jueves, 19 de febrero de 2015

Los servicios nacionales y extranjeros en el eje de una trama delictiva generada por un gobierno al servicio de las grandes potencias y del capital

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

I. En una nota anterior (Argentina: La no aparición forzada y la segunda muerte del fiscal Nisman, Argenpress, 8 de febrero) escribimos que la Cámara Federal en lo Contencioso Administrativo que decidió la cuestión de competencia el 6 de junio de 2013, la Cámara Criminal y Correccional Federal , que el 14 de mayo de 2014 declaró inconstitucionales el Memorando de Entendimiento con Irán y la ley que lo aprobó y el Fiscal de la Cámara de Casación Penal que el 4 de noviembre de 2014 dictaminó a favor de la confirmación de la sentencia de inconstitucionalidad, coincidieron en que con dicho Memorando el Poder Ejecutivo invadió el ámbito de competencia del Poder Judicial, obstaculizó el progreso de la investigación del atentado contra la AMIA, lo que puede conducir a la total paralización de la causa, al castigo de los culpables y a vulnerar los derechos de las víctimas a un juicio justo, a establecer la verdad y a la reparación moral y material, derechos consagrados en la Constitución y en diversos tratados internacionales.

Por su parte el fiscal Nisman, con ese mismo enfoque y teniendo en cuenta otros elementos probatorios de la intencionalidad de sustraer al Poder Judicial la causa AMIA por parte del Poder Ejecutivo y de los representantes del mismo que negociaron el Memorando con las autoridades iraníes, concluyó que estaba configurado el delito de encubrimiento de un crimen contra la humanidad y cumplió con su deber de denunciar dicho delito el 14 de enero de 2015.

Delito punible aún en grado de tentativa pues el objetivo perseguido de dejar impune el atentado se frustró, hasta ahora, por razones ajenas a la voluntad del Poder Ejecutivo (inconstitucionalidad del Memorando y de la ley aprobatoria y negativa de INTERPOL a levantar las notificaciones rojas).

Dijimos también que el Memorando cae asimismo bajo la sanción de nulidad prevista en el artículo 53 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados: “Es nulo todo tratado que, en el momento de su celebración esté en oposición con una norma imperativa de derecho internacional general. Para los efectos de la presente Convención, una norma imperativa de derecho internacional general es una norma aceptada y reconocida por la comunidad internacional de Estados en su conjunto como norma que no admite acuerdo en contrario y que sólo puede ser modificada por una norma ulterior de derecho internacional general que tenga el mismo carácter”.

II. Ahora nos proponemos analizar, así sea someramente, los contornos de las diversas reacciones políticas, en el oficialismo y fuera de él y en particular la cuestión de los llamados “servicios de inteligencia”, a partir de la muerte de Nisman.

La primera reacción al más alto nivel fue la de la Presidenta de la Nación con su primera carta unas 48 horas después de la muerte del Fiscal, que ya hemos comentado en nuestra nota precedente.

En esa primera carta la señora Presidenta relataba haber sido objeto de un atentado en su estudio en 1980, quisimos verificarlo y comprobamos que fue así, que tal atentado existió.

Pude leer parte de la solicitada que publicaron entonces la señora y su extinto esposo (además pude ver una foto de abril de 1982 del abogado Néstor Kirchner, junto con otros representantes de las “fuerzas vivas”, reunido con el general Oscar Enrique Guerrero (con un siniestro currículo durante la dictadura militar) para significar su apoyo a las Fuerzas Armadas en la aventura de las Malvinas. (http://www.perfil.com/politica/Pasado-imperfecto-las-verdaderas-relaciones-de-Nestor-Kirchner-con-los-militares-de-la-dictadura-20061105-0031.html)

En la solicitada donde reclamaban la investigación del atentado del que fueron víctimas y que se hiciera justicia, los esposos Kirchner escribían:

..."También agradecemos la adhesión que nos ha hecho llegar el Sr. Ministro de Asuntos Sociales Dr. Felipe Pablo Oscar Borrelli y el Sr. Intendente Municipal, Sr. Pablo Andrés Sancho, como así también la cooperación prestada por el Sr. Jefe de la Policía Tte. Cnel. Juan José Claro. Respecto de los hechos acaecidos, ésta es la única manifestación pública que este Estudio efectúa, dejando en manos de la justicia la prosecución de las investigaciones pertinentes, conforme debe ser en un Estado de Derecho y esperando sea esclarecida la verdad en su totalidad".

De modo que -para los esposos Kirchner- la dictadura militar era un “Estado de Derecho”.

Sin duda lo era para ellos, pues formaba parte de ese “Estado de Derecho” la circular 1050 de Martínez de Hoz, que les permitió constituir en poco tiempo un patrimonio de 20 propiedades, como resultado de las ejecuciones hipotecarias de deudores morosos.

Es cierto que lo que generalmente se entiende por Estado de Derecho, caracterizado por el acatamiento a la ley y la llamada división de los poderes, da lugar a distintas interpretaciones, pero calificar de Estado de Derecho a la dictadura militar excede de ciertos límites, sobre todo viniendo de dos abogados. Y puede explicar qué particular visión del Estado de Derecho tiene la señora Presidenta de la Nación.

Escribimos “la llamada división de los poderes” porque compartimos el punto de vista de quienes prefieren llamarla división de funciones (ejecutiva, legislativa y judicial) dado que entendemos que existe un solo poder, el de la clase capitalista dominante. De donde resulta que “todos son iguales ante la ley”, pero desiguales frente al derecho de propiedad de los instrumentos y medios de producción y de cambio. Expresado popularmente: todos son iguales ante la ley, pero algunos son más iguales que los demás.

Dicho de otra manera, de un lado están los pocos “más iguales” que son los propietarios del capital y sus funcionarios en sentido amplio (políticos, burócratas, jueces, legisladores, economistas, intelectuales, periodistas), y del otro están las mayorías económicamente explotadas e ideológicamente dominadas y manipuladas. Y, por cierto, próximos a estos últimos, hay también intelectuales, políticos, periodistas, etc. E incluso jueces y fiscales con sentido moral y que creen en el ejercicio honesto, objetivo e imparcial de su función.

La reacción del lado oficial (dirigentes, juristas, medios de comunicación, etc.) giró en torno a la teoría de un complot gestado por la oposición, por los fondos buitres, etc (teoría complotista de la que participaron algunos grupos de izquierda: complot en el marco de la lucha interiimperialista, Nisman agente de la CIA y del Mossad, etc).

En los medios oficialistas se propalaron mentiras, falsedades de todo tipo y versiones contradictorias sin limitación alguna. A algunas de las cuales ya nos referimos en nuestra nota anterior. Por ejemplo Zaffaroni diciendo que no hubo delito porque, en todo caso hubo desistimiento de la tentativa, cuando es delito porque hubo frustración de la tentativa.

O el Poder Ejecutivo y Página 12 y su columnista Verbitzky, comparando el Memorando con el caso Lockerbie , cuando en este último caso se realizó un juicio ante un Tribunal de Justicia, que, en primera instancia, duró 84 días repartidos en 38 semanas en el que declararon 230 testigos. (L’affaire de Lockerbie devant la justice ecossaise par M. William WOLL sous la direction de M. Eric DAVID Mai 2006. Mémoire du diplôme d’études approfondies en droit .Université Libre de Bruxelles).

Además, en el caso Lockerbie intervino la Corte Internacional de Justicia a instancias de Libia y, a pedido de los Estados de la nacionalidad de las víctimas, intervino el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que dictó tres resoluciones: la 731 de enero de 1992, 748 de marzo del mismo año, reclamando a Libia que respondiera a las peticiones de colaboración para determinar las responsabilidades en el atentado y la 883 de noviembre de 1993 ordenando embargos contra Libia por no haber respondido a dichas peticiones de colaboración. Presión internacional sobre Libia que llevó al juicio de los implicados citado precedentemente. (Véase Jean-Marc Sorel, L’épilogue des affaires dites Lockerbie devant la CIJ, Revue Générale de Droit Internacional Public, octobre-décembre 2003, Nº 4).

Cabe preguntar ¿por qué Kirchner y Fernández de Kirchner fueron a hablar del tema a la Asamblea General de la ONU, evidentemente para el consumo interno, dado que la Asamblea no puede tomar medida alguna efectiva y en cambio no llevaron la cuestión al Consejo de Seguridad que puede dictar medidas coercitivas?

III. El oficialismo y sectores de la oposición propalaron la versión de que Nisman trabajó para la CIA y a las órdenes de la embajada de Estados Unidos.

En setiembre de 2004 Nisman fue designado por el Procurador General sustituto Dr. Casal (no por Righi, que se excusó) al frente de la causa AMIA (atentado de 1994) y la del atentado de 1992 contra la embajada de Israel, que incluyó la creación de una unidad especial para la investigación de los mismos.

Contó con el apoyo total del Presidente Néstor Kirchner, quien le dio el contacto con los Servicios de inteligencia y el acceso a los documentos de dichos servicios en relación con dichos casos.

Estas fueron las palabras del presidente Néstor Kirchner en la firma del “Acta de compromiso para el esclarecimiento de los atentados de la AMIA y la embajada de Israel», en marzo de 2005, que ser pueden encontrar en el sitio web Presidencia.gob.ar (Buenos Aires). http://www.presidencia.gob.ar/discursos-2007/24700:

“Señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; autoridades nacionales; representantes del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal; miembros de las comisiones directivas de AMIA Y DAIA; señor embajador de Israel en la República Argentina; señores representantes de organismos de derechos humanos; familiares de las víctimas; señoras y señores: escuché decir con precisión que lo que hoy se está configurando no es ni más ni menos que la obligación que el Estado argentino tiene de trabajar para el esclarecimiento, para lograr justicia en estos hechos aberrantes y vergonzantes que nos ha tocado vivir...

...“El señor fiscal, doctor Nisman, tiene todas las carpetas del Servicio de Inteligencia (SIDE) para hacer la investigación y llevarla a fondo; todas y además todas las atribuciones para que el Estado esté a disposición de él para que Dios quiera pueda encontrar justicia definitivamente. Nuestro apoyo incondicional; apoyamos decididamente al éxito del doctor. Sufrimos lo que sufren los familiares más la vergüenza de tener un Estado que durante tanto tiempo no supo resolver o no quiso o encubrió. Porque no hay duda de que para llegar a tanto encubrimiento debió existir y esperemos que la justicia avance fuertemente en este tema.

Así que doctor, tiene una tarea muy fuerte por delante pero puede ser un antes y un después. Los argentinos estamos absolutamente esperanzados en su gestión”....

El contacto de Nisman con los Servicios fue Jaime Stiusso, un veterano de dichos servicios pues ingresó a ellos en 1972, permaneciendo en ellos desde entonces hasta hace pocos días.

Es decir estuvo al servicio de 17 Presidentes (cuatro de ellos encabezando dictaduras militares ): Lanusse , Cámpora, Lastiri, Perón, Isabel Martínez, Videla, Galtieri, Bignone, Alfonsín, Menem, de la Rúa, Puerta, Rodríguez Saa, Camaño, Duhalde, Kirchner y Fernández de Kirchner.

De modo que la actividad de Nisman y la información a la que tuvo acceso éste fue controlada por el Poder Ejecutivo a través de los servicios de inteligencia.

Dicho de otra manera, si Nisman tuvo contactos con servicios extranjeros fue con el conocimiento de la SIDE y la anuencia del Gobierno.

Era la época en que los Estados Unidos estaban interesados en presionar por todos los medios a Irán y Argentina podía desempeñar un papel de peón en ese enfrentamiento

Cabe aclarar que en Argentina no existe a nivel nacional una Policía Judicial dependiente del Poder Judicial. De modo que los fiscales, para sus investigaciones, tienen que contar con la Policía y los servicios de inteligencia que dependen del Poder Ejecutivo.

