lunes, 9 de febrero de 2015

Restricción externa y dependencia capitalista

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

La noticia sobre el fin de semana señala que desde el BCRA se informó a los importadores que existe una administración rigurosa de las divisas que estos reclaman por sus importaciones, lo que pone en evidencia las restricciones financieras en la provisión de divisas al sector privado, especialmente a los importadores.

El tema es que los importadores reclaman divisas al BCRA para pagar, según dicen, deudas por importaciones estimadas en 2.500 millones de dólares. Muchas de esas importaciones son partes esenciales de la producción industrial local, evidenciando la dependencia de insumos importados de la producción industrial local. Aprovechemos para señalar que no es muy distinto en la producción primaria, ya que salvo la tierra, su fertilidad y condiciones naturales favorables, los insumos y el paquete tecnológico está en manos de grandes empresas transnacionales de la alimentación y la biotecnología.

Al mismo tiempo se presume que los importadores pretenden anticipar compras a un tipo de cambio oficial que consideran conveniente, siempre con relación a las cotizaciones paralelas, que aun en retroceso relativo siguen siendo un 50% superior al cambio oficial. La especulación no solo apunta al precio del dólar, sino a la estimación de la evolución de los precios para el 2015 no muy diferente de los registros del 2014, entre el 24% del INDEC y el 38% de otras mediciones en provincias argentinas.

En definitiva, se trata de una fuerte tensión y disputa entre los capitales importadores y el gobierno en torno a las escasas divisas disponible en el país. La política cambiaria y monetaria del gobierno(1) está orientada a resolver las necesidades financieras del Estado, en momentos en que se reduce el superávit comercial con menor ingreso de divisas. El problema es que el país no fabrica dólares, euros, yuanes u otras monedas, por lo que requiere que sucedan distintas cuestiones. Una remite a la promoción de exportaciones y sustitución de importaciones; otra a la llegada de inversiones externas; y finalmente al ingreso de capital de préstamos, o sea, más deuda. Hemos explicado que las relaciones con China recorren ese trayecto, y se consolida con el reciente viaje presidencial.

Límites a la industrialización autónoma, no dependiente.

El problema del comercio exterior argentino, con tendencia en progresión declinante de su saldo en los últimos años, está asociado a la inserción subordinada, a la primarización de las exportaciones y la oscilante cotización de los precios internacionales, ahora en baja. Es un proceso liderado por la reducción del precio del petróleo y el resto de las cotizaciones de los productos primarios de exportación de la Argentina, especialmente soja, trigo y maíz. Pero también a la dependencia tecnológica y la dominación del capital industrial transnacional en el aparato productivo local. El aumento de los rindes, del volumen de la cosecha y la extensión de la frontera agrícola no compensa la baja de los precios de los comodities, ni el alza relativa a los insumos importados.

Resta aún precisar, pero el BCRA informa(2) una previsión de una cosecha récord, superior a los 113 millones de toneladas de granos, de los cuales, la soja explica casi 55 millones, el maíz 34 millones y el trigo 12 millones, con 20 millones, 5,6 millones y 4,6 millones de hectáreas sembradas respectivamente. Ello supone un importante ingreso de divisas y al mismo tiempo cuantiosa salida de remesas de utilidades y pagos por royalties y patentes. Junto al agro, destaca la industrialización de la producción agraria, la manufactura de origen agrario, especialmente alimentos, y por eso importa el proceso de industrialización en el país y su proyección en un desarrollo no dependiente.

Revertir el fenómeno requiere de una política industrial no dependiente objetada por la inserción subordinada a la lógica de acumulación de las corporaciones transnacionales. La lógica industrial actual es profundamente dependiente de insumos importados, especialmente energéticos. Mientras más crece la producción industrial, la tendencia al aumento de insumos importados agrava la tendencia al déficit comercial. Es algo que actúa sobre las restricciones externas, o sea, se exacerban las disputas por los escasos dólares u otras monedas extranjeras.

La industrialización no dependiente tiene como principal sentido el abastecimiento del mercado local, que puede ampliarse con acuerdos de articulación productiva regional, extendiendo el concepto de mercado interno al mercado regional. Es un desafío a la planificación del modelo industrial local y a la integración productiva regional, muy lejos de concretarse aun con favorables declaraciones formuladas.

El sujeto económico para otro modelo productivo

El interrogante remite a la posibilidad en el corto y el mediano plazo, lo que supone una importante discusión sobre el sujeto económico para la magnitud del propósito y la potencialidad de la integración regional.

La cuestión remite a la problemática de la burguesía nacional y al papel del Estado en la producción y circulación mercantil. Los intentos por avanzar en proyectos sustentados en la burguesía local solo presentan nuevas o renovadas formas de inserción subordinada en la economía mundial de la transnacionalización, con rédito en la cuenta de las ganancias empresarias. Es algo que pone en duda el carácter nacional de la burguesía y su compromiso con un proyecto propio, independiente y no subordinado al capital transnacional, hegemónico en la economía capitalista actual.

Las empresas exitosas en la cúpula empresarial, de origen local y más antiguas hacen parte del proceso de transnacionalización, sea Arcor, Acindar o Techint, más allá de la radicación de sus casas centrales y la propiedad actual de sus principales accionistas. Otras empresas, más nuevas en la consideración pública, están asociadas a los contratos estatales y/o a las facilidades que otorgan ámbitos del Estado nacional o provincial.

En las estatales o de gestión estatal, caso emblemático de YPF, el destino está en la asociación con capitales transnacionales, en este caso del petróleo, como Chevron, EXXON o los gigantes de China.

Es que si no es la burguesía, siempre se pensó en el carácter sustitutivo del Estado, como sujeto para liderar el proyecto de independencia. La realidad del Estado empresario en la coyuntura nos devuelve el espejo del accionar burgués subordinado, caso emblemático el acuerdo YPF-CHEVRON.

Es un tema que vuelve a la discusión con el trasfondo de los acuerdos con China y las consideraciones críticas o a favor en diferentes sectores sociales o políticos. Uno de los argumentos es la necesidad de la relación sustentada en la complementariedad entre China y la Argentina, contra la competencia que supone EEUU con el país en el mercado mundial. Claro que esa complementariedad remite a las relaciones entre Inglaterra y la Argentina en los albores del desarrollo capitalista dependiente y hasta los años 20 y 30 del siglo pasado, cuando las relaciones económicas subordinadas cambiaron el eje en Londres por New York o Washington.

La reflexión que sustentamos apunta a discutir la posibilidad de un modelo productivo independiente, que requiere asumirse en la dimensión regional, y es hasta ahora una asignatura pendiente. Convengamos que no hay sujeto económico se no construye el sujeto político del cambio, que al mismo tiempo supone un programa o rumbo del cambio contra el orden del capital, también lejos en la consideración y discusión del sentido común mayoritario, asentado en la lógica individualista, consumista y por la ganancia y la acumulación. La disputa por otro sentido es parte de la lucha de ideas en nuestro tiempo y se procesa en la cotidianeidad de las relaciones sociales, económicas, políticas y culturales.

Notas:
1) BCRA. Objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el año 2015. Diciembre de 2014, en: http://www.bcra.gov.ar/pdfs/polmon/ObjetivosBCRA_2015.pdf
2) Ib.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La vaca dorada

Félix Herrero (INFOSUR)

El Caballero: -“¿Dónde es posible esta tierra de Eldorado?
La Sombra: -“Sobre las montañas de la Luna, el valle de la Sombra” (Edgar Allan Poe, Eldorado, 1849).

Cuando Poe escribió su poema El Dorado, hizo conversar al fornido caballero, que era el conquistador Orellana, con la Sombra, que era la oscuridad y la muerte. Había que cruzarla para llegar al mítico e inexistente lugar.

Son muchos los que venimos sosteniendo que Vaca Muerta, -y a mediano plazo todo el sistema extractivo llamado fracking- encontrará promesas cubiertas de oro pero que no culminarán en los éxitos prometidos.

Repasemos algunos puntos que no pueden soslayarse, ya sean las causas petroleras y sus efectos ambientales, sociales y de salud, que se intentan escatimar.

Ya son conocidas la burbuja petrolera, la rápida declinación y la corta vida de los pozos del fracking, la burbuja financiera provocada, la negativa tasa de retorno energético, y ahora el demostrado nivel de costos de la operación como sistema basado en los subsidios, como es el caso argentino.

Asimismo los efectos que surgen en todos los países donde se practica esta técnica extractiva de gas natural y petróleo crudo: el uso ilimitado de agua, los efectos ambientales en el subsuelo, la superficie y la atmósfera, las explosiones que provoca el gas metano que se escapa, como en el caso del municipio de Dimock (Pensilvania). El uso de químicos agresivos a la salud y al ambiente, El embate a la estabilidad del subsuelo, provocando temblores en zonas que no se registraban hasta la introducción del fracking.

Estos hechos, y otros más son los que provocan la negativa de las poblaciones. Para muchas instituciones o empresas que favorecen al fracking la oposición al mismo se debe a un plan mítico y antiproductivo. Debería estudiarse seria y neutralmente el por qué 221 condados y ciudades (como Los Ángeles y Nueva York) en Estados Unidos y alrededor de 47 ciudades o departamentos en nuestro país lo han prohibido, y esto sin mencionar a Provincias en Canadá, al Estado de Nueva York y a la mayor parte de los países europeos.

La caída del precio del petróleo y el fracking. Pueden ser varias las causas de la movilidad del precio de los hidrocarburos: la variación de la demanda, la de la oferta, razones de geopolítica, utilización del poder monopólico o de los niveles oligopólicos, etc. Hay tantas razones como discusiones acerca de si el precio del petróleo encontró su valle, o el tiempo que durará la caída.

El fracking debió sufrir el bajón de precios, desde junio del 2014, para mostrar su anemia. El fracking no tiene futuro inmediato si el precio internacional oscila en el orden de los 45 dólares el barril (d/b), Hay muchos especialistas que ya afirman que con costos alrededor de esta cifra no hay rentabilidad.

¿Cómo se mantiene la extracción vía fracking a pesar de la caída de la inversión, el desuso de equipos perforadores y despido de técnicos y trabajadores? Se sostiene porque la reciente realización de las inversiones, por subsidios estableciendo un precio superior, como el precio de 77 d/b con subsidios que da el gobierno nacional de Argentina, o pasando petróleo viejo como petróleo nuevo con sus ventajas impositivas y de precio fomentado. Esto último pasó en Estados Unidos cuando Marc Rich (luego Glencore) exportaba durante el mandato de George Bush con precio preferencial petróleo de inversión vieja como nueva, algo similar con el petróleo nuevo en el período de C. Menem, y ahora cuando varias petroleras no hacen los pozos horizontales del fracking cuando hallan yacimientos convencionales.

Esto es parte del relato petrolífero argentino destinado a un pueblo al que se lo quiere acostumbrar a la conversión de crímenes en suicidios, de estadísticas cuantitativas en números creativos, de solución de dificultades con ensoñaciones que están en la luna, de la prohibición de concesiones a firmas estatales por la nueva ley 27.007 en asociaciones secretas con Petronas y Sinopec, y con la conversión del petróleo convencional en no-convencional.

Félix Herrero es Licenciado en Economía y Abogado de la UB.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a Eugenio Semino: “El petróleo y la minería deberían financiar las jubilaciones”

Diego Genoud (LA POLITICA ON LINE)

Es el único vocero reconocido de un sector que nuclea a 6 millones de personas y –pese al aumento del 18,26 % que anunció el gobierno para marzo- no duda en aseverar que el sistema político en su conjunto le da la espalda a la realidad de los jubilados.

