miércoles, 4 de marzo de 2015

China convertida en banquero de la región latinoamericana

Ariel Noyola Rodríguez (especial para ARGENPRESS.info)

A lo largo de 2014, los bancos chinos otorgaron créditos a América Latina por un total de 22.100 millones de dólares, de acuerdo con la base de datos publicada por Diálogo Interamericano (1). Ante la desaceleración de la economía mundial y el aumento de las tensiones geopolíticas, para China se ha vuelto imperativo fortalecer sus vínculos con los países que poseen recursos naturales abundantes (petróleo, gas, metales, minerales, agua, biodiversidad, etcétera).

Casi todos los préstamos emitidos correspondieron a las entidades China Development Bank y China Ex-Im Bank, aunque también participaron ICBC y Bank of China. A pesar de que no se tomaron en cuenta los créditos menores a 50 millones de dólares, la cifra reportada constituye un incremento de más de 70% en comparación con los 12.900 millones de dólares prestados en 2013.

A partir de 2005 (cuando la base de datos elaborada el Diálogo Interamericano comenzó sus primeros registros) y hasta 2014, China ha concedido préstamos a los países latinoamericanos por un monto de 119.000 millones de dólares (2). Los créditos de China superan el monto concedido por el Ex-Im Bank de Estados Unidos, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial, situación que contribuye a debilitar la hegemonía financiera de Washington en la región (3).

El otorgamiento masivo de crédito pone de manifiesto asimismo, la estrecha cooperación que China ha cultivado con los países latinoamericanos. En la cumbre más reciente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC, conformada por 33 países), el presidente de China, Xi Jinping, anunció que para 2020 está previsto que el comercio entre ambas partes alcance los 500.000 millones de dólares anuales con inversiones por encima de los 250.000 millones de dólares. (4)

Asimismo, hay que destacar la construcción de asociaciones estratégicas con algunos países sudamericanos, mismos que concentraron 90% de los créditos otorgados el año pasado: Brasil se consolidó como el principal receptor con 8.600 millones de dólares, seguido por Argentina con 7.000 millones, Venezuela, con 5.700 millones, y finalmente Ecuador, con 820 millones de dólares.

Después de la crisis de las empresas informáticas en Estados Unidos, los bancos centrales de los países industrializados impulsaron la expansión del crédito en escala global. El aumento de los precios de las materias primas desde 2002, hizo de América Latina una de las regiones favoritas para los inversionistas en busca de espacios de alta rentabilidad.

A más de seis años del estallido de la crisis financiera de 2008 y, frente a la extrema volatilidad de los mercados financieros producida por el aumento de la fragilidad sistémica, los chinos terminaron por convertirse en los banqueros favoritos de las economías emergentes toda vez que, en comparación con los bancos estadounidenses y europeos, ofrecen préstamos con menos condicionalidades y tasas de interés más bajas. De acuerdo con estimaciones realizadas por Fred Hochberg, el presidente del Ex-Im Bank de Estados Unidos, las entidades estatales chinas han colocado aproximadamente 650.000 millones de dólares alrededor del mundo en los últimos 2 años.

Sin embargo, también existe la cara perversa de la moneda. Todo parece indicar que los créditos chinos a cambio de entregas futuras de materias primas, más que apuntalar el desarrollo tecnológico, están orientados a proyectos de inversión vinculados a la extracción (agricultura, minería, energía, etcétera.) y con ello, corren el riesgo de profundizar el patrón primario-exportador de las economías latinoamericanas y multiplicar las amenazas de despojo en contra de los pueblos originarios.

Por otro lado, en una entrevista por Deutsche Welle, Kevin Gallagher, el académico responsable de la base de datos de Diálogo Interamericano, advierte de los riesgos crecientes que se ciernen sobre los países de América Latina para liquidar oportunamente sus deudas con el gigante asiático. (5)

La caída de las monedas de la región frente a la divisa estadounidense, así como la deflación persistente (caída de precios) en el mercado de materias primas, han impulsado el aumento de las importaciones y en consecuencia, la disminución de los saldos superavitarios (cuenta corriente) de las economías más orientadas a la exportación. Previsiblemente, la rentabilidad de los proyectos de inversión vinculados a la extracción disminuirá de manera significativa en los meses venideros.

Es que si la desaceleración de los países emergentes cobra fuerza, posiblemente hará fracasar el espíritu de la cooperación económica Sur-Sur entre China y América Latina. En medio de la crisis, existe el peligro de que los bancos chinos apliquen bajo diversas formas, los mecanismos de coerción imperial aplicados tradicionalmente por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la región latinoamericana.

- Ariel Noyola Rodríguez es economista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Notas:
1) «China-Latin America Finance Database», Kevin P. Gallagher y Margaret Myers, Inter-American Dialogue.
2) «China keeps credit flowing to Latin America’s fragile economies», Kevin P. Gallagher y Margaret Myers, The Financial Times, 27 de febrero de 2015.
3) «China Kicks World Bank To The Curb In Latin America», Kenneth Rapoza, Forbes, 26 de febrero de 2015.
4) «Despite US-Cuba Detente, China Forges Ahead in Latin America», Shannon Thiezzi, The Diplomat, 9 de enero de 2015.
5) «Chinese loans helping Latin America amid oil price slump», Deutsche Welle, 27 de febrero de 2015.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Al proclamar el Socialismo del siglo XXI Chávez se coloca en confrontación con la oligarquía de América Latina y con el capitalismo (Parte I)

Mario Hernández (especial para ARGENPRESS.info)

Homenajeamos al Comandante Hugo Chávez en el segundo aniversario de su desaparición física.
Presentación de “Hugo Chávez y la revolución Bolivariana. Ensayos” en el Hotel Bauen, el 5 de marzo de 2014. Editorial Metrópolis. (I)


Mario Hernandez: La idea de hoy es presentar el libro “Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana”, aparentemente este título ya fue utilizado en alguna oportunidad por un periodista de nombre inglés, lo descubrí hace unos días. Por suerte habíamos tomado la precaución de agregar al título “Ensayos”.
La idea de este libro surge a partir de una serie de entrevistas que realizamos durante los últimos dos o tres años en FM La Boca (90.1) de Buenos Aires, con los cuatro compañeros que están aquí sentados: Modesto Emilio Guerrero, Guillermo Almeyra, Ricardo Napurí y Hugo Calello, a quienes tendríamos que agregar a Claudio Katz y Eduardo Lucita que no están presentes. Claudio está en México y Eduardo en España. Luego incorporamos algunos trabajos de Itsván Mészáros, James Petras, descartamos un montón de entrevistas que realizamos a lo largo de estos años con Modesto Emilio Guerrero y le pedimos un ensayo y de esa manera fuimos armando este libro con la idea de presentarlo el día de hoy al cumplirse el primer aniversario del fallecimiento de Hugo Chávez.
Tengo que confesar que cuando empezó el proceso Bolivariano yo no lo tenía muy presente, la primera vez que le presté atención fue a raíz del golpe del año 2002, que coincidió con la presencia en nuestro país de James Petras, que fue quien me hizo notar la situación revolucionaria que ya se vivía en Venezuela desde hacía unos años. Y también tengo que confesar que la persona que me ha acercado el tema desde hace muchos años es Modesto. Recuerdo que con Luis Angió, que está sacando fotos en este momento, alguna vez organizamos un programa de radio y por allí empezaron a circular una cantidad de personajes que luego fueron ministros, miembros del Poder Ejecutivo y altos funcionarios del gobierno de Hugo Chávez invitados por Modesto. Con esto quiero decir que el acercamiento a esta experiencia política ya tiene algunos años, por lo menos de mi parte.
La idea de hoy fue reunir a todos los autores que residen en el país, les comenté que menos Eduardo Lucita y Claudio Katz que no se encuentran en la Argentina, han venido todos. Van a abordar distintos aspectos de la problemática actual por la que está atravesando Venezuela y vamos a intercalar lecturas de algunos mensajes que nos han llegado de distintos compañeros que participan del libro, como es el caso de Mészáros, texto que tenemos traducido gracias a la compañera Valentina Picchetti que también ha traducido el de Petras, el saludo de Renán Vega Cantor que se encargó del prólogo, de Olmedo Beluche de Panamá, que también participa del libro y de otros compañeros.
La idea es que los expositores hablen alrededor de 15 minutos, y que luego ustedes puedan participar con preguntas e intervenciones sobre todo teniendo en cuenta la difícil situación por la que está atravesando Venezuela. Cuando organizamos esta actividad con algunos compañeros nos dimos cuenta de que había un enorme interés por conocer lo que está pasando y poder discutirlo.
Los dejo con Ricardo Napurí.