Lo cierto es que con Nisman avanzó la investigación y, como él mismo relata en su denuncia póstuma, en octubre de 2006 emitió un dictamen en el que acusó a un ciudadano libanés y a siete ciudadanos iraníes. En noviembre del mismo año el juez Canicoba Corral dictó órdenes de captura nacional e internacional contra nueve imputados (un libanés y ocho iraníes) a fin de recibirles declaración indagatoria. INTERPOL Buenos Aires emitió las correspondientes notificaciones rojas. Teherán cuestionó tales notificaciones y la Secretaría General de INTERPOL convocó a las partes en enero de 2007. Nisman concurrió a la convocatoria para defender la posición de la justicia argentina. La Secretaría General de INTERPOL, tras escuchar también los argumentos de la delegación iraní, dispuso que el asunto fuera tratado por el Comité Ejecutivo del organismo a la vez que encomendó a la Oficina de Asuntos Legales la confección de un dictamen sobre la cuestión debatida. En marzo de 2007 se reunió el Comité Ejecutivo de INTERPOL que confirmó la decisión de emitir las notificaciones rojas. Irán apeló la decisión y finalmente, en noviembre de 2007, la Asamblea General de INTERPOL confirmó la decisión a favor de emitir las notificaciones rojas.

Esto permite suponer que las pruebas aportadas por el Fiscal Nisman en las sucesivas reuniones de INTERPOL contra los iraníes imputados eran suficientemente sólidas como para convalidar la emisión de las notificaciones rojas.

Pero después cambió la estrategia de Estados Unidos frente a Irán y Obama manifestó su voluntad negociadora con Teherán. Allí cayó el papel de Argentina como peón en el enfrentamiento Estados Unidos-Irán y el Gobierno argentino giró a una política negociadora con Irán en el asunto de la AMIA, que desembocó en el Memorando de Entendimiento. Nisman -que en su denuncia elogia a Néstor Kirchner por su política contraria a negociar con Irán (que coincidía con la estrategia estadounidense en ese período)- perdió el viraje gubernamental y siguió batallando en la causa en la misma dirección. Y en ello le fue la vida.

Nisman fue conciente de ese viraje: en su denuncia contra las autoridades gubernamentales señala que el mismo comenzó a producirse en 2011.

A la luz de los hechos comprobados y de presunciones verosímiles es posible sostener que desde los atentados de 1992 y 1994, ninguno de los sucesivos Gobiernos argentinos se esforzó por establecer la verdad y emplear los procedimientos más eficaces a fin de sentar en el banquillo a los autores materiales e intelectuales de los atentados, por un lado para no involucrar a miembros de los servicios de inteligencia de Argentina, que sirvieron -por lo menos- de apoyo logístico en los atentados , y por el otro, a fin de seguir los cambios de la estrategia de los Estados Unidos frente a Irán. Todo ello con la intervención de la CIA y del Mossad, ya sea directamente, o indirectamente a través de los servicios de inteligencia de Argentina.

Es archiconocido el papel que desempeñan la CIA y el Mossad, trabajando en colaboración con los servicios de inteligencia estatales locales y/o con bandas mafiosas o grupos violentos de derecha o autoproclamados revolucionarios, infiltrados desde afuera o desde adentro. Colaboración que incluyen acciones terroristas y asesinatos selectivos. Para eliminar enemigos o con fines de provocación política.

Por cierto que la CIA y el Mossad no son los únicos servicios que se dedican a esas prácticas. Los servicios de otras grandes potencias suelen cometer acciones similares. Quedó en los anales el hundimiento mediante explosivos del Rainbow Warrior, navío de Greenpace, efectuado por los servicios franceses en julio de 1985, durante la presidencia de Miterrand.

Ejemplos típicos son los atentados terroristas en Italia cometidos por grupos fascistas (entre ellos el de Piazza Fontana, Milán en 1969, 17 muertos y 90 heridos y el de la estación de Bolonia, en 1980, 85 muertos y 200 heridos) y el asesinato de Aldo Moro (partidario del “compromiso histórico” con el Partido Comunista italiano, política inaceptable para los Estados Unidos) por las Brigadas Rojas, , donde estuvieron involucrados los servicios secretos italianos (SISMI) y la CIA (Véase Lucha antiterrorista y respeto de los derechos humanos. Centre Europe-Tiers Monde-CETIM, Ginebra, diciembre 2007 -www.cetim.ch/es/publications_antiterrorisme.php. Puede verse también Commissione parlamentare d'inchiesta sul terrorismo in Italia e sulle cause della mancata individuazione dei responsabili delle stragi . 58a seduta. Mercoledi' 24 novembre 1999, sesión en la que se evocó la posible implicación del Mossad en alguno de esos atentados. http://www.parlamento.it/parlam/bicam/terror/stenografici/steno58.htm)

IV. Quienes reclaman desde diferentes sectores - con razón - que se haga la luz sobre la actuación del Gobierno en el asunto AMIA y sobre las circunstancias de la muerte del Fiscal Nisman, lo hacen con distintos enfoques. Algunos olvidan que tienen una responsabilidad compartida en el estancamiento de la investigación de los atentados terroristas contra la embajada de Israel y contra la AMIA y ven principalmente la posibilidad de sacar ventajas para la próxima contienda electoral. Y si llegan al Gobierno cabe presumir con bastante certeza que harán gatopardismo: cambiar algo para que todo siga igual.

Otros, organizaciones populares y grupos de izquierda, reclaman lo mismo y agregan reivindicaciones tales como el control democrático de los servicios de inteligencia, la apertura de sus archivos y la publicación de la lista de todos los espías. Estas reivindicaciones para hacerse efectivas, implicarían un cambio radical en la naturaleza del Estado, pues no hay que olvidar que los servicios son por naturaleza secretos, entre sus miembros no sólo hay espías sino también asesinos profesionales y tienen continuidad en su personal y en sus actividades mientras los gobiernos cambian. Es decir, están en el riñón del Estado y más allá de toda legalidad. Stiuso, con 42 años de “servicios”, es la prueba viviente de ello.

Es significativo que las tomas de posición de organizaciones populares, grupos de izquierda y algunas personalidades sean ignoradas tanto por la prensa oficialista como por la gran prensa opositora. Estos grupos, organizaciones y personalidades podrían decir, parafraseando al Quijote (“ladran, Sancho, señal que cabalgamos”): “Nos ignoran compañero/as, señal que vamos por el buen camino”.

En lo que concierne específicamente a los servicios de Argentina es muy útil la lectura del artículo de Herman Schiller : “La SIDE y la criminalidad estatal” , publicado en Argenpress el 10/02/15, donde recuerda que los servicios de inteligencia fueron creados por Perón en 1949 con el nombre de “Control de Estado” como respuesta a la huelga ferroviaria de ese año (varios trabajadores ferroviarios fueron desaparecidos) y que después siguió funcionando como Servicio de Informaciones del Estado - SIDE, pero siempre con la misma orientación represiva antipopular.

V. El Gobierno utiliza los archivos de los servicios para sacar a luz episodios -políticos, profesionales e incluso familiares, verdaderos, aproximativos o falsos- de gente que puede cuestionar de una manera u otra (como jueces, fiscales, peritos, periodistas, etc) la actuación gubernamental. El mecanismo consiste, no en poner en duda lo que dicen o hacen en el momento presente, sino en descalificarlos por algo en que fueron (o se supone que fueron) protagonistas en el pasado.

Tres casos recientes.

1. El 27 de enero se publicó en Pagina 12 -el boletín diario de la Casa Rosada financiado con dineros públicos- un artículo sin firma titulado “Otro personaje insólito entra en escena” donde se “acusa” a una periodista extranjera, Teresa Dussart de haber publicado ... “declaraciones de los dos policías federales [custodios de Nisman] en su blog, de neto corte opositor al kirchnerismo”. Se la califica de “analista de inteligencia belga” y se agrega su biografía detallada, según la cual ha trabajado en diversos servicios. Dussart después recibió amenazas y pidió protección consular a la embajada belga.

2. Cuando se hizo pública a designación del Fiscal Gerardo Pollicita como sucesor de Nisman, (que ya pidió numerosas medidas para completar y concatenar las pruebas aportadas por Nisman en su denuncia) inmediatamente comenzaron a circular descalificaciones en su contra. En este caso con el agravante de que en Página 12 del 14/02/15 -el boletín diario de la Casa Rosada financiado con dineros públicos- junto al artículo de Kollman destinado a descalificar a Pollicita, aparece una ilustración donde a través de una lupa se ven destacados el nombre y el apellido del Fiscal. Es un claro mensaje mafioso donde se le está diciendo “te tenemos en la mira”. Hubiera sido muy grosero poner “Gerardo Pollicita” tras una mira telescópica.

3. El tercer caso es el artículo de Verbitzky -que además de ser un connotado periodista es un viejo experto en servicios de inteligencia- publicado en Página 12 del 15 de febrero, titulado “Gente con pericia”, que comienza así:

“La jueza Sandra Arroyo Salgado designó como peritos de parte al “prestigioso médico forense” Osvaldo Raffo y al “especialista en criminalística” Daniel Salcedo, según la calificación al uso en la perezosa prensa local. No es seguro que sepa quiénes son”.

Después sigue una demoledora carga contra los peritos, citando sus antecedentes con lujo de detalles, acompañada del facsímile de un viejo documento poco legible que parece tener la firma de Raffo. Es increíble la celeridad con que Verbitzky tiene acceso a documentos que seguramente están en los archivos de los servicios. La urgencia en descalificar a los peritos de parte en la causa por la “muerte dudosa” de Nisman se debe a que el 13 de febrero se publicó que éstos, en la inspección del departamento del fiscal, encontraron “evidencias que hasta ahora no se habían tenido en cuenta”.

Para completar, en el mismo Página 12 del 15 de febrero, el periodista Kollman decreta:

“Mientras ya se considera difícil que aparezcan indicios importantes en la casa del fiscal y en el arma”...

Que es una manera de apresurarse a anticipar que los peritos de parte no aportarán nada nuevo a la causa. A no ser que ocurra lo contrario, por ejemplo que se establezca que hubo otras personas, además de las que ya se sabe que estuvieron, en el departamento de Nisman. O que haciendo pruebas con el arma encontrada junto a Nisman, se verifique que cuando se dispara la misma deja huellas de deflagración en la mano de quien hace el disparo.

VI. En cuanto a las sospechas relativas al involucramiento del Gobierno y/o de los servicios en la muerte de Nisman, cabe recordar el antecedente de otras muertes vinculadas a causas judiciales donde el Gobierno o sus servicios podrían resultar malparados. Señalaremos sólo dos.

Jorge Julio López, víctima de la represión durante la dictadura militar, fue confinado en un centro clandestino de detención. Tras sus declaraciones que contribuyeron a que se condenara a Miguel Etchecolatz a prisión perpetua, López desapareció el 18 de septiembre de 2006. Hasta ahora no se sabe nada de López ni quiénes fueron sus secuestradores. Probablemente una venganza de los servicios, que son los mismos desde las dictaduras de los años 60 y 70 y aún antes.

En la madrugada del 9 de febrero de 2013, en Ituzaingó, provincia de Buenos Aires, Leonardo Andrada fue asesinado de cinco tiros. Esperaba el colectivo para ir, como lo hacía habitualmente, a desempeñarse como maquinista del ferrocarril Sarmiento. Andrada era testigo clave de la Masacre de Once, ya que él fue el motorman que le entregó el servicio a quien luego condujo la formación el 22 de febrero de 2012, donde perdieron la vida 51 personas. Aquel día, en jerga ferroviaria, le afirmó a su compañero: “Tené cuidado que la formación tiene freno largo”, es decir que no estaba en condiciones.“Cuando lo matan a Leonardo es porque tiene que ver con el accidente de Once, tiene que ver con que le dijeron que no fuera a declarar o si declaraba que no dijera lo que tenía el tren. Él declaró la verdad. Dijo que el tren tenía fallas cuando se lo entregó a Córdoba (se refiere al maquinista), que tenía freno largo y al otro día amaneció muerto”, relató a Enredando las Mañanas Juan Carlos Cena. (http://www.anred.org/spip.php?article9313).

