jueves, 19 de marzo de 2015

"Siria y cuatro años del plan para derrocar un gobierno"

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El resultado de los cuatro años de una guerra irregular en Siria, ha consistido en la peor catástrofe social y humanitaria post Vietnam. Esto ha significado cerca de 200.000 muertos, varios millones de refugiados, y un nivel de destrucción socioeconómica que llevará al menos 20 años de reconstrucción. Sin embargo, el objetivo principal de esta guerra inventada externamente para derrocar al presidente Bashar al- Assad no se ha alcanzado.

Al despuntar las llamadas primaveras Árabes en diciembre de 2010, el gobierno Sirio estaba en la línea de los que debían colapsar como en la teoría del dominó. Después de Túnez y Egipto entre diciembre y enero de 2011, donde estallaron los movimientos precoces, siguieron Libia, Yemen y Siria en marzo. Los gobiernos en Túnez, Egipto y Libia colapsaron en 2011 y en Yemen se extendió una violenta lucha interna hasta que Ali Abdullah Saleh le traspasa el poder al vice presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi.

En Siria a partir de las primeras manifestaciones sociales contra el gobierno a comienzos de marzo,en un período muy breve de intervalo, estalla la escalada de ataques terroristas en respuesta a las acciones de estabilización iniciadas por el gobierno. Luego todo se precipitó hasta que comenzó a divulgarse tempranamente la idea de una guerra civil instalada.

El primer órgano que usó el término de guerra civil fue la Cruz Roja a mediados del 2011 justamente cuando la Secretaria de Estado Hillary Clinton declaró en la prensa el 7 de junio que Assad debía dejar de gobernar. Ese mes de junio Hillary Clinton nunca anticipó que el gobierno Sirio iba a resistir tres años a un nuevo tipo de invasión, basada en el envío de mercenarios y terroristas, insertados en un plan mayor que se sostiene a la luz pública en el llamado “ejército rebelde”. Con su declaración estimuló la mayor penetración de terroristas de que se tenga memoria en una nación.

Navi Pillay, la Alta Comisionada para los DDHH de la ONU en una declaración del 1ro de diciembre de 2011, cuando la cifra de muertes llegaba a 4,000, también contribuye a la confusión respecto al uso del término guerra civil: " Dije que a medida que hubiera más desertores dispuestos a tomar las armas - algo que dije en agosto antes de la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU- iba a desarrollarse una guerra civil y en estos momentos es como defino la situación” (ONU).

El 8 de junio de 2011 China y Rusia en 2011 estuvieron en desacuerdo con un borrador de resolución del Consejo de Seguridad que conducía la discusión en el Consejo, a que se implementara finalmente una intervención militar en Siria por razones humanitarias. El borrador había sido preparado por el Reino Unido, Francia, Portugal y Alemania, con el beneplácito de Estados Unidos y la Comunidad Europea.

La postura de China y Rusia fue apoyada por India, Sudáfrica, Brasil. En futuros borradores de resolución, que planteaban una eventual intervención militar en Siria, o que sugerían un cambio de gobierno, las posturas de Rusia y China generaron más adhesión en las naciones miembros, por no estar de acuerdo con el concepto de “cambio de régimen o de gobierno”.

El posible uso del veto de China y Rusia para forzar un cambio de gobierno en Siria fue palpable, quedando la puerta abierta para utilizar cualquier estrategia unilateral que posibilitara el derrocamiento del gobierno en Siria.

Es así que surge la operación que adoptó tempranamente el rótulo de “guerra civil”, desarrollando una simbiosis entre mercenarios externos o terroristas, y un grupo minúsculo de opositores que se hacen llamar rebeldes. Se podría decir que esta operación generó el almácigo que finalmente derivó en la fuerza terrorista que se parapeta detrás del concepto de Estado Islámico, o Emirato Islámico.

Lo de Siria es el antiguo plan para derrocar el gobierno usando una estrategia diferente con terroristas y mercenarios. En la agenda de Estados Unidos ha funcionado en paralelo con el cambio de régimen en Irán, que es la gran agenda pendiente. Perder a Irán como aliado, es el mayor golpe que Estados Unidos ha recibido en la era post Vietnam y derrocar al gobierno en Siria funciona como un proxy. Se restablece durante la administración de George W. Bush con una ley del congreso de EEUU en 2002, específicamente para contener a Siria, (The Syrian Accountability Act.2002).

Se especuló que con la llegada de John Kerry como secretario de estado, Estados Unidos iniciaba una negociación política para ponerle fin a este plan. Por el contrario, Kerry adoptó una actitud muy opuesta a lo que se divulgaba en algunos medios de que él y el presidente Assad tenían cercanía, y para confirmar el punto, se exhibía una foto de ambos compartiendo socialmente. John Kerry continuó manifestando públicamente el apoyo la operación de cambio de gobierno. En su edición del 15 de marzo, The New York Times (Gordon), reproduce las palabras de un portavoz del departamento de estado: “El Sr. Kerry no ha señalado un cambio de política de Estados Unidos. No hay ninguna intención de formar una alianza con el Sr. Assad, para combatir al ISIS". La frase clave de la nota es aquella donde Kerry dice: "El resultado (del fin de la guerra), no puede contemplar la permanencia del presidente Sirio en el poder".

El mensaje es simple: el plan para derrocarlo continuará, en la medida que Bashar al-Assad decida seguir gobernando y mientras los que lo apoyan deseen que continúe, esto es el aparato de gobierno y el ejército. Las palabras de Kerry en Suiza, que fueron enunciadas en una declaración al salir de una reunión con Mohammad Javad Zarif , el ministro de relaciones exteriores de Irán, confirman lo que Estados Unidos intenta hace cuatro años: Que el presidente al-Assad deje de gobernar.

En la era digital, frente a la curva descendente de recursos naturales, con el apetito por la expansión territorial de los países y las compañías transnacionales, la diplomacia y la negociación en la política internacional, se internan en una zona de mayor secretismo al de la guerra fría. En un mundo en apariencia más abierto, el tema de la supervivencia y la sustentabilidad de los proyectos de las naciones, pende del manejo adecuado de ese hermetismo en donde la gente se sitúa en una zona muy distante para influir mínimamente. Lo internacional, que es determinante en la vida de las personas, se construye de una forma aún menos democrática que las actividades que inciden en lo local y doméstico. Este es el caso de una guerra que se le dejó a caer a 20 millones de sirios en 2011, por cuestiones alejadas a sus intereses y necesidades.

Detrás de la densa corteza de intereses geopolíticos y económicos que envuelve a este conflicto, donde se enfrentan la sempiterna Alianza Transatlántica liderada por Estados Unidos y los “otros”, en este caso circunscritos a Rusia y China y un puñado de naciones y donde resaltan el desarrollo nuclear de Irán y la obsesión de Israel por su protección, esta guerra en Siria que lleva cuatro años crueles e inexplicables, reclama una reflexión menos contraída a la saturación de un conflicto de ganadores o perdedores. Hasta ahora todos son perdedores y si es guerra civil o es el fracaso de un plan para derrocar el gobierno, el único mandato útil es aquel que permite detener la guerra. Ese mandato permanece en el limbo, porque los que deberían asumirlo no quieren detener el conflicto; son los que lo inventaron.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Dario Azzellini: En Europa, en el marco de la crisis actual, el movimiento de empresas recuperadas por sus trabajadores está dando sus primeros pasos

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

M.H.: Hace unos cuantos días que estás en nuestro país y me imagino que te habrás formado alguna opinión sobre la marcha convocada para el día de mañana (haciendo referencia al 18F), me gustaría conocer tu opinión al respecto.

D.A.: Llevamos con mi compañera, que ha vivido aquí durante muchos años, y mi hijo un tiempo viajando por Buenos Aires, Córdoba, fuimos a Uruguay y ahora estamos de nuevo aquí, principalmente para encontrar movimientos y entrevistar diferentes empresas recuperadas.
Yo no soy un experto en política argentina, ni conozco las implicaciones particulares de esa lucha con “los de arriba”, pero creo que hay algunas cosas que parecen obvias, en el sentido que está clara la instrumentalización como maniobra política de la derecha de todo ese asunto, porque si se observa cómo ha ido toda la investigación alrededor del atentado de la AMIA, nadie ha tenido un real interés en encontrar la verdad, y Nisman menos que cualquier otro, quien ha sido acusado durante diez años de obstrucción y de no llevar a cabo la investigación como corresponde y ahora se convierte en un santo investigador para la derecha.
Suena absurdo que haya sido el gobierno un día antes de presentarse a declarar, quien mandó a matarlo como insinúa la derecha. Creo que este gobierno ha sido torpe en muchas cosas, pero me parece muy exagerado. Creo que la derecha le está sacando mucho provecho y está haciendo campaña, obviamente el gobierno en su reacción ha sido bastante torpe, pero también creo que no es una cuestión de tomar postura de un lado u otro, no es blanco o negro. Eso está creando confusión en los verdaderos intereses del pueblo, tiene que quedar claro que es una lucha entre los de arriba y los intereses populares son otros y además, quien tiene que levantarse por esos intereses es el pueblo mismo, nadie más lo va a hacer.

M.H.: Estamos en compañía de Dario Azzellini, quien realizó varios documentales sobre movimientos sociales en Nicaragua, México y Venezuela, el último con Oliver Ressler del año 2010, sobre consejos comunales y autogobierno en Venezuela.

D.A.: Empezamos ahora con una serie de documentales sobre empresas recuperadas en Europa, porque durante la crisis se dieron algunas recuperaciones y empezamos a trabajar sobre eso también.