Si cae Venezuela va a caer América Latina

Ricardo Napurí (RN): Mario tiene la culpa del tipo de exposición que voy a hacer hoy, me entregó hace dos o tres días el libro y lo leí apasionadamente, pero al hacerlo me di cuenta que tenía información que yo no conocía y que sus autores habían indagado sobre temas sobre los que no había reflexionado, de tal manera que me resultó extraordinariamente útil. Ante eso me dije, de qué voy a hablar si está todo abundantemente dicho, entonces opté por este esquema que les voy a presentar telegráficamente, porque yo no tengo la capacidad de Almeyra para hacer síntesis de manera tan útil, pero acepto el desafío.
Opté por hacer una combinación entre la preocupación que todos tenemos por la realidad de América Latina y el hecho de Venezuela. Demás está decir que si cae Venezuela va a caer América Latina, es decir, Sudamérica. Habría que ser inocente para negar que Estados Unidos está metido en Latinoamérica, no hace falta desembarcar tropas, sus agentes son las patronales, los grupos políticos, las burocracias, e incluso todas las estructuras del poder del Estado y lo conservador de la existencia, donde a la gente le cuesta cambiar y no tiene porqué cambiar porque su vida está determinada por las condiciones objetivas de la existencia del capitalismo, lo que Mariátegui decía en 1928, que la burguesía puede ser derribada fácilmente pero su cultura no, para decir en qué grado lo conservador de la existencia, que nos impone toda la memoria de los valores impuestos por la burguesía, operan para hacer conservadora la existencia de las cosas. De tal manera que, como ha dicho alguien muy inteligentemente, las revoluciones son pedagógicas porque son el freno de mano antes del desastre. ¡Linda figura! Y al demorarme en este concepto, lo que estoy diciendo es que, si las revoluciones son pedagógicas, ¿por qué tanto miedo a las revoluciones?
Yo escojo como lema de mi exposición “Los dilemas y los desafíos de los llamados gobiernos progresistas en América Latina hoy”, que es el problema al que nos enfrentamos.
Es incorrecto unificar bajo el mismo rótulo a todos los gobiernos progresistas o de centroizquierda, porque la mayoría son diferentes sea por su historia, por las peculiaridades de cada país y por la forma en cómo se han gestado cada uno de los procesos. Por eso yo estoy siempre enamorado del método que antes asumíamos todos como correcto y que se ha olvidado, la llamada cuestión nacional. La cuestión nacional de los llamados países opresores y países oprimidos resuelve el problema desde el punto de vista metodológico, porque está planteado a la orden del día quién se opone al imperialismo, si es la clase burguesa nativa o quién. Y nosotros tenemos entonces el mosaico de los movimientos que ahora llaman progresistas o populistas que están situados en el terreno de los que, reemplazando a la burguesía que históricamente debería haberse enfrentado al imperialismo, la sustituye para negociar el estado semicolonial o para ir más lejos, lo que podríamos llamar la contraofensiva contra la oligarquía y el imperialismo. Opté entonces por combinar esto con mi experiencia personal, porque es una pena que siendo tan viejo y habiendo andado por el mundo, yo no les vierta algunos elementos de experiencias que tienen que ver con la realidad actual.
Parto, por ejemplo, con lo de Guatemala, porque se dieron casi los mismos elementos que hoy tocan a la realidad de Venezuela. Un Estados Unidos agresivo porque no aceptaba que hubieran expropiado la United Fruit Company, en el contexto de una revolución democrática, porque no aceptaba que se cambiara el estatus semicolonial de la región de Centroamérica y el Caribe. Nixon y Eisenhower decidieron terminar con esa experiencia. ¿Qué nos toca a nosotros de la reflexión?
Primero, en todos lados se repite lo que hace el imperialismo para terminar con estos procesos que hoy se llaman progresistas y que para mí son movimientos de resistencia al imperialismo que toman formas antioligárquicas y determinadas formas de progresismo social incluso, cuasi revolucionario. Tomé como ejemplo la figura del Che, no el Che Guevara, sino el joven Ernesto Guevara que estando en México con su compañera Hilda Gadea, mi amiga peruana, su primera mujer, se encuentra con Fortuny, el secretario general del Partido Guatemalteco del Trabajo (Comunista) y le dice: “¿Por qué no pelearon ustedes?”, y Fortuny le contesta, cuenta Hilda Gadea en Che Guevara, años decisivos: “Era mejor dejar el poder para pasar al llano porque la cosa estaba muy difícil” y el Che, que todavía no estaba obviamente formado políticamente, porque en ese sentido es casi un transeúnte que va formándose casi al andar, pero que tenía instintos diversos, entre ellos su sensibilidad respecto de los problemas políticos, le dice: “¡Oiga, no joda usted! ¡Era mejor pelear! Si el presidente tenía el emblema de ser presidente, si tenía la mitad de las Fuerzas Armadas, si tenía todo el pueblo, ¿por qué no pelearon?”. Fortuny huye y el Che le comenta a Hilda Gadea: “Aquí lo único que había que hacer era pelear”.
Miren ustedes la figura, por qué no se ha tomado esa idea respecto de todos los gobiernos que huyeron, como el presidente Jacobo Arbens en Guatemala, porque ustedes deben saber que el presidente capituló, pero antes que capitulara lo hizo el Partido Comunista, fueron los primeros que se acercaron a las embajadas. Yo digo en mi libro Pensar América Latina que ni Hilda Gadea ni el Che sabían en ese momento que los comunistas capitularon ante la tenue agresión desde Honduras de Castillo Armas y su pequeña tropa, porque ellos sabían que Stalin había pactado en Yalta y Postdam, que Guatemala y toda Centroamérica quedaba en la órbita de Estados Unidos, de manera que los Partidos Comunistas a partir de ese momento, comienzan a actuar como policía por izquierda, es importante eso, porque si uno no tiene en cuenta los factores de poder, las circunstancias y las fuerzas que actúan en las realidades políticas, obviamente están no solamente desinformándose sino desconociendo la realidad.
Los Partidos Comunistas juegan un rol importante y decisivo que ustedes van a ver en la realidad de América Latina, pero no porque los militantes o cuadros dejaran de combatir, porque muchos de ellos han seguido combatiendo incluso heroicamente, sino porque las direcciones de esos partidos se pusieron al servicio del Kremlin, del estalinismo y traicionaron directamente todos los procesos porque se disciplinaban a Moscú que había dado la orden de que Estados Unidos era el dueño de América Latina.
No es solamente el hecho de la doctrina Monroe, Stalin y EE. UU. se repartieron el mundo, como Yugoslavia y otros países, de tal manera que es importante este hecho, ¿por qué? Porque después gravita en el propio Che Guevara. Yo lo comprobé cuando en 1959 tuvimos que discutir para el apoyo al movimiento en Perú con De la Puente, después con Silvio Frondizi, con John William Cooke y otros. El Che no conocía este hecho, es inusitado. Ya tenía lecturas pero tenía una desinformación feroz respecto de la construcción del mundo socialista, de lo que ocurría en la URSS y, como dice Paco Taibo II, él no conocía nada de gulags ni del estalinismo. Es importante eso porque aunque no estemos tratando de Cuba, yo lo acoto directamente para que ustedes compongan la figura y cómo este hecho juega también en la realidad de su destino y de la propia Revolución Cubana.
Pero este hecho que les cuento de Guatemala es la primera gran capitulación que conocemos de un gobierno y un partido de izquierda ante la realidad. Ante esto el Che decía empíricamente: “Hay que pelear”, pero no pelearon.
Segundo ejemplo que les quiero dar es el de Velazco Alvarado, mi compatriota, yo cuento también en mi libro que Fernández Maldonado, que era el ministro de Minas y Petróleo, que era amigo mío del barrio y a pesar que yo era un opositor marxista a su gobierno, me dice que quiere que vea a Velazco porque estaban discutiendo sobre el destino del proceso peruano y, sobre todo, la creación de un partido o de un movimiento. Yo me animé porque, como ustedes saben, Velazco era tan original que no solamente transitó por el capitalismo de Estado porque expropió en un 70% el sistema empresarial del país, hizo una reforma agraria radical, se enfrentó por el problema del petróleo a Estados Unidos con una posición ofensiva, llevó como asesores a marxistas, a representantes de izquierda, a gente con antecedentes de izquierda socialista, era así, era un cholo macanudo, muy parecido en algunos aspectos a Chávez, que era un cholo querible en todo sentido. De manera que fui, un amigo guatemalteco decía jocosamente que había que tener vicios de hombre, mujeriego y borracho, porque la dirección velazquista se iba a las playas de vez en cuando y efectivamente se emborrachaban un poco, pisco mediante, con algunas damas. Yo fui a ese balneario y le hice una entrevista que he contado por todos lados. Modesto en una entrevista que me hace en 2004 lo cuenta bien. Entonces me dice, sucintamente, lógicamente después de prólogos diversos de parte de ambos, que Fernández Maldonado le había comentado que yo había vivido la experiencia del Peronismo, entonces me pregunta: “dime, ¿por qué el Peronismo ha vivido tanto tiempo?, porque los compañeros me están diciendo que forme un partido pero yo dudo porque soy orgánicamente un militar”. Yo le conté que Perón también lo era, incluso motejado de ideas fascistas porque fue agregado militar en Italia, sospechado con bases firmes de tener ideas fascistoides, pero los procesos sociales no solamente cambian a los hombres sino que los obligan a hacer huellas diferentes, dicen que Picasso era un miserable como ser humano pero es un hombre universal en su pintura, así es la dialéctica de la vida. Entonces, el General Perón se apoya en las masas controlándolas -le digo- porque no era cojudo, ningún gobierno de este tipo puede dejar que las masas que ellos impulsan o dirigen puedan tener autonomía porque peligra su propio gobierno, en la medida de la naturaleza política y de clase de los mismos. De tal manera, le dije, que Perón se había apoyado en las masas y por eso pudo resistir los embates del imperialismo, de la oligarquía y sobre todo de las Fuerzas Armadas, que mucho después lo tiraron abajo. Velazco me contesta que él siendo orgánicamente un militar, no sabía qué hacer con las masas en los sindicatos, en las asambleas, que ese no era su mundo, que su mundo era el otro, el militar. A lo que respondo preguntándole por qué, si la tradición militar de las Fuerzas Armadas es contrera y golpista y me responde que pensaba cambiar los mandos de los Generales. Oiga -le dije- usted me pidió que yo le explicara por qué había subsistido el Peronismo durante 40 o 50 años y usted me dice propiamente lo contrario, usted va a caer y cayó.