En la causa por la masacre de Once el eje principal fue si el accidente se debió a un error del maquinista o a deficiencias del material ferroviario. En esta segunda hipótesis (que avalaba el testimonio de Andrada) la responsabilidad caía sobre la empresa concesionaria y sobre los funcionarios del Gobierno que tenían que controlarla. Se sigue sin saber quienes fueron los asesinos de Andrada.

VII. Además del Gobierno y sus adictos incondicionales, la teoría de que la denuncia de Nisman contra la Presidenta de la Nación y otras autoridades y las sospechas que involucran al Gobierno en la muerte del Fiscal, son parte de un complot para desestabilizar a éste a causa de su política progresista de defensa del interés nacional y del bienestar de las masas populares frente a las agresiones del “enemigo interno” y del imperialismo, la sostienen algunos “analistas” cuyos comentarios circulan en medios de izquierda, entre ellos Emir Sader (“Cristina somos todos”, artículo publicado en el diario oficial Página 12, la agencia oficial de noticias TELAM y otros medios) y la ha sostenido un grupo que se ha propuesto, con toda modestia, “defender a la humanidad” (Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad).

Sostiene la misma tesis el Presidente Correa de Ecuador quien no hace mucho dijo que la petrolera Chevron “es una empresa que dejó "uno de los desastres ambientales más grandes del planeta" en su país y llamó a un "boicot mundial" contra dicha empresa. Correa parece haber olvidado que el Gobierno argentino está asociado a Chevron.

Los citados, Sader y los “defensores de la humanidad” no saben, o no quieren saber, cuál es la real situación, política, económica y social, en Argentina.

Sader, en su artículo, llega al extremo de establecer un paralelo del actual Gobierno argentino con el Gobierno de Salvador Allende, que llevó una política exactamente opuesta a la que lleva el gobierno de Cristina Fernández, hasta que fue derrocado por el sanguinario golpe de Estado orquestado por la CIA.

VIII. ¿GOBIERNO “NACIONAL Y POPULAR? Lo cierto es que la política del actual Gobierno argentino no tiene nada que ver con la imagen que intenta darse -y que le atribuyen algunos- de “nacional y popular” pues es totalmente favorable a los intereses del gran capital transnacional y nacional (sean éstos amigos-socios o “enemigos) y ha facilitado la creciente explotación de los trabajadores, sobre todo por el capital extranjero, como demostraremos con algunos datos.

1. Este Gobierno no denunció y ni siquiera renegoció -pudiendo hacerlo- los 54 tratados bilaterales de libre comercio (celebrados durante el Gobierno de Menem) que someten el país al poder económico transnacional y a la legislación y a los tribunales extranjeros. Sigue aceptando la jurisdicción extraterritorial del CIADI, mecanismo que funciona dentro del Banco Mundial, en las demandas de empresas trasnacionales contra el Estado nacional, lo que le está costando al país centenares de millones de dólares en causas perdidas.

2. Nunca derogó la ley de inversiones extranjeras dictada por la dictadura militar, con lo que continúan vigentes las múlti¬ples ventajas concedidas al capital extranjero que surgen de la misma y de diversas nor¬mas complementarias.

3. Capitales extranjeros estatales y privados (chinos, ingleses, estadounidenses, etc.) han comprado y siguen comprando enormes extensiones de tierra, inclusive en las zonas de seguridad, para explotaciones agrícolas y ganaderas, y hasta construyen aeropuertos que operan fuera de todo control de las autoridades argentinas. Uno de ellos en Río Negro, instalado en zona de seguridad, propiedad del inglés Joe Lewis. Otro propiedad de una minera canadiense en la misma región.

Según algunas estimaciones, el 10% del territorio argentino- unos 300.000 kilómetros cuadrados- está en manos extranjeras.

El resultado de esta política agrícola es el agotamiento, la degradación y la contaminación de tierras, totalmente negativa para una política de autoabastecimiento alimentario a largo plazo.

4. Hay 144 empresas mineras en actividad registradas en Argentina, 24 de ellas argentinas, al menos nominalmente, y 120 extranjeras. Entre estas últimas grandes transnacionales con una bien ganada reputación de contaminadoras de las aguas y de las tierras, que pagan regalías mínimas, extraen oficialmente ciertos minerales en cantidades no controladas y se supone que extraen y se llevan clandestinamente del país minerales estratégicos.

5. En 2012 el Gobierno anunció la nacionalización de YPF que consistió en retomar la parte de la española REPSOL en YPF (51% de las acciones). Como no hubo acuerdo entre las partes sobre el monto de la indemnización, REPSOL presentó una demanda al CIADI. Finalmente se llegó a un acuerdo por el cual el Gobierno argentino (que no debió pagar nada en razón de la política de vaciamiento de la empresa practicada por REPSOL) aceptó pagar 5000 millones en bonos de la deuda (a lo que hay que agregar 6000 millones en concepto de intereses, según algunos expertos).

Después el Gobierno argentino firmó acuerdos con Chevron (con cláusulas no reveladas ni siquiera al Parlamento) y con otras empresas transnacionales para explotar zonas petrolíferas mediante el sistema de “fracking”, altamente contaminante.

6. La política de “sojización” del campo (con soja transgénica de Monsanto y utilización masiva de Roundup y otros pesticidas, con graves consecuencias para la salud humana) iniciada por Menem, continuó aceleradamente con el kirchnerismo, para gran satisfacción de los vilipendiados “sojeros” y del mismo Gobierno que obtuvo una elevada renta sojera, la que dilapidó en su mayor parte, aunque dedicó algo de ella a realizar una política social de tipo clientelista.

7. La deuda. Después 12 años de gestión kirchnerista - tras la pantalla de la consigna oficialista “Patria o buitres” - la deuda pública real no ha disminuido sino que ha aumentado, pese a que en ese lapso se han pagado 190.000 millones de dólares.

Escribió hace poco Héctor Giuliano: “Durante toda la gestión K la principal tarea del gobierno en materia de endeudamiento fue pagar privilegiadamente a los acreedores externos - sin cuestionamiento alguno - traspasándole las obligaciones impagables a los organismos del propio Estado, fundamentalmente ANSES (que administra la plata de los jubilados), BCRA (que administra las divisas del país) y Banco Nación (BNA, que es la principal entidad crediticia nacional)...

Todos ponderan que ahora el gobierno tiene menor deuda externa con acreedores privados del país pero nadie dice media palabra sobre el hecho que la Deuda Pública ha venido aumentando a pasos acelerados y que sus proyecciones son más crecientes todavía.

Nadie plantea el gran interrogante sin respuesta de quién, cómo y cuándo pagará toda esta cuantiosa Deuda intra-Estado generada por el gobierno Kirchner para privilegiar el pago de Deuda Externa con Terceros.

Peor aún, todos callan en forma cómplice frente a la maniobra en curso por parte del gobierno de ir licuando esa deuda intra-Estado vía inflación y sub-indexación de las obligaciones en pesos.

Nadie menciona el costo de esa Deuda Interna que agrava el desfinanciamiento del Sistema Previsional, la descapitalización del BCRA y la distorsión del Sistema Crediticio Argentino por culpa del pago de la Deuda Externa”. (Héctor Giuliano, Argentina, la deuda pública 2015 (Argenpress http://www.argenpress.info/2014/12/argentina-la-deuda-publica-del-2015.html)

Dicho de otro modo, el Gobierno sigue pagando una deuda mayoritariamente ilegítima con el producto del trabajo y los ahorros de la inmensa mayoría del pueblo argentino.

Con el doble discurso habitual, el Gobierno hizo aprobar por la mayoría parlamentaria adicta en setiembre del 2014 una ley que llamó “Del Pago Soberano Local de la deuda exterior de la República Argentina”.

El artículo 1º de la ley dice: “En ejercicio del poder soberano de la República Argentina, declárase de interés público la Reestructuración de la Deuda Soberana realizada en los años 2005 y 2010”.

El interés público es el interés común de toda la colectividad, como por ejemplo asegurar la salud, la educación, un medio ambiente sano, el derecho a la alimentación, a la vivienda, etc. Y de manera general asegurar el bienestar del conjunto de la población.

De modo que, con esta ley, el Gobierno argentino y su mayoría parlamentaria han otorgado la misma jerarquía normativa de interés público al pago de la deuda externa, que a los derechos fundamentales de todos los habitantes de la República.

La ley habla de “pago local” y en la misma ley se establece la posibilidad del pago a los acreedores en países extranjeros y, en caso de litigio - como se ha hecho siempre hasta ahora- se acepta el sometimiento del mismo a tribunales extranjeros.

Colmo de la hipocresía, después de haber declarado “de interés público” el pago de la deuda y no haber objetado un solo centavo de la misma, el artículo 12 de ley dispone la creación en el Congreso de la Nación de una Comisión Bicameral Permanente de Investigación del Origen y Seguimiento de la Gestión y del Pago de la Deuda Exterior de la Nación, que tendrá por finalidad investigar y determinar el origen, la evolución y el estado actual de la deuda exterior de la República Argentina desde el 24 de marzo de 1976 hasta la fecha. Demás está decir que dicha Comisión no se ha constituido.

Y cabe agregar que desde el año 2000 duerme en el Parlamento la sentencia del juez Jorge Ballestero en la causa promovida por Alejandro Olmos junto con los dictámenes periciales agregados al expediente que demuestran la ilegitimidad de la mayor parte de la deuda externa y también duermen desde hace años varias iniciativas de diputados para constituir una Comisión Investigadora de la deuda externa. (Véase en Argenpress: Alejandro Teitelbaum, Acerca de la ley llamada “del pago soberano local de la deuda exterior de la República Argentina”- http://www.argenpress.info/2014/10/acerca-de-la-ley-llamada-del-pago.html).

8. Durante la gestión kirchnerista (caracterizada por lo que se ha dado en llamar “capitalismo de amigos” y una corrupción casi sin precedentes) ha aumentado la concentración y extranjerización de la gran industria y la tasa de explotación de los trabajadores, sobre todo en las industrias de capital extranjero.

Véase, al respecto, el documentado estudio de Pablo Manzanelli y Martín Schorr, “Extranjerización y poder económico industrial en Argentina” publicado en la Revista Problemas del Desarrollo, Revista Latinoamericana de Economía, 170(43), Universidad Nacional Autónoma de México, julio-setiembre 2012.

En la nota 19 del artículo se lee: “En el año 2009 la tasa de explotación de los trabajadores de las empresas extranjeras industria¬les que integran la enge fue 43.1% más elevada que en 1993 y 34.2% más alta que en 2001

En el Resumen del artículo se lee:

“Tras el abandono del régimen de convertibilidad, en los primeros días del año 2002 la industria argentina ha experimentado un proceso de expansión acelerada (sólo morige¬rado por los efectos domésticos de la crisis internacional desatada a fines de 2008). Esta fase fue acompañada de un incremento de consideración en la concentración económica y, en ese marco, en la profundización del predominio del capital extranjero en la cúpu¬la empresaria sectorial. Este artículo analiza estos procesos y busca identificar sus prin¬cipales factores explicativos, así como sus implicancias más salientes sobre la dinámica socio-económica de la Argentina. En este sentido, se busca aportar elementos de juicio para reflexionar acerca de si la industria realmente existente (altamente concentrada y extranjerizada) puede convertirse en el nudo conductor de un “modelo de acumulación con inclusión social”, tal como sostiene el discurso predominante”.

Se puede afirmar que la creciente explotación de los trabajadores ni siquiera sirvió para una acumulación interna de capital (el pretendido “modelo” de acumulación con inclusión) sino que sirvió fundamentalmente para engrosar los beneficios del capital extranjero, que son remitidos al exterior.