M.H.: Sus artículos han sido publicados en Working USA, en la revista Herramienta que se edita en nuestro país, es miembro del Comité Académico de Working USA y de los Cuadernos de Marte. Es coeditor de la International Enciclopedia of Revolution and Protest. Son algunos de los antecedentes de nuestro invitado. Justamente me diste pie para abordar uno de los temas que tenía en carpeta, porque hace poco escribiste un artículo que llamó mi atención “Empresas recuperadas en el norte rico”. Lo comentábamos con Claudio Katz, porque hace tiempo que vengo insistiendo en la comparación de nuestro 2001/2 y Grecia, pero hoy él mencionó las diferencias que hay entre uno y otro proceso. Otro tema sobre el que vengo insistiendo es justamente el de las fábricas recuperadas en Europa, edité un libro, El movimiento de autogestión obrera en Argentina, con dos o tres artículos referidos a esa situación y vuelvo a repetir el tema en Europa la hora de las alternativas, de Antonio Cuesta Marín, donde en la presentación el filósofo italiano Antonino Infranca hace una reflexión sobre las fábricas recuperadas en ese país. Y vos, en este extenso artículo publicado entre otros sitios, en Lahaine.org, hacés una serie de advertencias sobre las diferencias que existen entre lo que nosotros en Argentina conocemos como empresas recuperadas por sus trabajadores y la realidad europea. Me gustaría que nos aclararas un poco ese panorama.

D.A.: En el marco de la crisis actual hubo varias recuperaciones en Europa, pero cuando hablamos de recuperaciones es un poco complicado ver de qué estamos hablando, porque hubo muchas empresas que fallaron y fueron compradas por los trabajadores, a veces con inversionistas que compraron un paquete del 50% y otro 50% dividido entre los trabajadores, otras veces los trabajadores llegaron a tener menos cuotas que los empleados administrativos, procesos que yo no pondría dentro de la misma categoría que las empresas recuperadas totalmente por sus trabajadores como se ha usado el término en Argentina.
Creo que es parte de una campaña de los medios burgueses, de la derecha, hasta inclusive de la socialdemocracia, que vocifera que en Italia hay 300 fábricas recuperadas, que en Francia otras 100 y todos dicen “como en Argentina”, pero incluyen en esa cuenta a empresas que no han sido recuperadas por sus trabajadores sino que han sido compradas por sus trabajadores en cuotas desiguales muchas veces, no con la igualdad de decisión ni de derechos ni nada dentro de la empresa.

M.H.: Más cercano a lo que en nuestro país se conocen como cooperativas tradicionales.

D.A.: Cooperativas tradicionales y peor aún, en el sentido en que a veces hay inversionistas desde afuera con partes completas. Creo que ha sido intencional la idea de vender esa imagen como para despistar, para que no se les ocurra a obreros y trabajadores tomar sus empresas, sino que la supuesta solución factible es: o pierdes tu trabajo o aceptas tener que juntar capital para comprar la empresa.
Pero también hay ejemplos que son resultado de luchas concretas. A veces es difícil porque las experiencias son aisladas y no hay mucha información, probablemente haya más de las que mencioné en el artículo, pero sabemos que hay dos fábricas en Italia, una en Francia, dos en Turquía y una en Grecia, donde las empresas fueron cerradas por sus dueños, abandonadas, en parte hasta se llevaron las maquinarias, los trabajadores las ocuparon y desde entonces han luchado y han intentado desarrollar algún tipo de producción. Una de las diferencias es que aparte de las dos empresas francesas, las demás empresas han perdido parte o toda la maquinaria, entonces los trabajadores defienden un puesto de trabajo, una solución colectiva.

M.H.: Me tomé el trabajo de anotar algunas cifras. Por ejemplo, en Rimaflow, una importante empresa de tubos de aire acondicionado que llegó a tener 330 trabajadores, actualmente funciona con 20.

D.A.: Fue todo un proceso, porque cuando se cerró pasó a 80, supuestamente un nuevo inversor iba a arrancar la empresa con esas personas pero estuvo durante dos años sin hacerlo y luego la cerró.

M.H.: Y en el caso de la fábrica textil turca, Kazova, tenía 94 trabajadores en 2012 y actualmente son 11, que llevan adelante la producción. Esta conversación es muy importante porque de alguna manera nos ubica mejor en lo que podríamos llamar un movimiento incipiente, que está dando sus primeros pasos. El miércoles pasado dialogando con Antonio Cuesta Marín analizamos la situación griega y hacia el final de la entrevista hago el comentario que seguramente algún tema había quedado afuera, entonces Antonio me dice que el triunfo de Syriza no hubiese sido posible si no existiera la gran movilización social que se expresa en infinidad de movimientos. Mi pregunta va hacia lo siguiente, en Argentina tenemos muy presente que el sujeto social que emerge de aquellas jornadas de 2001/02 está fundado en las fábricas recuperadas, los movimientos de trabajadores desocupados, las asambleas populares ¿qué hay de esto en Europa y dónde?

D.A.: Empezando por Grecia, después del movimiento de la Plaza Syntagma la gente se fue a organizar a los barrios, nacieron las asambleas y se han mantenido muchas al día de hoy, por la experiencia política griega que es de más peso que la española. En España las plazas fueron desalojadas y recién ahí se dirigieron a los barrios, muy tarde. En Grecia fue muy rápido, después de unas semanas en Syntagma, la gente se dio cuenta que no podía cambiar ni discutir muchas cosas en una gran plaza, es importante en un primer momento, pero luego se decidió ir a los barrios.
En Grecia entonces, existen estas asambleas barriales, algunas empezaron a trabajar en aspectos específicos, por ejemplo, el acceso a la electricidad porque la estaban cortando en muchos lados, el acceso al agua, también empezaron a trabajar sobre los ataques fascistas contra inmigrantes. Otro ejemplo es la cuestión de la salud, como se produjo una reducción del servicio médico, donde al presentarte en el hospital debías pagar una cuota para ser atendido inclusive teniendo un seguro social, se organizaron en asamblea para que una vez por semana un grupo de vecinos ocuparan la central donde debían pagarse esas cuotas y emitían con sello de la asamblea de su barrio el permiso para poder atenderse sin pagar, con arreglos con los médicos que también colaboraban, lograron garantizar el servicio gratuito de salud.
Hubo muchas movilizaciones de trabajadores, también hubo otros intentos de ocupación pero que fueron desalojados, por ejemplo, cuando cerraron la televisora estatal, los trabajadores siguieron haciendo el programa de radio durante muchos meses hasta ser desalojados, y también hay algunas radios regionales y locales que fueron recuperadas por sus trabajadores y siguen funcionando bajo su control.
A partir de todas esas estructuras y movilización, nacieron nuevas para encontrarle una vuelta a la crisis, surgieron muchas redes de trueque o de comercio directo. Una empresa recuperada importante que se mantiene es la VioMe, que solía producir materiales químicos, que cambió y ahora produce jabón y detergente orgánicos, que distribuye por redes solidarias, alternativas de izquierda o yendo los mismos trabajadores a los mercados y ferias.
La VioMe tiene una organización interesante, porque no son solo los trabajadores sino que además de formar una cooperativa, como es normal que suceda en estos casos, creó la figura del “socio solidario”, que no tienen votos pero sí voz en la asamblea. Lo que ellos plantean es que están de acuerdo con el control obrero, pero eso no significa que los trabajadores tengan más derecho dentro de la sociedad en decidir cómo se produce, entonces este es un pequeño paso hacia pensar la socialización, sin que sea ni estatización ni puro control obrero, se trata de unir intereses porque los trabajadores pueden tener la intención de invertir la plata en más producción y tal vez las comunidades cercanas a la fábrica quieren primero un filtro y los consumidores tal vez quieren mejorar el producto. Entonces, estos son los tres grupos de interés que hay que ver cómo juntar.
En España lo más fuerte y conocido es la Plataforma de afectados por la hipoteca (PAH), la lucha por el derecho a la casa, en contra de los desalojos y que los bancos les quiten a las personas las viviendas por no poder pagar las hipotecas. Son problemas diferentes a causa de las distintas legislaciones y situaciones. Mientras en muchos lugares del sur de Europa, como Portugal, España, Grecia, Italia muchos habitantes se han vuelto propietarios generalmente endeudándose, en el centro de Europa es diferente, en Alemania solo un 15% es propietario, el resto alquila, allí también hay un movimiento en contra de los desalojos pero no por cuestiones hipotecarias, sino por la subas de alquiler.
Entonces, en diferentes escalas hay organizaciones de este tipo en Europa, la PAH que reúne más de 300 organizaciones locales, que justo en estos días hicieron la primera protesta internacional y transnacional entre España y Estados Unidos, porque muchas de las casas que están defendiendo pertenecen a un fondo de inversiones estadounidense. Ellos ocupan bancos, defienden casas cuando se intenta desalojar, ocupan casas para ubicar familias, son un movimiento muy grande, en cambio en Alemania es más pequeño, comenzó con una casa de una familia turca a quienes querían desalojar porque por un error habían pagado menos, esto fue en 2012 y ahora se ha ampliado, han formado asambleas y existe la defensa activa en algunos lugares, se ha extendido a Austria y a Viena donde hay un comité en defensa de las víctimas de intentos de desalojos.
En Italia hay problemas parecidos, pero donde hay más ocupaciones es en Milán, Turín, Nápoles y Roma, hasta 300 familias que se juntan y ocupan un bloque entero de casas vacías.

En el 95% de los casos se trata de empresas abandonadas por sus patrones y con necesidades crediticias

M.H.: Como en nuestro caso serían las ocupaciones de tierras, tratando de hacer una comparación. En este tiempo que estuviste en Argentina, habrás tenido la oportunidad de visitar algunas empresas recuperadas y conversar con los compañeros que llevan adelante estas experiencias, me gustaría que comentes cuáles son las impresiones que te llevás.

D.A.: He estado hospedado en el hotel Bauen aquí en Buenos Aires, también estuve en la imprenta Chilavert con quienes tenemos una amistad desde hace muchos años, visitamos uno de los nuevos Nac y Pop, el restaurant recuperado Los Chanchitos de la cadena Alé Alé, en Córdoba visitamos Comercio y Justicia, y varias en Uruguay, la de neumáticos, una que produce faroles para las calles y otra que produce cuero.

M.H.: Es bastante extendido el movimiento en Uruguay.

