está discutiendo ahora, pero la impunidad va mucho más atrás del gobierno kirchnerista, del gobierno de la Alianza y del gobierno menemista, tiene que ver con los tiempos institucionales y la herencia de los servicios de inteligencia de la dictadura que sobrevivieron al tiempo constitucional, fuertemente asociados a los servicios de inteligencia de potencias imperialistas, es muy clara la intervención de la CIA, del Mossad, no es nada nuevo, lo importante es poner esta discusión de por medio y asociarla al clima internacional que se vive, en un momento donde como buena noticia hay una respuesta popular en Atenas que manda un mensaje muy fuerte de crítica a la política de austeridad, de ajuste, del Banco Mundial, del Banco Europeo y las autoridades europeas, más allá de lo que esté dispuesto o no a hacer el gobierno electo, aunque algunos rápidamente pueden suponer que no va a hacer nada, esperemos que la voluntad del pueblo, que entre otras cosas está en el programa del partido que ganó y ya es gobierno en Grecia, en el sentido de discutir la deuda, sacar las bases militares y poner en discusión temas muy estratégicos de la política y la economía griegas.

Las clases dominantes a escala mundial ven que Grecia puede contagiar a España

Hay una intencionalidad de las clases dominantes a escala mundial, porque ven que Grecia puede contagiar a España y ahí los indignados constituidos en partido, más allá de muchas críticas que desde la izquierda se le hace a Podemos, puede haber un cambio en la política europea.
Esto pasa en la misma semana en que asumen Evo Morales y Alvaro García Linera en Bolivia con discursos que ponen en discusión la necesidad de profundizar la política de cambio, hablando de estrategias de vivir bien, de socialismo comunitario. Es un momento delicado y lo que menos podemos hacer en este tiempo histórico es quedarnos con cuestiones menores, con propuestas tibias, porque lo que se ha puesto de manifiesto en Argentina es una profunda crisis política que involucra al gobierno y, por supuesto, a la oposición sistémica que están encontrando formas de darle gobernabilidad a la crisis política a través del debate parlamentario en extraordinarias, aunque la mayoría de la oposición se oponga a la Agencia Federal y el gobierno con las mayorías que tiene en el Parlamento pueda resolver favorablemente en extraordinarias su proyecto oficial.
Nosotros estamos convocando mañana a una conferencia de prensa con el objetivo de una movilización popular el 4 de febrero, a la que queremos que se sumen organizaciones de las más diversas y pensando en la perspectiva de construir alternativas. No es un momento para pensar en acumulación política ni para el gobierno ni para sectores de la oposición de carácter sistémico, que no quieren confrontar con la lógica capitalista en Argentina.

M.H.: Tocaste algunos temas muy importantes, decías algo del contexto internacional y con Pablo Gitter estábamos señalando cómo los hechos de Francia estaban siendo utilizados para un lanzamiento de una suerte de nueva cruzada, de “choque de civilizaciones” como lo planteaba hace algunos años Huntington. Casualmente el sábado vi a un par de personas con ese libro en la mano. Y algo que señalás de Grecia, que más allá del debate que se le plantea a Tsipras, retroalimentado por el acuerdo que hizo con la derecha nacionalista, lo fundamental a tener en cuenta es que por primera vez en un país europeo el pueblo ha votado mayoritariamente en contra de la Troika.

J.G.: No solo contra la Troika, sino también contra la lógica del sistema partidario tradicional de Grecia, por eso digo que puede influenciar en España y allí también puede romper la lógica tradicional del bipartidismo español. Más allá de lo que luego quiera hacer el gobierno y de cómo responda el contenido del voto popular, que lo que pretende es ir contra la política de ajuste y que está pensando en otra economía y una inserción de Grecia en otra Europa y en una inserción de Europa en otro mundo.
Esto es válido para un debate que tenemos en varios ámbitos de los movimientos sociales y populares incluso de la izquierda, sobre qué es lo que está pasando, porque es cierto que hay una ofensiva imperialista, como señalabas en Francia o en el golpe de Estado de Paraguay o de Honduras, o el mantenimiento de las tropas de ocupación en Haití, es cierto, pero también lo es que se desarrolla una corriente popular que pugna por instalar cambios profundos en la economía, en la política, en la cultura, en la sociedad y no solo en América Latina, ahora se puede hablar con autoridad sobre esta perspectiva de una dinámica de masas en Grecia, porque es una votación donde millones de personas se han pronunciado por un programa que puede no satisfacernos ampliamente pero que tiene una cantidad de puntos que son tremendamente importantes y que toman en cuenta cuestiones centrales de la política mundial, de la hegemonía y del debate contemporáneo y Argentina es parte de ese debate.

M.H.: Quiero aprovechar este contacto, si bien estos temas resultaban inevitables de tocar, para interiorizarnos en alguna información que no ha sido muy difundida. Por ejemplo, la reunión del Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, que se está desarrollando en estos momentos. ¿Cuál es la característica de esta reunión?

J.G.: Es un foro que empezó en 1971, en el momento en que comienza la ofensiva neoliberal, una avanzada ideológica de lo que luego se pondrá en práctica en Chile en 1973, en Argentina en 1976, en Gran Bretaña en 1979 y en Estados Unidos en 1980 y que ahora llamamos neoliberalismo. De alguna manera el Foro de Davos anticipó ideológica, política y programáticamente, lo que es el programa neoliberal como corriente principal de la política económica mundial del sistema capitalista contemporáneo, ahora en crisis. Incluso en esta reunión convocaron a copresidir a una ONG conocida como OXFAM que presentó su informe anual de desigualdad, donde pone en evidencia en el corazón del Foro Económico Mundial, cómo pese a estos años de crisis, incluso del 2013 al 2014, donde en diciembre de 2013 había 85 fortunas que tenían la misma riqueza que la mitad de la población mundial, o sea, 3500 millones de personas, ahora hay solo 80 fortunas en esa situación.
Hay muchos datos que he difundido ampliamente porque es muy interesante ver cómo dentro de la crisis mundial del capitalismo actual, se da un momento ideal para potenciar la desigualdad entre los pocos que tienen muchísimo y la mayoría que sufre las consecuencias, y cómo la crisis es una oportunidad para aplicar las políticas de austeridad, de ajuste y subordinación, entre otras, el tema del endeudamiento.
Argentina en estos últimos años se ha convertido en un profundo pagador de deuda, resignando recursos que se podrían haber destinado a salud, educación, alimentación, desarrollo, empleo, etc. Son muchos los destinos alternativos de lo que se ha utilizado para pagar. Y ahora hablamos de investigaciones, caso Nisman, AMIA, ¿cuántos años han pasado de gobiernos constitucionales y no se ha investigado la deuda? Es más, en septiembre se aprobó la Ley de pago soberano. Durante muchos años habíamos luchado por una comisión investigadora para que haya una auditoría, una vez que se aprobó por ley estuvimos conformes, pero la verdad es que eso se aprobó en septiembre, ya estamos en enero y, sin embargo, no se trata en el Parlamento. Es más, una Asamblea por la suspensión de los pagos que hemos constituido, le mandó una carta a cada uno de los parlamentarios preguntándoles qué habían hecho para impulsar esta comisión investigadora, haya votado en contra o a favor, porque una vez que está aprobado es ley y, sin embargo, eso no avanza.

La lucha tiene que seguir para lograr terminar con la impunidad en todos sus niveles

El Foro Económico Mundial tiene la virtud de poner en discusión un documento que parece que va en el sentido contrario al que piensan los sectores más concentrados que se reúnen en Davos, que es un foro que sirve para alimentar ideas a los participantes que en general son funcionarios o asesores de los distintos gobiernos, influyentes de los medios de prensa, es una gran reunión del lobby mundial para decir por dónde tiene que avanzar el mundo.
Por eso, incluso 30 años después, en alternativa surgió el Foro Social Mundial que este año se va a reunir en marzo en Túnez con la intención que continúa, de muchas organizaciones populares de todo el mundo, por seguir batallando con iniciativas políticas. En ese marco, nosotros hemos definido en la Asamblea por la suspensión de pagos, convocar a una asamblea internacional por la suspensión de los pagos el 22, 23 y 24 de abril, porque el ese día se cumplen quince años de la muerte de Alejandro Olmos que fue quien planteó la denuncia contra Martínez de Hoz y la dictadura militar por endeudamiento en tiempo de la dictadura. En abril muere y en junio sale la sentencia del Juez Ballestero. Alejandro Olmos nunca vio esa sentencia.
Lo curioso es que se debatió en el Parlamento y duerme el sueño de los justos. No alcanza con que el Parlamento discuta, necesitamos que la sociedad argentina se haga cargo de lo que significa el pago de la deuda, la dependencia a la que nos convoca y, en términos generales, asociando el tema de la deuda a lo que nos viene sucediendo durante estos últimos 15 días. La sociedad argentina tiene que pelear contra la impunidad, no alcanzan los juicios que se vienen desarrollando, es más, esos juicios provienen de una profunda lucha histórica del movimiento popular.
Me tocó ser secretario parlamentario del diputado comunista Floreal Gorini, en la década del ´90, y fuimos los que llevamos el proyecto por la nulidad del Punto Final y la Obediencia Debida que retomó luego Patricia Walsh y es la ley que se aprueba con la voluntad del gobierno de Kirchner. Cuando nosotros la presentamos en el Parlamento, había muchísima gente, incluso algunos de carácter progresista, que nos decían que era una locura plantear la nulidad del Punto Final y la Obediencia Debida, que apenas si daba para la derogación. Y en el gobierno de la Alianza se derogó, pero no tenía efecto hacia atrás. La lucha de 2001/02 fue la que generó las condiciones para que esa derogación se transformara en nulidad, con lo cual, la lucha contra la impunidad, sea con la deuda, sea con los espías o de esos servicios que decidieron preventivamente custodiarnos en la puerta de la Embajada de Chile el jueves pasado, tiene que seguir para lograr terminar con la impunidad en todos sus niveles.
Los planteos que estamos haciendo en la coyuntura vinculando todos estos temas es que se abran los archivos secretos, disolución real de la Secretaría de Inteligencia y de la ex SIDE, así como de todos los mecanismos de Inteligencia, no hay que hacer inteligencia interior, que no ha servido para afectar al delito del capitalismo contemporáneo, ya sea el tráfico de drogas o la trata de personas, el proyecto “X”, la nómina del Batallón 601, hay que hacer lo mismo ahora con todos los espías, dar a conocer las listas de los que están orgánicos e inorgánicos en los servicios de inteligencia. ¿De cuántos nos enteramos que fungían como amigos nuestros y eran infiltrados? Y así como se difunden las 4.000 cuentas del HSBC, es importante que aparezcan los nombres de los agentes del espionaje en contra del pueblo argentino.

M.H.: Hacías referencia al informe de la organización OXFAM, en el mismo sentido, nos visitó para presentar su libro El Capital en el siglo XXI, Thomas Piketty, quien se reunió con la Presidenta, el Ministro de Economía y el Presidente del Banco Central. ¿Por qué estos temas toman tal relevancia? Porque leer el informe de OXFAM y copresidir la reunión de Davos, no es un tema menor desde el punto de vista de la burguesía internacional. Y la repercusión que ha tenido el libro de Thomas Piketty con un millón y medio de ejemplares vendidos hasta el momento, tampoco.