9. En cuanto a los recientes acuerdos celebrados con China, nada permite suponer que no seguirán la misma orientación general que han tenido hasta ahora los acuerdos con grandes empresas trasnacionales y con potencias extranjeras, es decir: tratar de salir, a cualquier costo, de los urgencias financieras del momento; darles trabajo a amigos-socios del gobierno (la infraestructura de la estación satelital la está construyendo Lázaro Baez); hacer concesiones lesivas para la soberanía nacional a muy largo plazo.

Por ejemplo la estación satelital al parecer será de hecho un enclave extraterritorial durante 50 años. La información hecha pública dice: Al permitir la construcción de la estación, el gobierno provincial cedió 200 hectáreas en comodato a la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), que está bajo la órbita del Ministerio de Planificación. A su vez, la CONAE firmó un acuerdo por el cual el gerenciamiento de la estación durante 50 años estará a cargo del Control General de Monitoreo y Lanzamiento Satelital de China, que depende del Departamento General de Armamentos. A cambio del manejo de la estación por parte de China, la agencia espacial argentina accederá al 10% de tiempo de uso de la antena para llevar a cabo investigación científica y de cooperación internacional. La construcción implicará una inversión de US$ 300 millones.

(Véase de Esteban Mercatante en Argenpress del 5 de febrero: “China o buitres”, o cómo la (im)postura soberana lleva a profundizar la nueva dependencia - http://www.argenpress.info/2015/02/china-o-buitres-o-como-la-impostura.html

¿Este es el Gobierno “nacional y popular” que inquieta tanto a los grandes capitalistas?

Creemos, por el contrario, que están sumamente satisfechos con el mismo porque entienden el verdadero mensaje del Gobierno: “La mesa está servida. No arrebaten que hay pa’ todos”, como diría Menem con su tonada provinciana.

Este Gobierno, como todos los gobiernos capitalistas, con algunos matices folclóricos debidos a la personalidad de la principal protagonista, privilegia sobre el interés general el interés privado de los gobernantes, de sus amigos-socios capitalistas y de los grandes capitalistas en general.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La Inteligencia del Estado argentino, plaza tomada por el Imperio. Dossier Nisman

Gustavo Herren (especial para ARGENPRESS.info)

Los servicios de Inteligencia del Estado argentino se hallan influenciados e infiltrados en distintos niveles por Estados Unidos, Israel y la Inteligencia británica, mientras los sectores de Contrainteligencia no logran cumplir con sus objetivos específicos. El problema no es reciente sino que ocurre desde el largo plazo.

Lo pone nuevamente en evidencia el caso de la muerte del fiscal Nisman, que desde 2004 investigaba los atentados en la embajada de Israel (1992) y la mutual judía AMIA (1994) que dejaron 114 muertos y centenares de heridos. Su velatorio fue privado y familiar, salvo por la presencia del embajador de Estados Unidos en Argentina, Noah Mamet. Nisman, tenía una revelada relación con agentes clave de operaciones encubiertas de la Inteligencia local, y a su vez, ambas partes dependencia funcional de servicios extranjeros como la CIA, el FBI y el Mossad. La infiltración de la CIA en los Estados, mediante gobernantes y funcionarios utilizando la doctrina de la Guerra Política de Inteligencia, es ampliamente conocida.

Que un fiscal de la Nación o cualquier funcionario público, sea funcional a intereses de países extranjeros realizando líneas directrices de sus servicios de Inteligencia y sus respectivas embajadas es una amenaza grave para la Seguridad Nacional de la República y los intereses de su pueblo, de hecho a fines de 2014 Nisman había sido denunciado por el delito de traición a la patria (1). También respecto a la gravedad de la injerencia externa, es preocupante la aceptación tácita como hecho 'natural', el silencio, la laxitud y la falta de rechazo enérgico por parte de los poderes de gobierno, la oposición y al menos de las fuerzas vivas de la sociedad (salvo contadas excepciones), lo que demuestra implícitamente complicidad, corrupción o un alto grado de indiferencia propio de mentes colonizadas y serviles, fruto de una tarea de zapa realizada por décadas sobre gran parte de la población, subyacente en las políticas de cultura y educación pública y complementada por los principales multimedios de información lacayos de la burguesía local y las potencias occidentales capitalistas, uno de cuyos objetivos es dominar la ideología del pueblo. Más aún cuando ha sido demostrado que Estados Unidos, espía y vigila ilegal y alevosamente a las máximas dirigencias de los países del mundo, incluyendo a sus aliados, y cuando la CIA abre cárceles clandestinas utilizando sistemáticamente la tortura como medio de interrogatorio y comete ejecuciones extrajudiciales (caso del uso letal de los drones).

Desde antes y durante las dictaduras militares liberales, la Contrainteligencia argentina, es decir la responsable de proteger al país y a los organismos de Inteligencia de las actividades y penetración de los servicios de Inteligencia extranjeros (en Estados Unidos corresponde la tarea al FBI y la CIA), por diversas causas ha estado lejos de cumplir con éxito sus objetivos. Sea por corrupción y debilidades en su propia estructura, o por falta de mando, candidez, ignorancia supina, corrupción y hasta traición en las dirigencias políticas con poder de decisión y en las máximas autoridades de los gobiernos.

Tal es el nivel de penetración extranjera y degeneración, que desde 1964 por un convenio firmado por el gobierno de Arturo Illia y Washington, personal militar estadounidense del Pentágono (llamado Grupo Militar de Estados Unidos) venía ocupando ininterrumpidamente oficinas del edificio Libertador del Ministerio de Defensa de Argentina. Recién fueron desalojados en 2009 por la ministro de defensa Nilda Garré. Pero no solo en el Ejército Argentino había presencia militar estadounidense directa, sino en las sedes principales de las otras dos fuerzas, el edificio Libertad de la Armada y en el edificio Cóndor de la Fuerza Aérea.

Al finalizar la dictadura militar en 1983, el presidente Raúl Alfonsín encontró la Inteligencia saturada de militares y separó unos 1200 agentes, que más tarde le hicieron múltiples operaciones de desestabilización. Increíblemente, encargó la reestructuración del sector a servicios de Inteligencia extranjeros, la Securité francesa y el Mossad israelí, que obviamente plantaron sus propios agentes, además de los espías de la CIA y la históricamente presente Inteligencia británica (actualmente MI6) que opera en el país en forma continuada desde antes de 1810. Este servicio secreto tiene el pragmatismo geopolítico y la experiencia en subversión interna propias de uno de lo más antiguos del mundo, fundado en 1580 por sir James Walsingham basado en el servicio de Inteligencia de Venecia (Consiglio dei X; Consejo de los Diez).

Durante las guerras de la independencia argentina, no hubo institucionalizado un servicio de Inteligencia que pudiera neutralizar a la Inteligencia británica. Hacia fines de 1940 solo existía la Inteligencia militar y de las fuerzas de seguridad, el gobierno del general Perón creó un organismo llamado Control de Estado, que más tarde se transformaría en el servicio de Inteligencia civil del Estado (SIDE).

El servicio de Inteligencia británico opera, más que con la fuerza con la inteligencia. Es notable el caso del nombramiento por decreto en 2012, de una ciudadana británica, Natalia Federman, como Directora Nacional de Derechos Humanos en el Ministerio de Seguridad de la Nación, a pesar de que la legislación argentina prohíbe que los extranjeros ejerzan funciones públicas claves. Su padre que fue funcionario de la embajada británica por 20 años, había declarado sobre el envío de plataformas petroleras al Mar Argentino '...El Reino Unido no tiene duda alguna acerca de su soberanía sobre las Islas Falkland (Malvinas) y los territorios circundantes, y sabe muy bien que la exploración de hidrocarburos es un proyecto totalmente legítimo'.

Durante las relaciones carnales con los Estados Unidos del gobierno neoliberal de Carlos Menen (1989-1999), la Mossad y la CIA obtuvieron un máximo relativo de influencia, que disminuyó cuando en el siguiente gobierno liberal de Fernando De la Rúa (1999-2001) se reveló por imprudencia, la identidad del jefe de la CIA en Buenos Aires. Aunque la relación volvió a recomponerse en 2002, cuando el entonces presidente Eduardo Duhalde pidió ayuda al Departamento de Estado pare refinanciar la deuda externa con el FMI, y en la respuesta le llegó como sugerencia que arreglara el problema con la CIA. Desde allí, se observa que la autoría de los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA comenzaron a focalizarse muy fuertemente sobre Irán, eclipsando a todas las líneas de investigación anteriores (el misil Condor y la pista siria, la pista pakistaní, el autoatentado del sionismo para hacer fracasar el acuerdo de Rabin y Yasser Arafat, y luego la conexión local), y que siguieron todos los gobiernos posteriores. Irán, era uno de los principales enemigos a los que Washington evaluaba en ese momento lanzar un ataque militar directo. En 2007, el general estadounidense en retiro Wesley Clark había revelado que, poco después del 11-S, el gobierno de George W. Bush tenía planeado atacar e invadir siete países en cinco años: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán.

Que la oposición política al actual gobierno no haya denunciado y rechazado de plano la influencia extranjera sobre el desempeño del fiscal, no es de extrañar, ya que al menos los tres candidatos (todos derechistas) que según algunas encuestas poseen actualmente probabilidad de acceder a la presidencia de Argentina para el próximo período 2015-19, Mauricio Macri, Sergio Massa y Daniel Scioli tienen una relación de alineamiento casi incondicional con los Estados Unidos-Israel-Inglaterra y los atlantistas, opuesta a la integración latinoamericana, aunque en sus campañas políticas tratan de ocultarlo pero que se hará más que visible ni bien llegaran a asumir el cargo.

Al respecto cabe recordar algunos tópicos sobre estos candidatos, de los que no por casualidad poco se habla. Así el candidato Sergio Massa, que según las nuevas técnicas de campaña es vendido al público como producto mediático por los grandes medios de comunicación afines a la oligarquía local y al capitalismo occidental, se formó como dirigente en la ideología del liberalismo económico de la Unión de Centro Democrático, creada por el ultraliberal ortodoxo Alvaro Alsogaray, que predicó la doctrina liberal adaptada luego por Estados Unidos como neoliberalismo, que fue adoptada por la dictadura militar, y expresidentes como Carlos Menem y su ministro de economía Domingo Cavallo en la década de los '90, llevando al país al colapso en el 2001 con la defección de Fernando de La Rúa.

Según WikiLeaks hacia 2009, cuando Massa estaba por dejar la Jefatura de Gabinete del gobierno de Kirchner, su asesor el empresario inmobiliario O'Reilly constructor de varios barrios privados en el municipio de Tigre, era su nexo con la embajada de Estados Unidos, como lo mostró en el asunto del ocupante Grupo Militar de Estados Unidos, y en una reunión en Buenos Aires entre la representación estadounidense de la bancada demócrata del senado con Massa y Esteban Bullrich (del partido de Macri, el otro candidato presidenciable alineado con la embajada) (2).

En el plan neoliberal de los '90 ejecutado por el gobierno de Menem-Cavallo, los organismos de préstamo internacional, es decir el Imperio con el Consenso de Washington y los colonialistas de Europa occidental requerían la llamada 'descentralización de los municipios'. Estos, deberían llegar a tener funciones que hasta entonces solo eran propias de la Nación y los gobiernos provinciales. Se harían cargo de la educación, salud, seguridad, obra pública y la acción social, esta última un arma vital para el clientelismo político. Así ocurrió, llevándose a cabo una reforma estructural silenciosa a espaldas del pueblo, en que la idiosincrasia municipal pasó en forma unilateral de ser una institución que se ocupaba principalmente del mantenimiento de la vía pública a ser un ente recaudador y político, que hoy sirve a los intendentes como plataforma política de lanzamiento para sus intereses y aspiraciones a futuros gobernadores, congresistas y el cargo mayor, futuro presidente de la Nación.