Cayó por el golpe de González Bermúdez y por los generales de izquierda, incluso mi amigo Fernández Maldonado que era el general rojo, se pusieron de acuerdo porque como Velazco, a última hora, quiso formar un partido tipo PRI mexicano desde el Estado, le dieron un golpe y cayó.
Entonces, a lo que voy, es que en la realidad peruana, todo el proceso era favorable para que no tuviera el colapso que tuvo porque fue inusitado, cayó Velazco y cayó todo el proceso. ¿Cómo no van a haber lecciones múltiples? ¿Cómo es posible que apoyándose en las Fuerzas Armadas, el Partido Comunista apoyara al gobierno peruano diciendo que se había dado una excepcionalidad en la historia, que por primera vez podía haber una revolución democrática dirigida por las Fuerzas Armadas? Estas son lecciones múltiples, porque quienes pudieron ir más lejos que sus posiciones, porque tenían todas las bases en una situación particular como la peruana, no lo hicieron.
La tercera, antes de ir al final, es la de Allende: querible, simpático, buena gente, “no tenía visa de hombre pero andaba por ahí” como decía el guatemalteco. Yo lo conocí en el estudio de Silvio Frondizi. Luego lo entrevisté a través de mi amigo, el director de La Razón, y le planteo, esto fue durante 1971 en los días en lo que Fidel Castro estuvo en Chile para demostrar su apoyo: -Mire Allende, en Bolivia se viene un golpe y Velazco Alvarado había puesto diez mil hombres para rescatar el puerto de Arica que habíamos perdido en la guerra de Bolivia y Perú contra Chile en 1879. Le compuse la figura, intencionada, que podía venir un golpe en Bolivia. Entonces, le sugerí que se cubriera por izquierda, cúbrase con una revolución en Bolivia porque si llega Banzer y está el gobierno de Velazco y está la frontera insegura de Argentina con los militares, el proceso que ustedes están gestando en Chile corre peligro. Allende me contestó: -Mire Ricardo usted está equivocado, yo soy socialdemócrata, ¿cómo se le ocurre pedirme que auspicie una revolución de tipo proletaria o cubana en la frontera de mi país? Yo creo que la figura que nosotros hemos empleado de la vía pacífica al socialismo no es una consigna de tipo abstracta y general, sino una consigna estratégica fundamental, nosotros no creemos en la acción directa de las masas. Yo no me atreví a decirle lo que se sabe por la literatura marxista, que es la obligación de dar apoyo a situaciones revolucionarias y segundo que le convenía tener una proyección por izquierda. “No, me dijo, de ninguna manera, yo no voy a rechazar, negar o capitular de mis principios”.
Dos años después, en 1973 fui deportado a Chile por Velazco Alvarado y estuve seis meses y vi todo el proceso revolucionario donde mientras la patronal estaba movida por el imperialismo (ustedes ya saben lo que hizo Kissinger), se producían los pronunciamientos de la Iglesia, los 40.000 camioneros que hicieron huelga, los pronunciamientos del Poder Legislativo, las mujeres que salían a la calle, los fascistas también y Allende salía a decir esos discursos lindos.
Lo que no saben todos es que en el Tancazo llamó a tomar las fábricas. Las fábricas las tomaban los propios trabajadores defensivamente, como hacían los Consejos Comunales o las organizaciones territoriales y campesinas. Había una tendencia a crear organismos por la base muy sólidas y estaban creando inclusive una gran Asamblea Popular en Concepción.
Después del Tancazo, Allende pronunció un discurso de izquierda: -¡Tomen las fábricas! dijo, y al día siguiente lo llamó a Pinochet y pactó con los militares.
Si ustedes han visto en el documental de Canal Encuentro, a Fidel Castro en abril y mayo de 1971 con Allende, ahí tienen la prueba de que no estoy fabulando ni diciendo barbaridades. Delante de Fidel, Allende dijo: “Yo garantizo a las Fuerzas Armadas por democráticas. Y que con la vía pacífica vamos a construir el socialismo”. Fidel Castro lo miró, no dijo nada, no sé qué habrá pensado, pero la realidad es que hizo lo contrario a lo que hizo su amigo. Ergo, Allende se pega varios tiros con la metralleta que le regala Fidel Castro y pasa a la historia. Se despidió pero no llamó a resistir, la gente estaba en las calles, pedía armas, ustedes han visto una serie de películas donde se puede ver la intención de la gente de pelear, crearon organismos propios, tomaban las fábricas, estaban dispuestos a llevar más adelante la reforma agraria. Es decir, que querían apoderarse de lo que había generado el gobierno en el plano popular y el propio Partido Socialista, a través de su postura reformista avanzada pero que en la realidad de Chile, con la oposición feroz de la derecha, con el imperialismo agrediendo y con las masas en actitud revolucionaria, el gobierno capitula.
Almeyra en su libro, da las consignas de cada uno de los sectores, el sector más moderado con Allende a la cabeza y con el Partido Comunista como aliado, que dice “Consolidar para avanzar”, el Partido Socialista, su partido, que prácticamente se tira a la izquierda en ese momento, tiene la consigna de “Radicalizar el proceso”, y el MIR lanza la consigna del gobierno de los trabajadores. Es decir, había una situación revolucionaria ahí y lo que cabía era que la dirección se pusiera al frente de ese proceso en la medida que incluso en los discursos ellos prometían la revolución social y el socialismo, pero no lo hicieron y es importante saberlo porque eso marca la realidad actual de Chile, la Convergencia que ha seguido, que es la alianza del Partido Socialista con el Partido Demócrata Cristiano que fue golpista, aunque ellos no lo reconocen, lo tienen como algo en la historia y de vez en cuando le hacen un homenaje. Han capitulado a los pinochetistas de todas sus convicciones pasadas y creado la noción del Social Liberalismo que es el Socialismo europeo adaptado a nuestra realidad.
Para terminar, en Venezuela hay un desafío formidable, si conté rápidamente estos hechos, y no he contado lo de otras fugas, como la de Paz Estenssoro que capitula, como Vargas en Brasil que se pega un tiro, como Perón que se fuga, como Velazco Ibarra en Ecuador que tiene un montón de posibilidades siendo el más nacionalista del país y muchos de ellos directamente ante la idea de la revolución o de un cambio de la realidad, capitulan. Lo que yo digo entonces, aprovechando de esta experiencia que acumulé, siendo testigo y actor personal, que hay peligros en Venezuela, peligros totales, un montón de hechos que tienen que discutirse. Las Fuerzas Armadas de casi todos nuestros países, con contadas excepciones, no solo han sido golpistas sino que en un momento determinado no han sido consecuentes. En Perú, por ejemplo, ese régimen de capitalismo avanzado con unas Fuerzas Armadas que se tiran a Velazco, giran a la derecha y después aceptan la degeneración neoliberal de Fujimori.
Entonces no podemos admitir estos hechos, yo he conocido cuatro o cinco almirantes venezolanos que me han asustado, porque a pesar de llamarse chavistas, he visto que son conservadores aunque Chávez directamente haya intentado “marxistizar” a las Fuerzas Armadas. Yo no sé, no me puedo adelantar, pero he sido militar, conozco desde adentro el monstruo, incluso he contado cómo intenté o tuve la ilusión de que las Fuerzas Armadas podían autodemocratizarse, y no es así, de tal manera que es un punto importante a tener en cuenta.
El otro punto importante, es que existen organismos autoorganizados para que sean alternativas de poder. ¿Están estos elementos en Venezuela? Ustedes son los que tienen más elementos de juicio que yo, yo lo que quiero es que ese proceso no caiga, aunque sé los peligros y los límites que tiene. A lo largo de mi experiencia, a través de estos ejemplos de las historias de estos gobiernos llamados progresistas, nacionalistas, incluso de izquierda, han capitulado, incluso ante su propia vocación, ante su propio automandato, ante su propia convicción de resistir al imperialismo y a las oligarquías. Yo quiero que eso no ocurra en Venezuela, de tal manera que les pido a mis compañeros, que me convenzan a mí y a ustedes, que Venezuela será diferente, que no ocurrirá lo que ha ocurrido en América Latina con este tipo de gobiernos, porque ahí se avanzó más, porque ahí se instaló aunque sea pedagógicamente la idea del socialismo, porque seguramente hay una conciencia política diferente, que se puede activar en el caso de que la derecha sea más agresiva e incluso el imperialismo tenga vocación como ellos dicen, de terminar con el ejemplo de Venezuela. Que me convenzan a mí y a ustedes que Venezuela será diferente a este proceso histórico en que las vanguardias, direcciones, gobiernos y regímenes del progresismo, de la centroizquierda y del nacionalismo de izquierda, incluso revolucionario, capitularon en el momento en que asomó la idea de la revolución.