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, reivindica algunas decisiones del kirchnerismo en materia previsional pero advierte que el sistema jubilatorio hoy no es sustentable sin una reforma impositiva integral que lo financie.

Semino reclama un incremento de emergencia extra para los pasivos, afirma que el PAMI funciona sin control, opina que en Argentina hace falta un Pacto de Toledo como el que firmó España hace 20 años para resolver la crisis de la seguridad social y se refiere a la suerte de los funcionarios que, después de pasar por la Anses, saltan a la política electoral.

-¿Cómo ve el aumento que anunció la Presidenta días atrás?

- Estuvo dentro de lo que fue la media de la ley movilidad. Salvo marzo del año pasado, donde fue apenas del 11,3 %, el resto de los semestres el incremento se ubicó siempre en esos porcentajes. Obviamente tiene mucho menos impacto que otros aumentos porque hubo subas de precios significativas durante todo el año. El mismo día del anuncio -que se va a cobrar recién en marzo- se autorizó un aumento del 5 % en los medicamentos que los jubilados ya están pagando. Los jubilados no tuvieron bono extra en 2014 y hace falta un plus de emergencia a más tardar en marzo para que exista recomposición real. Aunque en realidad nuestro reclamo es que se duplique el haber mínimo para que no haya pérdida del poder adquisitivo, como sucede ahora.

-¿Por qué dice que ningún candidato se ocupa en serio del tema de los jubilados?

- Hay tres grandes pilares de la seguridad social que están en crisis y tienen un elemento de financiación común, aunque se los toma por separado: el trabajo y la previsión, la salud y la educación. El sistema político no debate qué hacer hacia el futuro. Con los adultos mayores, prevalece una mirada que está más basada en la piedad que en el derecho. “Hay que hacer algo con esa pobre gente”. Es una mirada atrasada incluso con respecto al criterio del Papa Francisco que el 28 de setiembre pasado en Roma dijo que hay que pensar el tema en términos de sujetos de derecho.

-Usted afirma directamente que el sistema previsional hoy no es sustentable.

- Sí. La quita de aportes patronales, la sobrevida que aumenta, la incorporación de muchos trabajadores que no tenían los aportes al sistema con la moratoria previsional, todo -incluso las cuestiones positivas- obliga a que se rediscuta el financiamiento. Se sigue hablando de lo previsional como en la posguerra, cuando era un sistema financiado por el trabajo. Pero eso ya no ocurre: ahora la mitad de lo que financia la seguridad social en Argentina son impuestos. La relación de trabajador activo-pasivo llegó a ser de 3,5 o 3,7 a 1, pero hoy con un 40 por ciento de trabajo en negro, es de 1,4 a 1.

-¿Cree que es necesario modificar la edad jubilatoria?

- Es el huevo y la gallina porque si yo aumento la edad jubilatoria, que es una de las cuestiones que se discute en el mundo, lo que hago es ocluir la entrada al mercado de los jóvenes. Hoy la seguridad social se financia con el IVA, que es el impuesto más regresivo, entre un 11 y un 17 %. Y Ganancias, que los que más pagamos somos los trabajadores en relación de dependencia.

-¿Y cómo se debería financiar la seguridad social?

- Lo que hoy se está discutiendo es rentas diversas, desde renta financiera y minera hasta hidrocarburos. En ningún caso, ni el trabajo ni el consumo pueden financiar al sistema mayoritariamente. Además, nuestro sistema jubilatorio sigue tomando para el coeficiente los diez últimos años de aporte, que no son los mejores.

-Por eso, sostiene que el kirchnerismo mejoró muchas cosas pero no modificó la viga maestra del sistema que son las leyes de Cavallo.

- Claro, la 24241 y la 24463 son leyes que siguen generando efecto y son inequitativas al momento de hacer el cálculo del haber inicial del jubilado. Tenemos que ver cómo agrandar la torta. Los aportes patronales tuvieron una quita promedio de 8 puntos durante la gestión de Cavallo y nunca más se recuperaron. Ninguno de los gobiernos que vinieron después modificó los aportes, ni el IVA, ni las leyes de Cavallo. Aunque se hayan querido plantear como reformistas, nadie tocó eso, que es la estructura impositiva, la madre de todas las batallas en la Argentina.

La década achatada

-El menemismo fue la década del congelamiento de haberes y la privatización del sistema ¿Cómo cree que será recordado el período kirchnerista desde el punto de vista de los jubilados?

- Como un período de inclusión con inequidad. Lo que ocurrió es que se acható la pirámide y hoy la mínima la cobran el 53 % de los jubilados. Hasta el 77 % cobra entre la mínima y 6500 pesos. Hace 15 años, sólo el 17 % cobraba la mínima. Hubo una distribución del ingreso dentro del sistema. Se redireccionaron ingresos pero no se sacó de otro lado para darle a los jubilados. Inclusive las moratorias, que yo apoyé fervientemente, debieran haber sido prefinanciadas con recursos del presupuesto nacional.

-2014 fue el peor año del ciclo kirchnerista para los jubilados.

- Lo fue en términos de poder adquisitivo. Dio 30,5 % setiembre a setiembre 2013-2014 y hubo una inflación de entre el 38 al 40 % en cualquier medición. Además, la inflación es mucho más notoria en la canasta del jubilado, que aumentó un 44 % según nuestra medición, porque es una canasta pequeña en la que pesan los alimentos que están fuera de los Precios Cuidados y los medicamentos.

-¿No hay forma de mitigar la inflación en esa canasta en un acuerdo con los laboratorios por ejemplo?

- Ese es un tema. Es cierto que el PAMI da hasta medicamentos sin costo para los jubilados que ganan la mínima. Pero la diferencia en aumentos que en algunos medicamentos fue hasta del 60 % la pagó el PAMI y ¿cómo lo hizo? desfinanciando partidas como las sociales. En 2014, hacer una internación geriátrica con un subsidio por habitación fue imposible. La industria del medicamento te cortó la prestación dos veces en el año y a las 48 horas logró lo que reclamaba.

-Entonces, no hay forma.

- Bueno, tenemos hasta una ley de genéricos olvidada. Hoy el PAMI compra los medicamentos al mismo precio que vos o yo los compramos en la farmacia de la esquina, cuando en lugar de comprar 1 compra 10 millones por mes. El cliente de la farmacia no es el paciente sino el médico, que la mayoría de las veces recomienda los medicamentos de los laboratorios. Los médicos están sostenidos en gran parte de su formación por los laboratorios que hacen lo que debería hacer el Estado. Además, el PAMI y las obras sociales podrían comprar por lo menos el 30 o el 40 % de medicamentos genéricos. Pero bueno, son las políticas que faltan en Argentina.

PAMI oculta

-La Anses aparece como la imagen de la transparencia y el PAMI sigue siendo como una zona oscura.

- Absolutamente, porque el PAMI está concebido para poner plata en negro que viene en blanco. Recauda los aportes solidarios de los trabajadores y jubilados que pasan a un ente público no estatal que no es controlado por nadie. La Auditoría General de la Nación pide los balances y no se los dan. Hoy no se sabe cuáles son sus balances ni su situación patrimonial. No está publicado en ningún lado. El PAMI consume un tercio de lo que se consume en medicamentos en Argentina. La industria del medicamento que nace con Víctor Alderete en 1997 sigue existiendo como tal y sigue manejando desde el PAMI el mercado del medicamento.

-Como una mafia.

- En realidad, como un cartel. No hay ningún tipo de competencia, se fijan precios directamente. CILFA, Coperala y Caeme.

-¿Por qué dice que la Anses es una especie de AFJP estatal?

- Porque no cambió el control de los fondos. No se cumple con la pauta constitucional de que la administración de la seguridad social debe ser coparticipada y tripartita con trabajadores y jubilados. La asignación universal no la cuestiono pero el financiamiento a empresas privadas no se justifica. Hoy el Fondo de Garantía de Sustentabilidad son 480 mil millones de pesos. La discusión es si debiera invertirse con el criterio del gobierno de turno o debiera ser resultado de decisiones de un directorio en el que pesen la opinión de los aportantes. Hoy hay una Comisión de Seguimiento de los fondos en el Congreso pero hace la autopsia de lo que ya se gastó.

-¿Qué pasa con los juicios contra el Estado? Bossio asegura que el tema se resuelve en 2016.

- Mantener una litigiosidad que sigue siendo importantísima aunque haya decrecido. Está naturalizando la inequidad, se resuelve porque hay jubilados que se siguen muriendo, porque los tribunales están colapsando. Estamos mucho mejor, se paga más transparentemente y más regularmente. Pero en 2014 el flujo de demandas fue prácticamente igual a las sentencias pagadas: 40 mil nuevos juicios y 43 mil sentencias pagadas. Hace cinco años que tenemos un amparo de la Defensoría esperando una resolución.

-¿La Corte no le está ordenando al gobierno que pague? ¿Qué es lo que esperan ustedes?

- La Corte hizo dos medidas para mejor proveer y Anses respondió que era imposible. Queremos que la Corte resuelva por sí o por no y que no use el amparo simplemente para exhibirlo cuando tiene que discutir el Presupuesto para la Justicia con el Poder Ejecutivo.

“Hace falta un Pacto de Toledo”

-¿Por qué cuestiona el reclamo del 82 % móvil?

- Porque en realidad es aceptar una quita del 18 %. El planteo de máxima es que aquellos que necesitan más, puedan vivir con menos. Y es menos en forma directa porque si un jubilado cobra poco y no se alimenta bien, el Estado le termina dando el doble a través del sistema de salud en medicación, atención médica e internación.

-¿Cómo se resuelven los problemas estructurales?

- Yo recuerdo siempre lo que fue el Pacto de Toledo en 1994 en España. Hubo una crisis en la seguridad social que fue percibida por las fuerzas políticas, el PP, el PSOE, la Izquierda Unida. Fuimos invitados a un acuerdo de todos los partidos donde se combino el decálogo de la nueva seguridad social en España que incluía lo previsional y lo sanitario. Y ese decálogo se respetó al día de hoy, incluso con crisis de por medio.

-¿Hace falta un pacto similar en Argentina?

- Yo creo que sí, debería ser tarea del próximo o del actual gobierno. No hay una sola medida que vaya a resolver hacia 20 o 25 años este tema. El gran tema es discutir la dependencia. Hoy no existe ningún joven que esté pensando a los 20, 30 o 40 años que tiene que aportar porque un día se va a jubilar. Es más, cuando el patrón te ofrece dos mangos más en el bolsillo, lo acepta en negro para llegar mejor a fin de mes. Eso debe entenderlo y atenderlo el sistema político. Hacen falta consensos y salidas creativas.

-¿Cuál es el problema de fondo, a su criterio?

- Que existe un concepto de vejez como etapa previa a la muerte, como sinónimo de enfermedad o de pobreza y se justifica la exclusión. La gerontofobia pasiva, no querer envejecer, que es algo inexorable, es muy patológico socialmente. Todos los gremios de trabajadores activos discuten por lo propio, pero los jubilados y los adultos mayores están fuera de debate, por lo cual se supone que con tres mil pesos pueden vivir.

-Moyano y las demás centrales sindicales lo mencionan.

- Lo mencionan casi como obligación pero no es parte de su política de demanda.

-¿Fue distinto en algún momento en Argentina el concepto de vejez?

- No, pero no era un fenómeno social de tanto peso como ahora. Hace 50 o 60 años, éramos una sociedad joven. La vejez no era tema ni en términos de mercado ni en términos de los roles. Antes, una persona que se jubilaba tenía una sobrevida de 5, 7 u 8 años, hoy tiene una sobrevida de 20 o 30 años.