Así en 2010, Massa ya como intendente del municipio de Tigre (provincia de Buenos Aires), viajó a Estados Unidos donde se reunió con la cúpula del FBI y la Policía de Nueva York, para tratar el tema de la 'inseguridad'. Problema que además de su importancia en sí, es amplificado en varios órdenes por los grandes multimedios del gran capital para ser e instalado como agenda en la población, y de este modo pueda ser usado como herramienta política. El FBI tiene un comando y un grupo de trabajo unificados para todo lo vinculado a Inteligencia y seguridad, monitoreando comunicaciones, cámaras privadas y públicas. Las cámaras en la vía pública en general aceptadas por los ciudadanos como paliativo a la inseguridad, si bien son publicitadas y promocionadas para prevenir delitos mediante el seguimiento de los ciudadanos, en realidad tienen una doble función. Poco se dice que pueden utilizarse como panóptico para Inteligencia interna (no solo a nivel estatal sino policial, de fuerzas de seguridad y municipales) y para control social y de cualquier movimiento de oposición política. Massa, fue premiado en Estados Unidos por el uso del Sistema de Información Geográfica (GIS), una base de datos cartográficos que con la información relevada conforman un sistema único integrando para tener actualizada la vigilancia territorial, indispensable al menos para la recaudación fiscal. En Estados Unidos, Massa también se reunió con representantes de la American Jewish Committee; con Jeff Davidow ex subsecretario para América Latina de Clinton y asesor de Obama en Asuntos Latinoamericanos y Relaciones Internacionales. Luego dio una disertación en el Council of Americas (Consejo de las Américas, templo sagrado del capitalismo del libre mercado) reuniéndose con un selecto grupo de empresarios e inversores norteamericanos. Posteriormente, Massa recibió en Argentina a la entonces embajadora de los Estados Unidos, Vilma Martínez, quien lo elogió por el crecimiento económico y el planeamiento del distrito, enfatizando la voluntad de seguir fortaleciendo los vínculos con su país y la apertura a nuevas inversiones norteamericanas. No es menor tampoco que hacia fines de 2014, Massa y Macri se reunieran en Buenos Aires con el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, elogiando su gestión.

Por otra parte al mejor estilo de un agente inorgánico de un Estado extranjero, el presidenciable Macri declaró alegremente que había ido a pedir ayuda a la embajada de los Estados Unidos, de Israel, a la CIA, a la DEA y al Mossad para tomar una decisión de Estado nada menos que en materia de seguridad, dijo '...Para no improvisar, nos reunimos en equipo y dijimos ¿Quiénes son los que pueden tener una foto más clara de qué es lo que pasa en la Argentina con la seguridad?…. Los servicios de inteligencia mejores del mundo, tipo el Mossad. Entonces, fuimos a la embajada de Estados Unidos y la de Israel y les dijimos: queremos que nos recomienden cuál es el mejor policía. Y las dos sin hablar entre ellos dijeron, el señor Palacios. Y ahí arrancamos a proponerle al señor Palacios para que liderase la construcción de una nueva policía (la Metropolitana)... Fue una recomendación de dos servicios de Inteligencia extranjeros que saben mucho quién es quién. Sobre lo cual no improvisamos... Tanto en la embajada de los Estados Unidos como en la de Israel nos recibieron las máximas autoridades'.

El comisario retirado Jorge (Fino) Palacios, que Macri nombró como Jefe de la flamante Policía Metropolitana, había sido acusado en la Justicia por encubrimiento en el atentado de la AMIA, sospechado por su relación con un reducidor de automóviles robados que era parte de la banda de secuestradores que asesinó a Axel Blumberg, de un montaje policial ilegal contra la viuda de Pablo Escobar Gaviria (jefe del narcocartel de Medellín) y participó de la represión contra el pueblo en la crisis de diciembre de 2001, además sus vínculos con el Mossad y la CIA no son una novedad. Posteriormente, el mismo Macri fue procesado por instalar en el ámbito del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una estructura de inteligencia subterránea (que alimentaba paralelamente a la Policía Metropolitana), para misiones de inteligencia interior que la ley prohíbe. Por carácter transitivo, el servicio de Inteligencia clandestino macrista estaba además al servicio de potencias extranjeras, ya que era operado por agentes nombrados por recomendaciones expresas de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos e Israel, aunque por supuesto éstos lo niegan.

En realidad la Embajada Imperial, dulce hogar de la CIA construyó a través de ésta y su entrelazamiento con la Secretaria de Inteligencia local y otros servicios (en que participan la embajada Británica y de Israel), una vasta red de captura de información en todos los nodos clave que puedan proyectar poder de decisión, desde los gobiernos nacional, provinciales, municipales, fuerzas armadas, de seguridad, policiales, servicios de Inteligencia, instituciones empresariales, gremiales y demás, de modo que dispone de una base de datos sobre justamente, quién es quién. Aunque esto es solo una pequeña parte en su arsenal de recursos de Inteligencia. Su doctrina de operación es de espectro completo dentro de la Guerra Política de Inteligencia que Estados Unidos desarrolla en cada país, dirigida a conocer al enemigo, sus intenciones y objetivos. En general, la Embajada no trasmite órdenes directas, sino señales. Su poder invisible que nadie nombra se basa en el miedo, y para quienes buscan construir poder político alineados con el poder imperial, un error en la interpretación de esas señales puede costarles muy caro.

El candidato Daniel Scioli, actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, que ingresó a la política por Carlos Menem, fue funcionario en el gobierno de Duhalde y vicepresidente de la Nación en el de Néstor Kirchner, viajó en 2011 a Israel reuniéndose amablemente con premier Benjamin Netanyahu, el canciller Avigdor Lieberman y los ministros de Industria y de Seguridad, muy interesado en la técnicas y armamento israelí para la policía bonaerense. En 2014, viajó a Estados Unidos donde dio una conferencia en el Council of the Americas, con la presencia de su CEO, Susan Segal, reuniéndose luego en privado con 40 de sus principales miembros, y recibiendo a representantes de empresas estadounidenses automotrices, cerealeras, navieras, de energía, informática, de comunicaciones, alimentación, petroquímica, agroindustria, e integrantes de la Cámara de Comercio Argentina Americana. También mantuvo encuentros con el ex presidente norteamericano Bill Clinton, con el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, y con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo. En Miami, se reunió con el empresario multimillonario mexicano Carlos Slim, y participó del encuentro anual de la Fundación Clinton, llamado 'El futuro de las Américas', donde habló sobre la importancia de la integración (con Estados Unidos, no con Latinoamérica).

En sus campañas políticas para la presidencia, los candidatos impactan a la opinión pública con señuelos de superficie que enmascaran los lineamientos realmente importantes y de fondo con que gobernarán el país y que son los que afectarán la vida del pueblo. Para tener algún indicio de cuáles son esas políticas, basta observar a quiénes adoptan como principales asesores en Economía.

Miguel Bein y Mario Blejer, están entre los economistas referentes del candidato Daniel Scioli. Bein como secretario de Política Económica (viceministro de economía), había participado junto a Machinea y Marx en la gestión del mega-endeudamiento externo con el FMI, durante el gobierno de Fernando De la Rúa, previamente al colapso de 2001 que ocurrió con el regreso de Cavallo, quien recomendó a Mario Blejer como director del Banco Central. Blejer, un economista ultra neoliberal de nacionalidad argentina-estadounidense-israelí fue asesor del Bank of England (Banco de Inglaterra) y trabajó 20 años en el FMI, y fue posteriormente procesado por la causa del 'corralito' (apropiación compulsiva por parte de los Bancos de los depósitos de sus clientes).

El candidato Sergio Massa, tiene entre sus asesores económicos a Roberto Lavagna, Aldo Pignanelli, Martín Redrado. La aplicación de una década de neoliberalismo por los gobiernos de Menem y De la Rúa, condujo al colapso y rebelión popular de 2001 que dejó 39 muertos. Sin embargo, el pueblo dividido no logró organizarse políticamente como parece ser el caso actual de 'Podemos' en España frente a la crisis producida por el gobierno neoliberal de Rajoy. Así, el entonces presidente Eduardo Duhalde pudo realizar una acción restauradora del status quo de los políticos ya existentes. En 2002 designó como Ministro de Economía a Lavagna, economista con posgrado en las universidades de Bruselas y Harvard, que defiende la construcción de un capitalismo competitivo y sustentable. Por su lado, el economista Aldo Pignanelli sostiene un capitalismo con cierto grado de liberalismo pragmático.

Redrado, formado en el liberalismo económico garduado en Harvard, en 1985 fue colaborador de Jeffrey Sachs en la implementación del programa económico en Bolivia, trabajó en Salomon Brothers en Nueva York y Londres durante algunos años, asesorando en las privatizaciones en Inglaterra, Francia y España, y a principios de los '90 fue Director de Security Pacific Bank en Estados Unidos. Durante el gobierno de Menem fue presidente en la Comisión de Valores realizando las reformas de desregulación.

Por su parte uno de los principales referentes económicos del candidato Mauricio Macri, es Federico Sturzenegger. Defensor del liberalismo económico, doctorado en el Massachusetts Institute of Technology, docente en la Universidad de California y la Escuela de Gobierno John F. Kennedy en la Universidad de Harvard. Fue elegido el Joven Líder Global en el Foro Económico Mundial de Davos. Cuando fue secretario de Política Económica, durante la presidencia de Fernando de la Rúa, tuvo lugar el brutal endeudamiento del Megacanje por 60 mil millones de dólares realizada por Cavallo. Al respecto fue posteriormente procesado y sobreseído. Fue Director del Banco Ciudad de Buenos Aires, que acompañó la primera tentativa de arreglar con los usureros estadounidenses y sionistas (fondos buitres), comprometiendo una garantía del fondo de depósitos del Banco Central. El mismo Macri es partidario acérrimo del re-endeudamiento como lo demuestra la deuda externa de la Ciudad que está en un 95% en dólares.

En estas condiciones y con estos candidatos, se puede extrapolar la siguiente conjetura. Es de esperar que Argentina no solo no salga del capitalismo de mercado, sino que aumente su componente de neoliberalismo adaptado al nuevo orden mundial con tendencia multipolar (con China entre los actores principales). En cuanto a relaciones exteriores un cambio de rumbo significativo, recuperar el alineamiento servil con Estados Unidos y Europa Occidental y el distanciamiento del proceso de integración latinoamericana. En economía y finanzas, restaurar completamente el mecanismo de dependencia basado en el sistema mundial del dólar estadounidense que tiene dos componentes: las fuentes y sumideros de dólares.

Entre los elementos principales de las fuentes de dólares están las exportaciones (que seguirían siendo mayoritariamente de materias primas, como dijo Pignanelli (asesor de Massa) '...Hay que provechar los términos de intercambio, como por ejemplo, duplicar producción agrícola y de alimentos, la explotación en gran escala de la minería como el Litio y del Petróleo no convencional (muchas Vacas Muertas))'; también son fuentes las inversiones extranjeras (especulativas y no especulativas) donde es de esperar una fuerte apertura; otra fuente de dólares es el préstamo externo, cuyo peso no es menor en el funcionamiento de la economía, además de ser un arma geopolítica de dominación. Sin duda los tres candidatos reiniciarán un nuevo ciclo de mega-deuda (con el FMI, el BM, el Club de París, etc con sus condicionamientos, reformas y ajustes al pueblo), a esto, los liberales le llaman 'generar confianza y reinsertarse en el mundo'.

Los principales objetos de los sumideros de dólares son, las importaciones, la fuga de capitales y giro de utilidades, las reservas en dólares del Banco central, y los pagos de la deuda externa (lo que se viene haciendo es pagar solo los intereses y refinanciar el capital de deuda tomando más deuda), pagos que también son significativos para el funcionamiento de la economía del país (y que sintonizan a su vez con la dependencia del préstamo externo), además es condición necesaria para que la dirigencia lacaya y cipaya no sea desestabilizada por el Imperio y sus aliados.

Las políticas parecen ser recuperar el superávit comercial dentro del sistema imperial de dominación del dólar, y además llegar al superávit fiscal reduciendo el gasto público lo que para los liberales significa ajuste al pueblo (y como colorario represión social). Recuperar el equilibrio económico-financiero a favor del imperialismo y colonialismo occidental debería ser condición necesaria e ineludible para estos candidatos.