MH: Le vamos a dar la palabra a Guillermo Almeyra.

Chávez buscaba el poder popular en las Comunas, en las Misiones, en la autogestión

Guillermo Almeyra (GA): Compañeras y compañeros, salud y revolución. Es un viejo saludo del movimiento obrero que hay que retomar.
Yo creo que lo primero de todo es ver dónde estamos. Nuestra voluntad sin dudas es que haya un cambio social y triunfe el socialismo, pero no se puede firmar por anticipado ningún pagaré que asegure el éxito de los movimientos históricos, en toda lucha existe la posibilidad del triunfo, y por eso se da la lucha, pero también existe la posibilidad de que no se triunfe. Como decía Cieto, “el camino del triunfo está lleno de derrotas” y depende particularmente de la dirección consciente. ¿En qué dirección estamos? Acaban de dar una estadística, 22 personas poseen tanta riqueza, como 5.200 millones de personas. Veintidós contra 5 mil millones, más de las ¾ partes de la humanidad. Esa concentración de la riqueza es concentración del poder. ¿Se puede pensar que puede haber un régimen democrático cuando 22 personas tienen que enfrentar a miles de millones para mantener ese poder? Estamos en una fase, desde hace rato, de barbarie. La barbarie empezó con la guerra, con los campos de concentración nazis, con Hiroshima y Nagasaki, con Burundi, con las masacres continuas. La consigna es “Socialismo o Barbarie”, pero estamos en la barbarie hace muchísimos años, lo que hay que hacer para salir de ella es salir del capitalismo hacia el socialismo, entonces ¿la alternativa es capitalismo? ¡No! ¿La alternativa de un capitalismo humano? ¡No! La alternativa es el socialismo, no hay otra salida.
La inmensa mayoría de la humanidad no ve las cosas así, la mayoría no es socialista, ésta es la crisis más grande del capitalismo en escala mundial desde siempre, hay centenares de millones de desocupados, gente que se muere literalmente de hambre, niños que son desarmados para venderlos por partes, prostitución, las monstruosidades más grandes, la esclavitud, pero no hay socialistas sino contándolos por pocos millares a lo máximo, dentro de una sociedad de muchísimas más personas. Entre otras cosas porque el estalinismo vacunó contra el socialismo a todos los pueblos donde reinó. Ucrania es un ejemplo. Porque China está haciendo un capitalismo peor que el de Inglaterra en el siglo XIX, porque Vietnam no es diferente y porque los países que dicen luchar por el socialismo, como Cuba o Venezuela, cuanto mucho hacen un capitalismo de Estado. Entonces estamos en esa fase, los revolucionarios antes que nada deben conquistar conciencias, llegar a las cabezas de la gente e influir. La claridad política y las posiciones precisas para cada momento preciso, no sectarias sino precisas, no vendedoras de un futuro, sino concretamente apegadas a lo que hoy se puede hacer para empezar a cambiar son fundamentales, eso es lo primero de todo.
Es muy importante un homenaje a Chávez, fue un gran hombre, valiente, sincero, pragmático, que fue cambiando de posiciones y que fue avanzando bajo la presión de su base. Pero la historia no la hacen los salvadores ni los grandes hombres, la historia la hacen los trabajadores, a Chávez se lo puede comprender porque el pueblo venezolano hizo el Caracazo, buscó caminos por el cauce rebelde y se agarró de ese Teniente Coronel desconocido, que tuvo la sensibilidad de quedarse del lado de los trabajadores en determinado momento. La necesidad de un chavismo explica a Chávez, Chávez, pero no explica al chavismo. Había un vacío político que lo llenó a su manera, un militar nacionalista, sincero, distribucionista, pero con límites ideológicos sumamente graves y que pasó en muy poco tiempo de un humanismo muy ligado a la Tercera Vía imperialista de Tony Blair, Anthony Giddens y otros para empezar a intuir que León Trotsky y los bolcheviques tenían razón.
Es decir, Chávez no era un ideólogo como no lo fue tampoco el Che Guevara, era un hombre que pragmáticamente avanzaba en posiciones en la lucha anticapitalista y antiimperialista porque era sensible a los vientos populares y a los vientos de revolución. Sus sucesores no son así.
¿Cuáles son las relaciones de fuerza hoy en Venezuela? Hay una oposición que es casi la mitad del país, esa oposición no es toda gente del imperialismo, no es toda fascista, es una oposición que reúne a un grupo fascista ligado a Uribe, al Tea Party, a Estados Unidos, a lo peor de Estados Unidos, que se enfrenta al mismo tiempo con la otra parte de la oposición burguesa de la gran empresa, por ejemplo, Leopoldo López dice que Capriles porque le dio la mano a Maduro es un traidor y que todo su grupo son traidores y conciliadores con el Estado porque reconocen que el pueblo venezolano por mayoría vota en contra de la oposición. Capriles busca ganar tiempo y recoger el descontento de la clase media pero también de los trabajadores ante la falta de alimentos, la inflación, la devaluación que redujo fuertemente los salarios reales, la corrupción que subsiste y el autoritarismo. Entonces intenta una salida política, los otros intentan una salida golpista.
¿Es posible un golpe de Estado como dicen Atilio Borón y otros? No. Las Fuerzas Armadas no son anticapitalistas, menos aún socialistas, pero son antiimperialistas y chavistas y no están con la oposición. Lo que quiere hacer Leopoldo López y su grupo, lo que quiere hacer Uribe para sabotear la candidatura de Santos en Colombia, lo que quiere hacer Estados Unidos entre otras cosas para aprovechar la situación mundial que le es favorable, es incidir sobre un sector conservador de las Fuerzas Armadas, asustarlos, llevarlos a la conciliación y conseguir o que un sector del Ejército dé un golpe supuestamente técnico, chavista, eso sí, pero solamente los militares para poner orden, lo cual sería el fin del proceso Bolivariano. O peor aún, que se haga una unidad nacional, es decir, la alianza entre Capriles y un sector conservador del chavismo para parar el proceso.
Llama mucho la atención que en el diálogo por la paz convocado por el ala más conciliadora del partido del gobierno, donde Rangel es un hombre honorable con un pasado de lucha, pero hace rato que está en una posición de apertura hacia la oposición, no de reconocimiento de las cosas correctas que pueda decir la oposición para distender, sino de búsqueda de un acuerdo. En ese diálogo están la Cámara, la Federación de Industria, los grandes industriales, todos los religiosos habidos y por haber de todas las religiones posibles, pero no estaban los organismos de poder popular, no estaban los trabajadores chavistas que son la base del proceso, porque Chávez se apoyaba en eso, hablaba del Golpe de Timón, de profundizar el proceso, porque sino se agota, porque la realidad es que los salarios bajan, que hay una situación de crisis y eso desgasta el apoyo popular si no ven qué se les responde.
Chávez intentaba hacer un cortocircuito con los organismos del Estado, con el Ejército y con los organismos institucionales, buscando en las Comunas el poder popular, en las Misiones, en la autogestión. En el Ejército como en el madurismo, hay todo un sector que ve como un peligro la intervención de los trabajadores y su independencia. La huelga de Mitsubishi fue disuelta a tiros aplicando la teoría estalinista de que en un gobierno que dice luchar por el socialismo toda huelga es contrarrevolucionaria, porque como decía Perón “muchachos este partido lo juego yo”. Ese es un peligro gravísimo, porque si se desarma esa lucha de los trabajadores queda todo en una lucha interburguesa, y el ejército es burgués, por definición, está para defender el Estado capitalista, el orden capitalista y en su estructura es conservador, es un órgano de represión, aunque en su seno puedan haber moscas blancas como Chávez o como en parte el propio Velazco. Pero la experiencia histórica lo demuestra, tanto en Brasil, con la fuga de Perón en 1955 y la dictadura de 1976 en Argentina, el Ejército siempre va a estar del lado del orden cuando las papas quemen, cuando tenga que optar entre una radicalización o conservar el proceso.
Hay además un sector llamado de la “boliburguesía” que ha desarrollado intereses capitalistas por medio de la corrupción estatal, por el papel del Ejército, que administra también y hay lazos viejos con los notables de Venezuela por el simple hecho de que un Capitán se casa con la hija del farmacéutico en la misma guarnición donde está, o fue al mismo colegio donde fue el abogadito, hay lazos de ese tipo que no tienen con el poder popular. La garantía en Venezuela es el poder popular, no es el PSUV, no es Maduro que es un hombre que ha cometido muchos errores, porque primero acusó a toda la oposición en bloque de ser agente del imperialismo y fascista, y los echó a todos hacia la derecha, cortó lazos con sectores que había que ganar. Segundo, ahora busca un acuerdo de paz indiscriminado, lo que los franceses llaman embrassons, abracémonos. No te podés abrazar, que llegues a acuerdos concretos sobre ciertos puntos para la pacificación es perfectamente lógico porque hay que separar a esa oposición y, sobre todo, cortar con la influencia sobre el sector conservador de las Fuerzas Armadas, pero al mismo tiempo hay que ver la clara definición de clases que existe en Venezuela. Está enfrentando de una manera deformada un agudo proceso de lucha de clases entre los pobres, en su mayoría obreros, y los más ricos (y los más tontos también) entre los pobres que apoyan a la oposición creyendo que la salida podría ser más democrática si ganase porque es multipartidaria y no se basa en los militares.
Es una tontería total, porque Estados Unidos, se está orientando con la Alianza del Pacífico, con su política internacional, con sus intervenciones descaradas en Ucrania como lo hizo ya en otros lugares, hacia un enfrentamiento, no hacia la conciliación, y hacia menos margen con la democracia.
Entonces los gobiernos como el de Cristina o el de Lula, que quieren sostener a Maduro, pero les tienen un miedo tremendo a los trabajadores le hacen el juego a la oposición, porque lo que está en cuestión aquí también es que las paritarias mantengan el nivel de vida que se ha perdido con la devaluación, para sostener un apoyo popular. No impedir que los docentes y toda las futuras paritarias recuperen siquiera la inflación, porque eso debilita las bases de apoyo, lo mismo respecto de las declaraciones en relación a la democracia, cuando la Sra. Kirchner se declara jueza contra los petroleros, apoyando lo peor y más corrupto de la justicia de Santa Cruz para condenarlos a prisión perpetua, le da un golpe tremendo a la democracia en este país y lo mismo cuando dice que hay que restringir el derecho a manifestar.
Todos esos son apoyos muy débiles para Venezuela, porque la única manera de apoyar a Venezuela es avanzar socialmente en cada uno de los países, avanzar en la independencia del movimiento obrero frente al Estado y al capitalismo, avanzar en la conciencia de que con el capitalismo no hay solución. Cuando Cristina dice que los radicales pueden enseñar democracia miente, porque estuvieron en el golpe contra Irigoyen, en el golpe contra Perón en 1955, apoyando todas las dictaduras posibles, los radicales nunca estuvieron con la democracia, en el brevísimo período de Alfonsín no fueron los radicales los que hicieron democracia, fue que los militares fracasaron miserablemente en las Malvinas y se tuvieron que ir, nadie los echó y ahí se coló el brevísimo período casi democrático de Alfonsín, pero no fueron los radicales que voltearon a los militares. Alfonsín era socio de Harguindeguy, el Ministro del Interior represor y asesino, entonces miente Cristina, ese apoyo no le sirve a Venezuela, el apoyo de Página 12 no le sirve a Venezuela, lo que le sirve a Venezuela es que el movimiento obrero rinda un homenaje, no tanto a Chávez que se lo merece, sino a todo el proceso Bolivariano que llevó a Chávez al gobierno, que lo sostuvo y ahora está presionando para buscar una salida positiva en Venezuela.
Yo no creo que como dice Petras, Chávez sea un ejemplo de lucha antiimperialista, Chávez le dio el sable de Bolívar a un asesino como Gadaffi que había traicionado la causa de los palestinos. Chávez tenía en cuenta lo que él creía que eran los intereses del Estado venezolano y muchas veces se equivocaba en el campo internacional.
Yo no creo que Chávez fuera un hombre del Renacimiento, del Renacimiento en el intento de salir del pensamiento de la Edad Media redescubriendo un humanismo, Chávez era humanista pero también buscaba el socialismo, que en el Renacimiento no existía. El Renacimiento fue el origen del capitalismo, no el fin.
Yo no creo que haya acabado con los monopolios mediáticos, intentó fundar una prensa, radios y medios de comunicación alternativos, y eso es muy positivo y hay que saludarlo, pero ahí está toda la prensa en manos de los grandes monopolios como aquí.
Yo no creo que la idea del Socialismo del siglo XXI sea un gran hallazgo político, el mérito de eso es que el socialismo no puede ser el falso socialismo, el estalinismo, eso está bien, pero no hay un estudio ni una profundización de eso, por el contrario, se acepta todavía la idea del partido único en Cuba y en otros lugares y no contiene nada esa idea del socialismo del siglo XXI, no hay principios, no hay fundamentos, no hay socialismo sin autogestión, no hay socialismo sin el protagonismo de los trabajadores, no es el partido el que decide sobre la gente, no son los revolucionarios los que dirigen la revolución, la revolución elige los revolucionarios y la participación de los trabajadores es vital para el socialismo, eso significa autogestión social generalizada, significa participación, no puede haber lucha por el socialismo en Cuba donde la central obrera en nombre del gobierno le dice a los trabajadores que a partir del mes siguiente se quedan sin trabajo. Tiene que haber una discusión, una participación de los trabajadores.
Lo último es que Mészáros, que es un hombre sumamente respetable, se equivoca cuando dice que una Internacional no necesita un programa, ideas comunes son la base para la unión de la gente. Si no hay ideas comunes, ¿qué se puede hacer? ¿Juntar a Ahmadinejad y Gadaffi con Chávez? No tienen nada que ver unos con otro, por eso no se hizo la llamada Quinta Internacional, los venezolanos la dejaron caer, el responsable de hacerla era Maduro, Chávez se la encargó y ahí quedó. ¿Por qué? Porque era irrealizable, no se puede juntar a un tipo que se opone a Estados Unidos por la derecha con otro que se opone por la izquierda. Se tienen que juntar con objetivos comunes, creo que hay mucho que discutir todavía.
Saludo este libro y la iniciativa del compañero Mario Hernandez que lo compiló y organizó porque plantea una discusión indispensable, creo que hay que hacerla para definir qué es el socialismo, en qué fase estamos nosotros y qué es lo que hay que esperar en el futuro inmediato.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

CFK, entre el engaño y el juicio de la historia

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)

“No le dejo un país cómodo para los dirigentes: dejo un país cómodo para el pueblo” dijo CFK ante la Asamblea Legislativa. Después de 12 años de gobierno kirchnerista, el 90% de los asalariados gana por debajo de la Canasta Familiar, y el 70% de los jubilados, la tercera parte. No parece una realidad muy cómoda que digamos para ellos



En la infinitud de características que abarca la Humanidad en cada uno de sus componentes, es decir, en cada ser humano, la honestidad ideológica es una de las que más respeto despiertan. Cuando una persona hace lo que dice, les permite a los demás posicionarse ante sus hechos concretos, a favor o en contra. En la arena de la política esa virtud casi brilla por su ausencia, porque es costumbre subjetivar sobre las bondades de las propuestas. Por ejemplo, decirle a los trabajadores que van a vivir cada vez mejor bajo un régimen que enriquece a sus explotadores es una de las grandes mentiras del sistema capitalista. Los funcionarios reciben dádivas de los beneficiarios de sus políticas -los patrones- y mejoran sus niveles de vida en la función pública, mientras las mayorías populares se mantienen siempre en su realidad de necesidades sin satisfacer.

En Argentina se han sucedido gobiernos que han mentido sobre sus objetivos y sus logros, pero ninguno pergeñó una maquinaria tan aceitada para el engaño como el kirchnerismo, desde la Dictadura Genocida a esta parte, y tuvo tanto éxito. Porque si bien todos falsearon la verdad, ninguno se declaró – como lo hizo éste – el “gobierno de los trabajadores, de los DDHH y antiimperialista”… para hacer exactamente lo contrario.

La corriente pejotista que gobierna desde hace 12 años a la Argentina ha sabido elaborar un disfraz que muestra una cara que en la realidad no existe. La retórica se contradice con los hechos. Eso es lo que demostró, una vez más, el discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso que CFK desarrolló el pasado 1 de marzo. El último de sus dos periodos.

La presidenta habló 3,30hs para describir el “país de las maravillas” que nos deja, que sólo existe en su mente y en la de sus cómplices y seguidores. Una larga exposición plagada de generalidades, falsedades y verdades a medias que redundan en mentiras completas. Ejemplo de ello es la mención que hizo sobre los salarios y las jubilaciones, “las más altas de Latinoamérica”. Más allá de que esto sea cierto o no, sobre lo que realmente importa, que es la relación con la Canasta Familiar, se calló la boca. Será porque según el Indec intervenido desde hace 8 años por el kirchnerismo, el 90% de los asalariados en este país está por debajo de ella, y porque el 70% de los jubilados cobra la indignidad de $3800 ¿Y esta señora nos quiere hacer creer que eso es “justicia”?

Según la primer mandataria, hoy hay más escuelas y se reciben más alumnos, pero olvida decir que los pibes terminan la primaria apenas sabiendo leer y escribir, y sin saber interpretar lo que leen. Las escuelas, además, aún hoy mantienen problemas edilicios y de infraestructura, y para su funcionamiento diario deben ser mantenidas por cooperadoras de padres, porque el Estado brilla por su ausencia… Aunque este año destinen algún fondo urgido por las elecciones, una golondrina no hace verano. Además de todo esto, los salarios de los docentes están entre los más bajos en la clase trabajadora.

Las estadísticas sanitarias que maneja el gobierno son una “belleza”, pero las ha elaborado bajo la dirección de Manzur, el mismo que las falseó en Tucumán. ¿Quién puede creerle? No quienes deban atenderse en el ámbito de la salud pública. Los hospitales funcionan gracias a la enorme profesionalidad de los trabajadores de salud, que deben lidiar con bajos salarios y la falta de recursos e insumos.

Esa concepción de falsear las cifras sacándolas de contexto que utiliza la presidenta, es la que utiliza para hablar del tema de la Deuda Pública sin que se la caiga la cara de vergüenza. El famoso “desendeudamiento” le costó al pueblo argentino 200 mil millones de dólares de una deuda que no debía, y cuyo origen, como se ha repetido hasta el hartazgo, fue fraudulento. El gobierno K pagó igual, a costa del sacrificio de las mayorías populares, a pesar de lo cual deja una deuda que supera los u$d200 mil millones más.