J.G.: El libro se llama El Capital en el siglo XXI entonces muchos rápidamente lo asociaron a Marx por El Capital y, sobre todo, porque a partir del comienzo de la crisis en 2007/08, apareció como uno de los libros más vendidos, como un dato comercial destacado, cuando muchos volvieron a Marx. Recuerdo que en los ´90 muchos nos decían antiguos porque fundamentábamos nuestras opiniones en las teorías del valor de Marx y ellos se fundaban en las teorías de Adam Smith y las concepciones neoliberales que se habían desarrollado prácticamente un siglo antes de que Marx planteara su teoría.
El tema de Piketty, quien se aleja claramente de Marx, porque no propone la revolución y Marx da toda una fundamentación para explicar que el capital es trabajo acumulado, que es robo de fuerza de trabajo histórico. Marx escribe El Capital para fundamentar la revolución, Piketty escribe su libro para fundamentar el proceso de desigualdad y plantear, en síntesis, un impuesto a las grandes fortunas para amenguar la desigualdad de la situación mundial.
Es básicamente eso, así como Piketty no plantea la revolución y OXFAM describe la situación de desigualdad que genera la crisis, lo mismo que hace la Organización Internacional de Trabajo (OIT) cuando denuncia cómo en tiempos de la crisis ha subido el desempleo a escala mundial y la proyección para la próxima década es de crecimiento del desempleo, no plantea la revolución ni mucho menos, sino que ahora con la ofensiva de las clases dominantes, el carácter tripartito de la OIT, gobiernos, organizaciones sindicales y patronales, éstas últimas están haciendo una ofensiva en contra del derecho de huelga. Es más, en los próximos días va a haber una jornada mundial de lucha en defensa del derecho de huelga porque las patronales en la OIT dicen que no hay ninguna resolución que hable del derecho de huelga, por lo tanto, las patronales del mundo en la OIT están yendo contra una cultura social mundial del derecho de los trabajadores a la huelga.
En relación a tu pregunta diría que, ante la crudeza de la desigualdad y la miseria que condena a millones de personas en el mundo, cada tanto en estos foros internacionales o en el ámbito académico, tiene que aparecer alguna formulación que diga que hay que poner un poco de equilibrio al desequilibrio global al que se condena a la humanidad. Cuando aparecen los debates internacionales sobre el cambio climático, aparecen vinculado al modelo productivo mundial y se discute en grandes foros internacionales, sin embargo, Estados Unidos no firma ningún acuerdo que suponga destruir la capacidad de generación de gases tóxicos que genera la producción en su país, ni en ninguno donde funcione alguna de las transnacionales norteamericanas.

M.H.: China tampoco.

J.G.: China está buscando su lugar en la geopolítica mundial para intervenir en la toma de decisiones y lo viene haciendo silenciosamente, y ha encontrado en América Latina una sociedad adecuada. Por mucha necesidad, Argentina se ha prendido como garrapata, hay que hacerse cargo que desde septiembre, todos los meses, ha recibido nueva deuda de parte de China por el acuerdo swap que ha realizado por U$S 11.000 millones, del cual ya se han ejecutado 2.700 millones.
Es muy probable que la semana que viene aparezca otro tramo de esos 11.000 millones, no sería nada raro que todos los meses la Argentina vaya compensando sus necesidades de divisas y en una estrategia de contener el dólar paralelo, sobre la base de préstamos chinos.
La Presidenta va a viajar este fin de semana a fortalecer los lazos económicos, políticos y militares con China que va a tener consecuencias muy serias. Estos temas pasan desapercibidos porque la noticia es que Argentina recompuso reservas internacionales y ahora tenemos U$S 31.000 millones, habiendo estado en 27.000 millones en septiembre del año pasado y eso es básicamente producto de que se han liquidado algunas exportaciones de soja pero principalmente porque han ingresado estos préstamos de China.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una vuelta por Chinatown

AGENCIA WALSH

La gira presidencial por China en busca de afianzar la Alianza Estratégica Integral, se enmarca en una discusión esquivada por todos los sectores: la del modelo extractivista y sus consecuencias en la economía, en la soberanía nacional y, fundamentalmente, en las vidas de los habitantes y sus culturas. Una visión a largo plazo que no se cuestiona, en la que asoman visos de dependencia colonial.

La presidenta, Cristina Fernández, se reunió con directivos de las 30 empresas líderes de China en el marco de la gira que realiza por el país asiático con el fin de consolidar la “asociación estratégica integral”. Los alcances de esa decisión política quedaron definidos en palabras de la propia mandataria: "no es una política de este gobierno o de un espacio político, sino una política pública de Estado en la República Argentina". La certidumbre de todos los candidatos a la sucesión en la gestión de gobierno acerca de las ventajas que otorga la alianza comercial con China queda vista en el silencio cordial que reina en torno a la discusión del modelo productivo: prácticamente ninguno se refirió al tema en sus campañas y son aisladas las voces que advierten sobre los peligros de una relación que se estrecha tanto que asoman visos de dependencia colonial.

En sus declaraciones, la presidenta se encargó de aclarar los atributos provechosos que tiene la Argentina para insertarse en esa nueva distribución de tareas mundial. Mencionó que la Argentina es el octavo país en extensión del mundo, con características muy particulares para ponerlo como productor de alimentos. Casi toda su superficie es cultivable y los avances tecnológicos facilitan el desplazamiento de la producción granaria hacia geografías no tradicionales. Las propuestas en danza sobre un posible traslado de la capital hacia Santiago del Estero, provincia equidistante de los dos océanos que proporcionaría la salida hacia el Asia Pacífico (agitado como iniciativa por el precandidato oficial y ex ministro de Agricultura, Julián Domínguez) y los sucesivos encuentros con los monopolios en la producción y comercialización de biotecnología (negociaciones con Monsanto y acuerdos de adelantos de divisas con las grandes cerealeras) tanto como la presencia amena de exponentes insignes de los agronegocios en las reuniones oficiales, ratifican una línea de acción que no parece ser discutida: “prácticamente toda su superficie es cultivable, inclusive lo que se consideraba casi un desierto, como es la Patagonia, a partir de obras de irrigación y de la biotecnología que se produce con las semillas, en un futuro se podrá producir granos y alimentos desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”, afirma la información publicada en la página del Ministerio de Agricultura.

Las oportunidades del Gran Almacén

El titular de la cartera, Carlos Casamiquela, que acompaña a la presidenta en su ronda asiática, también apuntó en ese rumbo elegido: "Argentina produce energía alimenticia para 400 millones de habitantes y cuenta con recursos de agua y suelo, profesionales fuertemente instruidos, industria desarrollada, insumos y un sector metalmecánico dinámico, sumada a la capacidad de nuestros productores que es reconocida en el mundo". Esa afirmación descontextualizada de su marco histórico contribuye a ocultar las consecuencias directas de ese modelo, exhibidas trágicamente en las comunidades desplazadas, la contaminación del agua y el aire, la deforestación masiva de bosques nativos, la paulatina devastación de los suelos (de acuerdo a Marcos Penna, ingeniero agrónomo y subgerente de insumos agropecuarios la Asociación de Cooperativas Argentinas, entre un 60 y un 70 % de los nutrientes que se extraen del suelo no son repuestos) y, sobretodo, la introducción rapaz de grandes empresas de capital extranjero en la explotación de los recursos naturales con abundantes prerrogativas para la práctica del despojo. Un modelo que impulsa la expansión de la pampa productivista a toda la geografía nacional, arrasando con la tierra, las cosmovisiones y las prácticas de vida. Agrociudades exportadoras de norte a sur.

Esos convenios, entre los que las empresas chinas son grandes protagonistas, ganaron en detalles durante el cónclave en el que se avanzó sobre los temas vinculados a los proyectos de construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, cuyos fines están emparentados al desarrollo de mecanismos de riego artificial; las inversiones mineras impulsadas por los yacimientos de Vaca Muerta y las minas de potasio y litio no aprovechadas por la gran explotación; y los acuerdos prosperados en relación al sector nuclear, la electrónica, la fabricación de satélites, la industria farmacéutica y ferroviaria.

Un completo panorama de oportunidades que, inscripto en las condiciones objetivas, se establece como un pilar más en la profundización de un modelo agroextractivo que está trayendo drásticos resultados en un nivel humano y político.

Antiimperialismo político, dependencia comercial

La alianza comercial con China se sostiene en la promoción de las posibilidades de la producción agroalimentaria argentina. En el contexto global y según las características particulares de los actores en juego, eso implica la continuación del modelo productivo a gran escala y centrado en productos de bajo valor agregado. Una reprimarización productiva que lleva a la especialización en pocos productos, en manos de pocas empresas. La inequidad entre la potencia de la demanda china (que concentra el 80% de las compras externas de los productos del complejo sojero nacional) y la oferta argentina delinea nuevos trazos de dependencia que hunden a la Argentina en una situación de nuevo almacén mundial.

La conveniencia política del acercamiento al bloque de “potencias emergentes” fogueada por el gobierno como explicación de la “alianza estratégica integral” con el fin de ejercer un contrapeso a la influencia occidental tradicional, no puede desconocer los efectos económico-comerciales que la acompañan. La presencia china en el conteniente es expansiva y sus métodos, si bien difieren de los usos imperialistas clásicos de la modernidad y se plantean en otros términos, arrastran consecuencias nefastas para la soberanía nacional y el desarrollo vital de la población. Una expansión colonialista según los nuevos tiempos.

Durante el 2013, las exportaciones de productos agroindustriales (donde los grandes monopolios tienen un rol preeminente y administrador) representaron el 81,77% de los envíos totales a China. Los principales productos vendidos fueron habas de soja, tabaco, aceite en bruto de girasol, harinas y pellets de invertebrados acuáticos. Esos números fueron arrojados durante la realización de la Segunda Reunión de Diálogo Estratégico para la Cooperación y la Coordinación Económica Argentina-China, una serie de encuentros entre las naciones que se prometen como diálogos sur-sur o negociaciones simétricas entre estados equivalentes en su fuerza.

Esa es la filosofía que inspira al Plan Estratégico Agroalimentario que para el 2020 se propone alcanzar las 150 millones de toneladas de granos, incorporando parte de las seis millones de hectáreas vírgenes de productividad en el norte argentino: "estamos en condiciones de mejorar y aumentar la provisión de alimentos a China", informó Casamiquela a las autoridades chinas. Es dudoso que los intercambios en materia de investigación y conocimiento técnico que se pactaron entre los dos países tengan como objetivo el desarrollo de líneas que no se correspondan con esas metas estratégicas. Que no sean, en definitiva, un paso más en la apropiación de la renta tecnológica derivada de la gran producción moderna.  