D.A.: Sí, hay 45 fábricas recuperadas, que para la dimensión del país es considerable.

M.H.: Hace poco el presidente uruguayo invitó a los compañeros del Bauen a comer un cordero y estuvieron todo un día conversando con Mujica, quien se interesa en estas experiencias y los homenajeó de esa manera.

D.A.: La autogestión es un movimiento que ha tenido un interés personal de Mujica, y es la preocupación que tienen ahora, porque hay un fondo que es prácticamente un 30% de las ganancias del Banco República que iba a las cooperativas y a las empresas recuperadas y el nuevo presidente, Tabaré Vázquez, ya anunció que va a abrir ese fondo para todas las PYMES, lo que les significaría un menor financiamiento para los emprendimientos autogestivos.

M.H.: Cuando estuve en Uruguay en octubre del 2013, acompañando a una delegación de compañeros haitianos que se reunieron con Mujica para solicitar el retiro de las tropas uruguayas que integran la Minustah, tuve la oportunidad de dialogar con Nancy Espasandín, que es parte de la redacción de la revista Herramienta, y su marido estaba llevando adelante una cooperativa de una fábrica de pastas, ella me dijo algo que me quedó grabado y lo hemos conversado con varios compañeros luego: “el problema que tienen estas medidas que ha adoptado Mujica es que están pegadas con alambre”, es decir, al no tener una entidad legislativa la preocupación es qué va a pasar cuando no esté Mujica en el gobierno. Esto sucedió un año atrás y ahora me confirmás esta situación con lo que acabás de comentar.

D.A.: La situación es poco clara y el problema, que creo que existe aquí también y en otros países, que no sucede en Venezuela, donde los problemas son de otra índole, donde muchas veces el financiamiento o la expropiación llega antes de que se pueda conformar un colectivo de trabajadores capaces de luchar y de llevar adelante algo, el problema es que no estamos en una situación pre revolucionaria donde se toman las empresas más eficientes, muchas veces son empresas abandonadas que en el 95% de los casos, en Italia, Turquía y Grecia (no así en Francia) la maquinaria es vieja, entonces es necesario renovarla pero no tienes acceso a capital ni a créditos, porque los bancos controlan la falta de una figura como la del empresario exitoso.
Tampoco los gobiernos tienen una mirada sistemática como para apoyar de manera profunda a esas empresas. La empresa de llantas FUNSA en Uruguay tiene estos problemas porque los modelos que produce son viejos y cada vez se usan menos, exportan el 90% a Venezuela, su primer crédito lo consiguió de ese país para poder reiniciar la producción, pero no tiene acceso a créditos para modernizar.
Otra empresa de llantas bajo control obrero está en México y después de muchos años de lucha lograron quitársela a la Continental, los compañeros uruguayos están en contacto con los mexicanos y cuando éstos modernizaron su fábrica les iban a regalar la maquinaria, pero FUNSA no pudo ni reunir el dinero para hacer el traslado. Son problemas muy básicos con los que todavía hoy tienen que luchar estas empresas, que producen tanto capital como para expandirse, porque justamente en este tipo de movimientos hay otro tipo de prioridades, si producen mucho más dinero no van a invertir en el mercado financiero para luego reinvertir, sino que le van a dar trabajo a más familias del barrio, lo cual está bien, pero genera una desventaja frente a las empresas que operan en un mercado capitalista con un pensamiento capitalista.
Otro problema que surge es cómo mantenemos viva la conciencia de los trabajadores, sobre todo en empresas grandes en las que hay hasta 200 trabajadores, donde el contacto no es tan cercano ni constante, y después de 10 o 15 años ha entrado gente nueva que no ha vivido el proceso de lucha. Es un problema muy común.

M.H.: En el encuentro que se realizó el año pasado en Joao Pessoa, Brasil, de fábricas recuperadas, que este año se va a realizar en Venezuela, hablando del tema de la conciencia, me sorprendió un libro editado por intelectuales vinculados a los movimientos sociales, donde estadísticamente señalaban que habiendo hecho una encuesta entre trabajadores de fábricas recuperadas, la mayoría preferiría, si tuviera la posibilidad, volver a trabajar bajo un patrón. Yo siempre intento compartir estas informaciones porque se generan muchos mitos en relación a estos procesos, y son experiencias que avanzan teniendo que sortear grandes dificultades, una de las más importantes tiene que ver con la conciencia y, sobre todo, cuando en muchos casos ya no están en la etapa de la lucha que los obliga a estar permanentemente alertas, movilizados, discutiendo las cuestiones políticas y no solamente las cuestiones técnicas o que hacen al funcionamiento.
Te cedo el tiempo que resta para que comentes lo que haya quedado afuera de esta entrevista.

D.A.: Tal vez unas últimas palabras sobre Argentina, lo que me parece sumamente interesante de las empresas y fábricas recuperadas de aquí son las redes que se crearon, específicamente de las gráficas e imprentas, que se hacen presentes en cada conflicto ya que tienen la experiencia para asesorar de manera solidaria. Que es un accionar contrario al pensamiento capitalista que existe, que estaría feliz de sacarse de encima la competencia y que el hecho que cierre una empresa signifique más negocio.
Son empresas que se prestan servicios entre sí, eso me parece una experiencia muy importante e interesante para profundizarla y llevarla a otros países. A partir de ahí los encuentros internacionales, ya hay un mayor movimiento en Europa, falta conectar con Asia donde también hay empresas recuperadas en la India, por ejemplo, no se sabe mucho de esto porque no están conectadas con otras experiencias, creo que en este momento se hace cada vez más importante la generación de redes e intercambios de experiencias, conocimientos, como empujó Chávez en un principio, apoyando las empresas de Uruguay, retribuyendo con conocimiento, ayudando a Venezuela a montar empresas parecidas, eso no se ha hecho mucho durante los últimos años, pero en ese sentido es muy oportuno acudir a esos encuentros internacionales que con toda la razón se llaman “Encuentros de la economía de los trabajadores”, porque no solo se trata de empresas recuperadas. Si la economía de los patrones ha fallado, nos toca a nosotros inventar otra economía y otra forma de hacerla.

Dario Azzellini, politólogo y documentalista, miembro del Consejo Editorial de Working USA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Carta abierta a los intelectuales de izquierda

Susana Merino (especial para ARGENPRESS.info)

Intelectuales del mundo han firmado recientemente un manifiesto titulado “Última llamada” en la que reconocen que estamos ante la urgencia de un cambio profundo en un modelo de consumo que nos está conduciendo a un “colapso civilizatorio”. Sin embargo, contradiciendo los principios que aparentemente sustentan a nivel global algunos de ellos han convalidado con su asistencia y su palabra situaciones gubernamentales que discursivamente aparentan responder a ese objetivo pero que en los hechos y a lo largo de décadas proceden en sentido abierta y absolutamente contrario.

Y me estoy refiriendo concretamente a quienes invitados por el gobierno asistieron al Foro titulado “Emancipación e Igualdad” convocado por el Ministerio de Cultura argentino y que se desarrolló entre el 12 y el 14 del corriente mes de marzo, a sala llena en el teatro Cervantes, uno de los teatros más hermosos de Buenos Aires. Figuras como Noam Chomsky, Ignacio Ramonet, Gianni Vatimo, Emir Sader, Piedad Córdoba, Leonardo Boff, entre los más destacados pasaron por su escenario transmitiendo sus conocimientos, reflexiones y experiencias a un auditorio en su mayor parte joven, atento y entusiasta. Pero lo verdaderamente sorprendente es que no hubo la menor posibilidad de cotejar ese conjunto de ideas que trascienden lo nacional, con aportes genuinos de nuestra intelectualidad vernácula ya que quienes participaron a nivel local y en su mayoría solo en calidad de coordinadores fueron únicamente funcionarios rentados del gobierno nacional. Es decir que el pensamiento argentino, el de nuestra izquierda progresista brilló por su ausencia y fue imposible contar con una visión genuina y directa de nuestra propia problemática.

Nada de esto en realidad debiera sorprender a quienes compartimos un país que en ningún instante ha dejado de estar sometido a intereses que no coinciden con los de la mayoría de sus habitantes y que en esta última década ha dado a luz a una nueva clase dominante centrada en un esquema productivo primario - exportador impulsado por el estado, el capital transnacional y sus socios locales con profunda dependencia de los mercados globales y más recientemente de la insaciable necesidad de materias primas del coloso chino. Un esquema que ha venido consolidándose a partir de la enajenación de la tierra mediante la expulsión del pequeño y mediano productor y su ocupación por los llamados “pools” de siembra o agronegocios, basados en la incorporación masiva de las semillas transgénicas (Monsanto) la deforestación masiva, cuyas graves consecuencias se agigantan día a día (copiosas lluvias que ya no penetran lentamente en los suelos sino que se escurren por superficies impermeabilizadas inundando pueblos y ciudades y generando irreparables pérdidas humanas y materiales) todo esto ligado a la fumigación con pesticidas que ya se encuentran en nuestros propios alimentos y que son causa del incremento de enfermedades como el cáncer en los llamados “pueblos fumigados”, sumado a la irresponsable proliferación de las actividades mineras a cielo abierto, contaminantes del aire, el suelo y el agua con cianuro y sodio y sobre las que gracias a escandalosas prebendas el estado no ejerce ningún control y contra las que los habitantes de las zonas involucradas se manifiestan heroicamente en contra pese al permanente acoso y represión de que son objeto.

Nada de esto es novedoso y lo sabemos todos los ciudadanos que hemos visto crecer a pasos gigantescos nuestras villas miseria, insertas en la trama misma del tejido urbano, sin infraestructura de servicios, sin viviendas mínimamente aceptables, con subsidios sociales misérrimos que nada resuelven y que solo intentan ocultar el desempleo y la precariedad y en donde por el contrario prolifera la venta y el consumo de drogas, (con decenas de aeropuertos clandestinos e intimidantes narcomafias al mejor estilo de algunos otros países hermanos suramericanos, cada vez más, acosados por este flagelo) Problemas todos para los que no existen políticas públicas ni asignaciones presupuestarias que tiendan a resolverlos ni planes de inversión que generen empleos estables y genuinos y que permitan a su vez la iniciación y la continuidad laboral o estimulen las actividades cooperativas y apoyen y fortalezcan las tan valiosas y ejemplares fábricas recuperadas.