Respecto de los servicios de Inteligencia. En 2012, el gobierno de Obama redireccionó su política exterior disminuyendo la intensidad de su injerencia en Medio Oriente (retiro de tropas de Irak y Afganistán) y por consiguiente el nivel de confrontación con Irán, y concentrando su energía contra Rusia y China, lo cual creo divergencias de intereses geopolíticos prioritarios entre Obama, y los sectores sionistas estadounidenses y del gobierno de Israel. Al mismo tiempo el gobierno argentino realizó un cambio de política al firmar del Memorándum de Entendimiento con Irán, pero también intensificó sus relaciones con Rusia y China. De esta manera el gobierno de Cristina Kirchner alineó aquellos intereses comunes de Washington y Tel Aviv que comenzaron a operar en su contra.

Algunas versiones denuncian que el controvertido atentado a la provocadora revista Charlie Hebdo, fue el momento oportuno para disparar una operación de desestabilización hacia el cambio de régimen o al menos catalizar el desgaste del gobierno argentino, generada por grupos corporativos del Poder Judicial, parte de la oposición política y la burguesía local (con sus usinas multimediáticas) en connivencia con los servicios de Inteligencia del Estado, todos en una cadena entrelazada con los servicios y embajadas de Estados Unidos e Israel. En la operación en sí, no importaba el nivel probatorio de la denuncia del fiscal contra la presidente, porque se cerraba con la persona física del mismo fiscal. Un sencillo mensaje dirigido a la opinión pública, 'aquí está el cadáver del fiscal que acusó directamente a la presidente de la Nación'. La inferencia elemental es inmediata aunque no necesariamente verdadera, pero el objetivo de la operación en su fase psicológica (psyop) fue cumplido, en cuanto a las actitudes y conductas colectivas que se querían inducir en determinados blancos de la población. Un observable es la marcha del 18-F.

El gobierno actuó sobre algunos de los eslabones de la quinta columna local impulsando una reforma tal que, el servicio de Inteligencia del Estado se transformará en Agencia Federal de Inteligencia. Pero, además de los aproximadamente 2000 agentes efectivos y el personal cambiante que no es de planta, el grave problema para la Seguridad de la Nación está en el funcionamiento efectivo de la Contrainteligencia para neutralizar la penetración de Washington, sus socios y otros. Esto no se toca y menos se habla al pueblo de esa clase de inseguridad. Tampoco están en consideración los servicios de Inteligencia militares, los de las fuerzas de seguridad, los policiales y demás. Es más, si asumieran la presidencia candidatos como los antes mencionados, existe una muy baja probabilidad que al menos en la estructura de Inteligencia estatal pueda haber cambios de fondo que neutralicen la dependencia foránea, para construir una Inteligencia verdaderamente al servicio de la soberanía de Argentina y de su pueblo...

Notas:
1) Ana Delicado, 29/01/2015. http://www.resumenlatinoamericano.org/?p=8344
2) WikiLeaks: El contacto "clave" de Sergio Massa con la Embajada de EE.UU; http://elsolonline.com/noticias/view/108537/wikileaks--el-contacto--clave--de-sergio-massa-con-la-embajada-de-ee-uu

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Marcelo Parrilli: "Los servicios de inteligencia se convirtieron en un quinto poder"

LA RETAGUARDIA

El abogado defensor de derechos humanos y ex legislador porteño dialogó con La Retaguardia sobre la muerte del fiscal de la Unidad Especial AMIA Alberto Nisman, los cambios en los servicios de inteligencia y la marcha del 18F, convocada por un grupo de fiscales, a la que -según adelantó - no asistirá. En este marco, Parrilli sostuvo que la causa Nisman y las operaciones políticas que se encuentran a su alrededor dan cuenta del alto grado de descomposición que hay en el sistema judicial argentino.

La muerte del fiscal Alberto Nisman ha sido tratada por los medios tradicionales hasta el hartazgo; es por eso que al decidirnos a hablar sobre este tema optamos por entrevistar a personas que puedan aportarnos una mirada distinta, alternativa. Una de ellas es el abogado Marcelo Parrilli.

Al pedirle una primera reflexión sobre lo sucedido con el encargado de investigar el atentado a la AMIA, el ex legislador porteño afirmó: “es una muerte con claras connotaciones políticas y, en el terreno político, la primera víctima es el Gobierno, sin ninguna duda, porque por sobre cualquier investigación que se pudiera realizar, siempre van a quedar dudas. No solamente se está realizando una investigación que va atravesando distintos grados de dificultad, sino que además esto está cruzado por innumerables operaciones políticas de grupos políticos opositores al Gobierno, el Grupo Clarín, las corporaciones de jueces y de fiscales; y del otro lado, el Gobierno, que se defiende muy mal, muy mal. Entonces, es ya muy difícil calcular cómo va a terminar esto en lo jurídico. En lo político, creo que sí, para el Gobierno va a significar un costo. Eso está claro”.

La parábola del amo y el esclavo

Una de las primeras consecuencias de la muerte del fiscal Nisman fue la disolución de la Secretaría de Inteligencia, ex SIDE, y la propuesta de crear la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), proyecto que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Senadores y ahora deberá ser tratada por la Cámara Baja.

Para Marcelo Parrilli, está claro que los servicios de inteligencia deben disolverse: “jamás cumplieron ninguna función útil. Pero, además, como los sucesivos gobiernos los fueron utilizando para fines que nada tenían que ver con los que supuestamente deben cubrir, como los relativos a la defensa y seguridad nacional, se convirtieron verdaderamente en un quinto poder. Un poquito la parábola del amo y del esclavo, en la medida en que los Gobiernos los utilizaron para seguir y perseguir opositores políticos, sindicales, estudiantiles, sociales, etc., fueron creando a su vez una especie de pyme para sus propios fines. La versión Hoover de Estados Unidos, pero más berreta, como ocurre normalmente acá. Estos tipos son los mismos servicios de inteligencia que a la dictadura militar, junto a los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas, le dijeron que Inglaterra nunca iba a mandar una fuerza de tareas a Malvinas... Los servicios de inteligencia de la Argentina no pueden ser distintos de los otros servicios del Estado. Hay que fijarse en los diputados que tenemos, los senadores, los ministros, los jueces, los fiscales, los servicios de inteligencia no pueden ser la CIA o el FBI”.

Mejor mano de obra desocupada que ocupada

Uno de los temores que aparecieron ante la noticia de la disolución de la ex SIDE es que los hasta ahora agentes de inteligencia podrían pasar a ser una mano de obra desocupada bastante peligrosa. Al respecto, Parrilli aseveró: “ese riesgo que existe me parece incomparablemente menor a que esta gente siga detentando el poder que detenta hoy. Son grupos, además, que no tienen ninguna coherencia ideológica, entonces en la medida en que dejan de percibir los fondos que hoy perciben —y no me refiero a los salarios, que son bastante elevados—, son grupos que tienden a disolverse. Me parece que eso es un invento, es tratar de generar miedo para que nada cambie. Y después, lo absurdo, lo esquizofrénico. Porque si yo digo que esto hay que disolverlo, como dicen millones de personas, porque evidentemente para lo único que sirve es para la persecución política, sindical, estudiantil, pero después nos preguntamos qué van a hacer cuando los saquen. Entonces, ¿qué hacemos? Es esquizofrénico”.

La familia judicial

La ex esposa de Alberto Nisman es Sandra Arroyo Salgado, una jueza federal que ha llevado adelante importantes causas como la de los hijos adoptados por Ernestina Herrera de Noble y la conocida como “causa de los hackers”, en la que un grupo de periodistas y el ex jefe de los servicios de inteligencia durante parte del menemismo, Juan Bautista “Tata” Yofre, están acusados de interceptar mails y extorsionar a través de la información obtenida.

Desde un comienzo, Arroyo Salgado tuvo un rol activo en la investigación de la muerte de su ex marido, incluso se presentó como querellante en nombre de sus dos hijas. Entre las medidas que tomó se encuentra la designación como abogado de un defensor oficial, algo que llamó la atención porque se considera que el rol de la defensa pública oficial está destinado a las personas que no pueden pagar a un letrado. Sobre este tema, Parrilli señaló: “hay una pequeña dependencia dentro de la Defensoría Pública, que se creó en los últimos años —acá hay oficina para todo—, que toma en determinados casos, muy especiales, el patrocinio o la representación letrada de víctimas en procesos penales. Normalmente esto es cuando se trata de personas que carecen de los medios indispensables para presentarse en juicio; este no es el caso. Pero creo que lo más grave de todo esto es que la jueza dice ‘en lo único que puedo creer es en esto’ - porque ella trabajó ahí en algún momento - en el resto del sistema de administración de justicia (jueces, fiscales, peritos), yo no creo’. Lo grave es que lo está diciendo una jueza federal —que sigue siendo jueza federal administrando justicia desde ese mismo sistema de administración de justicia—, y nunca antes dijo nada. Tampoco sé si mañana a lo mejor renunciará a su cargo o propondrá medidas similares en el Juzgado Federal en donde ella ejerce la magistratura.

18F, La marcha de lo peor de la justicia

Para Marcelo Parrilli la causa Nisman y las operaciones políticas que se encuentran a su alrededor sirven para ver el alto grado de descomposición que hay en el sistema: “los que convocan, como (José María) Campagnoli, (Guillermo) Marijuán, (Raúl) Plee son fiscales que están desde hace más de veinte años algunos, que ninguno entró por concurso y que tienen comportamientos realmente muy criticables. (Carlos) Stornelli, también conocido como Stornelli en Tribunales, es un gran amigo de (Rafael) Di Zeo y de la barrabrava de Boca. Cuando fue ministro de Seguridad de Scioli en la provincia de Buenos Aires, su gestión fue desastrosa. Se caracterizó por pregonar la militarización de los servicios de seguridad. Estos son los que convocan a la marcha, bajo el lema de que tampoco están seguros de que haya justicia. También tenemos la Asociación de Magistrados, en la que el presidente, Ricardo Recondo, organiza una serie de jornadas en donde candidatos y precandidatos a la presidencia de la nación se van a comprometer a respetar la independencia del Poder Judicial si ellos ganan la elección. Es decir, se hace un acto político en beneficio de los partidos opositores al Gobierno, que son todos los que van a firmar, con un absurdo. Porque la verdad que si Recondo piensa que van a respetar la independencia del Poder Judicial —que a esta altura es una conquista histórica de la humanidad desde hace unos doscientos cincuenta años— porque le van a firmar un papelito en la sede de la Asociación de Magistrados, estamos perdidos, para eso está la Constitución”.

En este marco, Parrilli adelantó que no asistirá a la marcha convocada por el grupo de fiscales para el miércoles 18 de febrero: “es una marcha que aun tomando en abstracto el postulado, es decir en defensa de la administración de justicia, la administración de justicia que se defiende es esta, es decir, la justicia que avaló las desapariciones durante la dictadura militar, que avala el gatillo fácil, la ley de fuga, que un señor que funde una fábrica no tenga ningún problema y los obreros que la ocupan para defender su crédito vayan presos por violación de domicilio. Esta es la justicia que sale a marchar el 18”.

Una familia judicial a la que claramente Marcelo Parrilli no pertenece, ni le interesa, aunque pertenecer tenga sus privilegios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Derechos humanos. Claudio Lozano: “No queremos que sea Milani quien defina qué agentes de inteligencia siguen en actividad”

ACTA

El diputado nacional de la CTA Claudio Lozano, presidente del Bloque Unidad Popular, fundamentó el rechazo de UP al proyecto oficial de reforma de la actual Secretaría de Inteligencia y explicó, en el plenario de comisiones, los ejes del dictamen de minoría que presentó el Bloque.