Los candidatos de la Anses

-Primero Massa, después Boudou y ahora Bossio. ¿La Anses se convirtió en un lugar estratégico para un político que quiere ser candidato?

- A ver, el que paga siempre tiene ventajas. En la medida en que la seguridad social no es vista como un derecho sino como una gracia, el que genera esa gracia recibe el consenso del que la recibe.

-El voto de los jubilados incide entonces.

- Cuando yo era joven, Francisco Manrique llegó a ser la tercera fuerza nacional con el “nuevo PAMI” de 1971. Lo preocupante es que después de tanto tiempo se sigue pensando en términos de dádiva.

-Porque da resultado electoral.

- Puede dar resultado electoral. Pero no da resultado social porque cronifica las crisis.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Claudio Vigne: "Hay un ataque al conocimiento y la escuela pública"

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Claudio Vigne, docente e integrante del programa La peluca de Sarmiento, nos brinda su mirada sobre la situación salarial y pedagógica de la provincia de Buenos Aires. Desde la "promoción asistida" hasta la complicidad del "gordo" Baradel son preguntas y respuestas claves para comprender un 2015 que se viene complicado y hostil.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las mil y una gorras

Manuel Costa (EL ESLABÓN - REDACCIÓN ROSARIO)

Cinco policías de Rosario están bajo investigación a raíz de una denuncia anónima por supuesta protección a kioscos de droga. Según el titular de la secretaría de Control de Seguridad santafesina, suman un millar los sumarios abiertos a miembros de la fuerza.

La Dirección de Asuntos Internos inició una investigación contra cinco policías de la Unidad Regional II, a raíz de una denuncia anónima enviada al titular de la Secretaría de Control de Seguridad provincial, Ignacio del Vecchio, vía correo electrónico, con un video adjunto donde aparece un efectivo policial manipulando bolsas de nylon presumiblemente conteniendo drogas.

La denuncia enviada por e-mail sostiene que algunos de los uniformados, que aún siguen en funciones, son propietarios de bienes que no se corresponden con sus ingresos, específicamente vehículos de alta gama.

La investigación se inició a fines de enero, a partir de la recepción del correo electrónico y el video a la cuenta de correo electrónico del titular de la Secretaría de Control. “Aparentemente, una persona que estaba en el lugar donde supuestamente se estaba haciendo la distribución de drogas en bolsas de nylon, lo filma con un celular y esta misma persona es la que me manda la filmación y una denuncia (vía mail) contra este policía que pasó a disponibilidad y de otros más que estarían en el negocio”, narró Del Vecchio a el eslabón. La autora del correo electrónico, identifica a la persona que aparece en el video como un sargento de la policía santafesina de iniciales L.G.

Tras corroborar su identidad, Asuntos Internos inició la investigación al suboficial así como también del comisario superior A.B., el subcomisario F.F., el subinspector E.R. y el suboficial C.A. Sobre estos últimos, el funcionario provincial dijo que se está haciendo una investigación patrimonial dado que en la denuncia se les atribuyen bienes muy por encima de lo que podrían acceder con sus sueldos. En ese sentido, indicó que existe una ley específica (la Nro. 12.238) “por la que se deben investigar los bienes de todos los policías”.

La denuncia sostiene que el suboficial L.G. administra quioscos de droga en la zona sur de Rosario, “en su mayoría, en jurisdicción de la comisaría 11ª”. Afirma además que este suboficial fue secretario del comisario A.B. y luego de F.F. –siempre según el correo, estos dos últimos “investigados por enriquecimiento ilícito”– hasta que fue asignado a la subcomisaría 19ª del barrio Las Flores donde “entabló relación con miembros de la banda de Los Monos”.

La denunciante asegura que estos cinco policías compondrían una banda narco liderada por A.B. y señala que entre ellos está el nexo entre una comisaría y una de las barrabravas locales.

Saludos de una policía honesta

“Lamentablemente la fuerza está podrida y eso los mandos inferiores lo ven. ¿Cómo hace un comisario principal con un sueldo de 15.000 pesos mensuales para conducir una Volkswagen Amarok de casi medio millón de pesos? ¿O un sargento con un sueldo de 9.000 pesos para ir a trabajar en un Chevrolet Cruize de 300.000?”, señala la denuncia enviada a Del Vecchio por mail.

“Esta gente tiene que estar como mínimo exonerada de la fuerza, son una vergüenza al uniforme y sin embargo permanentemente son premiados por las distintas conducciones con destinos más seductores para la concreción de su actividad”, agrega el texto, según detalló Del Vecchio a este medio, que habría sido remitido por la misma persona que habría filmado el video que adjunta y que cierra con la frase: “Saludos de una policía honesta”.

No éramos pocos

La investigación sobre estos cinco policías se suman al millar de sumarios e informaciones sumarias que impulsa la Secretaría a cargo de Ignacio Del Vecchio, quien aseguró que muchos de los cuales tienen origen en la presunta complicidad de efectivos policiales con el crimen narco.

Del Vecchio precisó que los sumarios abiertos derivan de una cantidad mayor de denuncias recibidas tanto por la fiscalía, realizadas vía telefónica al servicio 0800 de esa entidad, o vía correo electrónico.

Sostuvo que entre las denuncias hay de todo: “policías que denuncian a otros policías porque no hacen horas extras y las cobran o porque están sin servicio y siguen cobrando, casos de extorsión y de presunta vinculación con la venta de drogas”.

Ante el intenso flujo de denuncias, Del Vecchio destacó la importancia de la inminente reglamentación del Tribunal de Conducta, organismo que para el funcionario viene a agilizar los tiempos de resolución de los muchos sumarios que “hoy duermen el sueño de los santos justos. Nunca se definen”.

En cuanto al estado general de la fuerza policial, el ex presidente del Colegio de Abogados de Rosario evaluó que “lo que se ve hoy en la fuerza ha sido así desde siempre. En todo lugar, en cualquier profesión están los corruptos y los que no lo son. Lo que sí rescato es que creo que por primera vez se destapa la olla. Hay una olla bastante podrida que el gobierno la está destapando y que al hacerlo sale a la luz cualquier clase de porquería. Pero lo importante es haber destapado la olla. Por ahí avanzamos un paso y retrocedemos cuatro, pero lo importante es la voluntad política de destapar esa olla para empezar a limpiar esa suciedad que estaba desde siempre bajo la alfombra”.

Agregó que es un trabajo de “largo plazo”, confió que “la fuerza ejemplificadora de la sanción va a repercutir sobre todo en la conducta de la nueva policía que se está generando desde el gobierno de la provincia y que son el futuro”, y supeditó a la pronta resolución de los sumarios abiertos la disminución a mediano y largo plazo de la cantidad de denuncias contra la policía.

“Parecen alarmantes estos mil sumarios, lo importante es que se está trabajando en corroborar si es o no cierto que esto es así, y esto antes no se hacía y ahora sí. Hay que quedarnos con la parte positiva y no la negativa. Parece un número alto pero lo importante es que se esté investigando y que todos estos casos estén saliendo a la luz”, insistió por último.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Barranca Yaco, 180 años después

Carlos del Frade (APE)

El 16 de febrero de 1835, en el paraje cordobés de Barranca Yaco, una partida al mando de Santos Pérez asesinó alevosamente al brigadier general don Juan Facundo Quiroga.

Ciento ochenta años después, es necesario repasar las luchas del pueblo que hizo de Facundo su líder para defender los recursos minerales frente a los negocios que intentaban llevar adelante los llamados gobiernos nacionales en relaciones carnales con el imperio de la época.

El 28 de noviembre de 1823, el Ministro de Gobierno de Buenos Aires, Bernardino Rivadavia, en la administración de Martín Rodríguez, se autodesigna representante ante las compañías mineras inglesas. "Queda autorizado el ministro secretario de relaciones exteriores y gobierno, para promover la formación de una sociedad en Inglaterra destinada a explotar las minas de oro y plata que existan en el territorio de las provincias Unidas", dice aquel decreto.

El 4 de diciembre de 1824, se formó en Buenos Aires la empresa "The Provinces of Rio Plata Mining Association", hecho que fue comunicado siete días después por la firma Hullett Brothers. Rivadavia es designado presidente y como tal recibe un bonus de 30 mil libras y la promesa de percibir un sueldo de 1.200 libras anuales. También le entregaron acciones que Don Bernardino vende de forma inmediata.

Días después, el 16 de diciembre quedó inaugurado el Congreso General Representante de las Provincias Unidas en Sudamérica, convocado, obviamente, por el propio Rivadavia.

Y el 7 de febrero de 1825, Inglaterra reconoció la independencia de estas provincias.

De tal forma quien luego sería el primer presidente de los argentinos –a la sazón empleado de las compañías mineras inglesas- recibió acciones que vendió de inmediato; un bonus de 30 mil libras como "fondo de reptiles"; y tenía fijado un sueldo de 1.200 libras que no llegó a cobrar porque el directorio indiano no pudo constituirse a raíz del fracaso de la compañía.

Pero queda claro que Rivadavia trabajaba para los ingleses y sus intereses mineros.

Cuenta José María Rosa en su imprescindible "Rivadavia y el imperialismo financiero", que "…el 20 de febrero de 1825 se sabe en Buenos Aires que Rivadavia acababa de fundar en Londres una compañía de cinco millones de pesos (un millón de libras) para explotar, precisamente, el mineral del cerro de Famatina. Y lo que era más grave, que la Casa Hullet había transferido a esa sociedad una "autorización" sustituida por Rivadavia y proveniente del gobierno provincial de Buenos Aires, que le permitía "disponer de todas las minas de las Provincias Unidas".

Los diarios "Nacional" y "Mensajero" lanzaron entonces una campaña a favor de los capitales ingleses. El Famatina y cualquier mina del territorio debían formar parte de los capitales ingleses.

El 6 de febrero de 1826, el presidente de "The Provinces of Rio Plata Mining Association", Bernardino Rivadavia, es designado presidente "permanente" de las Provincias Unidas del Río de la Plata. El 14 de marzo de 1826, Rivadavia le escribe a su verdadero patrón, Hullet, diciéndole: "Téngase presente que las minas son ya por ley propiedad nacional y están exclusivamente bajo la administración del presidente". Es decir que se nacionalizaban para que Rivadavia las usara según su propio y particular interés que era el de los ingleses.

Comienza la guerra popular de resistencia, se inician las montoneras de Facundo Quiroga.

El 27 de octubre de 1826, el ejército al mando de Gregorio Aráoz de Lamadrid, quiere invadir La Rioja para imponer los designios de La Minning pero es derrotado en la batalla del Tala. Lamadrid insistirá, ahora reforzado por las tropas mercenarias colombianas de López Matute, para dominar el Famatina pero volvería a sufrir otra derrota en Rincón el 6 de abril de 1827 a manos de Facundo. El 27 de junio de 1827, Rivadavia presentó su renuncia como presidente.

Ciento ochenta años después, los negocios mineros que se concretan en el país repiten aquella lógica rivadaviana: funcionarios del sector que participan de las empresas multinacionales, provincias enteras que garantizan la explotación de sus recursos naturales a cambio de casi nada, fuga de capitales, mínimas retenciones a las exportaciones y verdaderos terceros estados custodiados por las fuerzas de seguridad nacionales que defienden los intereses de las compañías.

Rivadavia ha vuelto y se ha multiplicado. Barranca Yaco también.