El amor después de la oposición

Estos coqueteos del kirchnerismo con la promesa china del gran comprador no son espontáneas ocurrencias de los funcionarios, sino que surgen de una necesidad efectiva de la gestión: el neodesarrollismo concibe la necesidad de altos ingresos para la aplicación de políticas públicas activas. En todo caso, hay una urgencia fiscal. Esa necesidad se impone mediante el acuerdo tácito con los sectores concentrados del agro, quienes han sabido montarse al carro de la “modernización productiva” consagrada con la siembra directa, los desarrollos biotecnológicos y los agroquímicos. Un diseño de agronegocios que dejó conformes a todos: al gobierno, proveyéndole divisas frescas y en cantidad; y a los empresarios del sector, que acaudalaron un capital económico y político inédito y pueden ejercer su influencia arbitraria sobre los territorios que dominan. La fundación de la Argentina en 4x4.

Ese formato que desconoce particularidades culturales, modos de vida y todo cuidado de la biodiversidad, que impone una relación netamente productivista-extractiva con el medio natural y subasta el futuro del patrimonio nacional, intenta ser legitimado desde diferentes cenáculos y simposios promoviendo nociones como “desarrollo sustentable” o “convivencia pacífica” entre los modelos de producción. Un intento elegante por esconder los resultados.

El 2014 terminó con la puesta en escena de varios de estos encuentros que sentaron en una misma mesa a exponentes de los agronegocios y organizaciones campesinas y de agricultura familiar. En Salta, por noviembre, estuvieron los representantes de Acsoja y Aapresid junto con la dirigencia del Mocase-Vía Campesina, el Movimiento Nacional Campesino-Indígena y otras organizaciones, convocados por el Ministerio de Agricultura y la Iglesia Católica. Esa “mesa de diálogo” se desplegaba mientras se discutía la sanción de una Ley de Agricultura Familiar que en una primera instancia fue aprobada sin presupuesto, como un gesto elocuente del interés de los representantes políticos.

Desde la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, que festejó sus 30 años, invitaron como disertantes al analista y ex funcionario menemista, Jorge Castro, y a Juan Llach. La propuesta se enmarcaba en la consigna “hablemos del futuro” y ahí quedaron expuestas las prioridades de esos sectores: que la Argentina no desperdicie esta gran oportunidad que se abre con el crecimiento de la demanda de los agroalimentos y las nuevas energías, para lo que es necesario moderar el nivel inflacionario, rebajar la presión impositiva y generar nuevas políticas de incentivo a la producción. Asumir el rol en la distribución internacional del trabajo, en fin.

Una propuesta a la medida: continuar con las grandes líneas del modelo productivo, pero mejorar en los aspectos desfavorables para la concentración de la renta extraordinaria. “La intensificación de la producción agroalimentaria que permitiría alcanzar una cosecha de granos de 120/130 millones de toneladas en 2020 con incentivos favorables al sector y en el contexto de una demanda mundial de alimentos extremadamente dinámica, proveniente de China/ Asia, donde las importaciones de soja pasarán de 70 millones de toneladas este año a 120/ 125 millones en 2023/ 2024, según la estimación del Departamento de Agricultura de Estados Unidos”, detallo Castro. En ese contexto de nuevas relaciones amigables con el mundo, es indispensable asegurar el esqueleto del modelo: las inversiones. “En este ámbito también se espera el ingreso en gran escala de inversiones del exterior hacia todos los eslabones de la cadena de producción agroalimentaria provenientes de las grandes empresas transnacionales de alimentos (Cargill, Dreyfus, ADM, entre otras), a las que hay que sumarles la incorporación de capitales chinos de envergadura, canalizados a través de Nidera y Noble, y en general de las grandes compañías de importación de granos de la República Popular China”, clarificó el analista. Y que nadie quede sin su porción. Una vuelta por Chinatown

AGENCIA WALSH

La gira presidencial por China en busca de afianzar la Alianza Estratégica Integral, se enmarca en una discusión esquivada por todos los sectores: la del modelo extractivista y sus consecuencias en la economía, en la soberanía nacional y, fundamentalmente, en las vidas de los habitantes y sus culturas. Una visión a largo plazo que no se cuestiona, en la que asoman visos de dependencia colonial.

La presidenta, Cristina Fernández, se reunió con directivos de las 30 empresas líderes de China en el marco de la gira que realiza por el país asiático con el fin de consolidar la “asociación estratégica integral”. Los alcances de esa decisión política quedaron definidos en palabras de la propia mandataria: "no es una política de este gobierno o de un espacio político, sino una política pública de Estado en la República Argentina". La certidumbre de todos los candidatos a la sucesión en la gestión de gobierno acerca de las ventajas que otorga la alianza comercial con China queda vista en el silencio cordial que reina en torno a la discusión del modelo productivo: prácticamente ninguno se refirió al tema en sus campañas y son aisladas las voces que advierten sobre los peligros de una relación que se estrecha tanto que asoman visos de dependencia colonial.

En sus declaraciones, la presidenta se encargó de aclarar los atributos provechosos que tiene la Argentina para insertarse en esa nueva distribución de tareas mundial. Mencionó que la Argentina es el octavo país en extensión del mundo, con características muy particulares para ponerlo como productor de alimentos. Casi toda su superficie es cultivable y los avances tecnológicos facilitan el desplazamiento de la producción granaria hacia geografías no tradicionales. Las propuestas en danza sobre un posible traslado de la capital hacia Santiago del Estero, provincia equidistante de los dos océanos que proporcionaría la salida hacia el Asia Pacífico (agitado como iniciativa por el precandidato oficial y ex ministro de Agricultura, Julián Domínguez) y los sucesivos encuentros con los monopolios en la producción y comercialización de biotecnología (negociaciones con Monsanto y acuerdos de adelantos de divisas con las grandes cerealeras) tanto como la presencia amena de exponentes insignes de los agronegocios en las reuniones oficiales, ratifican una línea de acción que no parece ser discutida: “prácticamente toda su superficie es cultivable, inclusive lo que se consideraba casi un desierto, como es la Patagonia, a partir de obras de irrigación y de la biotecnología que se produce con las semillas, en un futuro se podrá producir granos y alimentos desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”, afirma la información publicada en la página del Ministerio de Agricultura.

Las oportunidades del Gran Almacén

El titular de la cartera, Carlos Casamiquela, que acompaña a la presidenta en su ronda asiática, también apuntó en ese rumbo elegido: "Argentina produce energía alimenticia para 400 millones de habitantes y cuenta con recursos de agua y suelo, profesionales fuertemente instruidos, industria desarrollada, insumos y un sector metalmecánico dinámico, sumada a la capacidad de nuestros productores que es reconocida en el mundo". Esa afirmación descontextualizada de su marco histórico contribuye a ocultar las consecuencias directas de ese modelo, exhibidas trágicamente en las comunidades desplazadas, la contaminación del agua y el aire, la deforestación masiva de bosques nativos, la paulatina devastación de los suelos (de acuerdo a Marcos Penna, ingeniero agrónomo y subgerente de insumos agropecuarios la Asociación de Cooperativas Argentinas, entre un 60 y un 70 % de los nutrientes que se extraen del suelo no son repuestos) y, sobretodo, la introducción rapaz de grandes empresas de capital extranjero en la explotación de los recursos naturales con abundantes prerrogativas para la práctica del despojo. Un modelo que impulsa la expansión de la pampa productivista a toda la geografía nacional, arrasando con la tierra, las cosmovisiones y las prácticas de vida. Agrociudades exportadoras de norte a sur.

Esos convenios, entre los que las empresas chinas son grandes protagonistas, ganaron en detalles durante el cónclave en el que se avanzó sobre los temas vinculados a los proyectos de construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, cuyos fines están emparentados al desarrollo de mecanismos de riego artificial; las inversiones mineras impulsadas por los yacimientos de Vaca Muerta y las minas de potasio y litio no aprovechadas por la gran explotación; y los acuerdos prosperados en relación al sector nuclear, la electrónica, la fabricación de satélites, la industria farmacéutica y ferroviaria.

Un completo panorama de oportunidades que, inscripto en las condiciones objetivas, se establece como un pilar más en la profundización de un modelo agroextractivo que está trayendo drásticos resultados en un nivel humano y político.

Antiimperialismo político, dependencia comercial

La alianza comercial con China se sostiene en la promoción de las posibilidades de la producción agroalimentaria argentina. En el contexto global y según las características particulares de los actores en juego, eso implica la continuación del modelo productivo a gran escala y centrado en productos de bajo valor agregado. Una reprimarización productiva que lleva a la especialización en pocos productos, en manos de pocas empresas. La inequidad entre la potencia de la demanda china (que concentra el 80% de las compras externas de los productos del complejo sojero nacional) y la oferta argentina delinea nuevos trazos de dependencia que hunden a la Argentina en una situación de nuevo almacén mundial.

La conveniencia política del acercamiento al bloque de “potencias emergentes” fogueada por el gobierno como explicación de la “alianza estratégica integral” con el fin de ejercer un contrapeso a la influencia occidental tradicional, no puede desconocer los efectos económico-comerciales que la acompañan. La presencia china en el conteniente es expansiva y sus métodos, si bien difieren de los usos imperialistas clásicos de la modernidad y se plantean en otros términos, arrastran consecuencias nefastas para la soberanía nacional y el desarrollo vital de la población. Una expansión colonialista según los nuevos tiempos.

Durante el 2013, las exportaciones de productos agroindustriales (donde los grandes monopolios tienen un rol preeminente y administrador) representaron el 81,77% de los envíos totales a China. Los principales productos vendidos fueron habas de soja, tabaco, aceite en bruto de girasol, harinas y pellets de invertebrados acuáticos. Esos números fueron arrojados durante la realización de la Segunda Reunión de Diálogo Estratégico para la Cooperación y la Coordinación Económica Argentina-China, una serie de encuentros entre las naciones que se prometen como diálogos sur-sur o negociaciones simétricas entre estados equivalentes en su fuerza.

Esa es la filosofía que inspira al Plan Estratégico Agroalimentario que para el 2020 se propone alcanzar las 150 millones de toneladas de granos, incorporando parte de las seis millones de hectáreas vírgenes de productividad en el norte argentino: "estamos en condiciones de mejorar y aumentar la provisión de alimentos a China", informó Casamiquela a las autoridades chinas. Es dudoso que los intercambios en materia de investigación y conocimiento técnico que se pactaron entre los dos países tengan como objetivo el desarrollo de líneas que no se correspondan con esas metas estratégicas. Que no sean, en definitiva, un paso más en la apropiación de la renta tecnológica derivada de la gran producción moderna.  

El amor después de la oposición

Estos coqueteos del kirchnerismo con la promesa china del gran comprador no son espontáneas ocurrencias de los funcionarios, sino que surgen de una necesidad efectiva de la gestión: el neodesarrollismo concibe la necesidad de altos ingresos para la aplicación de políticas públicas activas. En todo caso, hay una urgencia fiscal. Esa necesidad se impone mediante el acuerdo tácito con los sectores concentrados del agro, quienes han sabido montarse al carro de la “modernización productiva” consagrada con la siembra directa, los desarrollos biotecnológicos y los agroquímicos. Un diseño de agronegocios que dejó conformes a todos: al gobierno, proveyéndole divisas frescas y en cantidad; y a los empresarios del sector, que acaudalaron un capital económico y político inédito y pueden ejercer su influencia arbitraria sobre los territorios que dominan. La fundación de la Argentina en 4x4.