Los recursos estratégicos, olvidó decir CFK, los puso o los dejó este gobierno en manos de multinacionales, que son expresión cabal del imperialismo colonizador y saqueador. Es decir que en 12 años, el oficialismo no ha podido desarrollar instrumentos que evitaran la dependencia del país para extraer y elaborar su propia riqueza natural. Incluso la “defensa” de los derechos nacionales frente a aquéllas no le ha salido tan bien, pues por Aerolíneas, por ejemplo, terminó haciéndose cargo de la deuda de Marsans por 900 millones de dólares; y en la operación por la expropiación de YPF a Repsol, terminó comprometiendo un pago por el 51% de la empresa, un precio igual al total de su valor de mercado. Y eso, después del saqueo que llevaron a cabo.

En cuanto a los DDHH, la señora Kirchner nada dijo de la participación de Milani en la Dictadura Genocida, ni del carapintada Berni, ni del espía del Batallón 601 Gerardo Martínez durante el Proceso; todos cortesanos de su troupe, al igual que los asesinos de originarios Insfran, Closs, Fellner, Urtubey o el propio Capitanich. También se calló la boca sobre la criminalización de la protesta, sobre los más de 6000 procesados por luchar contra sus políticas de entrega y saqueo, sobre los injustamente condenados a perpetua, los trabajadores petroleros de Las Heras, sobre los presos políticos en Las Heras y corral de Bustos y sobre el Boli Lescano.

Nada de lo que declama la presidenta, entonces, se verifica en la realidad. El gobierno ya no puede echarle la culpa de sus horrores a los anteriores. El IVA sigue pagándolo, de la misma manera, tanto el humillado habitante de un asentamiento como el más rico de los empresarios. El impuesto al salario es una mancha que dejará marcada para siempre a la administración de los patagónicos. Los trenes “nacionales” se fabrican en China. En el gobierno liderado por una mujer a la que se considera “defensora” de los derechos de género, la discusión sobre el aborto brilla por su ausencia. Si hasta el hecho de tener que subsidiar a la pobreza después de más de una dékada de gobernar es una muestra de la injusticia social que se mantiene.

Sin embargo, millones de personas creen en lo que les dicen desde Balcarce 50. Muchos son los mismos a los que las políticas oficialistas condenan a la pobreza. Otros, militantes que no distinguen los dichos de los hechos, o no lo hacen por conveniencia. Son los que gritan “liberación” mientras aplauden la entrega de Vaca Muerta a Rockefeller, de territorio nacional a los chinos, las patentes de nuestros granos a Monsanto, la producción agropecuaria a Nidera, Cargill o Cofco, o los minerales a Barrik o Canadian. Eso, la tergiversación de los valores liberadores de nuestro pueblo en la consciencia de miles y miles de personas, es peor aún que la entrega misma. Porque ¿qué pueblo podrá liberarse si piensa que para ello debe entregarse a sus saqueadores?

Eso es lo que deja el kirchnerismo.

La señora de Kirchner y su difunto marido no dejan un país “cómodo” para las mayorías populares entonces. Dejan una sociedad cuyos valores se han degradado, casi al punto de la barbarie, donde los pobres pelean contra los pobres, incluso hasta llegar a linchamientos. Una sociedad donde los pobres son arriados como ganado, utilizados por organizaciones políticas que al hacerlo demuestran su calaña. Una sociedad donde las bandas, las patotas y el narcotráfico íntimamente ligados a la institucionalidad del sistema, amenazan a los honestos trabajadores. Una sociedad donde, según el último informe de la Junta Interna de trabajadores del Indec (febrero de 2015), un 25% de la población vive en la pobreza y el 5,5% en la indigencia. Dejan, en realidad, un país cuyo futuro estará jaqueado por el vaciamiento de recursos. Dejan un país DEPENDIENTE del financiamiento y las inversiones externas, y con un endeudamiento aún mayor que el que ellos encontraron, pero ahora “legalizado” ante las naciones del mundo. Gran favor le ha hecho esta corriente política nefasta al Sistema Financiero del Imperialismo. Tal cual los cipayos.

El kirchnerismo está por terminar su etapa de la manera más indigna que podía esperarse. Se ha hecho cargo del país para recomponer la gobernabilidad del sistema burgués que había sido puesta en cuestión en las jornadas del estallido popular del 2001. La recompuso, haciéndole los deberes a los patrones locales y a los imperialistas. Y haciendo resucitar a la derecha más explícita, que había sido enterrada por el pueblo a principios del milenio. Ahora esa derecha lo sucederá, y accederá al gobierno caminando por la alfombra que la DéKada Arrasada le ha tendido.

La construcción de una verdadera alternativa liberadora para nuestro pueblo, que enfrente y rompa con las cadenas de la dependencia, el saqueo y la explotación, deberá surgir de las antípodas de la concepción kirchnerista. Y de la acción consciente de una nueva dirigencia surgida de la clase trabajadora, sin sectarismos, amplia, verdaderamente antiimperialista y anticapitalista.

Fuente imagen: PRESIDENCIA DE LA NACIÓN

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Lo que la Presidenta no dijo en su último discurso

Juan Pablo Olsson (INFOSUR)

Un discurso que cierra el ciclo kirchnerista de 12 años.

Al escuchar las palabras de la Presidenta, consideramos que lo más significativo del ciclo kirchnerista que se está cerrando -compuesto a su vez por varios ciclos diferenciados- es la especial capacidad de promover políticas de entrega del patrimonio público y hechos escandalosos de corrupción, que están llevando a la Argentina a una encrucijada dramática, fundamentados por un relato que apela a las mejores tradiciones populares de nuestro país y de América Latina.

En su último discurso de apertura de las sesiones parlamentarias, Cristina Kirchner ha presentado un panorama donde algunos datos son sin duda ciertos; pero predomina una descripción de la realidad que claramente se basa en información del INDEC oficialista. Es justamente en lo no dicho durante su exposición, donde pueden detectarse algunos de los puntos más críticos del modelo.

En nombre de la soberanía energética, con la Ley de Hidrocarburos concreta una política de entrega a perpetuidad de todos los recursos de gas y petróleo del país, a favor de grandes corporaciones extranjeras y grupos locales amigos del poder. Lo llamativo en este punto, es haber señalado que “las grandes potencias que pretenden dominarnos requieren de cómplices locales…”, como si el matrimonio fuera ajeno a este histórico proceso de entrega. El ciclo kirchnerista en este campo se inicia con el protagonismo que tuviera Néstor Kirchner junto al presidente Carlos Menem y a los ministros Domingo Cavallo y José Luís Manzano en el vaciamiento y la privatización de YPF, a comienzos de los años 90´. Tarea que en el 2007 lo llevaría a avalar la prórroga por 40 años del Yacimiento de Cerro Dragón -10 años antes de que finalizara la concesión-, en beneficio, entre otros, de la British Petroleum. Hace pocos meses, esta corporación se auto-incriminó ante la Comisión de Valores de Estados Unidos por haber pagado coimas para conseguir esa concesión; sólo resta preguntarle a quienes se las pagó. Sin considerar además los arreglos espurios en el 2008 para la compra del 25% de Repsol a través del grupo Ezkenazi. Como la Presidenta basa la épica y la mística de su discurso en haber enfrentado a las corporaciones, cabe preguntarse en qué categoría ubica a empresas beneficiadas como la British Petroleum, Chevrón, Monsanto, Barrick Gold, Minera La Alumbrera, Telefónica y Telecom de Argentina, Bunge, Aceitera General Deheza o la firma china Cnooc Ltd: habría que apuntarle que no son Pymes.

En otro de los puntos salientes del discurso reivindicó la estatización de la ANSES, silenciando sin embargo que Oscar Parrilli -integrante del riñón del kirchnerismo- fue el principal defensor y el miembro informante de la privatización de los Fondos de Pensión para la creación de las AFJP. Sin mencionar que la política de desendeudamiento con el sector privado externo ha significado extraer recursos del fondo de sustentabilidad de ANSES a cambio de bonos en moneada nacional que ponen en riesgo el equilibrio del sistema. A su vez, el aplaudido anuncio de la nacionalización de los ferrocarriles, elude mencionar el potencial que tendría la creación de una industria nacional capaz de sustituir irracionales importaciones llave en mano provenientes de China, que incluyen hasta los durmientes de cemento. Tampoco mencionó quiénes son los actores y cuál es el negocio existente detrás de estos acuerdos: debe recordarse que en la primera de estas compras de material ferroviario por 10 mil millones de dólares, el intermediario Franco Macri obtuvo una comisión de 400 millones de dólares, que seguramente repartirá con funcionarios locales. La nacionalización de los ferrocarriles significa en realidad dar de baja las escandalosas concesiones que permitieron descomunales hechos de corrupción entre funcionarios y concesionarios, con su desenlace más dramático en la tragedia de Once: una evidencia de que la corrupción mata.

En el campo de los Derechos Humanos, el ciclo kirchnerista se inicia con la total indiferencia del matrimonio Kirchner y su implícito o explícito aval al indulto a los miembros de las juntas, decretado por el gobierno menemista del cual formaban parte. Luego de la crisis del 2001, Néstor Kirchner tuvo la inteligencia de percibir una demanda de la sociedad por Memoria, Verdad y Justicia y con actos simbólicos como la entrega del edificio de la ESMA, el cuadro descolgado de Videla y los Juicios a los genocidas, tocaron una fibra muy sentida para gran parte del pueblo argentino. Pero pretendieron apropiarse con exclusividad de esas banderas históricas y, sin contar el episodio de la Universidad de las Madres con el escándalo “Sueños Compartidos”, el ciclo culmina con la designación del general César Milani como su aliado estratégico, desconociendo las denuncias de las Madres sobre su participación en los crímenes de lesa humanidad, como el asesinato del conscripto Alberto Ledo durante los años oscuros de la dictadura militar.

Otro de los ciclos que se cierran está referido al marcado incremento de la fortuna familiar, que tiene su origen en la capacidad de lucrar con la dramática Ley 1025, por la cual pudo despojarse de sus viviendas a familias desesperadas, en favor de jóvenes abogados exitosos. Más tarde, sus habilidades financieras fueron orientadas sucesivamente al manejo de los fondos públicos de la provincia de Santa Cruz y, ya en la presidencia, de los fondos públicos nacionales, en sociedad con personajes como Ricardo Jaime, Amado Boudou o Lázaro Báez. En este aspecto, el contraste al final de sus mandatos entre la figura presidencial de Pepe Mujica en Uruguay y Cristina Kirchner en Argentina habla por sí mismo.

Juan Pablo Olsson es sociólogo. Referente de Proyecto Sur CABA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El gobierno y la oposición no quieren discutir la apertura de los archivos de la SIDE-AFI. “Causa AMIA-Nisman: Del proyecto de APEMIA no se habla”

TPR

Desde la Tendencia Piquetera Revolucionaria apoyamos la conferencia de prensa de APEMIA y llamamos a movilizarnos este 24 de marzo con la izquierda y los luchadores.

En su discurso, luego de usar un tono y un contenido absolutamente capitulador con la oposición pro-imperialista, Cristina se enfureció por la presencia de carteles referidos al reclamo de la AMIA y dijo que a ella ‘no le vengan a hablar de la AMIA porque ella habla de la AMIA desde 1994’.