Fuentes: “El presente de Barranca Yaco”, cuaderno de investigación periodística del autor de esta nota.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El largo regreso a la Isla El Silencio

LA RETAGUARDIA

Las imágenes pueden hablar más que mil palabras, es cierto. Pero también lo es que en muchas ocasiones la necesidad de poner en palabras se impone. Sobre todo cuando lo que abunda es El Silencio. Acompañamos a sobrevivientes de la ESMA durante la visita ocular realizada a la isla del delta del Paraná donde fueron escondidos por la dictadura durante más de un mes.. Allí, ante los integrantes del TOF 5, volvieron a dar testimonio, "exprimiendo la memoria" dice el "Sueco" Carlos Lordkipanidse. Dejamos aquí una crónica acerca del largo viaje hacia un pasado todavía poco conocido: el del traslado de los secuestrados en la ESMA a la Isla El Silencio, durante la visita que realizó en septiembre de 1979 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Salimos hacia la derecha. Lo digo para recordarlo, porque yo no conozco exactamente el lugar preciso dónde queda la isla. Estamos saliendo por el río Luján hacia la derecha, vamos a desembocar en algún otro lugar y luego en otro”, dice Víctor Basterra, sobreviviente del Centro de detención, tortura y exterminio que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada, ya subidos al barco de la Prefectura Naval que nos llevará hasta la Isla El Silencio. Basterra no conoce cómo llegar porque su primer viaje lo hizo esposado, encapuchado y tirado en el piso tapado con una lona. Eso fue el 7 de septiembre de 1979. Dicen quienes la recuerdan especialmente, que fue una mañana fría pero cargada de fervor popular. Que buena parte de la población madrugó como nunca para ver la final del Mundial de Fútbol Juvenil, que se jugó en Japón, la otra parte del mundo. El seleccionado dirigido por César Luis Menotti y Roberto Saporiti, contaba con Diego Maradona y Ramón Díaz como principales estrellas. Argentina jugó la final contra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Le ganó 3 a 1. Campeones del Mundo, como el año anterior en mayores. Campeones del Mundo. Los mejores, en casi todo… Ese mismo día, algunos secuestrados fueron llevados a la Isla El Silencio, una sucursal del infierno.

“Estamos dirigiéndonos en una lancha de la Prefectura Naval hacia la isla El Silencio, que fue donde el grupo de tareas 3.3.2, que funcionaba en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) le compra en una operación fraudulenta, obviamente, a la Iglesia Católica y donde estuvimos secuestrados durante el período en que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) estuvo nuestro país, en septiembre de 1979”, explica detalladamente Enrique Fukman, otro de los sobrevivientes. La dictadura había tenido que ceder ante las presiones generadas por las denuncias internacionales. Debió aceptar que la CIDH visitara el país para tomar testimonios de familiares de los desaparecidos. También pasarían por la ESMA, por eso, la Armada decidió conseguir un terreno alejado de la ciudad, en las cercanías del Río Paraná Miní, parte del delta del Paraná. “Estuvimos un mes. Los que estábamos en trabajo esclavo fuimos a fines de agosto y volvimos a Buenos Aires a fines de septiembre. Y los primeros días de septiembre fueron llevados los compañeros que estaban en Capucha”, dice Fukman, marcando la diferencia entre quienes ya llevaban tiempo en la ESMA y los que llegarían aquel 7 de septiembre.

Osvaldo Barros formaba parte de ese último contingente: “Hacía pocos días que había sido secuestrado, entonces estaba en Capucha, con una capucha en la cabeza, grilletes en los pies y esposas en las manos. Estando en esas mismas condiciones, nos subieron en una camioneta y después hasta una lancha de la Prefectura, en las que nos llevaron a la isla. No podíamos ver absolutamente nada”, contó Barros, a quienes algunos de sus compañeros continúan llamando, aún hoy, Anteojito, ese apodo que le pusieron durante el cautiverio porque, aun con la capucha puesta, no se quitó sus anteojos, quizá como un acto reflejo o esperando ansioso y preparado el momento de volver a ver. “Nos habían dicho que íbamos hacia una isla del Tigre. El temor siempre estaba presente, por supuesto, porque además no teníamos ninguna experiencia, hacía una semana que habíamos sido secuestrados, no sabíamos qué podía pasar. La sensación era de incertidumbre. Recuerdo que era un día con viento, el río estaba bastante picado, había muchas olas, y sobre todo la lancha se movió mucho cuando atravesó el río Paraná (de Las Palmas). Para nosotros, en esas condiciones, era bastante duro”, cuenta Barros. Basterra suma su recuerdo: “Yo particularmente caí el 10 de agosto; a fines de agosto, principios de septiembre nos trasladan a la isla. Ese viaje se hizo en dos tandas: una noche primero llevaron a un grupo y otra noche, a otro grupo; yo estaba en el segundo. Estoy hablando de Capucha. Eran tipos que estaban en pedo, nos cagaron a palos en el camino. Yo pensaba que nos iban a pegar un tiro en la cabeza, pero, bueno… zafamos. Nos trasladaron en una lancha abierta, nos tiraron una lona encima y llegamos a la isla.

El valor de la visita ocular

En este viaje diferente hacia la isla, ahora en el marco de la Megacausa que juzga aquellos crímenes, están algunos de los sobrevivientes: Carlos "Sueco" Lordkipanidse, Osvaldo Barros, Enrique "Cachito" Fukman, Alfredo "Mantecol" Ayala, Angel "Taita" Strasseri, Victor Basterra y Leonardo "Bichi" Martinez. Mantecol es el único que regresa por primera vez. Los demás ya habían participado de otra visita ocular el año pasado. También están representantes de algunas de las querellas, parte de los defensores oficiales de los genocidas y Guillermo Friele, fiscal de esta causa junto a Mercedes Soiza Reilly. Ellos solicitaron la medida de prueba: “Es una inspección ocular que fue pedida oportunamente por la Fiscalía porque entendíamos que era una prueba muy importante para que los jueces observen este lugar donde estuvieron alojados ilegalmente los damnificados de la causa ESMA. Hay que recordar que a los cautivos de la ESMA los llevan a la isla porque querían evitar que los vean los integrantes de la CIDH en 1979. Para la Fiscalía es un elemento de cargo porque se ha podido identificar el lugar donde todos los cautivos de esa época dijeron que los habían llevado en el año 1979. Es una prueba muy importante porque todos vamos a ver, observar y recorrer los lugares donde estuvieron las víctimas”.

Buscando la Isla El Silencio

Fukman recuerda cómo fue que encontraron y reconocieron la isla: “Lo primero que tenemos que decir es que a este lugar lo venimos denunciando desde 1984. Es tremendo, porque si pensamos que el primer allanamiento fue en 2014, la justicia tardó treinta años en venir, cuando venimos denunciando desde la Conadep. La primera ubicación en la que yo participo la hacemos con (Lázaro) "el Ruso" Gladstein, un compañero que falleció en 2008. Teníamos claro cómo llegar, porque yo me acordaba que veníamos por el Paraná Miní y a la derecha teníamos el puesto de Prefectura, y ahí doblaba. Cuando la justicia dice que no hay forma de ubicarla, hicimos algo de lo más sencillo: fuimos a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, pedimos el mapa de las islas de la segunda sección como si nos fuéramos a pasear, y la ubicamos. Lo planteamos en la Fiscalía y un día vengo con Mario Villani (el hombre que pasó por cinco ex centros clandestinos), junto con Maco Somigliana (actual integrante del Equipo Argentino de Antropología Forense, en ese momento trabajando en la fiscalía a cargo de Strassera). Nada más pudimos bajar hasta el borde; ellos entraron, hablaron con la gente que habitaba ahí, y después nos volvimos, no pudimos recorrerla. Y como después vinieron las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final, quedó todo ahí. Cuando se reabren las causas, nosotros volvemos a plantear el tema de la isla, y nunca pudimos hacer que viniera la justicia. En el año 2013 se conecta con nosotros una escritora argentina-española, Marisa González, que en el año ‘75 se exilia con su familia en España cuando ella era adolescente. En este momento trabaja en Letras en la universidad, está seis meses en España, pero como siente que este es su lugar, viene seis meses. Entre otras cosas, compró una casa en una isla del Tigre y empezó a investigar. Un día nos empieza a buscar porque había ubicado la isla. Armamos un viaje y vamos con ella. Recorrimos el lugar, que estaba semivacío, con Carlos Lordkipanidse, Osvaldo Barros, “el Carnaza” Roberto Barreiro y yo. Estaba todo intacto… más allá del estado de abandono que tiene el lugar. Estaba la casa chica, donde estaban los capucha; estaba la casa grande, donde estábamos nosotros. Encontramos la piedra de afilar los machetes, los tanques (de agua) que yo había armado estaban tirados. Estaba todo. Carlos empieza a plantear al juzgado de Sergio Torres que había que hacer un allanamiento, y si no lo hacían, íbamos a ir con los medios. Lo que hay que tener en cuenta es que el grupo de tareas había hecho una compra fraudulenta a la Curia, antiguamente había sido del Episcopado. Decimos "compra" porque la hicieron con documentos de un secuestrado que habían liberado y se había ido del país (Marcelo Camilo Hernández). Pensamos que por eso nunca se investigó, porque están involucrados sectores de la Iglesia argentina. Finalmente el año pasado el Juzgado federal Nº12, a cargo del juez (Sergio) Torres, hace un allanamiento a la isla del cual participamos. En ese momento inclusive estaban los fiscales del Tribunal Oral Federal y se quedan todos sorprendidos porque decían que es todo tal cual nosotros decíamos. Sorprendía que estuviera todo igual. Habían pasado treinta y seis años y estaba todo igual. Nosotros decimos cómo llega la impunidad, que pasan tantos años y continúa como si nada. Claro, qué iban a cambiar si nunca se iba, se habían garantizado en cierta forma de que nunca se iba a ir (al lugar). La gente que estaba en la causa podía repetir cada cosa que nosotros decíamos y ahí estaba”.

Ganarse la vida cada día

Alfredo Ayala tiene un apodo que está ligado a su infancia. Le pusieron Mantecol porque pasaba horas ante el televisor mirando dibujos animados auspiciados por esa golosina. Cuando pasó a la clandestinidad, ante la necesidad de tener un nombre de guerra, no dudó: Mantecol. Así le siguen diciendo sus compañeros. En pleno viaje, se lamenta por no haber podido participar de la visita del año anterior: “no es que no quería venir, sino que en ese momento estaba trabajando en una provincia y cuando me avisaron no tenía forma de volver rápido. Me quedé con las ganas”. Sabe que está cerca. Le preguntamos por sus sensaciones al estar haciendo ahora el viaje: “primero la alegría de ver a algunos compañeros, era importante. Lo que me importa es que los compañeros sobrevivientes, amigos míos, estén bien y que pueda aportar un poco más a la historia. Si no tenemos historia, no vamos a juzgar a nadie”. Es difícil decirlo de este modo, pero entre todos los sentimientos que notamos en este viaje de ida, puede reconocerse la alegría.