Un gobierno que se ha negado a impulsar una auditoria de la deuda como lo hizo Ecuador, con sin embargo, la colaboración de expertos argentinos y que pese a pregonar falazmente el desendeudamiento, sigue incrementando nuestra deuda externa, en dólares, en yuanes o en lo que fuere.

El abandono o lo que es peor la agresividad consentida hacia las comunidades autóctonas, acosadas por la voracidad sojera es una muestra más del desprecio a que están sometidas esas comunidades en las zonas más alejadas del país y cuyos derechos legalmente establecidos no son fácticamente reconocidos como pudo haberlo comprobado cualquiera de los asistentes al Foro, puesto que a pocas cuadras del teatro Cervantes estaba y está aún instalado un acampe de indígenas Qom, esperando a ser recibidos y escuchados por alguna autoridad nacional.

Hay demasiadas cosas pendientes de solución que un gobierno “nacional y popular” no debiera ignorar, por no citar sino algunas tan serias como la investigación de hechos delictivos de enorme envergadura como lo fueron los atentados a la organización judía AMIA y a la embajada de Israel, mantenidos en la impunidad desde hace más de veinte años y que han culminado recientemente con la muerte de un fiscal, responsable de la causa que ha puesto al desnudo la oscura trama de relaciones existentes en y entre los servicios de inteligencia locales y extranjeros.

Podría seguir enumerando problemas pero a quienes tengan verdadero interés en conocerlos no les será difícil encontrar interlocutores locales verdaderamente preocupados por situaciones que vienen prolongándose y agravándose en el tiempo sin encontrar más que promesas electorales que no solo no se cumplen sino que, lo que es peor aún, se contrarían.

Me pregunto ¿cómo es posible que las más destacadas figuras del quehacer filosófico-político de nuestro tiempo y de ambos continentes no estén informadas de las características demagógicas y de agudización del neoliberalismo en nuestro país? ¿Quién conociendo este somero panorama cometerá el equívoco de imaginar siquiera la existencia de un gobierno de izquierda en la Argentina? En consecuencia creo que la presencia de los reconocidos intelectuales que asistieron a las tres jornadas han sembrado entre el gran público una gran confusión. La concurrencia convocada en su totalidad por el oficialismo aplaudió calurosamente a los representantes latinoamericanos y europeos, especialmente a aquellos que se referían a los logros sociales y económicos de sus países como Ecuador y Bolivia, porque encendían un esperanzado entusiasmo y transmitían un falso sentido de identificación que en nuestro caso es absolutamente ilusorio y apenas para los que residen en Buenos Aires o en las cercanías del poder y todavía gozan de ciertas ventajas o privilegios.

¿No resulta contradictorio que un Foro de Izquierda como se suponía, sobre todo por quienes estuvieron invitados, no contara con uno solo de nuestros más destacados intelectuales ya que todos los panelistas locales, coordinadores de los diferentes grupos de expositores, fueron funcionarios del gobierno y no hubo un solo representante de nuestra izquierda vernácula?

Y por último y el mayor tema de mi preocupación, los asistentes extranjeros (todos de los más altos niveles) ¿no sabían de qué se trataba? o ¿es que para detentar el poder, el prestigio y ser reconocido internacionalmente no importa donde sea, con quién sea y a quién beneficie, aunque sea al neoliberalismo más desenfadado? Y puede que pase por ingenua pero…¡Me intriga y me duele!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Gualeguaychú y Wall Street

Gabriel Solano (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

El resultado de la Convención radical de Gualeguaychú fue recibido con entusiasmo por “los mercados”. La suba de las acciones de empresas argentinas fue generalizada, tanto en la Bolsa de Buenos Aires como en la de Nueva York. Subieron también los títulos de deuda pública. No importó siquiera el fallo de Griesa, que prohibió al Citibank pagar los bonos emitidos bajo jurisdicción local, lo que significa en los hechos una ampliación del defol. El festejo de los capitalistas se extendió a los salones de la Sociedad Rural, donde centenares de empresarios pagaron 50.000 pesos el cubierto para financiar la campaña electoral del PRO.

Los convencionales de la UCR no protagonizaron un acto de democracia partidaria, como dijeron interesadamente algunos medios. Se limitaron a cumplir un libreto escrito por los grandes capitalistas, que reclaman un viraje; esto, después de haberla juntado en pala durante la década K. Detrás de bambalinas, actuaron los operadores vetustos del aparato radical, con “Coti” Nosiglia a la cabeza. Los mismos que, bajo el gobierno de De la Rúa, fueron a buscarlo a Cavallo para que se hiciera cargo del Ministerio de Economía. O que instruyeron a Fernando de Santibáñez, por entonces director de la Side, para que financiara las coimas del Senado. Los resultados son por todos conocidos. La vuelta a la palestra de “Freddy” Storani también es reveladora: su bautismo de fuego como ministro del gobierno de la Alianza fue reprimir salvajemente el corte del puente Chaco-Corrientes, donde la Gendarmería enviada por él asesinó a dos trabajadores.

Pero hay una diferencia sustancial entre la Alianza de los ’90 y esta versión remixada. En aquella oportunidad, la UCR se alió con el ‘ala izquierda’ de la burguesía, el Frepaso. Ahora, lo hace con el ala derecha, el macrismo. Las condiciones también son distintas. En ese entonces se reservaba la cabeza. Ahora está condenada a ir de furgón de cola del PRO, un partido virtualmente inexistente en todo el país con excepción de la Ciudad de Buenos Aires.

Más que una señal de fortaleza, el acuerdo es un resultado de la debilidad de sus partes. La UCR carece de votos y no tiene posibilidad por sí misma de mantener sus posiciones en el aparato del Estado. El PRO carece de un partido para poder gobernar, a pesar del crecimiento de Macri en las encuestas. Como si fuera poco, la presencia de Carrió en la coalición, una francotiradora que pululó por todas las formaciones políticas, muestra la precariedad de la nueva alianza. A poco de andar, los caudillos radicales perdidosos en la convención -como Gerardo Morales- se han apresurado a reclamar el "respeto" a los acuerdos que ya firmaron con Sergio Massa, para asegurar sus distritos. Pero esos arreglos comprometen también las listas de diputados nacionales, algo que la Convención radical reservó para el acuerdo con el PRO. El pacto Macri-Sanz, por lo tanto, no tiene comprado todavía el pasaje a las Paso, y podría ser el preludio de nuevas crisis y rupturas. El esfuerzo de la gran burguesía por polarizar la elección deberá enfrentar la tendencia a la desintegración de las fuerzas políticas del sistema, y no sólo de las históricas.

Shock de confianza

Los economistas de Macri ya han adelantado que su programa es aplicar un "shock de confianza" para atraer capitales, que serán beneficiados con tasas de interés sustancialmente superiores a las que existen a nivel internacional. En esa línea, Macri ha prometido el levantamiento del cepo. No dijo, naturalmente, que esa medida deberá ser precedida por una fuerte devaluación del peso, con la conmoción social y política que ello implicaría. Duhalde, que sabe de megadevaluaciones, ha saludado al acuerdo Macri-Sanz como el anticipo de un eventual gobierno de coalición. El programa de la nueva alianza es abrir un nuevo ciclo de endeudamiento, a partir de un arreglo con los fondos buitre. Como Argentina carece de las divisas para hacer frente a esos pagos, la deuda será cancelada con nueva deuda, llevando al hipotecamiento nacional total por encima de los 300.000 millones de dólares. La "nueva" opción opositora no sólo deberá hacerse cargo de una bancarrota nacional, sino que su orientación no hará sino agravar esa quiebra.

Macri en persona también prometió la eliminación de las retenciones a las exportaciones, lo cual supone un ajuste fiscal y, por lo tanto, un fuerte tarifazo. Precisamente, un abanderado de la liberación de precios de las naftas, el actual presidente de Shell, Juan José Aranguen, se anota como asesor de la nueva alianza y, eventualmente, como nuevo presidente de YPF. En cualquier caso, el programa macrista seguirá los lineamientos fijados por la nueva ley de hidrocarburos votada por el kirchnerismo. Los acuerdos comerciales con China seguirán vigentes, como lo prueba la presencia en la lista de legisladores del PRO de un capo de la Cámara de Comercio chino-argentina.

El kirchnerismo

Apenas conocido el acuerdo PRO-UCR, el PJ de Jujuy anunció el adelantamiento de sus elecciones provinciales, en un intento desesperado de despegar su suerte de la elección presidencial. Tierra del Fuego, otra provincia oficialista, siguió el mismo camino. Lo mismo hizo el gobernador de Río Negro, que había sellado un acuerdo político con Massa cuando las acciones de éste estaban en ascenso. Ahora, las cosas cambiaron y hasta los Bulgheroni, que pagaban su costosa campaña, pondrán su billetera al servicio del macrismo.

Este viraje también ha estrechado al extremo la base social del kirchnerismo. Esto explica que se refugie en su propia camarilla y que se baraje con insistencia la posibilidad de una candidatura de Cristina Kirchner, ya sea a diputada nacional o al Parlasur, e incluso para la gobernación de la provincia de Buenos Aires. El revoleo de candidaturas muestra el carácter improvisado de la movida.

El repliegue de la camarilla oficial en sí misma ha reforzado las versiones de una ruptura del kirchnerismo con Scioli o, como variante alternativa, coparle por completo la lista e incluso digitarle el vicepresidente. Quienes desde el peronismo le advierten a Scioli que esto lo llevará a la derrota, le proponen que haga un frente con el decadente Massa, que podría aceptar ir a como candidato a gobernador. Por ahora, Scioli descarta esta variante tardía, porque sabe que dividiría al peronismo por dos y facilitaría aún más el triunfo de Macri.