Consultada sobre el exabrupto de la presidenta, Luciana Ginsberg, dirigente de la Tendencia Piquetera Revolucionaria e hija de Laura Ginsberg y José Enrique Ginsberg, víctima de la masacre impune de la AMIA, declaró: “Lo que le molestó a Cristina no fueron los carteles o ‘que se hable de la AMIA’ sino que se pongan en debate los planteos del proyecto de ley de APEMIA. A Cristina lo que le molesta es nuestro reclamo: apertura de los archivos y comisión investigadora independiente. Su enojo, por lo tanto, confirma que la presidenta se reconoce como opuesta al movimiento de familiares contra la impunidad. Por el contrario, desde la TPR, saludamos que se hayan puesto en discusión los planteos del proyecto y denunciamos el pacto existente entre los principales bloques parlamentarios para que éste no tenga estado público. Entendemos que esta es la herramienta fundamental que debe ser desarrollada para que haya justicia, contra la política de espionaje e impunidad que desenvuelve el gobierno. Reclamamos, en este sentido, que sea aprobado en comisión y sea puesto a discusión en una sesión plenaria del Congreso de la Nación. Queremos hablarle a Cristina de la AMIA. Queremos que en la Argentina y el mundo se hable del proyecto de APEMIA y se hable cada vez más. Por todo esto, llamamos a apoyar el proyecto de ley presentado por APEMIA y a movilizarnos el próximo 24 de marzo por la disolución de TODOS los servicios, la apertura de los archivos y su entrega a una comisión investigadora independiente”

“CristinaVSCristina”: PRO-Imperialismo por partida doble

En relación a las múltiples observaciones que hizo la presidenta sobre la causa AMIA, Luciana Ginsberg señaló: “Cristina pretende embaucar a los argentinos con una multitud de datos. La realidad es que se trata de un relato a la medida del imperialismo. Tan plagado de contradicciones fue su discurso que, con sólo minutos de diferencia, reflotó la acusación a Siria por el atentado a la AMIA sin bajarse de la acusación a Irán. Esto no sólo es absurdo, porque no puede señalarse dos líneas de investigación excluyentes y contrapuestas sin dar explicación alguna, sino que sobre todo es proimperialista ‘por partida doble’. Lo digo de esta forma porque la contradicción no es casual: Cristina pretende ocultar su seguidismo a los distintos virajes de la política exterior de Estados Unidos. Ayer contra Siria, luego contra Irán y ahora de vuelta contra Siria. De hecho, Cristina destaca las ‘contradicciones de Nisman’ pero no explica las suyas propias. En ambos casos, las contradicciones tanto de Nisman como de Cristina reflejan los choques entre el Partido Demócrata y el Republicano sobre qué orientación debe tomar el imperialismo yanki frente Irán. Por el contrario, desde la TPR decimos ¡Fuera Estados Unidos de la causa AMIA-NISMAN!”

Impostura de toda la oposición patronal: Cuando fueron gobierno, mantuvieron cerrados los archivos. Ahora, rechazan que se ponga a debate en el Congreso
A su vez, la dirigente de la TPR denunció la impostura de la oposición patronal que pretende ocultar su complicidad con la impunidad. Ginsberg sostuvo que “si hubo algo peor que el ataque del gobierno al proyecto de APEMIA, fue la impostura de la oposición patronal que pretendió auto-exculparse de su responsabilidad en la impunidad de estos 20 años. Por eso queremos llamar a la memoria: no nos olvidamos que la UCR, el partido del mismo Morales que hoy dice estar a favor de la apertura de los archivos, fue gobierno y no hizo nada por llevar adelante esta reivindicación. No es casualidad: manteniendo cerrados los archivos de la SIDE buscan encubrir su responsabilidad en la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001, en la cual asesinaron a decenas de compañeros. Eso, sin mencionar que del proyecto de APEMIA no dicen una palabra. Tampoco nos olvidamos que el PRO de Macri gobierna la Ciudad de Buenos Aires y que pusieron al Fino Palacios al frente de la Policía Metropolitana mientras profundizaron la persecución y el espionaje contra los luchadores a través de espías como Ciro James. Nada más opuesto a la apertura de los archivos. Menos aún nos olvidamos de Massa, quien supo ser Jefe de Gabinete de Cristina y que nada dijo sobre la lucha por justicia por la AMIA. Hoy, es quien levanta el reaccionario planteo del juicio en ausencia y que pone la causa AMIA al servicio de la avanzada del imperialismo yanqui sobre Medio Oriente. Todos estos planteos tienen un denominador común: la negativa a discutir el proyecto de APEMIA.”

Frente al discurso de Cristina sobre la AMIA, el Frente de Izquierda fue una nulidad política. Llamamos a que terminen con su pasividad y apoyen el proyecto de APEMIA

Por último, en relación al debate con la izquierda, la dirigente de la TPR indicó “el Frente de Izquierda estuvo completamente paralizado frente al debate que se procesó durante el discurso. Lejos de ponerse a la cabeza de la defensa del proyecto de APEMIA y, en ese sentido, ocupar el espacio político que les corresponde, le dejaron este lugar a la Unidad Popular de Claudio Lozano, que si bien tuvo el mérito de haber dicho ‘comisión investigadora independiente’ y ‘apertura de los archivos’, no colocó la consigna de ‘aprobación del proyecto de APEMIA’ en los carteles, cuyas fotos y videos recorrieron el país. Para peor, Lozano no se privó de aplaudir a Cristina cuando la presidenta dijo que ‘el atentado no fue contra la comunidad judía sino contra el pueblo argentino’. Desde la TPR no aplaudimos a Cristina porque rechazamos que haya alguna ‘causa nacional’ que nos una con el gobierno y la oposición pro-imperialista. A diferencia de Lozano y la UP, no aplaudimos a quienes son cómplices de la impunidad. En este sentido, llamamos al Frente de Izquierda a terminar con la parálisis funcional a la centroizquierda proimperialista y apoyar el proyecto de APEMIA, como lo hicimos desde el primer momento como TPR, exigiendo la apertura de los archivos y su entrega a una comisión investigadora independiente. Con estas consignas, desde la Tendencia Piquetera Revolucionaria llamamos a movilizarnos el próximo 24 de marzo con la izquierda y los luchadores”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Violencia es mentir

Ignacio Pizzo (APE)

Las causas de muerte no escapan, desde luego, a la estadística. Nuestra devaluada salud pública no ha tenido en este tiempo la capacidad de decirnos la verdad acerca de cuáles son los males que ocasionan mortalidad y no se pregunta sobre hechos que el empirismo coloquial nos relata a diario. No obstante, las muertes violentas en adolescentes y niños no siempre han sido objeto y mucho menos “sujeto” de estudio para la epidemiología argentina.

Las estadísticas de muertes violentas, no contemplan, no quieren contemplar -aparte de los homicidios, accidentes de tránsito, suicidios y traumatismos varios- a las muertes por desnutrición y a los muertos en vida en donde las secuelas del hambre, transforman un sueño de futuro, en un terror diurno y nocturno y tendrán que conformarse con ser “casos aislados”. Su ninguneo sistemático nos obliga a comprar números que nunca pueden ser corroborados.

¿Acaso los Ni-Ni, eufemismo policíaco del “NN”, para llamar a los jóvenes que no trabajan ni estudian, no son almas en pena que deambulan buscando una sonrisa sanadora para su agonía? ¿Acaso el Paco no es el perdigón que llega para quedarse en todos los territorios fértiles que son nuestros pibes menos, donde el amor parecería una ironía?

Luciano Arruga, que quizá sería un ni-ni, es emblema de la desaparición en democracia y de la intacta práctica represiva de las fuerzas del estado y nos recuerda todos los días que la mentira de la “violencia social” no es casual. Néstor Femenía, niño qom asesinado por desnutrición, es el último ícono de la violencia estatal y mediática, cuyas imágenes circulan por los caminos del software, del papel prensa o de la pantalla led, sólo para alimentar la voracidad -paradójicamente- del amarillismo mediático espasmódico. Todas son violencias y por lo tanto promotoras de la muerte.

Quizá los paralelismos puedan resultar irritantes y las comparaciones, tediosas, pero no puedo dejar de mencionar un trabajo publicado por el Doctor Hugo Spinelli, que toma datos del período de la dictadura militar desde 1976 a 1983, donde se estableció una metodología violenta de exterminio planificada y sistemática, conocida como terrorismo de estado Se han recogido datos de 13.444 casos de desapariciones denunciadas por la CONADEP, si bien la denuncia de organismos de derechos humanos data que son más de 30.000. De los casos registrados por CONADEP, el 70,7% de las víctimas tenía entre 21 y 35 años y el 83% tenía menos de 35 años. Integrantes de las fuerzas armadas como el General Pita hablaba de “juventicidio” cometido por las máximas autoridades del estado. Para ellos el CIE -10 (Clasificación internacional de enfermedades), no ofrece un código específico para consignar las defunciones ocurridas como consecuencia del terrorismo de estado. Señala Spinelli que tanto en Argentina como en Latinoamérica y en el mundo, el lugar que ocupa la temática en la comunidad científica, evaluada a través de análisis del espacio que se le dio en la literatura médica, es muy bajo. Aún con el advenimiento de la democracia, la problemática de la mortalidad por causas de este tipo no fue retomada por la comunidad científico—sanitaria. Este silencio de la época por parte de organismos estatales de salud, encontraba respuesta en quien fuera secretario de Estado de Salud Pública desde 1976 a 1981. Señalaba la necesidad de observar el “país real”, para diseñar políticas de salud y hablaba de “conflicto social abierto”, haciendo mención a una “violencia desconocida en nuestro medio”. De esa manera borra de cuajo la figura del desaparecido.

Para agregar a esto, y sólo como ejemplo, una comparación de datos de CONADEP de la ciudad de Buenos Aires con datos del Ministerio de Salud de la Nación, consignan que durante el año 1976 el número de desaparecidos entre 20 y 24 años (233) es mayor que la sumatoria de todas las causas de muertes (217), en el mismo año y para el mismo grupo de edad. Señalar esto nos ayuda a pensar que ante una causa de muerte aislada, provocada de manera intempestiva, en un grupo de edad, representando entre el 10 y el 30 % de las muertes, el aparato médico-sanitario declararía una epidemia, sin embargo no lo hizo, porque la ciencia selecciona sus “objetos de estudio”. Esa selección no es casual, el aparato científico-estadístico será el aliado del estado cuando se requiera el silencio impune. Es silencio de los sepulcros innominados, donde los enterrados como NN, fueron despojados de su identidad, con el único fin de terminar de aniquilar utopías , e impugnar toda forma de vida justa.

Durante los tiempos corrientes de esta pobre democracia, donde el estado se jacta de estar presente, nos encontraremos que los datos son sólo fantasmas burlones, en el mejor de los casos. Aparecen, si es que lo hacen, en forma desperdigada y sin tener sustento científico y, me atrevo a decir, con una alta carga de desconfiabilidad.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que en el año 2013 murieron 891 personas en la Argentina a causa de la desnutrición. Según estos registros oficiales, menores de 14 años fallecidos por esta causa fueron 62. No tarda en reconocer que la mayor cantidad de desnutridos según este organismo vive en el Gran Buenos Aires y en los cordones suburbanos. Pero los casos más extremos se encuentran en el noreste y noroeste de la Argentina, en donde se registran muchas zonas donde el agua no es potable, no hay acceso a cloacas ni buena higiene ambiental.

Pero si quisiéramos no llamar a las cosas por su nombre, y si no dijéramos que el hambre es un crimen, y sólo nos dedicáramos a analizar números de muertes juveniles en un sentido “literal”, tampoco se encuentran datos en organismos oficiales confiables acerca de muertes en adolescentes, y mucho menos por represión de organismos estatales.

Podemos sí, citar datos de la CORREPI, cuyo último informe señala 218 desaparecidos en democracia, 2.778 asesinados por el aparato represivo estatal desde el 25 de mayo de 2003 y 4.321 desde diciembre de 1983.