Si bien nunca regresó hasta hoy, Mantecol no fue a la isla una sola vez. Obligado al trabajo esclavo, formó parte en la ESMA de un grupo que se encargó de acondicionar el lugar antes de la mudanza. “Nosotros hicimos varios viajes en distintas circunstancias. Yo estaba en un equipo de mantenimiento. Cuando ellos se hicieron cargo de la isla, nos trajeron la primera vez para hacer la reparación. Después, cuando estaban trasladados los compañeros, nos trajeron también para arreglar un poco más. Y volvimos cuando ya se montó una empresa de madera, porque ellos aprovechaban todo". Ayala asegura que el 40% de su cautiverio transcurrió en la isla. Pero no fue esa la única reparación que tuvo que hacer para la Armada: “Ellos tenían un grupo que se llamaba La Terrada, que era la que reformaba El Sótano, hizo La Pecera (espacios dentro de la ESMA), hicieron un montón de trabajos. Y como "premio" nos llevaron a hacer trabajos fuera de la ESMA. Uno de esos trabajos fue la isla. En la isla tuvimos un tiempo para reparar y otro tiempo como mano de obra para una empresa”. Mantecol dice que esa esclavitud le sirvió de algún modo: “para nosotros era como escapar de la muerte, teníamos ocupada la mente en otra cosa. Teníamos todavía miedo de que en algún momento nos mandaran para arriba, así que teníamos que aprovechar todo segundo a segundo. A mí no me importaba, todos los días cortaba árboles, cortaba pasto; laburaba en lo que me decían. Me levantaba a las seis de la mañana, me acostaba a las doce de la noche, pero era ganarme la vida. Eso sí que era ganarme la vida”, dice con énfasis.

También nos cuenta acerca de los trabajos forzados que realizaba fuera de la ESMA: “eran casas que les robaban a los compañeros. No solamente se llevaban a las familias o los mataban, sino que también se robaban las ropas, las sillas y las casas. Y si tenían empresas, se robaban empresas. Con el tiempo, vieron el negocio y necesitaban repararlas; entonces, con La Terrada, reforzada con otros compañeros, se montó una empresa y después una inmobiliaria que las vendía”.

Descanso antes de llegar

Como para agrandar la ansiedad, el viaje se hace larguísimo. Cuando llegamos a una base de Prefectura Naval en el Paraná Miní, tenemos que cambiar de embarcación para poder arribar a la isla, ya que el calado del anterior no nos permite entrar. Casi al mismo tiempo, descienden de un helicóptero los jueces del Tribunal, Daniel Obligado, Adriana Paliotti y Leopoldo Bruglia. Allí se acerca uno de los secretarios del juzgado, Martín Schwab, para explicarnos que el tribunal tenía dos caminos: pedir la colaboración del actual dueño del lugar o realizar un allanamiento. Decidieron contactar al dueño y les dijo que no tenía ningún inconveniente. Está en Pacheco, también en la zona norte del gran Buenos Aires, y lo buscarán en el helicóptero. Tenemos entre cuarenta minutos y una
hora para tomar algo e intentar comer. El calor sofoca. Al sol le escapamos esta vez debajo de unos árboles, en un descanso a la vera del río, una especie de almacén cuyo dueño no pierde la tranquilidad ante la llegada de 21 personas que superan su capacidad de provisión habitual. Las bebidas llegan rápido pero las milanesas no. Nos ubicamos en tres mesas. Los sobrevivientes han ejercitado su poder de observación, en esa obsesión por apretar recuerdos. Uno de ellos nos dice: "mirá qué loco: en una mesa están los judiciales, en otra los periodistas y en otra nosotros". Sentados a su lado, le preguntamos por qué no nos cuenta como periodistas. "Ustedes son compañeros", suelta con naturalidad y nos enorgullece con ese nosotros. Vemos llegar el helicóptero y presumimos que nos esperarían, pero los secretarios del juzgado regresan para decirnos que el dueño de la isla tiene que irse, así que las milanesas deberán quedar para después de la visita. El del almacén respiró aliviado. Ya eran casi las 15, y el hambre había quedado superada por la ansiedad por llegar.

La casa grande

Desde la lancha la casa se acerca. Vemos la mirada de los sobrevivientes, que ya no transmite alegría. Llegó el momento de volver. La Isla El Silencio podría ser un sitio hermoso si pudiera despegarse del lugar que fue, del lugar que es y nunca podrá dejar de ser: un ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio.
Basterra está endurecido con la vista fija en la construcción: “esta es la casa grande. Acá estaban los compañeros destabicados. En ese lapso de un mes y días, me trajeron una vez, como a casi todos los compañeros, a bañarme porque acá había una ducha. Después regresé, pero no puedo decir que esto era así o así. Solamente vi un espacio, que al lado de donde estábamos (en referencia a la casa chica), parecía un palacete. Acá estaba también “Mariana” —Nora Irene Wolfson—, que había sido apartada de Capucha por haber sido violada”, recuerda con dolor. Su sonrisa ya no está, quedó en el barco.
Fukman toma el hilo del relato: “este es el lugar de aquellos que estábamos en estado de esclavitud. “Los capuchas” estaban en la otra casa, la casa chica. Se subía por este lado y se entraba acá directamente en lo que es la cocina. Este era el comedor. Acá se ponía la mesa donde desayunábamos, almorzábamos. Ese mueble es de esa época. La cocina económica que Carlos (Lordkipanidse) recién les decía es esa que está ahí, tirada. Nuestro ingreso no era por ahí, sino por esta puerta que hoy está tabicada. Cuando nosotros hablamos de `un mueble en la esquina’, es ese, el mismo mueble”, señala con obsesión por cada detalle. El Sueco y él llevan el hilo del relato. El juez Obligado les recuerda que, dentro de la visita, el testimonio es bajo juramento de decir verdad, como si estuvieran en el tribunal. Como si hiciera falta hablarles de verdad a ellos, que la han perseguido con una paciencia implacable. Lordkipanidse se detiene en las diferencias: “respecto de la última visita, falta la piedra de afilar, una piedra redonda, con un esmeril, una que servía para afilar los machetes que se usaba para cortar formio”.

En un rincón, mirando por una ventana mínima que se convierte en la única luz de un ambiente oscuro en todos los sentidos, está Ángel Strasseri. “En este ambiente, por el balconcito, mirábamos para afuera”, cuenta y recrea la situación.

“Salgamos de acá que hace mucho calor”, pide el Sueco. Asfixia. No solo el calor. Fukman retoma el relato ya fuera de la casa. Empieza a recordar quiénes estuvieron allí. Con su mano izquierda estira uno de los dedos de su mano derecha mientras cuenta. Lo hace con fuerza. Con esa obligación autoimpuesta de no olvidar ningún dato y menos a un compañero. “Acá estaban: Lordkipanidse, Strasseri, Víctor Fatala, Roberto Barreiro, Quique Muñoz, Lecumberry, Oviedo, el Viejo Guillermo, el Boga Acosta, Ramón Calabozo, el Tano, Luis Rojkin, el Bichi Guillermo Miranda, Hernán, Caballo Loco Vázquez, Zurita, Laurenzano, Andrés Merialdo, Mario Villani y yo. Y las cuatro chicas”, enumera. Se refiere a Thelma Jara de Cabezas, Blanca Firpo (Betty), Lucía Deón y Nora Irene Wolfson (Mariana), la única de las cuatro que aún permanece desaparecida. Se sabe que estuvo viva hasta el año '83, y que fue obligada a viajar con Ricardo Cavallo (alias Sérpico) a Brasil. Los sobrevivientes también nombraron a dos compañeros que no fueron trasladaron a la isla, que están desaparecidos desde aquel momento: Ricardo "Topo" Saenz y "Tachito", del que nunca supieron el verdadero nombre.

La parca

Entre cada historia que cuentan tenemos ganas de repreguntar y profundizar. Strasseri describe el lugar donde jugaban al fútbol de tanto en tanto. Y relata las habilidades de cada uno. En ese detalle de cada lugar, Lordkipanidse pide atención hasta que el juez lo escucha. Le pide a Obligado que dejen constancia de un lugar en especial. Nos acercamos hasta la orilla, cerca del muelle. “Es acá”, indica el Sueco. “Acá se sacó la foto La parca, del suboficial González, alias el Hormiga, que ganó un primer premio en un concurso nacional de fotografía. Utilizó de modelo a una prisionera, la puso acá y le sacaba fotos, con una frazada negra, una calavera en la mano. La intención de mostrar este lugar en particular es demostrar la veracidad de que la foto fue tomada en este lugar. Esto no era tan abrupto (la orilla), sino que era más liso. El suboficial González estaba en ese lugar, la prisionera Lucía Deón estaba en este lugar; los pinos que salen en la foto son estos. Nosotros testificamos esto porque estábamos en el lugar, vimos la escena. Nos costó siempre demostrar que González había estado en este lugar y que era el dueño de esa fotografía”, señala al detalle el Sueco, con los ojos húmedos y una angustia visible. "Eso tiene correspondencia con cuando nosotros estábamos en Pecera; él ya estaba sacándole fotos a Lucía practicando, la caracterizaba con velos blancos. Lo previo de eso fue esto. Es un complemento de esa información", agrega Strasseri.

Lordkipanidse afirma que esa situación le mereció una sanción a González de parte del capitán Abdala "porque estaba mostrando este lugar, con una prisionera, encima".

La casa chica

—Algunos tomaron agua del río, lo que provocó cólicos, descomposturas, infecciones intestinales—, recuerda Barros.

—Martín Schwab (secretario del juzgado): ¿Aquí estaban también como en Capucha, engrillados, encapuchados?

—OB: De la misma forma: encapuchados, grilletes en los pies y esposas en las manos. Esta parte de arriba era la habitación de los guardias. Muchas noches los guardias venían todos borrachos, se ponían a bailar, a zapatear. Caía una nube de polvo sobre nosotros. Provocó gritos, ataques de nervios porque era un ruido infernal. Me acuerdo que una noche fue tal el lío que hicimos, los gritos que pegamos nosotros, que vino un oficial y paró un poco lo que estaban haciendo arriba los guardias.

—MS: ¿El piso era de tierra, de madera?

—OB: Era de tierra cubierto con un nylon. Sobre ese nylon habían puesto las colchonetas directas.

—MS: Pero había dos cuchetas.

—OB: En una cucheta, que era de este ángulo de acá, estaban mi señora, Susana Leiracha, y Norma Cozzi. Y en el medio habían puesto otra cucheta, en la que estaba la Tía Irene y arriba la habían puesto a la Gallega Martínez; a ella, como la cara le tocaba contra los tirantes del piso, le agarró un ataque de nervios, la bajaron.

—MS: ¿Algo más que quieran decir de acá afuera? (antes de entrar a la casa chica).

—OB: Esas malas condiciones trajeron muchas consecuencias. Había compañeros con sarna, piojos, salpullidos en la piel. Estábamos en muy muy malas condiciones en un mes.

—Basterra: En mi caso, una sola vez me llevaron a bañar.

—OB: Sí, nos llevaron a bañar a la casa grande. En todo el mes, habrán sido dos o tres veces que nos sacaban acá a la noche a tomar un poco de aire. Nada más que eso.
Una cucheta estaba en ese rincón donde ahora está esa mesa y la otra estaba por acá, por el medio. Yo estaba al lado de las cuchetas, por esa zona; a mi lado creo que estaba Ramón Ardeti; los demás estaban por acá, por el piso.

—MS: Me interesa ver el piso. Y la altura entre el piso y el techo. 1,68, 1,67 metros. Y con dos cuchetas, el que le tocaba la parte de arriba, en fin...

—OB: A dos mujeres: allá dos y acá otras dos. Pero fundamentalmente a una, que la habían puesto de este lado, entonces, su rostro casi tocaba el tirante de madera. La Gallega Martínez decía: "Estoy en un ataúd, estoy en un ataúd". Fue ahí cuando la bajaron.

—MS: Este era el problema que ustedes decían, que se caía... (por el polvo que caía del tablado de madera que hace de techo del subsuelo y piso del ambiente superior).