Frente de Izquierda

La formación de la coalición del PRO-UCR introduce una modificación en el cuadro electoral. Asistimos al avance de una coalición de derecha que pretende explotar en su beneficio el retroceso inexorable del oficialismo. El programa antiobrero del macrismo y sus nuevos socios buscará ser encubierto con una demagogia republicana, una verdadera impostura si se tiene en cuenta que Macri está procesado por espionaje y que los capos del radicalismo se han ido del poder, con De la Rúa, asesinando a más de 30 personas en la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001.

Luego de la Convención de Gualeguaychú, la campaña electoral nacional ya está en pleno desarrollo. El Frente de Izquierda tiene el desafío de enfrentar una tendencia a la polarización electoral entre fuerzas patronales que, sin embargo, albergan en su interior un fuerte potencial de disgregación política. Para explotar estas contradicciones, es necesario lanzar, sin demora, la campaña presidencial del Frente de Izquierda, apoyándonos en el lugar conquistado por Jorge Altamira como candidato. Esta campaña debe ser un apoyo para las elecciones locales que tendremos en los próximos meses.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La crisis de la Federación Agraria

Christian Rath (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

A la hora de la protesta rural, la Federación Agraria (FAA) se partió en tres.

Un sector acompañó a la dirección, que no se sumó al cese de comercialización. Otro llamó a cumplirlo acompañando a la Mesa de Enlace en distintas localidades o las filiales alineadas con el PRO o el Frente Renovador. Un tercero dio libertad de acción (Córdoba).

De este modo, lo que el gobierno presentó como una victoria de su política hacia los "pequeños productores" duró lo que dura un lirio y ha dado paso a una nueva crisis en la FAA.

Aunque el gobierno esgrimió el argumento de la cooptación de la FAA, el subsidio de 30 centavos por litro de leche para los tambos que producen hasta 2.900 litros por día o la apertura de créditos del Banco Nación, lo determinante estuvo en la caída del precio de la soja y en la feroz cooptación de la FAA en base a negocios.

La FAA tiene como principal cooperativa asociada a Agricultores Federados Argentinos (AFA) y, especializada en agroindustria, a la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe). Como gran vehículo de negocios, el gobierno colonizó estas organizaciones. En 2011, Fecofe desplazó a Buzzi de su conducción porque su presencia bloqueaba un conjunto de proyectos con financiamiento estatal y el mismo año la AFA se unió a la CGE, la rama empresarial K. Buzzi fue finalmente desplazado de la propia FAA en 2014.

El laborioso trabajo del gobierno logró que en el ranking de las 17 empresas que se hacen cargo del 80% de las exportaciones de granos en 2014 AFA apareciera con un 3%, además de haberse constituido en la mayor acopiadora del país. AFA y ACA -también en la CGE, pasaron de exportar 2,9 Mt en 2005 a 4,3 en 2014, un crecimiento de más del 50%.

No fue suficiente.

La quiebra de la FAA reveló que, a pesar de los negocios que le facilitó el gobierno a sus cooperativas, la mayor parte de los chacareros que la integran comparte el programa "del campo". Es decir los puntos por los que llamó al cese la Mesa de Enlace: la eliminación o disminución de las retenciones, la derogación de los ROE -autorizaciones de exportación que hoy controla el gobierno, y la devaluación- de la que no se habla en público, pero está al tope de los reclamos.

Las retenciones segmentadas

Apresurado por esta crisis, el gobierno anunció el otorgamiento de retenciones segmentadas para los "pequeños y medianos productores", presentándose como el ejecutor de una tarea pendiente de la crisis con el campo (2008) y de una reivindicación central del programa "histórico" de la FAA.

Ni lo uno ni lo otro. Es un rescate homeopático y no hay eliminación de retenciones a partir de cierto mínimo, que era el reclamo original. Las retenciones siguen en pie cualquiera sea el tamaño de la propiedad. Se constituye un fondo de 2.500 millones de pesos extraído de las retenciones para subsidiar a los productores de hasta 700 toneladas de producción -de 100 a 200 hectáreas, con montos decrecientes de mayor a menor. Para un productor de 200 hectáreas le significa financiar 13. El pago está en manos del gobierno -la devolución de retenciones de trigo pactada hace dos años le llegó a menos de la mitad de los beneficiarios. No está claro qué ocurre si el productor está en deuda con la Afip y, finalmente, dura hasta octubre.

En cualquier caso, asumir este programa desnuda los intereses sociales de una dirección. Las retenciones diferenciadas confirman el régimen de propiedad y explotación en el campo, soslayan la expulsión de campesinos por el modelo de la soja y la cuestión histórica de Argentina, que es el latifundio capitalista como columna vertebral del régimen social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Daniel Cecchini, sobre la CNU: “entre los involucrados hay integrantes actuales del justicialismo”

LA RETAGUARDIA


El periodista Daniel Cecchini es coautor, junto a Alberto Elizalde Leal, del libro “La CNU”, sobre la Concentración Nacional Universitaria. Desde la publicación del texto ocurrieron una serie de intimidaciones, entre ellas una acusación falsa sobre el editor, y atentados a dos librerías que organizaron la presentación, en La Plata y Mar del Plata. Dialogamos con Cecchini sobre las tareas que llevaba adelante la CNU, sus vínculos con Perón y la Triple A, y el juzgamiento de los delitos de lesa humanidad que se cometieron desde la Concentración.

Las librerías Como la Cigarra de Mar del Plata y De la Campana de La Plata fueron las encargadas de organizar en esas ciudades las presentaciones del libro “La CNU” de los periodistas Daniel Cecchini y Alberto Elizalde Leal. Sin embargo, ambos locales terminaron con los vidrios rotos. “Esto forma parte de una cadena de intimidaciones que siguió con una apretada hace 15 días al editor del libro, Raúl Campañaro de la Editorial La Campana, cuando le cae a la casa una comisión de la Policía Bonaerense acusándolo de intentar secuestrar a un adolescente. Por supuesto que nada de eso había ocurrido, y en este momento hay una denuncia patrocinada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia contra la policía por esta acción”, relató Daniel Cecchini en diálogo con el programa Oral y Público, que se emite por Radio La Retaguardia.

Resulta inevitable sumar estos hechos a las pintadas que hace pocos días aparecieron en el monumento “30 mil mundos”, que la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Matanza inauguró frente al ex centro clandestino de detención El Vesubio, o los grafittis que reiteradamente se hacen sobre las baldosas y placas en homenaje a detenidos desaparecidos y a Madres de Plaza de Mayo en la provincia de Mendoza.

Al respecto, Cecchini reflexionó: “todavía es difícil determinar exactamente de dónde vienen, pero creo que forma parte de una serie de operaciones que se aprovechan de un momento de cierta convulsión política que hay o por lo menos de cierta instalación de sensación de convulsión política que hay a partir de los medios hegemónicos, y se cuelgan de esta situación para dar una imagen de inseguridad, caos. Creo que la estrategia de estos grupos que hacen este tipo de cosas, que por supuesto no lo pueden lograr, es decir que ésta es la Argentina del ’75”.

¿Qué fue la Concentración Nacional Universitaria?

“Nació a fines de la década del ’60 en La Plata, inspirada por un helenista, latinista, católico preconciliar, que se llamaba Carlos Disandro. Surge como un grupo de ultraderecha, de choque, violento, en la Universidad Nacional de La Plata, pero en 1974 cuando se desplaza a Oscar Bidegain de la gobernación bonaerense y asume el sindicalista de ultraderecha Victorio Calabró, se integra a las patotas de Calabró y entra a jugar como grupo parapolicial. A partir de ese momento, todos los crímenes que cometieron son de lesa humanidad porque están hechos o cometidos al amparo del aparato del Estado. La CNU cumplía órdenes del gobernador Calabró, de la intervención fascista de la Universidad Nacional de La Plata, a partir de octubre de 1974; y en octubre de 1975 también se integra o empieza a recibir órdenes del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército. Todas esas operaciones ya son parte de un plan represivo ilegal que instala el gobierno peronista a partir de fines de 1973; además, a partir de que se da a conocer esa orden de depuración del movimiento nacional justicialista, que fue publicada por los diarios Crónica y La Opinión en 1973, dada por el Consejo Nacional Justicialista en una reunión donde estaban Lastiri, que en ese momento era presidente provisional, Perón y varios ministros del gabinete, los grupos parapoliciales empiezan a operar con total impunidad y con blancos elegidos desde el Estado”, detalló Daniel Cechhini a Oral y Público.

Respecto a la relación entre la CNU y Juan Domingo Perón, el periodista señaló: “la CNU era preexistente a este mensaje hacia abajo en relación al justicialismo para su depuración; si Perón desde Madrid potenció o inspiró a la CNU, al menos nosotros no lo sabemos. Sí sabemos que tenía una relación con Disandro, pero también es cierto que Perón recibía a todo el mundo. Lo que sí es cierto es que a partir de octubre de 1973, cuando Perón habla de que hace falta un Somatén, por lo menos tolera el accionar de estos grupos. Después del intento de copamiento de Azul por parte del ERP en 1974, en un momento Perón dice ‘tenemos medios legales para combatir y si no tenemos otros medios’”.

En cuanto a la posible vinculación entre la CNU y Hugo Moyano, actual líder de la CGT opositora, Cecchini aclaró: “Moyano señaló a militantes de izquierda, hay una conferencia de prensa donde prácticamente dice que va a ayudar a las fuerzas de seguridad para que cacen zurdos, pero por lo menos en nuestra investigación no tenemos testimonio ni nada que se le parezca de una participación efectiva de Moyano en grupos de tareas. Que la Juventud Sindical Peronista tenía contactos con la CNU y con la Triple A no cabe ninguna duda, que Moyano haya participado de alguno de estos grupos no tenemos ninguna prueba”.