Encontramos también datos de la SAP (Sociedad Argentina de Pediatría), del 2013 que menciona que muertes que podrían evitarse, como los accidentes viales y los suicidios, constituyen las principales causas de defunción entre los 15 y 24 años.

La “casa del encuentro” dice existen alrededor de 21 chicas adolescentes de entre 15 y 18 años, asesinadas por año.

Podríamos seguir hurgando, en los confines de la web, de ministerios, podríamos echar mano en las tramperas de las oficinas encuestadoras, con la ingenua premisa de buscar certezas donde no las hay, para tener de dónde agarrarnos, sólo con la convicción de que la indignación nos podría ayudar a remover tanto silencio, para hacer visibles a los invisibles. Aquellos muertos por el paco que se constituye como la nueva picana de nuestros tiempos, los asesinados por el hambre, y los asesinados por balas y cárceles, estas últimas sin perder costumbres de estado terrorista. En sus certificados de defunción, se escribirá el clásico paro cardio- respiratorio, falla multiorgánica, herida de arma de fuego, suicidio, muerte dudosa o violenta, pero no dirá que el germen de la violencia estatal fue el patógeno, que lo acorraló, para restarle vida a nuestra vida. Su muerte evitable es una hipótesis que la ciencia aún no redactó. Las defunciones de los muertos en vida, desnutridos y NI-NI, cuyo único pecado fue ser niño o adolescente pobre, aún no se inscriben en el registro civil; con azar, les espera al decir de Alberto Morlachetti, al menos un remedio que le demore la muerte. ¿Cuantos sumarían todos ellos, niños y jóvenes, a quienes la bala policial, el paco, y el hambre los tiene en la mira? Para luego borrarlos de la estadística, desaparecerlos, esconderlos. La epidemia de dolor por los niños, niñas y adolescentes que no están aún no se presenta por resolución ministerial, sólo adquiere vuelo mediático propagandístico para reclamar imputabilidad o para exponer obscenamente sus siluetas abofeteadas por el hambre.

Ninguna marcha, ninguna movilización, ni silenciosa ni ruidosa se ha convocado por ellos. En estos tiempos donde la disputa de las calles es la disputa por el poder, la única frase que cabe es: violencia es mentir.

Ignacio Pizzo es médico generalista, Casa de los Niños. Fundación Pelota de Trapo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Declaraciones de Nicolás del Caño y Andrea D’Atri. Aborto: La izquierda repudia declaraciones de Fernández y exige legalización

PTS



Tras las declaraciones del jefe de Gabinete reafirmando la negativa del Gobierno a avanzar en la legalización del aborto, el diputado nacional Nicolás del Caño (PTS/FIT) declaró: “Aunque no nos sorprendieron las declaraciones de Aníbal Fernández, sí nos indigna que se siga priorizando la opinión y las convicciones íntimas de la Presidenta por sobre la vida de casi trescientas mujeres jóvenes y pobres que mueren en Argentina cada año por las consecuencias del aborto clandestino”. El diputado mendocino se refirió de esta manera a la desmentida con que el jefe de Gabinete cruzó al ministro de Salud Daniel Gollán, que había declarado interés en propiciar el debate sobre la despenalización del aborto.

“Las palabras de Gollán ya en sí no cayeron bien en el movimiento de mujeres, que hace más de una década instaló un debate maduro en la sociedad y redactó un proyecto de ley que duerme en el Congreso por la negativa de Cristina a que su bloque preste quórum en las comisiones de las que tiene que salir el dictamen”, agregó Andrea D’Atri, dirigente de la agrupación de mujeres Pan y Rosas. La también asesora del FIT en la Legislatura porteña denunció asimismo que “el ministro reivindica el sistema de consultorías porque, según sus propias palabras, ‘había permitido que en Uruguay un 30 % de las mujeres desistiera de abortar’, sin aclarar que eso sucede después de soportar las presiones a las que estas son sometidas en esas consultas”.

Finalmente, Nicolás del Caño declaró que “es vergonzoso que el kirchnerismo no titubee ni un segundo para votar en bloque las leyes de inteligencia, de entrega del petróleo, o que acepte sin vacilaciones la intromisión del Vaticano en la redacción del nuevo Código Civil, pero se escude en la ‘libertad de conciencia’ cuando se trata de impedir que sigan muriendo las mujeres más pobres por algo absolutamente evitable”. Y agregó: “Por eso, nos sumaremos a la movilización del próximo lunes 9 de marzo, de Congreso a Plaza de Mayo, convocada por distintas organizaciones, entre las que están también nuestras compañeras de Pan y Rosas y del PTS en el Frente de Izquierda, en el Día Internacional de las Mujeres. Y seguiremos exigiendo en el Congreso que se permita la discusión en las comisiones correspondientes del proyecto de ley elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crimen de Lulú: La fiscal pidió prisión para la mamá

COSECHA ROJA

Yanina González escuchó cuando la fiscal pidió una pena de 6 años y 7 meses de prisión por abandono de persona. Su hija Lulú, de dos años, murió por los golpes que le dio la ex pareja, que sigue libre. Hoy, durante la última audiencia, la policía amenazó a las militantes que pedían justicia para Yanina bajo la lluvia. La sentencia será el miércoles 11 al mediodía. “Esperamos que hagan un fallo a conciencia”, dijo a Cosecha Roja la abogada Gabriela Conder.

Cerca de las 10 de la mañana, alrededor de 80 militantes llegaron a los tribunales de San Isidro. Se encontraron con el edificio vallado, tres hileras de policías, un camión hidrante y dos camionetas. Sólo pudieron pasar al recinto seis personas, el resto esperaron afuera y los oficiales los amenazaron: “Nos dieron un par de palos, nos decían que estaban listos para liberar la calle y que tenían cámaras”, contó a Cosecha Roja Rosario Castelli, una de las activistas que estuvo en el juicio.

La audiencia empezó cerca de las 11 de la mañana y la fiscal especializada en violencia de género de Pilar, Carolina Carballido Calatayud, apuntó a la prensa: dijo que la mirada “sesgada” de los medios no colaboraba con el correcto desarrollo del juicio y que se sentía “hostigada”. Después pidió 6 años y 7 meses de cárcel para Yanina, que ya está con prisión domiciliaria.

“La fiscal basureó al centro comunitario Gallo Rojo y mostró una foto de la autopsia de Lulú: hasta los jueces le dijeron que la guardara, que no hacía falta”, relató Castelli. Más que nada, porque la propia mamá estaba en la sala. Durante la anterior audiencia, cuando el perito exhibió las imágenes y relató el análisis de la autopsia, habían permitido que Yanina saliera. Aquel día “fue una jornada muy dura porque el especialista relató cada golpe que tenía la beba: el asesino la mató con mucha saña”, dijo a Cosecha Roja la abogada defensora Gabriela Conder, que hoy pidió la absolución. También reiteró que no hubo dolo, que los testigos demostraron que no hubo abandono y que Yanina siempre estuvo preocupada por la salud de la niña de dos años. “Le mostró los golpes a los compañeros de Gallo Rojo, buscó a la vecina para que la ayude, pidió al remisero que la lleve: eso demuestra la preocupación, no el abandono. La fiscal no pudo demostrar dolo”, agregó.

En una causa paralela la justicia investigan a su ex pareja -Alejandro Fernández- por el homicidio de la niña. Según la abogada, es una “maniobra de manipulación” de la fiscal, quien no le avisó a la defensa de la acusación contra Fernández. El caso está alojado en otro juzgado. Conder pidió la nulidad del juicio, pero se la negaron.

Sobre la ex pareja no hay “ninguna medida de coerción. Si a Yanina la declararan culpable de abandono de persona seguido de muerte, esa condena sería la impunidad de Fernández. Esta manipulación es gracias a la fiscal”, dijo Conder. A Yanina la encerraron el 17 de agosto de 2013, el día en que Lulú murió de una hemorragia interna. La fiscal la imputó, no la dejó ir al entierro y ordenó detenerla. La joven -que tenía 23 años, seis meses de embarazo y un retraso madurativo- estuvo presa en la Unidad 33 de Los Hornos y desde diciembre del mismo año en la casa de una vecina con una pulsera electrónica en el tobillo.

El 16 de agosto de 2013 no fue la primera vez que Alejandro amenazó con pegarle a la beba: era cotidiano. Tampoco fueron una excepción los golpes a Yanina. “Ella naturalizaba la violencia porque su papá -que la crió desde que la mamá la abandonó- también era violento”, contó a Cosecha Roja una vecina que la ayuda. Se fueron a dormir y el sábado a la mañana cambió todo. Salió de la casa con Lulú en brazos, pidió prestada una SUBE porque no tenía y fue al centro comunitario Gallo Rojo. Ahí ya la conocían: la habían ayudado a irse de la casa de un novio violento.

Nadie notó que Lulú estaba tan mal, pero sí que estaba decaída. Entonces la acompañaron al hospital. “Cuando Lulú murió, a Yanina le tomaron declaración y quedó demorada en la Comisaría de la Mujer de Del Viso”, contó a Cosecha Roja Matías Schroeder, de Gallo Rojo. Los compañeros del centro comunitario ya declararon y contaron la historia de violencia de la que fue víctima Yanina: relataron cómo sufría, cómo la ayudaron a separarse de Ricardo Ortíz (el papá de Lulú) y cómo había sido abusada por el padre.

En la cárcel, a Yanina le sacaron las esposas sólo para parir a Tiziana el 5 de noviembre de 2013. Un tiempo después la abogada le consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria. El 3 de diciembre le otorgaron la prisión domiciliaria y Yanina se mudó a lo de la vecina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Megacausa La Perla. Hoffmann: “Cumplíamos con nuestra función de médicos”

Katy García (PRENSA RED)

En el marco del megajuicico que investiga crímenes de lesa humanidad cometidos durante el terrorismo de Estado declararon los testigos Guillermo Hoffmann y María Amalia Callizo en relación a los expedientes que indagan sobre por la sustracción del nieto de Sonia Torres y el secuestro y desaparición del matrimonio formado por Nelly Moreno y Luis Goyochea.

En la sala de audiencias de la torre de Tribunales Federales continúa desarrollándose la etapa testimonial de la megacausa La Perla. Hoy declararon dos testigos. El tercer testigo no concurrió y presentó un certificado médico.

Investigar las complicidades de las corporaciones judicial y médica no ha sido tarea fácil. Aun cuando en otros procesos quedó demostrado que las mujeres embarazadas eran llevadas desde los centros clandestinos de detención a maternidades públicas donde parían, esposadas a la camilla, la información obtenida es escasa y medida. La existencia de un plan sistemático de robo de niños tampoco es puesta en duda. Pero en Córdoba, salvo excepciones, el silencio es salud.

Esta mañana declaró el médico obstetra y docente universitario Guillermo Cátulo Hoffman en el marco de la causa que investiga la apropiación ilegal del nieto de Sonia Torres.

Las abogadas María Teresa Sánchez y Mariana Paramio, representantes de la querella de Abuelas de Plaza de Mayo, prepararon un cuestionario destinado a obtener información sobre el nacimiento del hijo de Silvina Parodi de Orozco, ocurrido el lunes 14 de junio de 1976, en la maternidad provincial.

La testigo Silvia Ester Acosta, en diciembre del año pasado, declaró que mientras permanecía internada en la sala de pre parto vio a Silvina Parodi parir encadenada a una cama y con signos de quemaduras en la piel.

Cumplíamos con nuestra función

El médico citado trabajó en la maternidad provincial desde 1970 a 1979. En ese sentido contó que había comenzado como practicante, siguió como agregado y fue nombrado médico rentado. Luego renunció al cargo para cursar la residencia y especializarse.