—OB: Claro. Imagínense ustedes, zapateando acá arriba... Porque esto es esto, nada más, no hay nada. No es un sobretecho, es el piso de arriba. Imaginen lo que puede llegar a pasar diez varones zapateando acá. Allá estaba el baño. Era una letrina. Han tapado una ventanita que había ahí.

El momento de la visita a la casa chica fue, sin dudas, el peor. El lugar es tan horrible, que solo entramos unos pocos. No solo por pequeño, sino porque muchos prefieren evitarlo. El que sí entra en esa escena aún hoy espantosa es Marcelo Ardeti. Es la primera vez que viene a la Isla. Su papá, Enrique Ardeti, "el Gordo", permanece desaparecido. Víctor Basterra siempre lo recuerda y carga en su morral de sobreviviente con un mandato que cumple cada día de su vida: “negro, si zafás de esta que no se la lleven de arriba”, le dijo Ardeti. En eso anda Basterra también aquí, en la Isla El Silencio. Marcelo está conmovido recorriendo el lugar donde estuvo su padre. Basterra lo acompaña a cada paso. Ardeti filma con su teléfono celular.

Un nombre más

En medio de su declaración en la casa chica, Osvaldo Barros sorprendió a todos: “quiero dar un nombre que nunca dí. Es la primera vez que lo hago. Es el de un compañero que estuvo acá y nunca declaró. Ahora lo puedo decir porque sé que murió. Se llamaba Urretavizcaya. Le decíamos el vasco. No sé más de él. Solo que sobrevivió, se exilió y nunca declaró. Creemos que ya sabemos todo sobre lo ocurrido en la última dictadura cívico-militar, pero muchas historias permanecen aún sin ser reconocibles.

La Isla El Silencio hoy

La visita ocular del año anterior, realizada por el juzgado que instruye la megacausa ESMA, a cargo del juez federal Sergio Torres, fue en realidad un allanamiento, ya que se hizo por orden judicial sin permiso del dueño actual. Esta vez el dueño estuvo en el lugar. Aunque intentó pasar desapercibido, La Retaguardia dio con él y mantuvimos el siguiente diálogo:

—La Retaguardia: ¿Cuándo compró esta propiedad y quién era el dueño anterior?

—Propietario: Hace cinco años. A Betiga… de apellido Betiga, un granjero de Los Troncos. Yo se la compré a él.

—LR: ¿Eras lugareño?

—Propietario: No, no. Yo lo conocí a él y como sabía que estaba interesado en comprar algo en la isla, un empleado de él me ofreció otra casa, después se arrepintió, no quiso y fue entonces cuando me dijo: "Yo tengo esto allá, ¿te interesa? Son tantas hectáreas".

—LR: ¿Cómo te enteraste de todo esto?

—Propietario: Me enteré por un amigo el día que vinieron (por el allanamiento de 2014). Yo estaba en el centro, no sabía nada de lo que estaba pasando, que estaban allanando.

—OYP: ¿Tenés alguna opinión sobre lo que pasó en este lugar?

—Propietario: Opinión… no, ninguna. De lo que pasó antes, no tengo nada…, nada que ver, no conozco. No sé.

A los sobrevivientes les llama poderosamente la atención que el lugar permanezca casi intacto.

El lugareño

Según el relato de Basterra y Barros, una vez, mientra estaban en la casa chica, vieron que un lugareño intentaba acercase al lugar. Lo detalla Barros: “una vez un lugareño se asomó al lugar donde estábamos secuestrados y nos vio. Ahora, qué pasó con ese lugareño, no sabemos”. Basterra recuerda que “en algún momento se escucharon dos tiros. No sé si fue en esa oportunidad o en alguna otra. Pero a mí siempre me quedó la sensación de que algo había pasado”, con esa persona que intentó ver lo que no podía verse.

La Vuelta

El viaje de regreso tras el reconocimiento del lugar nos devolvió el hambre. Las milanesas ahora sí estaban listas, así que un grupo se encargó de armar y repartir los sándwiches. Más distendidos que a la ida, Lordkipanidse intentó cerrar con una reflexión: “como veníamos charlando, hizo falta una denuncia en el año ’84 y mucho tiempo para que se llegue a esta instancia de hacer la inspección ocular de la isla… pasaron treinta años. Parece increíble que haga falta tanto esfuerzo para una cosa relativamente sencilla. Son un par de horas de viaje…, así funciona esto, lamentablemente. Creo que hoy se cierra un capítulo y se abre otro. Se cierra el de la denuncia, el de la búsqueda. Ahora se abre el de la historia, el de la creación. Empieza a ser parte de nuestra historia, la de los argentinos”. Fukman agrega: “podemos decir una vez más que hoy, acá, quedó demostrado que el único relato verídico es el relato de los sobrevivientes. Cuando los jueces nos decían que no podían creer lo que estaban viendo, tenían cara ni siquiera de sorpresa, era mezcla de sorpresa y de estupor. Quedó certificado que lo que venimos relatando siempre los sobrevivientes es cierto. Eso es importante si lo volcamos hacia las nuevas generaciones”.

Regresamos al puerto. La tarde empezó a ceder ante la noche. Casi al revés de lo que ocurrió durante toda la jornada, en la que El Silencio se completó con palabras y la oscuridad de la isla no pudo con la luz de los sobrevivientes.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El hambre es un crimen: Alertan por casos de desnutrición en la zona sur de la ciudad de Córdoba

CBA24N - PRENSARED

El Centro Comunitario de Atención y Prevención en Desnutrición Infantil (Capredi) que trabaja desde Villa El Libertador denunció que existen graves casos de desnutrición al sur de la ciudad de Córdoba y en el último año se registró un incremento de casos testigo de alimentación deficiente y bajo peso en niños menores de cinco años.

Si bien los números que publicó un diario de Córdoba no son parte de un relevamiento -ya que afirmaron no estar en condiciones de poder hacerlo- los números que manejan se derivan de la atención que prestan en el lugar día a día.

En base a esos datos, Roberto Romeira, director del Centro, aseguró que en 2014 la situación se agravó considerablemente: “Hubo un aumento muy grande”, dijo en comunicación con el programa Cara y Cruz.

“Nosotros veníamos trabajando con casos de no más de ocho en el año. Pero en 2014 se vio una afluencia grande de mamás muy jovencitas con niños que tienen problemas nutricionales. Así fuimos llegando hasta los números que tenemos hoy”, contó Romeira.

Según lo que informaron desde el establecimiento, son 110 chicos los que atienden en la actualidad. De ellos 35 están bajo programa de nutrición y 15 sufren graves problemas de bajo peso.

“Venimos trabajando con chicos con desnutrición desde hace 9 años, no es nuevo que exista. Sí se ha recrudecido un poco el último año: de los 35 niños con los que trabajamos en el programa CONIN, hay 15 niños con problemáticas nutricionales. Es alto el porcentaje”, remarcó el encargado del establecimiento.

El Centro trabaja principalmente con chicos que son llevados al lugar desde los colegios o por sus familias

“Los niños vienen muchas veces derivados por las escuelas, aquellos mayores de cinco años, por problema de aprendizaje. Las familias que vienen con nenes más chicos lo hacen porque saben del trabajo que realizamos”, comentó el especialista, resaltando que prácticamente es nula la derivación desde centros de salud.

“La cuestión de la desnutrición es un tema que vemos a lo largo del tiempo que se tapa mucho, por lo tanto la gente que viene lo hace porque otros vecinos le comentan sobre lo que hacemos”, afirmó el Director del Centro.

Otro de los datos que resaltan los profesionales es el estado socio económico que presentan las familias: “No son más de cuatro los casos que presentan a padres con empleo que guarden una relación de dependencia”.

El Ministerio de Desarrollo de la Provincia se acercó al Capredi para consultar cómo se encuentra la situación en la zona sur de la Ciudad de Córdoba.

El titular de la cartera, Daniel Passerini, indicó que fueron a hablar con la institución “para ponernos a disposición y coordinar acciones de abordaje integral porque donde hay un niño con problemas alimentarios, seguramente hay un trasfondo social que hay que resolver”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Lo que somos

Juan Carlos Giuliani (ACTA)

Somos una central de trabajadores, no una confederación de organizaciones sindicales. Propiciamos la afiliación directa de cada trabajador a esta experiencia colectiva de nuevo tipo. Ello implica que no es necesario que el trabajador esté afiliado a un gremio para ser CTA.

Prevalece su identidad de clase como sujeto social sin importar su condición de empleo. Es decir si está o no registrado, si pertenece al pequeño universo del trabajo formal, o al océano de indignidad donde la mayoría sobrevive a duras penas a las diferentes clases de fraude con que las patronales arropan de luto el trabajo a destajo.

Se calcula que aproximadamente el 53 por ciento de la fuerza del trabajo está en negro en nuestro país bajo formas variopintas de precariedad y flexibilización laboral. Somos la expresión de ese emergente social. A la exclusión con que los condena el sistema no le vamos a sumar mayor marginalidad y ninguneo. No dejan de ser trabajadores porque no perciban un recibo de sueldo en blanco. Por eso, también, somos un nuevo modelo sindical que no tiene nada que ver con el otro, del que nos fuimos hace más de 20 años para crear algo distinto. Cero sindicalismo empresarial.

En medio de esta plaga, que combina altas dosis de informalidad laboral con la falta de libertad y democracia sindical, venimos a dar cuenta de esa realidad heredada del neoliberalismo para transformarla e impedir que se perpetúe la superexplotación capitalista neocolonial.

Esta construcción política, gremial, organizativa y cultural de la clase no sólo promueve la afiliación directa del trabajador sino que estipula la elección, a través del voto secreto y directo de sus casi 1.500.000 afiliados, de cada una de las conducciones locales, regionales, provinciales y de su Comisión Ejecutiva Nacional. Nada de dedo.

Participan de su vida interna, a lo largo y ancho del país, trabajadoras y trabajadores de la actividad pública y privada, activos y jubilados, formales, precarios, cuentapropistas, autogestionados, enrolados en organizaciones sindicales con personería gremial o simplemente inscriptas; militantes de organizaciones barriales, sociales, comunitarias, juveniles, de discapacitados, migrantes, de pueblos originarios y todos aquellos que integran las federaciones de trabajadores de la Energía , de la Industria, de Jubilados, de la Salud, de Cultura y Comunicación, etcétera.

Somos orgullosos rescatistas del ejemplo de resistencia de los antiguos moradores de estas tierras, sacrificados por el imperio español en las entrañas del socavón en las minas de oro y plata; de los criollos que hicieron las primeras huelgas, como los aguateros de los ríos de La Plata y el Paraná por mejores condiciones laborales y buenos salarios, o los de los astilleros correntinos para negarse a construir las barcazas con que el Ejército de Mitre masacraba al pueblo paraguayo.

Somos herederos de los anarquistas, socialistas y comunistas que llegaron del otro lado del mar para formatear, junto al sindicalismo revolucionario primero, y a los “cabecitas negras” que rebautizaron la Plaza de Mayo el 17 de octubre después, la matriz del movimiento obrero contemporáneo.

Somos continuadores de la heroica Resistencia Peronista y del Cordobazo; de los postulados revolucionarios de los planes de La Falda y Huerta Grande; del Manifiesto del 1º de Mayo de 1968 de la CGT de los Argentinos y de los 26 Puntos de la CGT Brasil. Somos hacedores del Grito de Burzaco, de la Marcha Federal, del Congreso de la Producción y el Trabajo, del FRENAPO, de la Constituyente Social.