Según explicó Cecchini, la CNU termina siendo absorbida por los grupos de tareas de la dictadura: “en el caso del grupo operativo de la CNU de La Plata sus principales miembros terminan presos a partir de fines de abril de 1976, debido a que además de cumplir las órdenes de la dictadura que en esa zona operativa estaba a cargo del jefe del área 113, también empezó a cometer una serie de delitos comunes, robo de autos, etcétera, que no le convenía a la imagen que quería dar el Ejército o la dictadura en cuanto a que más allá de la lucha contra la guerrilla, o contra la subversión como decían, en la Argentina había seguridad. Entonces los detienen y los procesan por delitos comunes, y se comen tres o cuatro años de cárcel durante la dictadura. En ningún momento se los procesa por los crímenes que cometieron, incluso hay testimonios de que algunos de ellos salían de la cárcel para participar de acciones de grupos de tareas”, agregó el periodista.

Avance (o no) de los juicios

Desde Oral y Público se le consultó a Daniel Cecchini sobre el peligro que implica que las políticas de derechos humanos, que durante el inicio de la gestión kirchnerista fueron política de Estado, terminen siendo una política del actual Ejecutivo, y esto lleve consecuentemente a que el próximo gobierno las modifique: “las políticas de derechos humanos son hoy políticas de Estado pero como tal continúan siempre que haya voluntad de los gobiernos –aseveró el periodista–, y siempre que se sostengan desde la sociedad. La instalación de la política de derechos humanos como política de Estado en estos 10 años de kirchnerismo tiene que ver con la voluntad política de Néstor y Cristina Kirchner, pero también con una lucha de 30 años de los organismos de derechos humanos que fueron los que mantuvieron el tema cuando no se le daba pelota. El riesgo que desde el próximo gobierno, sea del signo que sea, haya un retroceso en este tipo de políticas yo creo que es cierto, también creo que en la sociedad se ha ampliado muchísimo más la base de las personas que quieren que las políticas de derechos humanos continúen; ya no son solo los organismos. Pero evidentemente hay una intencionalidad de que el próximo gobierno sea cual fuere retroceda en este punto, se paren los juicios, etcétera. y en el caso de la Concentración Nacional Universitaria específicamente o lo que fue el Terrorismo de Estado previo al golpe de marzo de 1976 más aún porque casi no hay juicios en marcha”.

Cecchini remarcó que recién durante este año en Mar del Plata va a realizarse un juicio por crímenes cometidos por la CNU y posiblemente a fin de año se eleve a juicio oral otra causa relacionada en La Plata: “sin embargo, en el objetivo de ciertos sectores y grupos está que estos juicios no lleguen, no solo por no juzgar a los responsables del pasado, sino porque en el caso del Terrorismo de Estado previo al golpe hay muchísimas conexiones políticas con personas que hoy siguen actuando en el Partido Justicialista, que ocupan o han ocupado o pueden ocupar lugares interesantes”.

Efectivamente, desde algunos sectores han manifestado que la falta de avances en estos juicios en Mar del Plata y La Plata, relacionados con el accionar de la CNU, se debe a que entre los involucrados hay integrantes actuales del justicialismo. Incluso, algunos han denunciado que es el propio gobierno el que no quiere que estas causas prosperen. Al respecto, Cecchini reflexionó: “del gobierno en general creo que no, pero hay funcionarios del gobierno que en la ventilación del accionar de la CNU en un juzgado puedan quedar salpicados por haber protegido antes del golpe o incluso después de haber recuperado la democracia, o haber integrado al Partido Justicialista o haberle incluso dado cargo a algunos de los asesinos de la CNU, sí, sin duda. De hecho, para decirlo claramente, muchos de ellos integraron al Estado en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, uno de ellos como diputado provincial de apellido Sánchez, dos como funcionarios que perdieron el cargo cuando nosotros publicamos que los tenían pero desde principios de la democracia y fundamentalmente potenciados o apoyados por Osvaldo Mercuri, como Toni Jesús o Richard Calvo, la integración de Pipi Pomares al aparato del PJ platense de la mano de Julio Alak, hoy ministro de Justicia”.

Los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Terrorismo de Estado antes del inicio del golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976 no son tan conocidos, involucran a personas que aún hoy forman parte de la política argentina, por lo que su juzgamiento resulta más difícil de lo habitual. Sin embargo, libros como el de Daniel Cecchini y Alberto Elizalde Leal son un gran aporte para revertir esa situación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El capitalismo debería decir: ¡Gracias, señores delincuentes!

APL - INDYMEDIA


Cárceles: Entrevista al juez penal y abolicionista Mario Juliano

“La raíz del problema está en la sociedad capitalista en la que vivimos. Existen múltiples factores, pero detrás del delito hay montada una industria muy redituable que necesita ser retroalimentada para mantener su tasa de ganancia. Se trata de un negocio donde se despliegan fabulosos intereses, hay lobbies que están fogoneando muros y rejas para los sectores más vulnerables. Incluso, crecen las cárceles privadas, por ejemplo, en Estados Unidos. Así, creo que en algún momento el capitalismo debería rendir un legítimo homenaje a los delincuentes que le hacen ganar muchísimo dinero y sostienen todo este negocio doloroso para nosotros. Pero el capitalismo debería decir: ¡Gracias, señores delincuentes!”. Pasaje del reportaje al relevante penalista que publicó, días atrás, la Revista Acción, cuya gentileza agradecemos. En sus recientes viajes a Buenos Aires, Mario Juliano dialogó extensamente, durante dos jornadas, con los periodistas de la Agencia Para la Libertad, Oscar Castelnovo y Rosario Fernández, en el Bar La Dignidad. Compartimos esta imperdible síntesis de la conversación.

Foto 1
Foto: Mario Juliano, juez penal de Necochea y titular de la Asociación de Pensamiento Penal / Fuente imagen: APL - INDYMEDIA

De acuerdo a los estándares internacionales cada persona privada de libertad debe habitar, como mínimo, en un espacio de 7 metros cuadrados. Atendiendo a esta recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, enel territorio de la provincia de Buenos Aires solo habría capacidad para 20.000 presos. Sin embargo, hoy se hallan tras las rejas bonaerenses casi 34.000 hombres y mujeres hacinados en 54 penales, inmersos en un contexto de muertes, tormentos, violaciones y con asistencia perfecta a una escuela de resentimiento y superación en el delito. Así lo entendió el juez penalista de Necochea, Mario Juliano, quien presentó un proyecto de Conmutación de Penas para categorías específicas de detenidos al gobernador Daniel Scioli,único funcionario que puede tomar esta resolución según lo dispone la Constitución Provincial. La medida ya fue implementada por diversos países que evaluaronsu estado de emergencia carcelariay los efectos adversos para la seguridad y la economía de la sociedad. Si bien la presentación de Juliano, abolicionista y anarquista según se define, tuvo lugar hace más de un año, recientemente se reeditó su vigencia en la voz de organizaciones humanitarias y en todos aquellos que buscan salida a esta crisis. El proyecto fue discutido e impulsado, en distintos ámbitos entre ellos la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, por abogados,sociólogos, estudiantes y dirigentes sociales que se alarmaron con los últimos informes del Comité contra la Tortura de la Comisión Provincial de la Memoria, donde,entre otros, actúa el Premio Nobel de la Paz Adolfo PérezEsquivel. Así, éste juez penal considera que“cualquier sociedadnecesita gestionar sus conflictos, pero lo que es evidente es que ni el sistema judicial ni la respuesta estatal del encierro han demostrado ser eficientes”. En el siguiente diálogo explica cómo y por qué pueden implementarse alternativas destinadas asalir “del sendero a un precipicio muy cercano”.

-¿Cómo describela situación carcelariaque lo impulsó a esta presentación?
-En la provincia hemos agotado los calificativos para referira las condiciones tras las rejas. Todos los días nos encontramos con hechos que nos sorprenden, como por ejemplo que falte alimentación para personas que tienen escasas posibilidades de atender una necesidad tan básica como comer. Las denuncias publicadas por el Comité contra la Tortura, las muertes y suicidios reales o fraguados, crecen de modo constante como los decesos por enfermedades evitables. No podemos hablar de episodios aislados sino de hechos violentos que se repiten. La violencia no es solamente poner mano sobre un individuo y la tortura no es solo aquelloque uno se representa simbólicamente con una persona atada y picaneada. Hoy avanzamosa un concepto más compatible con toda pena cruel, inhumana y degradante que es el común denominador en las cárceles. Yo vivo muy cerca y por lo tanto tengo bastante contacto con la Unidad N° 15 de Batán, donde se registraron casos de internos que fueron mordidos por lasratas.De manera que reclamamos que se proporcione un trato digno a las personas, recordando que el estar preso solamente implica la restricción de la libertad ambulatoria y no el resto de los derechos.

-En el proyecto usted enumera situaciones específicas para descongestionar los penales en la provincia. ¿Cuáles fueron los fundamentos?
-Primero, debo decir que no es un mecanismo exótico quese nos ocurrió a nosotros. Es un modo de dar una respuesta rápida e inmediata al problema de la superpoblación carcelaria, conmutando las penas acategorías de condenados que no representarían un problema para el mantenimiento de la seguridad ciudadana, intentamos descomprimir. En la propuesta nos referimos aindividuos, algunos de los cuales ya están en alguna medida integrados en la sociedad, que se encuentran en fase de confianza egresando todos los días de los penales para estudiar, trabajar u otros motivos, que regresan a las cárceles solamente a pernoctar, ocupando de modo bastante irrazonable una plaza. Hemos pensado también en otros grupos comopersonas de más de 60 años,las madres alojadas con sus niños en los establecimientos, que es un ejemplo de la enorme trascendencia de la pena a personas inocentes de toda inocencia, como son los chicos que crecen tras las rejas.