Ese formato que desconoce particularidades culturales, modos de vida y todo cuidado de la biodiversidad, que impone una relación netamente productivista-extractiva con el medio natural y subasta el futuro del patrimonio nacional, intenta ser legitimado desde diferentes cenáculos y simposios promoviendo nociones como “desarrollo sustentable” o “convivencia pacífica” entre los modelos de producción. Un intento elegante por esconder los resultados.

El 2014 terminó con la puesta en escena de varios de estos encuentros que sentaron en una misma mesa a exponentes de los agronegocios y organizaciones campesinas y de agricultura familiar. En Salta, por noviembre, estuvieron los representantes de Acsoja y Aapresid junto con la dirigencia del Mocase-Vía Campesina, el Movimiento Nacional Campesino-Indígena y otras organizaciones, convocados por el Ministerio de Agricultura y la Iglesia Católica. Esa “mesa de diálogo” se desplegaba mientras se discutía la sanción de una Ley de Agricultura Familiar que en una primera instancia fue aprobada sin presupuesto, como un gesto elocuente del interés de los representantes políticos.

Desde la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, que festejó sus 30 años, invitaron como disertantes al analista y ex funcionario menemista, Jorge Castro, y a Juan Llach. La propuesta se enmarcaba en la consigna “hablemos del futuro” y ahí quedaron expuestas las prioridades de esos sectores: que la Argentina no desperdicie esta gran oportunidad que se abre con el crecimiento de la demanda de los agroalimentos y las nuevas energías, para lo que es necesario moderar el nivel inflacionario, rebajar la presión impositiva y generar nuevas políticas de incentivo a la producción. Asumir el rol en la distribución internacional del trabajo, en fin.

Una propuesta a la medida: continuar con las grandes líneas del modelo productivo, pero mejorar en los aspectos desfavorables para la concentración de la renta extraordinaria. “La intensificación de la producción agroalimentaria que permitiría alcanzar una cosecha de granos de 120/130 millones de toneladas en 2020 con incentivos favorables al sector y en el contexto de una demanda mundial de alimentos extremadamente dinámica, proveniente de China/ Asia, donde las importaciones de soja pasarán de 70 millones de toneladas este año a 120/ 125 millones en 2023/ 2024, según la estimación del Departamento de Agricultura de Estados Unidos”, detallo Castro. En ese contexto de nuevas relaciones amigables con el mundo, es indispensable asegurar el esqueleto del modelo: las inversiones. “En este ámbito también se espera el ingreso en gran escala de inversiones del exterior hacia todos los eslabones de la cadena de producción agroalimentaria provenientes de las grandes empresas transnacionales de alimentos (Cargill, Dreyfus, ADM, entre otras), a las que hay que sumarles la incorporación de capitales chinos de envergadura, canalizados a través de Nidera y Noble, y en general de las grandes compañías de importación de granos de la República Popular China”, clarificó el analista. Y que nadie quede sin su porción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. 2014: Más déficit y más pobreza

Fabiana Arencibia (RED ECO)

Según informó el Ministerio de Economía, el año 2014 cerró con un déficit total de recursos superior a $ 100.000 millones. Sin embargo, a pesar del aumento en gasto social, la pobreza e indigencia siguen su tendencia ascendente. La “infantilización” de la pobreza es otro de los elementos característicos que implica el riesgo de convertirla en un problema estructural. Red Eco Alternativo

Hace pocos días Hacienda dio a conocer que el déficit total 2014 (ingresos menos egresos) fue de $ 109.720 millones lo que representa cerca de 2,4 % del Producto Bruto Interno y es superior en 70% al del año 2013. Por su parte, el resultado primario (que no incluye los pagos de deuda) también mostró un déficit de $ 38.562 millones.

El déficit habría sido superior si en los ingresos no se hubiesen computado las llamadas Rentas de la Propiedad, que son básicamente las transferencias de las utilidades que el Banco Central y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS le hicieron al Tesoro Nacional durante ese período. Esta situación se repite. En 2012 las rentas crecieron 50% respecto al año anterior, se duplicaron en 2013 respecto a 2012 y vuelvieron a duplicarse el año pasado donde superaron los $ 120.000 millones de pesos (2,6% del PBI).

Tal como venimos comentando en artículos anteriores, los presupuestos aprobados mostraban superávit que eran, en realidad, producto de endeudamiento. Sin embargo luego de ser ejecutados, terminaban cerrando con déficit. Según muestran los datos relevados por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyP), el 2011 cerró con un déficit de $ 11.773 millones. Esto se repitió en 2012 ($ 49.072 millones), 2013 ($ 85.058 millones) y también en 2014 donde, según Economía trepó a $ 109.720 millones.

Para este año en curso el presupuesto prevé un déficit de $ 49.624 millones que se cubrirá con nuevo endeudamiento. Siguiendo con la misma tendencia de años anteriores, podemos decir que el déficit será aún superior (el IPyPP lo calcula en más de $ 255.000 millones) y, por lo tanto, también la deuda para poder cubrirlo.

Para explicar el déficit 2014, el Ministerio de Economía aborda la caída de ingresos y el aumento de los gastos: En 2014 “la economía Argentina se desenvolvió en un contexto externo desfavorable, debido al bajo crecimiento económico de nuestros principales socios comerciales y a la caída de los precios de nuestros principales productos de exportación (…) En este marco, la política fiscal llevada a cabo por el Gobierno Nacional se concentró en la ampliación de los programas prioritarios que tienen por finalidad la inclusión social y el sostenimiento del nivel de ingresos, y en el fortalecimiento del proceso inversor en sectores estratégicos como transporte, energía y construcción”.

Los programas prioritarios que enumera Economía son: el incremento de las jubilaciones y pensiones (+33,6%), de las Asignaciones Familiares (+40,6%) y de las coberturas asistenciales de la obra social de los jubilados-PAMI (+36%), los aportes al programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (PROGRESAR), los créditos para el programa de vivienda (Pro.Cre.AR), entre otros.

Sin embargo, estas asignaciones de recursos no logran impactar para revertir la tendencia ascendente de los índices de pobreza e indigencia.

Pobreza e indigencia en tendencia ascendente

Hace más de un año y medio que el Instituto de Estadísticas y Censos dejó de publicar estos índices (el último informe es del primer semestre de 2013) a pesar de ser una información necesaria para conocer la situación social e imprescindible para definir políticas públicas.

Argumentando razones de incompatibilidades metodológicas al implementarse el nuevo índice de medición de precios (IPCNu), el organismo dejó de publicar estas estadísticas en momentos en que los valores de las canastas reales de alimentos y servicios –con las que se miden pobreza e indigencia – aumentaban producto del aumento de la inflación.

La Comisión Técnica de ATE-INDEC dio a conocer en el pasado mes de diciembre su informe semestral sobre pobreza e indigencia referido al 1º semestre de 2014.

Utilizando la misma metodología que el INDEC (contrastar los ingresos de cada hogar con el valor de la canasta de bienes y servicios requeridos, según la cantidad de integrantes, su edad y sexo) determinó que la pobreza alcanzó a 18,4% de los hogares y la indigencia a 4,4%. Medida en personas, hay 25,5 % de pobres y 5,5% de indigentes. Hablamos de casi 6.800.000 pobres de los cuales alrededor de 1.450.000 son indigentes.

Los datos muestran además una tendencia en ascenso comparándolos con el mismo semestre de 2011 y 2013. Por otra parte estos índices son promedios de un universo de 31 aglomerados urbanos, por lo que si se recorren más en detalle las diferentes zonas de nuestro país, la situación se agrava. En el Noreste (NEA) la cantidad de pobres sube a 38,8% y de indigentes a 8%.

El informe avanza luego midiendo pobreza e indigencia con una canasta de consumos mínimos tomada de la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires que, según explican, “considera algunos de los avances que el INDEC había iniciado previo a la Intervención para mejorar la canasta oficial, bastante escasa y que requería ser ampliada”.

Tomando esta canasta, 34,6% de los hogares son pobres y 8,6% indigentes. Esto significa 44,9% de personas en situación de pobreza y 11,6% en la indigencia. Hablamos de casi 12 millones de pobres y 3 millones de indigentes. Esto se agrava en regiones como el NEA donde las personas pobres llegan a casi 60% y los indigentes a 20%.

Entre las conclusiones, el informe marca que en la actualidad, la pobreza e indigencia en el Gran Buenos Aires alcanza valores similares a los que oficialmente medía y publicaba el INDEC a fines de la década del 90.

Infantilización de la pobreza

El Observatorio de la Pobreza dependiente del centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (CIPPES) publicó en noviembre pasado un extenso estudio que da cuenta del actual proceso de infrantilización de la pobreza en Argentina.

El mismo abarca un relevamiento de niños y adolescentes entre 0 y 17 años y se basa en calcular el ingreso mínimo, o línea de pobreza, que identifica a los hogares donde no se satisfacen las necesidades básicas de consumo (CBT) por no tener los ingresos suficientes. De la misma manera se determina la línea de indigencia a partir de lo que una familia necesita tener de ingresos para poder comer (CBA).

Ambas canastas se elaboran con la misma metodología que el INDEC. Los precios que la componen son tomados de los negocios de barrios humildes donde habitualmente se realizan las compras diarias. Se trata de una muestra de más de 28.000 precios en más de 1.200 comercios en las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Corrientes, Mendoza, Chaco, Salta y Tucumán.

Los datos más relevantes del informe estiman que a junio de 2014:

46 de cada 100 niños y adolescentes hasta 17 años (46,26%) vive en condiciones de pobreza lo que representa casi 6 millones de personas de esa franja etaria.

12 de cada 100 niños y adolescentes hasta 17 años (11,92%) vive en la indigencia, poco mas de 1 millón y medio de personas de esa edad.

Entre junio 2013 y junio 2014 la tasa de pobreza sobre niños y adolescentes subió del 40,6% al 46,26%. Significa que en un año 857 mil niños y adolescentes se sumaron a los ya pobres.

En ese mismo período la tasa de indigencia sobre niños y adolescentes subió del 9,33% al 11,92%, con el ingreso a la indigencia de 347 mil niños y adolescentes más.

La tasa de niños y adolescentes pobres del 46,26% es mayor a la de la población en general lo que muestra que la pobreza adquiere como imagen, dice el informe, el rostro sus niños.

Los índices de pobreza e indigencia estimados sobre niños nacidos en la última década (2003-2014) como sobre el total de niños y adolescentes de hasta 17 años muestran que las necesidades más básicas de gran parte de la población se profundizan al analizar los grupos de población más jóvenes.

La pobreza no solo se encuentra agudizada entre los niños sino que lo hace en forma más acelerada que en el resto de la población.