Nos reconocemos en el compromiso militante de nuestros treinta mil desaparecidos que derramaron su sangre por una Patria para todos. En el valor de nuestros jubilados, que miércoles a miércoles nos enseñan que la historia es un río que fluye; y en los Chicos del Pueblo que siguen denunciando que el hambre es un crimen.

Somos caminantes: Marchamos, peleamos, no transamos.

Somos pechera, bombo, canto, bandera de unidad.

Somos autónomos del Estado, los partidos políticos y los patrones.

No somos neutrales, pretendemos gobernar nuestro destino. Luchamos por una Nueva Argentina que, como en gran parte de América Latina y el Tercer Mundo, alumbre una institucionalidad de poder popular capaz de romper el molde de la democracia formal.

Somos pueblo, somos trabajadores, somos CTA.

Eso somos, parte de la historia que construye el futuro.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Historia de un jornalero despedido

ATE - ACTA

El intendente de La Adela echó a un trabajador delegado de ATE el 31 de diciembre. Sus compañeros realizaron paro y permanencias pacíficas en sedes comunales.

A pesar de la conciliación obligatoria, no fue reincorporado y el funcionario no asistió a las audiencias. Por ello el sindicato recurrió al INADI e impulsa un juicio laboral contra la comuna. Gabriel Techera es un jornalero con once años de trabajo en el municipio de La Adela y delegado general de ATE.

El 31 de diciembre pasado fue echado por el intendente Juan Barrionuevo, aunque el apoderado comunal, Emiliano Torta, aduce que en realidad se trata de la “no renovación de contrato”. Los funcionarios dieron a entender en medios periodísticos que el compañero faltaba y era vago.

El drama de Techera, y por transición el de su familia, es la fatalidad a la que el Estado somete a los trabajadores mediante la precarización en su forma de empleo. Para el intendente Barrionuevo, como para la mayoría de los patrones, la “no renovación” del contrato es un modo políticamente correcto de despido. Pero para las leyes argentinas, es anticonstitucional.

La Adela cuenta con 35 empleados de planta permanente y 15 contratados. Es decir, el 42%. Norma Ojeda, Secretaria General de la Seccional ATE General Acha, denuncia que la municipalidad no argumentó formalmente su despido, aclara que Techera no tiene inasistencias injustificadas y que su última licencia está atravesada por una enfermedad sobre la que deberá someterse quirúrgicamente.

“En verdad”, sostiene la dirigente, “los motivos del despido son parte de la persecución sindical e ideológica del gobierno de Barrionuevo a los trabajadores delegados y protagonistas de los reclamos por malas liquidaciones de sueldo. Al respecto ya hemos presentado una denuncia ante el INADI de Santa Rosa e impulsaremos un juicio laboral contra el municipio”.

Desde los primeros días de enero hasta el 26, cuando comenzó la conciliación obligatoria, ATE realizó paro y protestas en el galpón municipal y los pasillos de la sede comunal.

El patrón

El intendente Barrionuevo no sólo precariza trabajadores violando el artículo 14 bis de la Carta Magna, sino que tampoco se apega a las leyes que regulan el trabajo. Porque apenas la Dirección General de Relaciones Laborales de la provincia dictó la conciliación, Barrionuevo debió haber reincorporado a Techera, retrotrayendo la situación al 30 de diciembre, un día antes del despido.Tampoco Barrionuevo se apega a las formas: El intendente faltó a la audiencia que el ministerio fijó para el 26, enviando en cambio al apoderado Torta, la contadora y una empleada administrativa de la comuna. Adujo problemas de salud, pero al día siguiente ejerció sus tareas con total normalidad, revela Norma Ojeda.

El 29, día en que estaba citada la segunda audiencia, Barrionuevo tampoco asistió. Sí apareció cinco días después, durante la tradicional fiesta de la Barda. Quizás para simpatizar con los vecinos, o bien para enviarles un mensaje desafiante, al dejarse ver con diez custodios que, según publicó el diario La Arena, habrían oficiado de guardaespaldas al ex carapintada Aldo Rico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Pacto nacional debe buscar modelo autosustentable en Bolivia

René Quenallata Paredes (XINHUA)

El principal eje del llamado "gran pacto nacional" lanzado por el gobierno de Bolivia, debe buscar que los gobiernos departamentales y municipales transiten hacia una verdadera autonomía mediante un modelo autosustentable.

Para distintos expertos y funcionarios consultados por Xinhua, las regiones de Bolivia deben dejar de ser "rentistas" y generar sus propios recursos, para superar así su excesiva dependencia del gobierno central.

Consideraron que el eje del diálogo nacional no debe ser la simple distribución de recursos, sino la manera de mantener la autonomía con una descentralización de la recaudación fiscal y la elevación de la productividad.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, lanzó la víspera la primera cita para iniciar este "gran pacto nacional", al convocar al Consejo Nacional de Autonomías a reunirse el próximo 11 de febrero en Palacio Quemado (sede presidencial) en la ciudad de La Paz.

De acuerdo con el gobierno, en dicho encuentro se presentará la propuesta técnica de diálogo para un pacto fiscal.

Analistas y gobierno proponen que este pacto no se vea con la característica exclusiva de la redistribución de recursos, sino como la oportunidad para mejorar la administración de los recursos desde los niveles y entidades territoriales autónomas.

El Consejo Nacional de Autonomías estará integrado por el poder Ejecutivo, los nueve gobernadores y representantes de los municipios, autonomías indígenas y regionales del país sudamericano.

Dicho órgano tendrá como prioridad trabajar en la redistribución de recursos para las regiones, a partir del último Censo de Población de 2012, además de otras acciones de corto, mediano y largo plazo.

El analista económico, docente e investigador de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de la ciudad de La Paz, Oscar Heredia, consideró que dentro de este diálogo se debe buscar que los gobiernos municipales y departamentales comiencen a ser productivos.

Afirmó que las administraciones locales tienen que generar sus propios recursos y dejar de depender tanto del gobierno central.

Por su parte, el director de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez Vidaurre, precisó que no se puede mantener el principio de autonomía de regiones, cuando apenas 12 por ciento de los recursos municipales corresponde a ingresos propios.

A su vez, la gobernadora del departamento oriental de Santa Cruz, Ruth Lozada, propuso que el 50 por ciento de los recursos generados en el país sea administrado por gobernaciones, municipios y universidades, mientras que la otra mitad se gestione a nivel central.

"Tenemos que empezar a ser actores reales de la autonomía y las regiones deben ser autosostenibles", dijo la funcionaria opositora del Partido Verde (PV).

En tanto, el ministro de Autonomías, Hugo Siles Núñez del Prado, admitió que uno de los temas a debatir este año en la agenda autonómica será sin duda el pacto fiscal.

Expresó que el tema de la descentralización en Bolivia, tanto política como administrativa, se ha postergado desde hace años.

"Nosotros asumimos que el proceso autonómico debe dejar el rentismo, que hoy es la regla, tendrá que ser la excepción. Pero el rentismo de la actualidad implica ineficiencia y estancamiento", aseveró.

Puso como ejemplo el caso de la alcaldía de Santa Cruz en uno de los estados más grandes del país, cuyo presupuesto por parte del Tesoro General del Estado fue de 1.512 millones de bolivianos (unos 217,2 millones de dólares) en 2014.

Por concepto de ingresos propios, sólo obtuvo 900 millones de bolivianos (unos 129,8 millones de dólares), es decir, no superó la renta que recibe del Estado central.

Siles comentó que la situación es aún más compleja a nivel de la gobernación de Santa Cruz, pues del total de recursos 85 por ciento corresponde a presupuesto del TGE y 15 por ciento a ingresos propios.

Gobiernos municipales y departamentales dejan de ejercer recursos de entre 30 y 100 millones de dólares anuales, según datos oficiales.

Según expertos y funcionarios, el pacto fiscal debe en consecuencia contener elementos como mejor administración y manejo de los recursos, y no solamente basarse en la distribución de los mismos.

Coincidieron en que, por tanto, se debe trabajar en proyectos regionales que generen empleos y recursos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Marcha campesina en afueras de Asunción reclama justicia social

Javier Rodriguez Roque (PL)

Dos columnas de campesinos paraguayos se encuentran hoy a las afueras de la capital paraguaya enarbolando consignas que reclaman justicia social, en vísperas de culminar en Asunción la marcha realizada desde distintos departamentos del país.

Paralelamente, grupos de afiliados al Partido Paraguay Pyahurá, convocante de la demostración e integrado por organizaciones de trabajadores rurales y docentes, partirán desde la plaza situada frente al Congreso donde están acampados para realizar actividades ante distintos organismos en protesta contra el actual gobierno.

Las columnas de labriegos, que recibieron el apoyo de la Federación Nacional Campesina y el Frente Guasú, proceden de los departamentos de Canindeyú, San Pedro, Caaguazú, Guairá y Caazapú y se acercaron a Asunción por las rutas 2 y 3, obstaculizando parcialmente el flujo del transporte automotor.

Demandas centrales que estuvieron presentes durante su recorrido y actos celebrados en varias ciudades son la renuncia del presidente Horacio Cartes, rechazo a la represión contra el campesinado y a las privatizaciones de empresas públicas, repudio a la narcopolítica y decisiones para eliminar la pobreza en el campo.

Los acampados ya frente al Congreso se moverán durante este día a proclamar sus peticiones frente a importantes fábricas y hospitales, mercados populares y especialmente a las puertas del ministerio de Agricultura y Ganadería, cuyo accionar es muy criticado por las organizaciones campesinas.

Mañana, martes, la marcha campesina entrará en Asunción y se unirá a quienes ya se encuentran en la Plaza de Armas, frente al Parlamento, para llevar a cabo un acto central a realizarse en horas de la noche.

El partido Paraguay Pyahurá emitió una declaración llamando a toda la ciudadanía a unirse a esta movilización que se efectúa bajo el lema de "Paraguay se pone de pie por una patria nueva" y a participar de la próxima constitución del Congreso Democrático del Pueblo, considerado herramienta unitaria para la lucha popular.

Hasta el momento, la fecha de oficialización de esa instancia es el próximo primero de Marzo y ya forman parte de quienes lo integrarán docenas de organizaciones políticas y sociales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El gobierno ecuatoriano redujo la pobreza en casi 15 puntos porcentuales

PL

Desde 2007 hasta hoy, el gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, redujo la pobreza nacional por ingresos en casi 15 puntos porcentuales.

De acuerdo con la Secretaría Nacional de Planificación (Senplades), hasta finales de 2014 la pobreza nacional por ingresos se ubicó en 22,5 por ciento.

Hace ocho años atrás, especificó la Senplades, el índice de penurias llegó a 36,74 por ciento y en diciembre de 2013 fue de 25,55 por ciento.

Datos oficiales del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos, constataron que en diciembre de 2007 la pobreza extrema se ubicó en 16,45 por ciento; en el mismo mes de 2013 fue de 8,61 por ciento, y en 2014 bajó a 7,65 por ciento.

La Secretaría recordó que para reducir la pobreza es necesario priorizar temas vinculados a la salud, el empleo, la educación y la generación de ingresos, en las cuales el gobierno ha realizado la inversión pública más importante de la historia nacional.

En el ámbito nacional, el gobierno ha diseñado, a través de la Senplades, un programa para cerrar brechas de inequidad a partir de la satisfacción de las necesidades básicas de su población.

Recientemente, Correa explicó que miles de familias ecuatorianas mejoraron su calidad de vida y salieron de la pobreza como resultado de las políticas gubernamentales en este período.

Ecuador es de los países de América Latina que más redujo pobreza, y si todo marcha bien en 2017, entregaremos el país con tres por ciento de pobreza absoluta, certificó el mandatario.