“No queremos que sea Milani quien defina cuales son los agentes de inteligencia que continúan en actividad”, sostuvo Lozano quien, luego de citar los casos sobre los que los organismos de seguridad no han dado respuesta en los últimos 10 años, entre ellos, el de la desaparición de Julio López, planteó los ejes de trabajo para producir una verdadera transformación tanto de la Secretaría de Inteligencia como del resto de los organismos de seguridad:

* Replanteo de la investigación sobre la muerte del fiscal Nisman.

* La creación de la Comisión investigadora del atentado a la AMIA.

* La disolución y depuración de todos los organismos de seguridad (no solo SI).

* La baja del general Milani; la finalización de los intentos de intromisión de la inteligencia militar en el plano interno.

* La puesta en marcha de un debate serio sobre qué significa “hacer inteligencia” en un país democrático.

“Estos son los puntos que se deberían seguir para darle una respuesta a la actual coyuntura”, enfatizó.

El diputado de UP se refirió también a las causas que habilitan las maniobras de diferentes sectores: “Las maniobras golpistas se agudizan cuando no se toman las decisiones que hay que tomar. En el año 2014 los bancos subieron sus ganancias en un 85% y las empresas más concentradas en un 57% vía aumento de precios y expulsión de personal. Resulta evidente que la regulación económica y social del oficialismo hace rato que hace agua y que sería muy otra la que se requeriría para confrontar y controlar a los grupos empresarios que, supuestamente, confrontan con el modelo K”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Después del #18F

Gabriel Solano (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

La movilización convocada por los fiscales representa una dura derrota política del gobierno nacional. Quienes se jactaron de una construcción de poder basada en la movilización y el “control” de la calle, vuelven a ser superados en ese propósito, como ya ocurre todos los 24 de Marzo, pero ahora a manos de una camarilla de fiscales y jueces designados a dedo por una camarilla política. La situación es un “replay”, aunque agravado, de 2008. La ironía es que el gobierno acaba de imponer una ley que le otorga a esta camarilla la iniciativa en los procesos judiciales. El primer fiscal que utilizó esa prerrogativa, incluso antes de que entrara en vigencia la reforma del Código Procesal Penal, es el propio Nisman, con el final conocido por todos.

La oposición patronal se infiltró en los pliegues de una movilización convocada por otros, sin mosquearse por el hecho de que Massa fue jefe de Gabinete del gobierno de Stiusso, y que Macri nombró en la jefatura de la Policía Metropolitana a "Fino" Palacios, quien en junio será juzgado por encubrir el atentado a la Amia.

¿Golpe blando?

El oficialismo denuncia el #18F como parte de un "golpe blando" -en el cual incluye la imputación de Nisman contra CFK, que ahora recoge el fiscal Pollicita, aunque excluye el llamado a indagatoria a la Presidenta. Incluso Aníbal Fernández ha admitido, sin embargo, que Pollicita no tenía otra opción, luego de la muerte de Nisman, sin provocar una crisis política aún mayor a la que se asiste. Es decir que le ha hecho una “gauchada” al oficialismo, como ocurrió cuando Cobos emitió su "voto no positivo", que evitó un agravamiento de la crisis con los pulpos sojeros. También Verbitsky, en la edición dominical de Página/12, respaldó a Pollicita, con el argumento de que la causa abierta demostrará que no hay pruebas que afecten a Cristina Kirchner. El papel de “chivos emisarios” lo interpetrarán D'Elía y Esteche (difícilmente el “Cuervo” Larroque).

La posibilidad de un golpe está bloqueada por dos específicas circunstancias y otras varias: los K tienen una mayoría blindada en el Congreso y, por otro lado, la cabeza del Ejército y de la inteligencia es César Milani. Incluso la Corte Suprema revista en este bloque, desde que dio el visto bueno a la ley de medios. Al mismo tiempo, los “círculos rojos” de las finanzas internacionales siguen comprando deuda pública, como lo prueba la suba de su cotización; la Justicia británica acaba de rechazar el “pari passu” de Griesa, que condiciona el pago de la deuda externa a un arreglo con los fondos buitre. Por último, la banca local compra con entusiasmo los Lebac del Banco Central, que le reportan tasas de interés superiores al 25%, con un dólar que se mueve por debajo de la inflación de precios.

Para que el golpe ingrese en la agenda debería producirse una quiebra interna del oficialismo, que le sacara la mayoría parlamentaria. Esto podría ocurrir si los K embisten contra Scioli y pierden el afecto de los “barones del conurbano”. Otro elemento sería un fallo condenatorio contra Milani. En esta hipótesis, la situación financiera, ya precaria, se desmadraría. En estas condiciones límite, la burguesía opositora acabaría formando un “frente de unidad nacional”, como herramienta de recambio.

Vereda de enfrente

La masividad del #18F interviene, en este escenario, como un factor de presión por ese frente potencial, que por el momento está bloqueado por los intereses contradictorios del massismo, por un lado, y el macrismo, por el otro. Roberto Navarro, en C5N, sostiene que este frente equivaldría ya a una tentativa golpista, pero se trata de una caracterización abusiva, porque ignora el conjunto de factores disgregantes que requiere un golpe de Estado. Planteos como el de Navarro responden a la necesidad de ignorar la descomposición del Estado que ha producido la gestión kirchnerista, no por aplicar la asignación por hijo, sino por prohijar servicios de espionaje colonizados por los yanquis y proyectos de infiltración contra el movimiento obrero y la juventud. La asignación por hijo no afecta a ningún interés capitalista, porque la financian la Anses -o sea los trabajadores y los contribuyentes- y el Banco Mundial, que le ha asignado 400 millones de dólares, lo que aumenta la deuda externa.

Los convocantes del #18F no han logrado sumar al aparato de gobernadores e intendentes del Partido Justicialista. Verbitsky, “Chino” Navarro y Brienza admitieron la posibilidad de ese apoyo -o sea que estuvieron negociando una participación oficial. El fracaso de estas tratativas ha acentuado el enfrentamiento. Si se llegaran a reunir los extremos para un gobierno de “unidad nacional”, el PJ y la mayor parte del FpV serán parte del emprendimiento. Incluso la griega Syriza acaba de designar presidente de la Nación a un miembro del partido conservador que acaba de ser derrotado electoralmente, esto en el marco de la formación, precisamente, de un gobierno de "unidad nacional" con una fracción de la derecha clerical.

El #18F deja la pelota picando del lado de las camarillas enfrentadas de la “opo”. La “mediación” de la UCR entre Macri y Massa, con la participación de Cobos, convertido en ex Unen, está al borde de dividirse ella misma. La mitad del GEN de Margarita Stolbizer ya se fue con Macri, y ella misma no descarta seguir ese camino si el país "derrapa" -digamos que ya camina por la banquina. Binner está a un tris de perder Santa Fe. La crisis política en curso es una expresión del derrumbe del régimen político en su conjunto -con “opositores”, jueces, fiscales y servicios incluidos.

Iniciativa

Los manifestantes del #18F no constituyen "una masa reaccionaria única", como le conviene presentar a los K, que para eso ignoran sus atropellos de todo orden contra los trabajadores. Las posibilidades de los Macri, Massa y Carrió de canalizar ese movimiento deberán pasar la prueba de una lucha política de fondo. El atentado a la Amia, así como las corruptelas y otros crímenes, alcanzan a las cabezas de los opositores patronales, sea los que fueron parte del gobierno o los macristas. La muerte de Nisman es un crimen de Estado que alcanza a todo el régimen político.

Está planteada una campaña general para que se abran todos los archivos (de la Side, del resto de los servicios y de la Cancillería), para que se vaya Milani y para que el gobierno comparezca a una interpelación pública en el Congreso, de forma tal que se ventilen sus responsabilidades políticas y también las de la oposición. Con estos planteos nos movilizaremos el 8 de marzo, día internacional de la Mujer trabajadora, y prepararemos desde ahora una gigantesca demostración el próximo 24 de Marzo, fecha a la que no podrán asistir los responsables del indulto, la obediencia debida y el punto final.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mentiras interesadas que circulan por ahí

Julio Macera (ACTA)

Los “defensores de la República” andan diciendo que “con la muerte de Nisman volvió la muerte a la política, hecho inédito desde el 83 hasta la fecha” ¿Olvido o interesada mentira?

En todos los gobiernos de esta etapa democrática hubo asesinatos políticos.

Sin incluir los asesinatos por gatillo fácil, políticos en tanto y cuanto son protegidos desde el Estado, me permito aportar una lista, seguramente incompleta de asesinatos políticos desde el 83 a la fecha.

En el gobierno de Alfonsín fue asesinado un compañero en los portones de Villa Martelli durante el alzamiento carapintada. Un disparo de FAL en el pecho mientras avanzaba con los brazos levantados lo mató. Al final del alzamiento las tropas “leales” dispararon contra un grupo de civiles que gritaban en un puente hiriendo a dos de ellos. Ninguno de los casos fueron investigados.

Lo mismo ocurrió con las desapariciones y fusilamientos en La Tablada.

En el gobierno de Menem se multiplicaron los asesinatos políticos sin resolverse o con resoluciones destinadas a ocultar la realidad. Víctor Choque, Teresa Rodriguez, los “suicidados” de IBM banco Nación, del contrabando de armas, del caso de la aduana y los asesinatos de Anibal Verón, del Lobito Rodriguez Saa y de Cabezas integran esa lista.

El gobierno de la Alianza, por su parte, asumió con dos asesinatos en el puente Chaco-Corrientes cometidos por Gendarmería y subió al helicóptero matando compatriotas a lo largo del país, treinta y ocho según CORREPI.

Durante el gobierno de Duhalde el más notable fue el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, aun impune salvo que aceptemos que fue fruto de un comisario que enloqueció y dos impresentables (uno dado de baja con anterioridad).

Tampoco en el actual gobierno la de Nisman fue la primera muerte política. ¿O qué fue la desaparición de Jorge Julio Lopez? ¿Y los asesinatos de los Qom?

El asesinato de Mariano Ferreyra, por supuesto, integra esta lista de crímenes políticos sin resolver, salvo que aceptemos que el retiro de la Federal de la zona fue una orden de Pedraza y no de Anibal Fernandez o que la decisión de sostener el negociado de las tercerizaciones en el ferrocarril era solo del burócrata sindical y su patota y que las amigables charlas telefónicas entre José Pedraza, Carlos Tomada y Noemí Rial son un invento de Magnetto, la CIA o el Mossad.

Lamentablemente no agotan estas muertes políticas la lista. La completan Rossemary Chura Puña y Bernardo Salgueiro (asesinados durante la toma del Indoamericano) Ariel Farfan, Alejandro Farfan, Félix Reyes y Juan José Velazquez (asesinados durante la toma de tierras en Libertador San Martín en Jujuy) y al menos la de Cristian Ferreyra en Santiago del Estero, para no extenderme en la trágica lista.

En resumen: La muerte del fiscal y los intereses encontrados que se mueven en ella, pusieron a la vista la realidad violenta en que se mueve la política argentina sin que ninguno de los gobiernos hayan intentado resolver sus causas profundas, ni poner en caja a sus responsables directos e institucionales.

Esta muerte, con lo que representa, no incorpora un hecho nuevo a la política, apenas corporiza en un fiscal lo que viene pasándole a decenas de compañeros del 83 para acá, eso sí, con mucha menos prensa.

Mucho menos es cierto que esa muerte produjo una crisis política que hirió a nuestra institucionalidad, sólo puso a la vista la crisis en la que vivimos y a la que esta institucionalidad no solo no puede darle respuesta sino que, además, es responsable y funcional a ella.