“Que casi la mitad de los niños y adolescentes estén en condiciones de pobreza, significa que existe un riesgo que la pobreza estructural se acreciente en el futuro inmediato. Esto implica el riesgo de caer en el fenómeno denominado, “trampa de pobreza” en que dicha condición se perpetúa de una generación a otra”, concluye el informe.

Si tal como dice el informe del Ministerio de Economía “la política fiscal llevada a cabo por el Gobierno Nacional se concentró en la ampliación de los programas prioritarios que tienen por finalidad la inclusión social” podemos concluir que el aumento en gasto social, si bien necesario, no resulta suficiente para terminar con la pobreza.

Ya no resultan suficientes medidas que solo resuelven coyunturalmente las necesidades de los sectores más vulnerables. Solo cambios estructurales traducidos en políticas sociales de fondo podrán redundar en avances para hacer retroceder la pobreza y la indigencia que hoy siguen en ascenso.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Acto contra la impunidad - APEMIA: "Nosotros tenemos una propuesta"

APL



“Han pasado 17 días de la muerte del fiscal Nisman. Seguimos consternados e indignados, tanto por la brutalidad de su desaparición física como por las consecuencias políticas e institucionales que trajo aparejadas. Volvieron los recuerdos y los temores de crímenes políticos de un pasado que creíamos haber superado”. Así comenzó su discurso, que brindamos completo más abajo, la titular de la Asociación contra la Masacre Impune de la Amia, ayer, frente al Congreso. Laura, estuvo rodeada de una multitud de personalidades y organizaciones populares, como el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, Elia Espen de Madres Línea Fundadora, Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, dirigentes de la CTA de Pablo Michelli, Silvia Bignami y Paolo Menghini, luchadores de las masacres de Cromanón y Once, respectivamente, el senador “Pino” Solanas, el diputado Victor De Gennaro y militantes la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y de la Tendencia Piquetera Revolucionaria, entre muchos otros, que marcharon a Plaza de Mayo.

Nisman había sido elegido por el ex presidente Néstor Kirchner como fiscal a cargo de orientar la investigación del atentado a la AMIA hacia la responsabilidad de Irán, para lo cual trabajó de la mano de Stiusso y sus secuaces durante una década, manipulando informes de inteligencia que hasta hoy permanecen ocultos. Aún así, no pudo probar nada.

Con la muerte del fiscal no sólo se cierra formalmente el capítulo de la acusación internacional contra Irán que lo tuvo como protagonista, sino que además se entierra lo que queda de la llamada “causa AMIA”.

Una vez que el gobierno argentino firmó el Memorando con Irán, el fiscal Nisman quedó aislado. Lo habían dejado montando un caballo equivocado en la mitad del río. Después de insistir con su acusación, cambió el planteo y terminó por denunciar al gobierno por encubrimiento después de ocho años de escuchas telefónicas. Nisman impulsó la acusación internacional sabiendo que el gobierno jugaba a dos puntas: por un lado, promovía su acusación contra Irán junto con Estados Unidos e Israel, mientras que por el otro buscaba un acuerdo político con Irán.

Con su última denuncia, el fiscal sumó las políticas de 12 años de gobierno Kirchner a la “vergüenza nacional” anterior, totalizando 20 años de encubrimiento e impunidad en el atentado. La muerte de Nisman está inscripta en la conciencia popular como un crimen político asociado a la impunidad de la masacre de la AMIA, que todos vinculamos al accionar criminal de los servicios de inteligencia que entorpecieron la investigación del atentado y encubrieron la responsabilidad del Estado argentino en el mismo.

Esta es la esencia de la grave crisis política e institucional que envuelve al gobierno, a la oposición política y a los tres poderes del Estado.

Nisman ya no está y el gobierno trata de controlar las consecuencias políticas de su muerte, presentándose como una víctima de Stiusso, su principal operador en el Servicio de Inteligencia, que creció al amparo de la dirección política del Estado nacional desde los tiempos de la dictadura militar.

¿Qué nos proponen ahora para superar esta crisis?

Por una parte, la Procuradora Gils Carbó busca mantener la Fiscalía a flote. Sin embargo, para encarar una futura investigación, no se propone revisar la orientación que siguieron en el pasado. Entonces, si van a ir por el mismo camino que nos trajo hasta acá, lo cierto es que no van a dar respuesta a nuestra exigencia de verdad y justicia.

No tienen ni idea de cómo superar 20 años de manipulación, secretos, encubrimiento e impunidad. La investigación sobre la muerte de Nisman parece transitar el mismo camino. Asistimos a un momento de profunda descomposición política que el gobierno de Kirchner pretende remendar con fiscales probos y renovados.

Por otra parte, la Presidenta Kirchner convocó a sesiones extraordinarias en el Parlamento para tratar la reforma de la Secretaría de Inteligencia. La Presidenta anunció la “disolución” de la Secretaría de Inteligencia cuando apenas se propone una reestructuración burocrática, un maquillaje, sin dar a conocer la nómina de todos los espías ni mostrar todos los archivos secretos que sigue manteniendo ocultos. Habla de “disolución” pero los re-contrata a todos para ponerlos bajo la dirección de Milani.

Su iniciativa no termina con la criminalidad y prolongará la impunidad. Se trata de una nueva manipulación política, ahora en nombre de Nisman sin esclarecer el atentado a la AMIA.

En pleno año electoral, la oposición de Massa y Macri insisten en “dejar actuar a la justicia”. En este punto, no se diferencian en nada del gobierno de Kirchner, con el agravante que varios de los opositores de hoy como Alberto Fernández, Sergio Massa, el ex Ministro de Justicia Iribarne y el propio Macri, desde sus cargos de gobierno, ya participaron en la trama del encubrimiento criminal o apoyaron la acusación internacional para esconder las responsabilidades propias del Estado argentino en el atentado.

Alentados por las direcciones de DAIA y AMIA, sus propuestas son derogar el Memorando e involucrar a la Corte Suprema en la investigación de la muerte de Nisman y en el atentado a la AMIA. Pero derogar el Memorando no impulsa ninguna investigación de la verdad, mientras que entregarse a la Corte Suprema implica garantizar la impunidad por otros 20 años más. Vale la pena recordar que la Corte liquidó cualquier investigación del atentado a la Embajada de Israel, facilitó que Menem no fuera imputado por la voladura de Río III y dejó en libertad al ex comisario Castañeda, responsable de la desaparición de los cassettes conteniendo pruebas de la causa AMIA.

Como si fuera poco, Massa y Macri junto a la dirección de DAIA y AMIA, insisten en la reforma del Código Penal para facilitar el “juicio en ausencia” contra los iraníes, como si alguien creyera que así se logrará saber la verdad sobre el atentado.

El oficialismo y la oposición no pueden mostrar una sola idea creíble para resolver los crímenes de la AMIA y del fiscal. Ni se lo proponen. No nos engañamos ni nos sumamos a propuestas distraccionistas.

Si lo que está en juego es “terminar con la impunidad”, no se trata de impulsar una “Comisión de Seguimiento sobre la denuncia de Nisman y su muerte”, como propone el Senador Morales. Ya las padecimos con Menem, cuando el Parlamento encubrió las actividades delictivas del ex juez Galeano y sus secuaces, a través de una Comisión Bicameral de Seguimiento de sus “investigaciones”, de la cual la Presidenta se siente orgullosa de haber integrado.

Estamos convencidos de que se puede conocer la verdad e impulsar justicia. Nosotros tenemos una propuesta.

La condición para saber la verdad es abrir los archivos secretos que siguen cerrados y ponerlos a disposición de una verdadera Comisión Investigadora Independiente. Tanto el oficialismo como la oposición se niegan al debate democrático del Proyecto de ley para constituir una Comisión Investigadora que presentamos en junio de 2014. Su negativa a esta propuesta tan elemental sólo se explica en su necesidad de seguir manipulando y encubriendo los crímenes perpetrados por el Estado argentino.

En estos momentos se juega la resolución de una brutal crisis política que el gobierno pretende superar sin verdad y sin justicia. Su intención de generar confianza en un Poder Judicial corrupto, compartida con la oposición, con propuestas de leyes que no son ningún aporte para la resolución de los crímenes, sólo generará nuevas frustraciones.

Ya es tiempo de superar estas políticas que nos llevan de fracaso en fracaso.

Para terminar con la impunidad y saber la verdad, hacemos un llamamiento a todo el pueblo argentino para que, junto a organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos, impulsemos una campaña exigiendo que se constituya en el Parlamento una Comisión Investigadora Independiente, integrada por referentes incuestionables del pueblo argentino, los familiares de las víctimas y diputados y senadores. Exigimos la apertura de los archivos secretos, la disolución efectiva de la Secretaría de Inteligencia y el esclarecimiento de la muerte de Nisman y de la masacre impune de la AMIA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Fascismo de consorcio (II)

Alfredo Grande (APE)

Se ha dicho hasta el cansancio, especialmente el cansancio de quien lo escucha, que ya el debate político no puede polarizarse entre izquierda y derecha. Y tampoco entre socialismo y capitalismo. Que los tiempos han cambiado, que la internet ha reemplazado a cualquier forma de encuentro, que lo único permanente no es la revolución sino la contra revolución, que de la revolución por etapas lo único que queda es la tarjeta Cabal, que no hay clase trabajadora y mucho menos proletarios en el mundo, que además de no unirse, ni siquiera se acercan.

Hasta el cansancio se insiste en la creación de nuevas categorías políticas, de tal modo de poder dar cuenta de todos los nuevos fenómenos que, postmodernismo, postmarxismo, postperonismo, postradicalismo y algunos otros post mediante, ya no pueden pensarse con las anquilosadas categorías de los principios de algún siglo.

Del trasvasamiento generacional hemos pasado a un vaciamiento institucional. Del acto de gobierno se pasó a la gobernabilidad, que, como definí alguna vez, es reinar con la apariencia de gobernar. Pero de la gobernabilidad se pasó a la importancia de gestionar.

La palabra clave en los tiempos que corren y que de tanto correr se cansan cada vez más rápido es: gestión. Decir que una persona tiene experiencia en gestión, es un mérito en sí mismo. Nadie pregunta de qué tipo de gestión tiene experiencia. Da lo mismo que sea un hospital o un desarmadero de automóviles. Una cooperativa de trabajo en salud mental o una asesoría financiera para lavar dinero sucio.

"No hay banalidad del mal
que por banalidad del bien no
venga. Palabra del Señor Represor".
Aforismo implicado AG

La corrupta palabra gestión goza de una neutralidad que espanta. Tiene mayor mérito haber tenido una pésima gestión que no haber tenido ninguna. Como decía un paciente de las relaciones sexuales: mejor malas que ninguna. Que muchas gestiones terminen en terribles indigestiones, con desafueros, trompadas, destituciones, escraches, poco y nada importa. Siempre se puede volver a intentar gestionar, ya que es inmanente a cualquier gestión, gestionar los mecanismos adecuados que garanticen la absoluta impunidad de cualquier gestión.