Aclaró que la zona de la Amazonía es la más vulnerable y la pobreza alcanza el 22 por ciento, lo cual manifiesta la exclusión padecida en esa zona durante sucesivas administraciones, aún cuando representa el 5 por ciento de la población ecuatoriana.

El jefe de Estado calificó de posible erradicar este flagelo en la Amazonía, tratándose precisamente de que es una población a la cual es posible llegar con proyectos socioeconómicos para su inclusión y desarrollo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cubanos esperan el fin del bloqueo de Estados Unidos

Rogelio del Río (XINHUA)

Los cubanos aguardan hoy esperanzados un eventual restablecimiento de vínculos diplomáticos con Estados Unidos, el cual signifique el fin del bloqueo decretado por Washington contra la isla desde hace más de medio siglo.

"Sería maravilloso. Sería una alegría para nosotros que nos quitaran el bloqueo", dijo en una céntrica calle habanera la joven Madelaine Cedeño, quien desea que ese sea el resultado de las conversaciones que mantienen ambos gobiernos desde el mes pasado.

Cedeño no espera que esas negociaciones traigan cambios en su vida personal, pero consideró que en general la sociedad cubana se beneficiará con el fin de ese bloqueo, decretado por Estados Unidos el 3 de febrero de 1962.

"Tal vez haya una mejoría en el sector de la salud, porque ahora cuando se necesitan medicinas importantes hay que comprarlas en un país lejano porque Estados Unidos no las vende a Cuba", afirmó la mujer, quien es empleada estatal.

"El bloqueo nos afecta aquí en todo (...) el transporte, la alimentación, las piezas de repuesto. Es criminal lo que han hecho esta gente con nosotros", señaló Humberto Montalvo, un técnico de audio de 50 años.

Montalvo estimó que la isla se beneficiaría mucho si el Congreso estadounidense levanta las sanciones, porque "traería por consecuencia una entrada más del comercio, más turismo en Cuba y mejoraría la economía".

Como Montalvo, muchos cubanos están esperanzados en una futura mejoría de la economía al establecerse negocios con empresas de Estados Unidos, algo que en la actualidad prohíbe la legislación estadunidense.

"El comercio beneficiaría en gran parte al pueblo cubano porque al ser dos países que están muy cerca, las entradas de mercancías serían más rápidas", valoró el jubilado Lázaro García al referirse a los 150 kilómetros que separan a ambas naciones.

"No es lo mismo que vengan mercancías de Europa a que vengan de Estados Unidos, que está mucho más cerca", subrayó en referencia a la prohibición que tiene Cuba de acceder al mercado estadounidense.

En igual sentido se manifestó el estudiante Rodolfo Soto, quien aseguró que el bloqueo ha afectado a todos los cubanos porque "lo que le cuesta a cualquier país un centavo, a nosotros nos cuesta 20 y entonces eso lógicamente ha impedido que sea mayor el desarrollo nacional".

Soto apostó sin embargo por una eventual llegada masiva de turistas estadounidenses a la isla, algo que ahora está prohibido por las leyes de Estados Unidos.

"Eso va a ser una entrada de divisas en nuestro país y va a mejorarlo extraordinariamente", afirmó.

De acuerdo con expertos, la isla puede recibir de 3 a 3,5 millones de turistas estadounidenses cada año, aunque para ello deberá ampliar su infraestructura hotelera, algo que está en los planes del Ministerio del Turismo (Mintur).

Cuba realiza inversiones para tener más de 85.500 capacidades hoteleras en 2020 a la altura de los estándares internacionales, dijo en septiembre último el ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero.

Por su parte, una joven bailarina cubana identificada como Alicia González dijo que "quizás la infraestructura no está tan preparada, pero se está trabajando en eso y estoy segura que van a tomar medidas para que en un momento determinado se puedan asumir grandes cantidades de turistas",

La Habana y Washington tienen en marcha un inédito proceso de diálogo para restablecer sus lazos diplomáticos, rotos por la Casa Blanca en enero de 1961, pero ambas partes coinciden en que será un camino largo y no exento de problemas por las diferentes políticas que han separado a los dos países.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Bloqueo de Estados Unidos a Cuba sigue "intacto", dice abogado cubano

XINHUA

El bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Es¬tados Unidos contra Cuba desde hace más de 50 años "aún está intacto", afirmó el prestigioso jurista de la isla Rodolfo Dávalos.

En declaraciones publicadas hoy viernes en el diario oficial "Granma", Dávalos, profesor titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, calificó el bloqueo de un "acto de guerra con ropaje de Derecho".

El también presidente de la Corte Cubana de Arbitraje Comercial Internacional se refirió a la situación actual de esa política de cerco, decretada por el presidente John F. Kennedy el 3 de febrero de 1962, tras la decisión anunciada el pasado 17 de diciembre de restablecer las relaciones diplomáticas bilaterales.

Explicó que la Ley Helms-Burton de 1996 otorgó categoría de acto legislativo superior a todo el entramado jurídico que hasta el momento había sido promulgado para bloquear a Cuba.

Precisó que, no obstante, el presidente estadounidense mantiene "grandes" facultades, que son "suficientes" como para desmantelar muchas de las trabas que impiden el comercio y las relaciones con la nación caribeña.

Acerca de las medidas puestas en vigor por Washington el 16 de enero último que flexibilizan el bloqueo, el abogado apuntó que el presidente Barack Obama "no puede levantar el bloqueo pero puede hacer mucho para mejorar las relaciones entre los dos países".

"El bloqueo debe cesar, porque moralmente no tiene sustento. Esa discusión debe llegar al Congreso (norteamericano) y desmontar todo el entramado legal que lo sustenta", sentenció Dávalos.

Obama, en su discurso sobre el estado de la Unión pronunciado el pasado 20 de enero, llamó al órgano legislativo a empezar este año a levantar el bloqueo a Cuba, tras considerar que se trata de una política "fracasada".

Cuba y Estados Unidos sostuvieron, el 22 de enero último en La Habana, su primer contacto para reanudar sus lazos diplomáticos bilaterales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Guatemala: La inseguridad de la prensa podría alcanzar los niveles de México y Honduras

CERIGUA

El escenario de violencia e inseguridad que enfrenta la prensa en México y Honduras podría volcarse a Guatemala, principalmente por el actuar del crimen organizado y la narcoactividad en el país, quienes se han constituido como los nuevos censores de la prensa, afirmó Ileana Alamilla, directora de Cerigua.

Alamilla señaló, durante su participación en un taller organizado por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ), que el crimen organizado se ha constituido como uno de los principales peligros para los periodistas guatemaltecos, pues censuran y generan autocensura en la prensa departamental.

Además de ellos, recordó, los poderes locales, la policía y otras autoridades también representan un riesgo para los comunicadores; vivimos en medios de los dos países, Honduras y México, más peligrosos para ejercer el periodismo sin estar en guerra, agregó.

Durante el 2014 el Observatorio de los Periodistas reportó 54 violaciones contra la libertad de expresión y de prensa; en lo que va del 2015 los casos ascienden a nueve.

Cuestionada sobre el estado del Programa de Protección a Periodistas anunciado por el gobierno, recordó que esta fue una iniciativa de Cerigua junto a ocho organizaciones de prensa, a la que posteriormente se incorporaron dos más y que contó con el acompañamiento de UNESCO; no fue una idea de la actual administración.

Alamilla dijo que mostraría su rechazo si el gobierno decide implementar el programa este año, en las condiciones actuales, en donde solo se han reunidos burócratas nacionales e internacionales ajenos a la actividad periodística, pues sería algo irreal que se utilizaría para otros fines.

Agregó que hay que crear las condiciones para la construcción del Programa que debe ser un compromiso serio de Estado y no solo un discurso, lo que requiere necesariamente de la participación de las y los periodistas, especialmente del área rural, así como de entidades reconocidas en la defensa de los derechos de periodistas y comunicadores; es urgente mejorar el escenario idóneo para el ejercicio de una profesión que ha sido catalogada como de alto riesgo, afirmó.

La experta en el tema, incluida por Reporteros sin Fronteras entre las 100 héroes y heroínas por la libertad de expresión en el 2014, enfatizó que el Ejecutivo mostró su anuencia para implementar este mecanismo en mayo del 2012 y lo reafirmó en octubre del mismo año, luego del Examen Periódico Universal (EPU), realizado en Suiza; previo a esta cita, Cerigua realizó cabildeos con distintas misiones diplomáticas para que este tema fuera una de las recomendaciones al Estado.

En mayo del 2013 el gobierno reiteró su compromiso; en noviembre de ese año se firmó un documento que según el gobierno daría inicio a la creación del programa, sin embargo en éste no participó ningún miembro de la prensa, contiene información desfasada y carece de los elementos necesarios para ser considerado como una iniciativa seria.

El pasado año se contrató a una coordinadora que no tiene el perfil idóneo para el cargo para construir el mecanismo y se instalaron dos mesas para discutir el tema, sin embargo el trabajo reportado fue catalogado por Alamilla como acciones de burocracia de instituciones nacionales e internacionales cuyos magros resultados han sido criticados por periodistas.

No hay voluntad política para implementar el programa, además de que es absurdo que el Estado diga que quiere proteger a la prensa, si entre los principales agresores se cuenta a agentes del Estado, expresó la directora de Cerigua.

En 27 de los 54 casos de agresiones cometidas durante el pasado año figuran autoridades del Estado y miembros de la seguridad pública; por su parte, 65 funcionarios fueron señalados en las 74 denuncias recibidas por el Ministerio Público (MP).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La pobreza abarca al 23,2 por ciento de los panameños

PL

Las estadísticas revelaron que 896.448 panameños viven en la pobreza, lo que representa el 23,2 por ciento de la población, aseguró hoy la versión digital del diario La Prensa.

Este dato se contrapone con la noticia de que Panamá en estos momentos sigue en plena expansión y se estima que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 6,5 por ciento este año, pronóstico que reafirmó el viceministro de Economía, Iván Zarak, ante empresarios del continente.

La explicación está en el Plan Estratégico de Gobierno 2015-2019, el cual asegura que la participación de la población panameña en los beneficios del progreso social es muy desigual.

El ingreso promedio mensual de los hogares en 2013 fue de 1.278 dólares en el país, pero el indicador en Ciudad Panamá fue de 1.674, el más alto, mientras en la comarca de la etnia NgÃñbe Buglé la media fue de 311, el más bajo.

En un recorrido por el distrito capitalino de San Miguelito y la ciudad de Colón, en la entrada atlántica del Canal de Panamá, Prensa Latina pudo apreciar la pobreza y el mal estado de las viviendas de los sectores más humildes.

Colón aloja en su seno a la Zona Franca, la segunda más grande del mundo, después de Hong Kong, que solo en 2013 movió 27 mil millones de dólares en importación y reexportación, según estadísticas de la Contraloría Nacional.

Además, la ciudad tiene ingresos por medio de otros servicios asociados a la vía interoceánica, la terminal de contenedores y la de cruceros, aunque la economía informal predomina en el casco urbano.

Otras regiones como Darién, al oeste, o las comarcas indígenas, distribuidas por la geografía itsmeña, sufren aún más la desigualdad en la redistribución de la riqueza.

En 2011 el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita nacional fue de 13.090 dólares, en una población de 3,4 millones de habitantes.

Las proyecciones del Gobierno Nacional para el actual quinquenio 2015-2019 prevén rescatar al menos a 150 mil panameños de la pobreza y desarrollar inversiones de carácter social e infraestructura, lo cual incluye la renovación urbana de Colón.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.