-¿Quiénes más?
-Bueno,los condenados por los delitos tentados – aquellos que no han llegado a afectar concreta y efectivamente a terceras personas-, que no es extremadamente numerosa y no representan un peligro. También hemos incluido a los condenados a penas menores a tres años, porque se supone que deberían cumplir esas penas de corta duración fuera de la prisión, pero debido ala perversidad de algunos jueces hay quieneslas cumplen encerrados sin necesidad. Otro segmento que nos parece importante es el de los penados por los delitos culposos, aquellos donde no ha existido voluntad de realizar un daño sino que éste fueproducto de la negligencia. En fin, una serie de categorías…Pero hago una acotación: esta propuesta que le hicimos al gobernador Scioli no era una cuestión automática, genérica e indiscriminada. Insistimos en que debe analizarse caso por caso.

-¿Tuvo alguna respuesta del gobernador o de su entorno?

- La respuesta vino de la mano del ministro de Justicia, Ricardo Casal, quiendefinió a nuestra propuesta como “absurda”, lo cual, por carácter transitivo, implicaría pensar que la puesta en práctica de una cláusula constitucional es absurda para el Ministro de Justicia.Lamentamos la posición de Casal, porque lo que nosotros proporcionamos al gobierno provincial es una herramienta, una propuesta de trabajo que la podemos discutir, podemos estar equivocados en algún punto, en alguna medida, pero creemos que desechar lisa y llanamente un ofrecimiento que podría dar rápidamente una solución a este problema no nos parece lo más perspicaz. De todos modos estamos conformes por haber logrado un objetivo, que es reinstalar el tema en la agenda.

-¿Qué países recurrieron a medidas como esta?
-Son numerosos. Estados Unidos, por ejemplo, que es un país que no puede calificarse justamente dentro de los progresistas. En el año 2011 la Corte Federal en un conocido caso que se llama “Plata versus California” ordenó a ese estado que liberara 45.000 mil presos para descongestionar los establecimientos. En ese momento California tenía 180.000 detenidos. Este es un ejemplo absolutamente paradigmático que debe formar parte de una política pública que se precie de racional. Otros países: Chile en el año 2012 liberó a 6.000 detenidos por el mismo problema de sobrepoblación carcelaria. Y en 2013 lo hicieron Bolivia y Perú.

-Incluye en su proyecto una cita del Papa Juan Pablo II. Él dice que los problemas que crea la cárcel son superiores a los que pretende resolver…
-Sí, quisimos mostrar queesta no es una idea solamente de los sectores radicalizados o abolicionistas de la cárcel sino que, una persona tan insospechada de tales pensamientos como Juan Pablo II, en el jubileo del año 2000,interpeló a los gobernantes para que atendieran la situación y que liberaran personas en honor al jubileo. Y esa idea de que el encierro genera más dificultades de las que resuelve fue tomada por una diversidad de sectores. Entonces, no estamos tan fuera de foco.

-Usted es juez penal y al mismo tiempo se define como abolicionista de la cárcel y el sistema penal. ¿Cómo fue el tránsito desde la función judicial a estas convicciones?
-El tránsito se dio por el choque con la realidad. Creo que cualquier persona que tenga un mínimo de formación humanista, y aún sin ésta, comprende que estamos frente a un sistema fracasado: la cárcel no mejora a las personas, devasta su humanidad. Además, no tomo el trabajo de juez penal como una función ontológica. Yo trabajo de juez, que es una cuestión distinta. Y trato de honrarlo desde la posición más respetuosa de los derechos de las personas. Y sí,es un trabajo terrible juzgar a los demás, implica intrínsecamente un acto de omnipotencia. Bueno, estoy trabajando por lograr microabolicionismos. Esta es mi idea y hay algunos logros para exhibir y muchas metas aún por alcanzar en lo más inmediato.

¿Por ejemplo?
-Mire, treinta años atrás hablar de la posibilidad de una mediación, conciliación o salida alternativa al conflicto penal era pensar en algo de otro mundo. Hoy, hablar de suspensión de juicio a prueba o probation implica que hemos avanzado en un camino abolicionista de la respuesta más grave y más drástica del sistema penal. Estoy muy involucrado en profundizar la herramienta de la mediación. Donde yo vivo,el treinta por ciento de los conflictos judiciales se resuelven por mediación. Es decir, se prescinde del sistema judicial en general y del sistema penal en particular para resolver conflictos. Así,la persona acusada evita tener que transitar por estos laberintos que la Justicia le propone. A través de estas herramientas se pueden obtener respuestas mucho más constructivas.

-Usted ha dicho que los jueces y los abogados generaron una brecha irreconciliable con la sociedad por sus actos, su lenguaje, su vestimenta, sus hábitos, etcétera. ¿Qué ejercicio cotidiano realiza para achicar esa brecha?
-Le doy mucho valor a lo gestual. Yo me presento frente a los justiciables tal cual soy, sin ningún tipo de aditamento. Intento mantener mi legitimidad en base a lo que pienso y no a las apariencias. No soy el dueño de la verdad. Fundamentalmente tengo asumido una responsabilidad social que la canalizo a través de laAsociación Pensamiento Penal en la que participo mostrándome propenso al debate allí donde se presente, respondiendo a todos los requerimientos que se me formulen. Toda vez que puedo asisto a donde sea a debatir en un diálogo franco y respetuoso, donde seguramente podemos rever posiciones. No me instalo en ningún Olimpo.Al dar una resolución, fundamentalmente la sentencia, hemos abandonado la lectura farragosa que muchas veces ni nosotros mismos entendemos lo que quisimos decir. Nos limitamos a dar una explicación sencilla y corta de por qué resolvimos lo que resolvimos. Pequeñas y grandes cosas que pueden contribuir a achicar la brecha.

-Si tuviera que decir tres cosas elementales a quienes claman por más cárceles para que reflexionen sobre el encierro ¿qué les diría?
-Lo primero, quehay que tomar conciencia de que ninguna persona está exenta de caer en una prisión, y quela prisión es un lugar del cual jamás se sale. Ni aún aquellos que van por unas pocas horas. Una vez que se ha entrado, ya nunca más se puedenquitar sus marcas. Sobre esto habría que reflexionar, ya no por el prójimo sino por nosotros mismos, por nuestros hijos y nuestros familiares. Lo segundo: que los ciudadanos vean cuál es el costo social y económico para nuestros países y los resultados que estamos obteniendo. En términos de inversión: ¿es productiva? Se debe analizar esto y pensar de qué manera con esta equivocada inversión estamos restando recursos a otras áreas que podríanmejorar nuestra calidad de vida en términos generales y particularmente en el tema que nos ocupa.Y tercero: que me acompañaran un día a una cárcel.

-¿Qué responsabilidad le asigna al ordenamiento económico mundialrespecto del encierro en prisiones como principal respuesta delos Estados al conflicto social?

-Sin duda la raíz del problema está en la sociedad capitalista en la que vivimos. Existen múltiples factores, pero detrás del delito hay montada una industria muy redituable que necesita ser retroalimentada para mantener su tasa de ganancia. Esto lo dijo el criminólogo noruego Nils Christie hace veinte años en su texto La industria del control del delitoyhoy tiene mayor vigencia aún. Toda la economía que se mueve tras la cárcel es monumental. Se trata de un negocio donde se despliegan fabulosos intereses, hay lobbies que están fogoneando y generando muros y rejas para los sectores más vulnerables. Incluso, crecen las cárceles privadas, por ejemplo, en Estados Unidos. Así, creo que en algún momento el capitalismo debería rendir un legítimo homenaje a los delincuentes que le hacen ganar muchísimo dinero y sostienen todo este negocio doloroso para nosotros. Pero el capitalismo debería decir: ¡Gracias, señores delincuentes!

Una herramienta clave

-¿Qué sucede en la mediaciónque usted propone con la persona que agredió? ¿De qué modo puede reparar el daño causado?
-Hay que dejar en claro que el mecanismo de la mediación es voluntario. No está obligado ni el acusado ni el afectado a someterse a ella. Segunda cuestión: requiere un abordaje con especialistas interdisciplinarios, personas entrenadas para arrimar soluciones, para proponer vías distintas, no pensando al delito desde lo simbólico como una agresión al Estado, sino pensándolo como un conflicto intersubjetivo, entre dos personas de carne y hueso que pueden admitir esas vías de exploración.Personalmente creo que todos los conflictos admiten esa posibilidad. Se trata de encontrar otro tipo de soluciones que no sean una sentencia y la cárcel. El ejemplo más directo es la reparación económica, material. Por supuesto que la clientela del sistema penal en general no está en condiciones de responder económicamente. Esto podría generar ciertos desequilibrios y desigualdades, donde sería una herramienta para aquellas personas que cuentan con recursos económicos y se verían quizás excluidas las que no cuentan con ellos. Hay estados que tienen fondos específicos para este tema. Y existen muchas formas en las que la víctima podría verse satisfecha, por ejemplo, trabajos para la comunidad, para alguna entidad con la cual el afectado se encuentre particularmente vinculado. Se me ocurre la Cruz Roja, un jardín de infantes, un centro de salud con el cual la víctima tenga un particular interés y se pudiera llegar a una reparación en este sentido. Hace un tiempo vi algo que sucedió no sé si en Irak o en Irán. Estaban llevando a un señor a la horca y, pocos metros antes, vino la madre de la víctima, le pegó una bofetada al agresor y pidió que no lo ejecutaran y no lo hicieron. Me parece que las víctimas, genéricamente hablando – es una categoría un poco dificultosa-, pueden encontrar una resignificación de su conflicto en el encuentro con el agresor. La posibilidad de verse cara a cara con la persona que lo agredió,permitiría a quienes sufren la experiencia de graves trastornos, encontrar explicaciones que nosotros en el sistema judicial no se las podemos dar. Es muy factible que en ese encuentro aparezcan nuevos horizontes para dar satisfacción a losinterrogantes, de esa manerta, permitir a los damnificados seguir viviendo de otro modo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Yo también soy la mujer muerta dentro de la bolsa

Maximiliano F. Montenegro (COSECHA ROJA)