La puerta giratoria es la única que conocen los funcionarios gestionadores. Lo que denominó “fascismo de consorcio” es, entre muchas cosas, la exégesis permanente de la Gestión. “Sabe gestionar”… acompañado de un guiño cómplice. Y digo cómplice en sentido literal. No hay impunidad sin complicidad. Pero cuando la complicidad es en el nivel de los Estados, hablamos de “copartícipes necesarios”. Incluso para un suicidio, el Estado es copartícipe por acción de lo malo o por omisión de lo bueno. Y no hay complicidad sin una Jerarquía Absoluta, más allá y más acá que esa jerarquía tenga el origen noble de las aristocracias o el profano origen de los votos.

Si para nuestro Himno Nacional la igualdad es noble, pocas esperanzas nos quedan.

Para el fascismo de consorcio las mayorías, incluso las mayorías simples, otorgan el ansiado y deseado Absoluto Poder Absoluto. En primera, segunda, tercera vuelta. Lo que importa es ir por todo, y quedarse con todo.

La concepción supraterrenal de este Poder es absolutamente necesaria para el fascismo de consorcio. Supraterrenal no necesariamente significa de origen y mandato Divino. Pero de tenerlo, suma. Hasta el cansancio se insiste en el origen democrático del poder, aunque el destino sea no pocas veces visceralmente antidemocrático.

Hoy la denominada inteligencia que apenas araña ser espionaje y vigilancia, está monopolizada por un militar sobre el cual hay denuncias de violaciones a los derechos humanos. Puede ser inocente, pero todavía no está probado. Y como la mujer del César, no tiene que ser honesta: tiene que parecerlo. Y este general mucho no lo parece. El fascismo de consorcio se construye desde liderazgos consistentes, que al principio al menos exhiben coherencia y disfrutan de credibilidad. Cuando la coherencia y la credibilidad comienzan el descenso, la consistencia se transforma en dura insistencia y luego en delirante persistencia.

Todo ese escenario de por sí lamentable, tiene un aliado que le da el privilegio de la inmortalidad. Lo he denominado hace años como “retroprogresismo”. El progresista, que es algo así como el primo tercero o cuarto del revolucionario, se va enredando en su propia madeja y termina como una araña prisionera de su tela.

El progresismo no avanza, pero su retroceso es tan bizarro, tan rebuscado, tan saturado de falsedades y de falsos profetas, que encubre su trágico final. Es retro porque prepara el advenimiento del fascismo de consorcio. Un botón que vale de muestra. Felipe González que puso la alfombra roja a Aznar. Aníbal Ibarra le dio la masacre de cromagnon al ingeniero de la triste figura, Mauricio que es Macri.

Una de las pornografías políticas del retroprogresismo es culpar a las víctimas de sus desgracias. Casi 200 masacrados en Cromagnon, más del doble de la masacre de Amia. Ellos y ellas, masacrados, tuvieron la culpa de la destitución del Jefe de Gobierno.

El cinismo y la cara de piedra son constantes de todas las formas del retroprogresismo. La pareja siniestra “fascismo de consorcio – retroprogresismo” tiene en nuestra querida y sufrida Patria aproximadamente el 85% de la intención de voto. La amalgama es realizada en los altares del Estado Nación. El Estado es el botín de guerra y el botín de tregua tanto del fascismo de consorcio como del retroprogresismo.

Desde ya, un Estado como gran gerenciador del capital nacional y transnacional. La armonía entre capital y trabajo, la comunidad organizada, la alianza de clases, todos los mitos todos que sostienen el robo institucionalizado que alguien bautizó como “plusvalía”.

Si como sostengo hace ya décadas (¡como pasa el tiempo!) el escándalo es la cara visible de la hipocresía, la muerte post asesinato del fiscal Nisman pone en superficie que en su fundante, el fascismo de consorcio y el retroprogresismo se dan la mano. Obviamente una mano bañada en la sangre de las víctimas de todo tipo de crueldad.

Las secuelas de las masacres son peores que las masacres. La Trata es una masacre de mujeres, y no es viable sin que los Estados sean copartícipes en algunos o en todos sus niveles. La dignidad del villero no es lo mismo que la dignidad de la villa. Que no casualmente fue bautizada como “miseria”.

La gestión necesita que si hay miseria, crueldad, todo tipo de injusticias, barbaries civilizatorias, nunca, pero nunca, se note. Algunos llaman a esto pauta oficial de publicidad.

El hada azul de toda política de estado, para que a los pinochos de turno no se les descubra el aumento del tamaño de la nariz después de cada conferencia de prensa. El resultado de la batalla sin final entre fascismo de consorcio y retroprogresismo no es importante. El nazismo ganó ampliamente la segunda guerra mundial y su vigencia actual se llama Actas Patrióticas. Para que no se noten las pruebas del auto atentado. Los herederos de las masacres de Roca siguen siendo masacrados. La “gran democracia del norte” asesina presidentes y extermina pueblos. No tengo ganas de elegir entre un rotweiller y un mastín napolitano. Son dos especies asesinas.

Toda política que interpele a esa siniestra pareja, tendrá que construir su propia coherencia, su propia consistencia y por lo tanto, su propia credibilidad. Penosa y patéticamente, el mesianismo, el sectarismo, el iluminismo, el pragmatismo, son el veneno que el fascismo de consorcio y el retroprogresismo ha infiltrado en los colectivos que pretenden combatirlos.

El permanente análisis colectivo de la implicación es necesario para no empezar luchando contra todos los banquetes, para luego conformarse comiendo las sobras. Deseo incluir un párrafo del documento de APEMIA: “Para terminar con la impunidad y saber la verdad, hacemos un llamamiento a todo el pueblo argentino para que, junto a organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos, impulsemos una campaña exigiendo que se constituya en el Parlamento una Comisión Investigadora Independiente, integrada por referentes incuestionables del pueblo argentino, los familiares de las víctimas y diputados y senadores. Exigimos la apertura de los archivos secretos, la disolución efectiva de la Secretaría de Inteligencia y el esclarecimiento de la muerte de Nisman y de la masacre impune de la AMIA”. La verdad nos hará libres, pero antes hay que conquistar la libertad necesaria para desear la verdad. Y ese deseo de verdad podrá arrasar con el fascismo de consorcio, el retroprogresismo y solo entonces será nuestra la profecía de Milanés y“caminaremos las calles nuevamente, de lo que fue Santiago ensangrentada”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Lo que dejó mediáticamente el pacto Macri - Carrió

Ramiro Parodi (RED ECO)

El anunció de la alianza entre Mauricio Macri y Elisa Carrió para competir por las PASO para la candidatura presidencial bajo el mismo marco político es una de las primeras noticias disruptivas de cara a este año electoral. La novedad ocupó las primeras planas de Página 12 y La Nación y ambos diarios se explayaron al respecto. Entre las ventajas que puede sacar el kirchnerismo y la capitalización del voto “no-peronista” se juega este informe. Red Eco Alternativo

Página 12 tituló “Cómo ganar la tapa con un romance de verano” y la noticia ocupó gran parte de sus primeras líneas en la edición del domingo. El título, en tono burlesco, ironiza sobre el pacto circunstancial de dos candidatos que siempre estuvieron en veredas opuestas. Vale recordar la infinidad de denuncias que Carrió hizo pesar sobre Macri cuando sostuvo que las escuchas ilegales de las que era acusado el Jefe de Gobierno porteño eran ciertas o cuando lo imputó por haber designado al Fino Palacios como jefe de la policía porteña. Además de las veces que lo llamó “delincuente” o “mafioso”.

Claramente el diario encuentra en esta alianza un punto a favor para el futuro candidato kirchnerista. Según Sebastián Abrevaya, redactor de la nota principal, a raíz del pacto “se profundiza la crisis en el Frente Amplio UNEN y el radicalismo quedó al borde de la fractura.” El comentario viene en alusión a los dichos de Ricardo Alfonsín y Pino Solanas (radicalismo y FAUNEN respectivamente) quienes calificaron la decisión de Carrió como “una falta de respeto” y “una traición”.

A su vez Página 12 señala que el pacto funciona con el fin de “(…) completar su estrategia y posicionarse por encima de Massa, los macristas buscan que al menos un sector importante de la UCR se alinee detrás suyo, logrando un mayor desarrollo territorial.” Lo cual también sería otro punto de vista optimista para el kirchnerismo ya que serían votos que no irían para el ex intendente de Tigre, uno de los principales competidores por la presidencia.

Distinto es el relevo de La Nación que titula “Macri y Carrió sellaron un acuerdo para competir juntos en las PASO”. Desde su perspectiva la alianza busca “concentrar el voto no-peronista”. En esta línea el diario insiste con la intención de Ernesto Sanz de sumarse al bloque. Lo cual refuerza la capacidad de arrastrar votos de parte de la sociedad pero nada dice del desmantelamiento que esto podría traer en la UCR.

Interesante (y casi inevitable) sin embargo, resulta la memoria de la periodista de La Nación, Lucrecia Bullrich, quien subraya: “Atrás quedaron años de disputa impiadosa, sobre todo de parte de Carrió, que llegó a tildar a Macri de "mafioso", "delincuente" y "límite moral infranqueable".”

Hasta aquí la breve descripción de cómo Página 12 y La Nación retomaron la noticia sobre el pacto entre Macri y Carrió. Ambos coinciden en que era un hecho que tarde o temprano ocurriría pero el optimismo de Página dista mucho de la lectura de La Nación.

Fuentes:
- http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-265212-2015-02-01.html
- http://www.lanacion.com.ar/1764837-macri-y-carrio-sellaron-un-acuerdo-para-competir-juntos-en-las-paso

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Atar el sistema educativo al productivo?

Andrés Sarlengo (especial para ARGENPRESS.info)

"Finalmente, Claudia Balagué anunció que en educación superior, la provincia iniciará una articulación entre los sistemas educativo y productivo “inédita” en la historia de Santa Fe", señala el diario EL LITORAL el cuatro de febrero pasado.

Me parecen profundamente peligrosas estas declaraciones que reiteradamente realiza la Ministra de educación "socialista"... ¿Atar el sistema educativo al sistema productivo (extractivismo neoliberal imperante) no es desde ya "producir" desigualdad y explotación? ¿Se formaran Técnicos para los agronegocios o para la agroecología? ¿Técnicos a pedido de la FISFE (FEDERACIÓN INDUSTRIAL DE SANTA FE) o para un modelo industrial autogestivo basado en el trabajo y la creatividad humana? Claramente, este "reaccionario" gobierno dícese socialista adhiere a los postulados de Theodoro Schultz: la Teoría del Capital Humano de la Escuela de Chicago. En efecto, la currícula y el fin de la práctica docente será formar sujetos (y sujetados) a ese empleo cada vez más alienante y reducido a funciones primarias y elementales. Se descalifica el trabajo y se fortalece al capital, diría Eduardo Sartelli. Atar el sistema educativo al sistema productivo hegemónico es legitimarlo, es reproducir ganancias concentradas y no dignidad humana.

Supongo Sonia Alesso y Alberto Maurino de AMSAFE ya están prevenidos, caso contrario son cómplices del Crimen Educativo que opera sobre los cuerpos de niños, jóvenes y adultos de estas tierras santafesinas.