Julio Macera es Secretario General Adjunto de la CTA Capital.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Acuerdos con China: Entrevista al economista Ariel Slipak

RED ECO

El viaje presidencial a China de Cristina Fernández, acompañada de más de 100 empresarios, dejó como saldo una veintena de convenios comerciales y de inversión. En el programa Enredando las Mañanas, compartimos la entrevista realizada en la última emisión de Piedra Libre, de La Colectiva Radio a Ariel Slipak, economista especializado en economía china, quien realizó un balance preliminar de lo firmado. Por RNMA

Ariel Slipak: Una de las primeras cosas a tener en cuenta es que por ahora, la mayoría de los resultados de la visita, más allá de las firmas de los acuerdos, todavía no circula tanta información como para hacer un análisis serio, riguroso como me gustaría. Antes de meternos de lleno en el tema de los acuerdos, una primera gran observación es la siguiente: Cristina Fernández con Timerman y demás funcionarios, entre ellos Axel Kicillof, viaja acompañada de 102 empresarios ¿cuántos representantes de pueblos originarios, de movimientos ambientales o delegados sindicales de base había en la comitiva? Cero. Entonces, más allá de China, una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es quién hace la política de relaciones exteriores y para quien. Así como desde la militancia desde abajo, como proponemos desde este programa, tratamos de pensar colectivamente otras formas de organizarnos socialmente para estimular la participación popular ¿por qué no un usuario del ferrocarril Sarmiento que tiene mucho trabajo sobre el tema de los materiales rodantes, puede ir en la comitiva?

Metiéndonos de cara en los acuerdos, una de las cosas que conversábamos en programas anteriores era que el tipo de relaciones comerciales entre Argentina y China son características del tipo de países centrales y periféricos. Exportaciones argentinas concentradas en muy pocos productos de bajo contenido de valor agregado e importaciones de alto, medio o bajo contenido tecnológico proveniente desde China. Lo que se viene con la mayoría de los acuerdos firmados, a mi juicio, es lo que un especialista en relaciones internacionales que se llama Eduardo Oviedo, llama una “reprimarización diversificada”. Las exportaciones argentinas a China durante la década 2003-2013, se concentraron básicamente en un 85% en poroto de soja con el 55%, aceite de soja con el 20% y petróleo crudo. Lo que se viene ahora es exportación de sorgo, girasol confitado, carne. Ya se vende carne enfriada y ahora se han resuelto distintos protocolos para la exportación de carne con hueso. Lo que de alguna manera trata de buscar el gobierno argentino es diversificar la canasta exportadora, pero siempre dentro de productos con escaso contenido de valor agregado. Hay algunas excepciones. Se está trabajando en la exportación de equinos, por ejemplo. Por eso mismo los regalos que se hicieron en la visita pasada de un caballo y una yegua para Xiinpin y su esposa. En la República Popular de China que tiene más de 40 millones de multimillonarios, se están construyendo hasta hipódromos en los barrios cerrados. De alguna manera lo que también intenta el gobierno argentino es exportar algunos productos con mayor contenido de valor agregado pero una reflexión que hago es si son propios de un proyecto productivo popular e inclusivo o si la crianza de equinos o la producción de vinos de 2.000 o 3.000 botellas de lujo para los empresarios chinos realmente generaría empleos masivos de altos salarios en la Argentina.

Piedra Libre – En principio la respuesta es no, por lo menos desde el sentido común...

AS – Exactamente. Lo que se viene es la diversificación de las exportaciones de los productos primarios y también la venta de estos famosos “specialties”. Productos con alto contenido de valor agregado pero que son una rareza y son para un segmento ABC 1, como dicen los del palo del marketing.

PL – Esto es en cuanto a lo que vendemos, que quedó claro que seguimos en esta cuestión primaria ¿Y qué le estamos comprando en estos convenios?

AS – Las importaciones de productos de China son bienes de consumo durable con alto contenido tecnológico y otros productos de reducido contenido de valor agregado como juguetes, calzado, textiles. También se le está comprando maquinaria a China. Uno de los temas más preocupantes para el industrial argentino y para el industrial brasileño, es que durante los últimos años Brasil y Argentina se reemplazan como proveedores industriales mutuamente por China. Un dato curioso es ver como las autopartistas generan menor empleo en Argentina y en Brasil y se empiezan a comprar autopartes chinas. Por eso decía ¿quién está yendo en la delegación? ¿está yendo algún delegado de base? No. Se los “observa” desde helicópteros en las manifestaciones en la Panamericana.

Los tratados que nos ofrece China están vinculados al sector de las inversiones. En una de las conferencias se la ve a Cristina (Fernández) directamente con una carpeta ofreciendo o vendiendo posibles negocios que se pueden hacer en Argentina. China, como decíamos en otras entrevistas, es el segundo consumidor mundial de petróleo, primer consumidor mundial de energía eléctrica, primer consumidor mundial de cobre, de zinc, de soja, de azúcar, si no me equivoco también de madera, de carbón aunque ellos son los que lo producen. Lo que necesita China son determinadas inversiones para asegurarse todo eso.

Lo que muestra el gobierno como más auspicioso es el financiamiento del Belgrano cargas y el tema de las represas. Sobre el Belgrano cargas se viene negociando desde hace varios años y lo que se puede observar es que, en general, este tipo de financiamiento de China, incluye cláusulas que obligan a contratar para las obras a contratistas chinos, traer mano de obra de China a la Argentina y que cualquier obra que tenga cierta complejidad tecnológica, queda el secreto en manos de China. Las inversiones de China en América Latina según la propia CEPAL, carecen en general de transferencia tecnológica o de aprendizajes. Por ejemplo; en las compras de coches y vagones de tren, no se compra el secreto tecnológico, son compras llave en mano. En determinadas declaraciones el gobierno argentino trató de expresar qué, ante esta preocupación de algunos ex aliados del gobierno o aliados actuales (la UIA ya se manifestó de manera pesimista y sectores de la CGT oficialista se han manifestado de manera pesimista), se va a contratar en las obras de las represas mano de obra argentina, que va a haber licitaciones y demás. La tarea ahora, me parece es, revisar la letra chica de los acuerdos.

PL – Esa mano de obra china que estaríamos obligados a contratar ¿con qué leyes se supone que trabajaría en Argentina?

AS – Es uno de los puntos que todavía tenemos que analizar pero uno de los ejemplos es esta “base de observación aeroespacial” que se está construyendo en Neuquén, previa a la aprobación del senado. Allí se supone que los más de 200 personas de nacionalidad china que vendrían, se regirían por leyes chinas. Uno de los pedidos de China para la introducción de mano de obra en general, en asociación con países latinoamericanos es ese; este punto con respecto a los tratados, habría que revisarlo (…) A veces me escucho a mi mismo y parece “uy es una invasión”. No hay que tener ningún tipo de sentimiento xenófobo sino que lo que hay que plantear es una integración entre pueblos y no una integración para los negocios. Hay que entender que también el trabajador chino está siendo explotado.

PL – Claro. Habrá que ver cómo se generan esos vínculos porque entretanto nos visiten los dueños de los hipódromos de los barrios privados que acabas de mencionar y viajen hacia allá 102 empresarios, difícilmente podamos generar ese vínculo.

AS – Exactamente. Cabe destacar que esos empresarios son los Grobocopatel, los Franco Macri, los grupos Eurnekian y demás. Esos son los que hacen las políticas de relaciones exteriores y para quien se hacen. Me parece a mí.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Limitar el derecho a Huelga: La alfombra roja del ajuste y la precarización

José Rigane (ACTA)

A propósito de los debates en la OIT y también en la Argentina. Este 18 de febrero será día de una jornada mundial con importantes manifestaciones en distintos puntos de planeta en defensa del derecho de huelga y la libertad sindical.

Los trabajadores europeos y sus organizaciones, en el sur de Europa con una fuerza más que importante, tienen el desafío de defender derechos sociales y económicos que quieren ser eliminados por las políticas de ajuste, privatización y mercantilización de la vida que propone el capitalismo.

Aquí, en Argentina, también hay que reafirmar el derecho a huelga y la libertad sindical. Necesitamos organizaciones de trabajadores que se desarrollen como instrumentos de transformación de la realidad.

Defender el derecho a huelga significa defender un derecho que ha permitido crear muchos otros derechos esenciales para la vida del hombre. La lucha por poder realizar una huelga resulta esencial.

Jornada Global

La jornada de acción global del 18 de febrero anticipa la próxima reunión de la OIT, donde el grupo de empleadores y algunos gobiernos está llevando adelante una dura ofensiva contra el derecho de huelga.

En el plano global esta iniciativa agresiva contra los trabajadores ha tomado nuevo impulso desde el 2012, cuando el grupo patronal de la OIT comenzó a cuestionar el derecho a huelga como tal.

La huelga es un derecho fundamental de los trabajadores.

¿Que buscan los empleadores? Quieren que la OIT no pueda valorar y evaluar las violaciones a este derecho que no estaría expresamente citado en los convenios internacionales 87 y 98 sobre libertad sindical y negociación colectiva, por lo tanto, ni el Comité de Libertad Sindical, ni la Comisión de Expertos podría evaluar, ni valorar las violaciones a este derecho.

“Durante gran parte de sus cerca de 100 años de historia, el sistema de control de la OIT ha venido desarrollando la importante tarea de supervisar la aplicación de los convenios y recomendaciones, contando con el pleno apoyo de sus mandantes tripartitos. Sin embargo, el Grupo de los Empleadores ha lanzado un ataque continuo y deliberado contra este sistema de control, intentando socavar la autoridad de la Comisión de Expertos de la OIT. El ataque empezó en 2012, cuando cuestionaron la existencia de un derecho de huelga protegido por el Convenio 87, derecho cuya existencia había sido reconocida en principio por todos los mandantes de la OIT durante décadas. No obstante, en 2013 y 2014, el Grupo de los Empleadores puso en entredicho las opiniones perfectamente fundamentadas de la Comisión de Expertos respecto a varios otros convenios, impidiendo una vez más que se llegase a conclusiones consensuadas en 19 de los casos examinados por la Comisión de Aplicación de Normas.” (Antonio Baylos, Sobre el derecho de huelga y la OIT)

El derecho de huelga es la base que permitió generar otros derechos. Sin huelga no hay conquistas de los trabajadores. Las luchas históricas de los trabajadores en todo el mundo tuvieron a la huelga como una de sus principales herramientas.

El movimiento obrero debe seguir desarrollando poder propio y replantear sus objetivos de organización, debe profundizar la democracia interna y buscar mayor participación.

Argentina

Aquí, en nuestro país, necesitamos recuperar los paradigmas de la clase y autonomía. Tenemos que luchar contra los intentos de disciplinar a los trabajadores y las iniciativas de persecución y criminalización de los trabajadores organizados.

El autoritarismo patronal no para de crecer. Aquí se puede despedir sin causa, una aberración que todavía existe y se ejerce en nuestro país. No olvidemos que en la década del 90 nos regularon el derecho de huelga para que avancen las políticas de mercado y la flexibilización laboral; la alfombra roja de las privatizaciones.

¿Cuantos luchadores procesados tenemos en el país? Miles de trabajadores y trabajadoras están a la espera de juicio por defender sus derechos en nuestro país.

Esta acción por no permitir la huelga que impulsa este sector de la OIT es planificada contra los trabajadores, en un contexto donde en nuestro país sólo el 40% de los mismos está con trabajo formal, convencionalizado. El 60% restante está en precarizado, tercerizado, informal, en "negro" y tantas otras modalidades que hoy sufre gran parte de la clase trabajadora.

También en nuestro país, las ideas anti huelga y anti piquete son fogueadas por los grandes medios y nadie dice nada. Tampoco el gobierno, tan sensible a la crítica de medios. En el fondo, también quieren que la huelga sea algo prohibido. Ojalá llegue el día que no tengamos que luchar por una vida digna. Pero hasta que esto no suceda, la huelga es y seguirá siendo la principal arma de lucha de los trabajadores.

También hay que replantearse la acción y gestión en la OIT. Resulta fundamental luchar contra el desempleo, la precarización y la criminalización. Necesitamos defender con mucha fuerza la libertad sindical y organizaciones de los trabajadores como instrumentos de transformación de la realidad.

La huelga es de los trabajadores por luchas históricas, por luchas del presente y por las luchas que vendrán.

José Rigane es Secretario Adjunto de la CTA; Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.