Explicó que hacía guardias de 24 horas los lunes junto a los doctores Monjo, Utchima, Martínez, Baldomar, Saucheri, Vesco, entre otros. En 1976, cursaba el tercer año de residencia y era jefe de guardia. “Cumplíamos nuestra función de médicos”, aseguró.

Negó que hubiera notado cambios en el funcionamiento de la maternidad provincial durante los años previos al Golpe de estado y tampoco cuando se instaló la dictadura cívico-militar. Cuando se le preguntó sobre parturientas presas la respuesta hizo hincapié en que no hacían diferencias. “Para nosotros (los médicos), son pacientes”, afirmó.

No obstante en otro tramo de su testimonio deslizó que “cuando se producían los pases de guardia algunas mujeres tenían custodia policial sobretodo femenina”.

Interrogado sobre quién dirigía el servicio de obstetricia respondió que “el jefe de servicio era el doctor Valdano” quien además trabajaba en el Hospital Militar.

¿Sonia Torres? No la conozco

Marité Sánchez en un momento dado le preguntó si concurría a bares de la zona y si conocía a Sonia Torres. La abogada aludía a la información brindada por el dueño de un bar, quien aseguró que el médico mientras miraba por TV la imagen de Sonia Torres le escuchó decir: “Yo atendí a la hija de esta mujer”.

El médico dijo que no conocía a la titular de Abuelas. El presidente Díaz Gavier tras un incidente planteado por la defensa hizo que Sonia Torres dado el carácter público de su figura pasara al frente.

“La conozco y la vi por televisión en mi casa”, señaló. Manifestó que a lo largo de su vida profesional atendió más de 10 mil partos y que no recuerda el nombre de Silvina Parodi.

El presidente del Tribunal le pidió que dijera qué pasaba con las criaturas luego del nacimiento. El hombre alegó que una vez nacido el niño era llevado al servicio de neonatología para estabilizarlo y recuperarlo. En tanto que la madre también recibía los cuidados posparto. Dio a entender que los médicos perdían contacto salvo que fueran requeridos.

También le preguntaron sobre la modalidad empleada en la confección del certificado de nacimiento. “Al terminar la guardia se hacían y los firmaba el jefe de guardia”, respondió.

Sobre las actividades de las asistentes sociales expresó que a su entender “se dedicaban a la población que en general es de bajos recursos”.

Moreno y Goyochea

La testigo María Amalia Callizo declaró que el 16 de agosto de 1977, mientras se encontraba en su casa junto a sus padres y hermano, la psicóloga, Nelly Moreno de Goyochea fue secuestrada de ese domicilio por un grupo de tareas. La víctima estaba casada con José Luis Moreno. Tenían tres chicos de corta edad.

Las familias eran vecinas. Moraban en departamentos ubicados en la calle Pringles 467, en barrio General Paz. “Estaba en mi dormitorio y escuché que la señora Nelly golpeó la puerta. Venía de hacer las compras. Vio que estaba lleno de gente en los pasillos. Mi papá la dejó pasar y entraron 4 hombres con un arma tipo ametralladora chica”, recordó. Acotó que estaban vestidos de civil y no contaban con orden de detención.

Ellos fueron encerrados en la cocina y a través del vidrio esmerilado se veía que “la llamaba a mi mamá y pedía socorro. Y se sentía un abrir y cerrar puertas”, agregó.

Después, dijo, llevaron al matrimonio y nos dijeron que quedaban los chicos solos. Los vecinos se hicieron cargo. Además en esa casa vivía una hermana, estudiante universitaria, y junto a la familia Cortéz, cuidaron a los niños que luego crecieron en Tucumán. “Yo me ocupé esa noche de la bebe”, relató.

Del ERP

Nelly trabajaba en la policía provincial y su esposo Luis en una repartición pública y estudiaba ciencias económicas.

“No dijeron por qué los llevaban. Yo estaba muy nerviosa, tenía 23 años”, destacó. Se le leyó una declaración anterior donde su madre cuenta que cuando preguntó por qué los llevaban le respondieron que “se sospecha que son del ERP”. También se adjuntó a la causa una declaración anterior donde dijo que “Invocando su condición de policía entraron a la casa…” y que al retirarse se dieron cuenta que de un perchero faltaban una corbata y un pañuelo y les habían cortado el teléfono.

En otro tramo del testimonio afirmó que la víctima le recriminaba a uno de los captores: ¿Por qué me hiciste esto?

Ambos, permanecen detenidos desaparecidos.

Antes de los testimonios se informó que el tercer testigo no concurría por razones de salud. También se leyó la recusación al fiscal subrogante presentada por el acusado Oreste Padován.

La audiencia de mañana concluirá al mediodía habida cuenta de la asunción de Pablo Bustos Fierro, hasta hace poco secretario del TOF 1, como Fiscal General Adjunto de la provincia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Gabriela Conder: "Yanina hizo todo lo posible por defender a su hija"

RNMA - LA RETAGUARDIA

Concluida la semana de los testimonios en el juicio oral contra Yanina González, durante el programa radial de la RNMA, Enredando las mañanas, dialogamos con su abogada, Gabriela Conder, integrante de la Gremial de Abogados. Nos hizo un resumen de las primeras jornadas, a la espera del martes 3 de marzo cuando se realizarían los alegatos finales y la sentencia del proceso por "abandono de persona seguida de muerte" contra la joven, tras la muerte de su hija Lulú de 2 años, ocurrida el 16 de agosto de 2013.

-ELM: ¿Nos podes hacer un resumen de las tres jornadas?

-GC: En la primer jornada nosotros pedimos algunas nulidades, porque hay que tener en cuenta que este juicio, no es solo un juicio, porque hay otra causa contra el asesino de la nena, Fernández, está imputado de homicidio, si se resuelve esta causa contra Yanina, que resulte culpable de abandono de persona seguida de muerte, no tendría que continuar la causa contra Fernández, porque la muerte de la nena sería por abandono de persona. Se resolvería también la situación de Fernández. Por eso pusimos nulidades.

-ELM: ¿Deberían haber unificado las causas?

-GC: En realidad es que deberían ir en igualdad sino se está violando no solo el derecho de defensa sino el de igualdad, de hecho se violó, el imputado de homicidio está en libertad, en su casa, tomando mate.

-ELM: Para que se entienda bien, hay dos causas al mismo tiempo, una por abandono de persona, a su mamá Yanina González y otro por homicidio en al que se acusa a Alejandro Fernández, ¿ese así?

-GC: A Fernández lo llamó la fiscal en calidad de testigo, lo llama al acusado de homicidio para que declare el mismo día de comienzo de juicio.
Porque se llega a esta situación, la fiscal manipuló toda la causa. La acusa a Yanina, en junio de 2014 inicia una causa de Fernández, en agosto, el juez eleva la causa de Yanina a juicio sin tener conocimiento que estaba imputado Fernández, y que se estaba investigando el homicidio de la nena. Queda firme, la elevación a juicio y es el juez que informa que hay otra causa, cuando ya no tenia competencia para oponer alguna nulidad. No engaño a la defensa, engaño al juez de la causa de Yanina, sin tener conocimiento que había una investigación con respecto al homicidio de la nena.
Nosotros entendemos que hay un delito penal, por estafa, por un fraude procesal.

-ELM. La fiscal Carolina Carballido Calatayud a la que haces referencia, es especialista en cuestiones de género.

-GC:: Diría que tiene a cargo una fiscalía de género. En todo el debate no tuvo una visión de género en todas las preguntas que hizo, entonces quizás este a cargo una fiscalía de género.

-ELM: Hay varios elementos que complican la causa, uno de ellos es como veíamos la perspectiva de genero y otra es, según cuentan personas que la conocen mucho Yanina era victima de violencia de género por parte de Alejandro Fernández.

-GC: Yanina era de un barrio de San Miguel, que se llama Obligado, donde estaba en una comunidad que se llama Gallo Rojo, estaba participando de ese espacio, vivía con el padre, que fue violento con ella desde chica, la madre la abandonó y Yanina siempre había tenido parejas violentas. Uno de los testigos de ayer manifestó esto y tiene razón, Yanina deja de participar del Gallo Rojo y ellos lo tomaron como un signo de que estaba en peligro, había establecido con alguien que es violento y lo primero que hacen es apartarte de tus vínculos. Que hizo la sacó del barrio, la llevó a vivir a Derqui. A una persona como Yanina que no tiene recursos económicos no tiene recursos afectivos ni emocionales, es una persona discapacitada que ayer nos enteramos que el 90% de las personas discapacitadas sufren violencia. No solo por su condición de mujer, sino por discapacitada es proclive a un ámbito violento.

-ELM: El tema de clase de discapacidad, el tema de género hay muchas cosas que se juntan para entender porque Yanina llega a esta situación tan grave.

-GC: Yanina recibía violencia de género, física, psicológica, también económica, porque el padre de la nena no le pasaba un peso, no tenia recursos, de hecho en su declaración indagatoria, declara que se habían peleado la noche anterior, discute con Fernández, porque se volvía a su barrio a su casa, y en la declaración dice, no tenia cargada la SUBE, no podía volverse a su casa desde un lugar aislado.

-ELM: Que complicado también, trataba de imaginar estos días de juicio y pensaba que complicado debe ser para Yanina, estar a la persona que la violentaba, sabemos que las mujeres están en situación de violencia, este sometimiento continua más allá de los hechos concretos.

-GC: Tené en cuenta, Yanina hizo todo lo posible por defender a su hija se enfrento a Fernández, lo saco cuando la estaba golpeando a la nena. Ella estaba embarazada de seis meses, o sea que tenia que proteger no solo a su beba sino que tenia otra vida que tenia en el vientre. Estamos en una situación de mucha vulnerabilidad. Imagínense de esa situación como para culparla de abandono de persona, sino abandono de persona seguida de muerte con su nena.

-ELM: ¿Cáando seria tu alegato?

-GC: Primero alega la fiscal, después seguiríamos nosotros, sería el martes que viene.
Lo primero que vamos a pedir es la nulidad, pasaron cosas muy burdas, muy locas, no lo vi en ningún lado. Ayer declaró la hermana de Fernández, esto lo cuento como anecdótico, porque no se puede creer, que está imputado en la otra causa y le leyeron una advertencia, que no puede declarar contra el imputado, pero contra el imputado en otra causa, una locura. Incorporaron por lectura la declaración indagatoria de Fernández. Yo me opuse porque no está en el código esa incorporación, no pueden incorporar cualquier cosa por lectura, está estipulado. Lo que argumentaron los jueces fue que ya había declarado como testigo entonces incorporaban la declaración indagatorio, y no incorporaron el testimonio que había realizado Fernández en esta causa, la verdad fue una locura. Nosotros vamos a proponer es la nulidad y esta manipulación de la fiscalía como un delito penal. Poner en situación la violencia que se ejerció contra Yanina, es la victima en este caso también, eso no se tuvo en cuenta.

-ELM: La clave de la acusación es ¿que Yanina se demoró en llevarla al hospital?

-GC: Está en que la nena estaba golpeada al golpe mortal que le produjo Fernández, esto que dice la fiscal que Yanina que era garante de la vida de la nena, no la llevó alo hospital no tuvo atención medica durante una semana y que eso fue lo que le produjo la muerte, cuando está en al autopsia que la muerte se produjo por un golpe mortal en la cabeza de horas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Sobre la soja y las transnacionales

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con la politóloga Carla Poth conversamos sobre la base del modelo sojero dominante: una nueva relación entre la naturaleza y la ciencia, la biotecnología y el poder de las transnacionales que cuentan con el "auxilio" de las universidades estatales.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.