Que el "mejor salario" docente del país no se la venia para autorizar la plusvalía que oprime a nuestro pueblo. Inclusión educativa, le llaman ellos, vio...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Al menos diez femicidios en 2015: Piden la emergencia nacional por violencia de género

Giselle Scardilli (RED ECO)

En las últimas semanas se conocieron varios casos de femicidios, en su gran mayoría cometidos por parejas o ex parejas de las víctimas. Algunos tuvieron mayor repercusión que otros pero lo cierto es que en lo que va de 2015 al menos diez mujeres perdieron la vida debido a la violencia machista. Red Eco Alternativo

El 1° de enero, en la localidad chaqueña de Castelli, Angel Klein asesinó a su novia Valeria Beatriz Anriquez, de 25 años. Contra él pesaba una restricción judicial para acercarse a la víctima, sin embargo la estranguló delante de su hijo de 5 años y posteriormente intentó suicidarse. Actualmente está detenido.

El 9 de enero, tras un mes de búsqueda, hallaron el cuerpo sin vida de María Eugenia Villafañe a la vera de una ruta entre las localidades de Canals y La Carlota, en el interior de Córdoba. La mujer, de 33 años, había desaparecido el 11 de diciembre. El ex concejal Walter Aragallo está detenido por homicidio calificado por violencia de género.

El mismo día pero en el partido de San Martín del conurbano bonaerense, Micaela González murió en un hospital luego de ser golpeada en la cabeza con un ladrillo por su ex novio, Brian Navarrete. Tenía 18 años y un hijo de dos con el femicida.

Valeria Borgiani, de 31 años, fue asesinada en su lugar de trabajo en Marcos Juárez, provincia de Córdoba, el 15 de enero. Su ex pareja, Gabriel Consol, está imputado por el delito de homicidio calificado por el vínculo y por violencia de género.

El 20 de enero, Angelina Quinteros, de 63 años, fue encontrada sin vida por familiares en su casa de la ciudad salteña de Orán. Su esposo Luis Añazgo la atacó con un cuchillo luego de una fuerte discusión.

Al día siguiente en Rosario, Joana Galarza, de 23 años, falleció tras recibir varias puñaladas de parte de su ex pareja, "Andy" Ruiz.

El 24 de enero se identificó el cuerpo calcinado de Luciana Inés Ferrer, que se encontraba desaparecida desde el 11 de enero cuando partió desde la ciudad de Rosario hacia Posadas, Misiones. Aún se desconocen los motivos de su muerte.

El 25 de enero, Luis Armando Luján asesinó a golpes a su ex pareja Beatriz Tinte, de 60 años. Tras entregarse a la policía, confesó que la mató “por un ataque de celos” y quedó imputado por el delito de homicidio calificado.

Dos días más tarde, Rosa Barberi, de 34 años y madre de cinco hijos, fue asesinada con un arma blanca en el patio de su casa en la ciudad de Monte Cristo, en Córdoba. Su pareja, Alfredo Achával, está detenido e imputado por homicidio agravado.

El 3 de febrero encontraron el cuerpo sin vida de Rocío Juárez, una joven de 21 años que estaba desaparecida desde hacía tres días, en una vivienda de la localidad jujeña de Calilegua. Por el femicidio hay tres detenidos, y uno de ellos sería ex pareja de la víctima.

Al día de hoy, en 2015 hubo al menos diez femicidios, que fueron relevados de periódicos digitales por esta redactora. No sería descabellado pensar que la cifra real es mucho mayor, teniendo en cuenta que muchos casos no trascienden a los medios de comunicación. De acuerdo a este comienzo de año, es fácil imaginar que en 2015 la sangre de las mujeres seguirá tiñendo las páginas de la sección de policiales de los diarios de todo el país.

En todos los casos, excepto en el de la joven oriunda de Pergamino, Luciana Inés Ferrer, los femicidas son los novios, esposos, parejas o ex parejas de sus víctimas. Hombres nacidos y crecidos en una sociedad patriarcal, insertos en una matriz social en la que consideran a las mujeres como objetos de su posesión, a las cuales se puede maltratar, agredir, torturar, reducir, golpear, violar y asesinar.

En este contexto y advirtiendo la situación crítica actual, las Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) de la provincia de Santa Fe, emitieron un comunicado (1) en el que exigen que se declare en forma urgente la emergencia nacional por violencia de género. Apoyándose en las cifras sobre denuncias por violencia familiar difundidas por el Tribunal Colegiado de Familia N° 5 de la provincia, exigen una respuesta inmediata por parte del Estado. “Planteamos esta iniciativa porque queremos visualizar una situación a la que no se le está dando respuesta”, manifestó a Red Eco Sofía Botto, integrante de MuMaLá Santa Fe. ¿Qué implicaría esta declaración de emergencia nacional por violencia de género? Como explicó Botto, “el principal problema que tenemos a nivel nacional es que no hay estadísticas oficiales que permitan desplegar políticas públicas que realmente tomen con seriedad la magnitud que tiene el fenómeno de la violencia hacia las mujeres”.

Gracias al trabajo del Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano de la Asociación Civil La Casa del Encuentro, sabemos que en nuestro país una mujer muere cada 30 hs a causa de la violencia machista. La ausencia de cifras oficiales unificadas impide una asignación adecuada del presupuesto necesario para evitar que se llegue al nivel más extremo de violencia hacia las mujeres, el femicidio. Porque, en la mayoría de los casos, antes de llegar a este brutal desenlace, hay todo un historial de distintas violencias encadenadas, empezando por la desigualdad de género y por la posición subordinada de las mujeres con respecto a los hombres que aún persiste y continúa reproduciéndose en nuestra sociedad.

En Argentina, desde marzo de 2009 contamos con una Ley Nacional de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales. Si bien muchas de las herramientas y políticas que plantea la Ley 26.485 se han puesto en marcha, es evidente que resultan insuficientes. La declaración de emergencia nacional favorecería a que las instituciones encargadas de aplicar la Ley Nacional funcionen correctamente y se ajusten a la situación que viven las mujeres que sufren de violencia.

Una realidad es que el desempeño de estas políticas se caracteriza por la heterogeneidad: cada mujer víctima de violencia está librada a la suerte del distrito del país en el que se encuentre. “Se necesita la apertura de Oficinas de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia en todas las provincias, para que logren agilizar las medidas cautelares de protección. A todas las mujeres víctimas de violencia del país se les debe garantizar igualdad de oportunidades para el acceso a la justicia mediante un asesoramiento jurídico gratuito”, plantea el comunicado de MuMaLá.

Y esto se vincula directamente a una capacitación y formación con perspectiva de género de lxs operadores de las fuerzas de seguridad y de la justicia que intervienen en los procesos y en las dependencias a las cuales las mujeres acuden pidiendo ayuda. “En muchos casos, las denuncias no se encuadran como violencia de género, o cuando se emiten las órdenes de alejamiento o exclusión no hay castigo para las personas que no las están cumpliendo”, apuntó Botto a Red Eco. Este punto es crucial, ya que, como señalan los informes anuales del Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, en muchos casos los femicidas cuentan con denuncias previas realizadas por las víctimas u órdenes que les prohibían acercarse a las mismas.

Según el comunicado de MuMaLá, “actualmente se destina al Consejo de las Mujeres un 0,00027% del presupuesto nacional, del cual una ínfima parte va destinada para asistencia a las víctimas”. Al no haber estadísticas oficiales, resulta imposible una correcta asignación de los fondos para poder dar respuesta integral a una problemática de tal magnitud como la violencia contra las mujeres. “Muchas veces denunciar implica la necesidad de irse del hogar, que generalmente se tiene que hacer con lxs hijxs, y no hay fondos suficientes para dar respuesta a esa situación”, indicó Botto.

No estamos solas, estamos organizadas!

El pasado 3 de febrero se realizó la segunda Caminata contra las Violencias hacia las Mujeres, en el distrito bonaerense de San Martín, bajo la consigna No estamos solas, estamos organizadas!, con el objetivo de desnaturalizar y visibilizar la situación que viven las mujeres en dicho partido y en todas partes del país. “Si nos quedamos esperando las respuestas del Estado por sí mismas no llegan”, expresó Cecilia, integrante de la Campaña Nacional contra las Violencias hacia las Mujeres, al programa Enredando las mañanas de la Red Nacional de Medios Alternativos. En la movilización, que partió desde la Estación de San Martín hasta la Plaza Principal, se denunciaron los últimos hechos de violencia contra mujeres en el Partido y se exigió el cese de la Violencia machista, así como el pedido de justicia para las víctimas.

Si sos víctima o conoces a una persona que sea víctima de violencia de género podes llamar a la línea 144 las 24 horas.

1) Comunicado: http://www.redeco.com.ar/nv/index.php?option=com_content&task=view&id=15213&Itemid=99999999

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Marcha a 13 años del asesinato de Javier Barrionuevo

ANRED

Si bien 15 meses después, en mayo de 2003, se lograba llevar a juicio a Jorge Bogado, su crimen quedaría impune, a raíz de una turbia actuación del fiscal actuante en la causa. Al cumplirse 13 años del asesinato del militante piquetero Javier Barrionuevo. mañana viernes 6 de febrero a las 9 horas, se realizará en su nombre, la Caravana contra la impunidad. La cita es en la estación El Jagüel, Fray Luis Beltrán 2848.

Como fueron los hechos

En la madrugada del 6 de febrero del 2002 un "Ford Falcon" atravesó un corte de ruta realizado por el MTD local sobre la ruta 205, a la altura de la ciudad de El Jagüel en el marco de un plan de lucha en reclamo de planes de empleo y alimentos para los comedores populares. Su conductor era Jorge "Batata" Bogado, un conocido puntero de estrecho vinculo con el ex intendente de Ezeiza y actual ministro de Seguridad bonaerense Alejandro Granados, ayer duhaldista, anteayer menemista y hoy devenido ferviente oficialista y con el ex intendente de Esteban Echeverría Alberto Groppi * (tres mandatos 1995-2007 en democracia y fallecido en 2011) quien fuera intendente también durante la última cívico-dictadura, entre noviembre de 1979 y diciembre de 1983. En ese distrito funcionaron 5 Centros Clandestinos de Detención y en el período de su mandato, según está denunciado en la CONADEP, hubo por lo menos 4 casos de detenidos desaparecidos.

Bogado sin vacilar abrió fuego con su pistola 9 milímetros hiriendo de muerte a Javier Barrionuevo de 31 años de edad y uno de esos tantos changarines bonaerenses que la peleaban en un duro contexto de represión y exclusión que propiciaba el gobierno del ex presidente Duhalde. Este piquete se encontraba permanentemente custodiado por efectivos de la comisaría 5° de El Jagüel quienes misteriosamente desaparecieron en el momento del hecho.

“Gordo, quedate tranquilo que era un malandra… después nos comemos un asado en tu parrilla”. (Palabras del comisario Claudio Bonorino a Jorge Bogado, reproducidas por ANRed, el 7 de febrero de 2002, 13 horas después del asesinato).

El juicio una farsa

El autor del tiro que asesino a Barrionuevo, tuvo el privilegio de esperar el juicio en libertad. El 23 de mayo del 2003, comenzaba el juicio en los Tribunales de Lomas de Zamora con los testigos que declararían contra "Batata" amenazados de muerte por la policía bonaerense y el manto de impunidad que habían dejado sobre los argentinos las represiones del 19 y 20 diciembre de 2001 y las muertes de Maxi Kosteki y Darío Santillán en el puente Pueyrredón.

El papel del fiscal, Pablo Pando, fue determinante para absolver a Bogado, éste desestimó las pruebas acusatorias existentes y declaró desierta la acusación. Según las normas procesales, los jueces, en este caso Pablo Little, Pedro Pianta y Guillermo Puime no tienen atribución de condenar si el fiscal no pide condena.

El fiscal en sus ratos libre era el presidente de un selecto club de rugby de Adrogué, Pando es sobrino del ex almirante represor Lacoste, cuñado del dictador Jorge Rafael Videla. Los engranajes de la justicia democrática parecían aceitados con la misma impunidad que existió en dictadura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba. Megacausa La Perla: “La clase trabajadora fue la más afectada por el Golpe”

Katy García (PRENSA RED)

Lo afirmó el ex dirigente del Sindicato de motores diesel livianos Perkins cuya directiva fue perseguida y diezmada por el terrorismo de estado con la complicidad de la patronal. Declararon, además, dos testigos sobre la desaparición de Berta Perassi y Raúl Cassol.

En la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal N° 1 (TOF1) presidido por Jaime Díaz Gavier  y conformado por Julián Falcucci, Camilo Quiroga Uriburu y Carlos Ochoa (cuarto juez) se produjo la apertura del último tramo de la megacausa que tiene en el banquillo a 54 acusados. Entre ellos, Luciano Benjamín Menéndez.

Durante la primera jornada se receptó el testimonio de Esteban Carranza, ex secretario gremial del sindicato de Motores Livianos Diesel (Perkins) organización perseguida y cuasi exterminada durante el terrorismo de estado. El testimonio, pone sobre el tapete las complicidades civiles y eclesiásticas con la el terrorismo de estado.

El testigo reclamó además en nombre de la dignidad y el honor que digan dónde están los huesos de los trabajadores.

“Hemos sufrido mucho, tenemos en nuestro gremio cuatro desaparecidos y tres asesinados”, afirmó, el militante sindical. Luego narró, emocionado, la historia del sindicato cuyo modelo antiburocrático se había ganado la confianza de 1300 afiliados.

“En la primera reunión decidimos que cada uno debía cumplir con sus tareas en la fábrica y después ir al sindicato cada vez que fuera necesario. Si tenía turno tarde debía ir por la mañana. Pensábamos que como sindicalistas debíamos servir a los trabajadores para que todos pudiéramos tener una vida mejor”, recordó.

Detalló las reivindicaciones y las condiciones laborales logradas tales como la firma de un convenio colectivo superior al logrado por el Smata, así como la adquisición de una colonia de vacaciones “con dinero que poníamos de nuestro sueldo”.

La intervención

“La clase trabajadora fue la más afectada por el golpe”, afirmó ante el Tribunal. Y evocó que el 24 de marzo de 1976 junto a un grupo de delegados hicieron abandono de tareas y se dirigieron a la sede del sindicato.

“Cuando llegamos, estaba tomado. Le pregunté al coronel Tanco y me dijo que estaba intervenido”, rememoró. A esa hora “habían retirado los cuadros de Perón y Evita y unos cuadernos. Buscaban armas. En el banco no teníamos nada que pudiera culparnos. Los otros compañeros que fueron y la abogada averiguaron si habían lanzado la captura de dirigentes y dijo que sí”.

Se trataba nada menos que del secretario general Juan Enrique Villa y de los dirigentes Américo Aspitia y Miguel Agüero. Los tres partieron al exilio interno. Aspitia fue capturado pasó por los centros clandestinos de detención y luego por distintas cárceles hasta salir en libertad en 1983.

Desapariciones

El testigo declaró que el 18 de mayo de 1976 desaparecen Hugo Alberto García y José Antonio Apontes, tesorero y subtesorero del gremio. “Yo sabía dónde vivían. Estaba (la puerta) abierta, había un altillo, y estaba todo revuelto. Volví y le dije al coronel Tanco por qué los habían detenido. Y me contestó que no sabía, que preguntara en el Tercer Cuerpo”, evocó. Y destacó que los dirigentes habían estado un día antes en la sede. Más adelante denunció que el interventor militar “entraba a la fábrica como dueño”.

Asimismo recordó que una tarde en la empresa le dijo “usted tiene que hacerse cargo del gremio” cuestión a la que se negó rotundamente. “Sacó una pistola y la puso sobre la mesa y me dijo que me lo ordenaba. Le dijo que no y no volví más al gremio. Esto me trajo consecuencias porque los supervisores me controlaban mucho más”, testimonió.

También declaró acerca de la desaparecieron de Pedro Ventura Flores y de Adolfo Ricardo Luján, ocurridas en marzo.

Primatesta: “Nada que decir”

Carranza que había militado en la Juventud Obrera católica (JOC) no tuvo problemas en acompañar a un grupo de familiares de militantes secuestrados al arzobispado.

“Fui a verlo a Primatesta con el padre de Soledad García, con gente del gremio del caucho, y las esposas de Flores y Luján”, comentó.

De movida le dijeron que no los atendería. Primero lo recibió “el cura Flores y me dijo: el obispo no te puede atender”. Finalmente el prelado salió. “No me dio la mano. Le dije, monseñor vengo con estas mujeres y los chicos y le pido que les de una palabra de aliento”, pero, cortante le dijo: “no tengo nada que decir sobre este tema”.

“Creo que la jerarquía eclesiástica tuvo mucho que ver, sabían lo que pasaba, callaron y ese silencio agravó las cosas”, reflexionó.

Para concluir valoró el estado de derecho y las garantías de las que disponen los imputados. “Estos señores tiene jueces y todo bajo la ley. En cambio a nosotros no nos dieron esa posibilidad. Nosotros, como las abuelas y las madres, también queremos encontrar algún hueso de los trabajadores. Si tienen un poco de dignidad, y honor digan dónde han enterrado a los nuestros”. Y agregó: “Estamos jugados, no tenemos miedo de que nos maten”, enfatizó.

“Parecían guerrilleros”

La primera en declarar fue María Cristina Nussbaum, amiga y compañera de militancia de Berta “la Gringa” Perassi, detenida desaparecida.

Contó que la madrugada del 25 de junio de 1976, a eso de las 4, “se sintió un ruido muy fuerte” y un grupo vestido de civil, que portaba armas “nos enfocó con una linterna gruesa” y les gritaban que se no se movieran.

Cuando ocurrió este evento estaba embarazada de siete meses. Junto a su marido, también militante, compartían con Berta la casa estilo chorizo ubicada en la calle Haedo, a dos cuadras de la avenida Colón. Una semana antes, Berta se va del lugar y les recomienda que hagan lo propio por seguridad.

La patota ingresó al lugar sin orden de allanamiento, dijo, y agregó que les llamó la atención la vestimenta de por lo menos dos de ellos porque “parecían guerrilleros, tenían barba y pelo largo como los militantes populares”. ( N de la R. Esta frase remite al primer juico realizado en esta provincia -causa Brandalisis- cuando el imputado y condenado Jorge Exequiel Acosta lució durante el proceso judicial pelo largo y barba para amedrentar a los testigos sobrevivientes).

Añadió que en ese momento uno hacía el rol de bueno –con ella- y el otro de malo con su marido. Tras interrogarlos sobre el paradero de Berta se fueron y les recomendaron: “no se muevan, en una semana volvemos”.

Con su esposo decidieron irse de inmediato. Armaron un atado con ropa para el niño por nacer y mudas para ellos y la otra hija. “Tomamos un ómnibus en la Colón y nos fuimos al centro. Desayunamos en un bar, eran las 5 o 6 de la mañana. Decidimos que yo iba a la fábrica de galletitas Lía y le avisaba a la Gringa que la fueron a buscar”, relató.

- Te vinieron a buscar los paramilitares- le dijo, en el portón de entrada.

- Esperáme – le respondió Berta y se fue al interior de la empresa y llamó a una asamblea.

“Me quedé esperando y como no salía me fui”, relató la testigo.

Se reunieron unas tres veces más mientras tomaba clases de parto sin dolor. Y nunca más supo de ella. “Nosotros rodábamos de una casa a otra y con la preocupación por sobrevivir, por el nacimiento del niño y eso hizo que no me pusiera averiguar sobre la Gringa. Alguien me dijo que la llevaron de la casa del novio, que hicieron una ratonera”, señaló.

A los días volvió al barrio para ver si podía ingresar a la vivienda y retirar algunas cosas. Desde casas vecinas observó el panorama. “Volví a buscar unas cosas pero fui primero a la peluquería y a la casa de una señora boliviana y vimos que había un (Ford) Falcon enfrente de la casa y que había movimientos”, concluyó.

Cassol

Adriana Estela Viera, la segunda testigo, pidió que no estuvieran los acusados presentes. En la sala había siete de los 54 que se retiraron.

Tenía 16 años cuando un grupo de hombres que calzaba borceguíes “entraron a la casa, y nos taparon la cabeza a mí y a mi hermana”. La testigo vio como secuestraron a Raúl Cassol – la pareja de su madre-, delegado del gremio de Atilra que nucleaba a los trabajadores de la empresa cooperativa San – Cor. Recordó que “Los vecinos habían visto camiones de militares y que habían secuestrado a otros compañeros”.

“Fue el 29 de marzo de 1976. Porque al otro día era su cumpleaños”, relacionó. Reveló que esa circunstancia cambió la vida familiar para siempre. “Fue un antes y un después”, afirmó. Luego detalló la búsqueda encarada por su madre y las esposas de otros compañeros de trabajo que recorrieron comisarías, cárceles, y dependencias del Tercer Cuerpo.

Tramo final

Según datos oficiales de la fiscalía el número de víctimas llega a 716. De ese total, 283 fueron secuestrados, torturados y están desaparecidos, 67 han sido fusilados en operativos ventilador y 13 torturados hasta morir en La Perla y luego desaparecidos. Los demás son sobrevivientes.

Prestaron declaración 435 testigos. Faltan alrededor de 400 que podrán reducirse por diferentes cuestiones a 200. De modo a después de la mitad de año se pasaría a la etapa de los alegatos y antes de fin de año al veredicto.

Por acumulación reúne a 22 causas, entre ellas, el robo de bebés, secuestro y torturas a curas y seminaristas de La Salette, y la desapropiación y robo de la empresa Mackentor so pretexto de que financiaba a la subversión. La empresa había ganado una licitación para realizar un acueducto y había ingresado al mercado de fabricación de tubos de alta presión tocando los intereses de Multicemento, compañía que se queda con todo.

La próxima semana -martes y jueves- continuará el juicio que es oral y público.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.