Estoy frente a un espejo. Me saco una foto antes de salir. Me pongo mi mejor pantalón de jean, la camisa blanca que me gusta y esos zapatos marrones que me regalaron. Me gusta la foto. La subo a Facebook. Mis amigos me escriben cosas agradables. Salgo de casa caminando con ganas. Me espera una chica. Una cita. Mitad posibilidad de trabajo, mitad curiosidad por esa persona que conocí por chateos. Llego al lugar pactado. Ella está dentro de un auto. Me hace señas. Cuando me acerco hablamos, yo con los pies en la vereda. Linda voz tiene. Suave. Tiene el pelo largo, usa ropa ajustada al cuerpo. Me invita a tomar algo. Subo al auto. Maneja un rato largo. Sale de la ciudad. Charlamos de cosas que veníamos hablando en los chateos. Le gusta el fútbol como a mí. No conozco la zona. Ella me dice que no me preocupe. Pero estoy muy preocupado. Detiene el vehículo en una zona descampada. El sol cae, no hay mucha luz. Me mira fijo, distinto. Propone ir a la parte de atrás. Le digo que no. Que recién nos conocemos. “Callate, puto”, me responde. Todo se disuelve. Cambia de forma, de color. Se torna oscuro, pesado, irrespirable. Intento salir de ahí. Aún cuando todo me inmoviliza. Ella saca un arma. “Quedate tranquilo, papito, o sos boleta”, amenaza. Tiene los ojos inyectados en sangre. Un golpe en la cabeza con la culata, un manotón que arranca parte de mi camisa. Veo el agujero negro de la Glock, apuntándome a los ojos. No pienso, voy atrás. Me viola, largo rato. No entiendo nada. Tengo mucho miedo. Terror, en verdad. Pone una media en mi boca, apenas puedo respirar. Con sus manos aprieta mi cuello. Nada puedo hacer. El oxígeno no ingresa a mis pulmones, muero. Me ata las manos y pies. Luego introduce mi cuerpo en una bolsa arpillera. Cuando encuentra un lugar sin mucho tránsito, me deja ahí. Tirado. Muerto. Como basura.

* Dicen que la cultura de la violación no existe. Dicen que exageramos. Dicen que no somos una sociedad machista. Dicen que las pibas no son asesinadas por violencia sexista. Dicen que es mentira que a los varones nos enseñan a creernos dueños de los cuerpos y las vidas de las mujeres. Dicen y dicen. Pero las que mueren asesinadas son ellas. Por nosotros, los machos.

Maximiliano F. Montenegro es periodista de Diario Popular.

Autora foto: Laura Tenenbaum / COSECHA ROJA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Acampe Qom en Capital Federal. Nora Cortiñas: “Es inexplicable que no quieran recibir a los Pueblos Originarios”

COMUNICACIONSOCIAL.org.ar

Lo dijo al aire en el programa "En Otras Palabras" Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, sobre la situación de los Qom que desde febrero acampan en la 9 de Julio.

La Comunidad Originaria está denunciando el hostigamiento por parte del Gobierno de la Provincia de Formosa y la indiferencia del Gobierno nacional. El principal objetivo es conseguir una reunión con la presidenta Cristina Fernández. Al respecto, Nora Cortiñas manifestó que es una falta de respeto que no quieran recibirlos.

Además, la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, sostuvo que los Pueblos Originarios tienen derecho a vivir con todas sus necesidades satisfechas y deben garantizarle el acceso a la tierra, para poder trabajarla.

En otro orden de cosas, Cortiñas habló sobre la actualidad de la búsqueda de su hijo Gustavo, desaparecido durante la última dictadura cívico militar. Al respecto, recibió un legajo de los archivos encontrados en el Ministerio de Defensa. Por esta situación, pidió que citaran a declarar al ministro Agustín Rossi. “Necesito que me digan qué pasó con mi hijo”, concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Situación Qom: Incumplimiento de los derechos indígenas

INFOSUR

Continúa la lucha de Félix Díaz de los Qom en el acampe de Av de Mayo y 9 de Julio.

El qarashe de la comunidad Napocna Potae Navogoh (La Primavera), Félix Díaz, está acampando debajo de la estatua del Quijote, entre las anchísimas y estruendosas vías de la 9 de Julio. De la misma forma que en 2010, se instaló penosamente a esperar que la Presidenta, Cristina Fernández, lo reciba. Su reclamo es clarísimo, pretende que las autoridades de los tres poderes tengan la voluntad de hacer cumplir las leyes.

Se sabe que históricamente las comunidades preexistentes de lo que luego se constituyó como Argentina, han sido esclavizadas, masacradas, violadas y torturadas. Lo que no se quiere mostrar y tal vez, no se quiere ver, es que el aniquilamiento de la Campaña del Desierto de Roca sigue vigente, bajo otras formas, pero no tan distintas de las de hace más de cien años.

Dentro de la propaganda política de Derechos Humanos implementada por el gobierno kirchnerista, solo se tuvo en cuenta la justicia para los torturados, asesinados y desaparecidos de la última dictadura militar, pero con otras minorías postergadas solo se han vuelto impunes los delitos de lesa humanidad.

En el caso de Formosa, de donde proviene Félix Díaz, desde hace 20 años la gobernación está a cargo del justicialista Gildo Insfrán. La realidad de esta provincia es indignante, la mitad de la población no tiene acceso al agua potable ni al gas natural. Las condiciones de vida de la comunidad que dirige Díaz junto con muchas otras, no tienen acceso a prácticamente ningún servicio básico. La atención sanitaria, la educación, el agua, el territorio parecen no ser derechos para ellos.

En 1994, la Reforma de la Constitución Nacional, estableció mediante su artículo 75, inciso 17, el reconocimiento a “la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos”. De allí se desprende además, la garantía de respetar su identidad y el respeto a una educación bilingüe e intercultural. Reconoce la personería jurídica de sus comunidades y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que ocupan tradicionalmente. El artículo también, asegura el derecho de estos pueblos a participar en la gestión referida a sus recursos naturales y demás intereses que los afecten. Nada de esto se cumple ni se aplica.

Según la O.I.T. (Organización Internacional del Trabajo), entre el 3 al 5% de la población argentina es originaria. Es decir, sus antepasados no bajaron de barcos y fundaron un país al mejor estilo europeo. Otros estudios concluyen que alrededor del 63% de los habitantes de toda la nación tienen en sus genes sangre originaria.

Sin embargo, no es suficiente. Las comunidades indígenas solo pueden estudiar en castellano; con maestros que, en muchos casos, no los entienden porque no hablan su idioma. Muchos originarios, además, se avergüenzan de su condición y solo se someten a una educación occidental que no contiene ningún valor cultural qom, kolla o mapuce. Otros, directamente no pueden ir a la escuela. Por ende, la educación bilingüe e intercultural no los alcanza.

EL artículo 75 habla por sí solo. Mapuces esposados a pozos de extracción de petróleo no convencional en tierras ocupadas ancestralmente en Vaca Muerta; comunidades guaraníes desalojadas de miles de hectáreas por inundaciones provocadas para la construcción de represas; wichís, qoms y kollas con causas judiciales armadas para arrancarles sus campos para la explotación de uranio o la deforestación para “ampliar la frontera sojera”. Nada de esto hace pensar que existe el ánimo de otorgarles la posesión y propiedad de los territorios reconocidos por la ley. Mucho menos del derecho de participar en la administración de recursos naturales.

Félix Díaz está acampando en medio del microcentro porteño para hacer visible todas estas irregularidades y otras igual de importantes. Lo acompañan representantes de otras comunidades como Agustín Santillán, Relmu Ñamku, Viviano Luna, Israel Alegre, Jorge Palomo y Franco Saturnino, referentes de comunidades Wichi, Qom, Pilagá, Nivaclé y Mapuce con quienes presentó a los Poderes del Estado una solicitud de audiencia para plantear sus demandas. Se encuentran a la espera de respuestas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Vivir mal, morir peor: Tigre, la muerte antes de los 20

AGENCIA WALSH

Es difícil imaginar alguien más desprotegida que Rocío Nair Gómez, no llegó a cumplir 20 años, mujer pobre entre siete hermanos, sufría un retraso madurativo, Domingo Gómez, su padre, abusaba sexualmente de ella y la golpeaba ferozmente. Estaba embarazada, con fiebre y desmayos rodó por los hospitales de Pacheco y Tigre, le dieron analgésicos y la mandaron a su casa, volvió y la internaron, causa “oficial” de la muerte “infección urinaria”, causa real abandono y desprotección, en su muerte no tuvo más suerte que en vida, no había donde velarla, hasta que un centro cultural, Huesito Herrera le cedió un lugar, cerca de sus afectos algunos vecinos y familiares y lejos de los que debían protegerla y siempre la ignoraron.

Rocío Nair Gómez murió el 13 de marzo faltándole pocas semanas para cumplir 20 años. Estaba embarazada de casi cuatro meses, tal como le habían confirmado en el Centro de Salud de Rincón de Milberg, Tigre. A pesar de algunos consejos, de interrumpir ese embarazo, Rocío deseaba tener a su bebé. Hasta el 17 de febrero, día en que empezó a sentirse muy mal, bailó en la murga de su barrio. Durante tres días, con fiebre y desmayos rodó por el Hospital de Tigre y el de Gral. Pacheco, donde no la atendieron o simplemente le recetaron un analgésico. Finalmente el día 20, fue internada en el Htal. De Pacheco en terapia intensiva, sin diagnóstico. Antes de morir, fue trasladada a una sala común a pesar de su estado muy delicado y fue “desconectada” como se dice comúnmente, es decir, le quitaron toda la ayuda externa. Su acta de defunción declara que murió a causa de una infección urinaria, ignorando por completo su embarazo. Cabe preguntarse, si es posible en el siglo xxi y con la atención médica apropiada, morir a causa de una infección de este tipo.

Ante la muerte y sin recursos económicos, la familia se encuentra con que no existe en el pujante distrito de Tigre una sala velatoria municipal donde poder despedir a Rocío. La Sociedad de Fomento “América” que fue fundada hace décadas por los vecinos y hoy es presidida por la esposa de un ex diputado y que ni siquiera vive en el barrio, se negó a prestar el lugar. Lo mismo ocurrió con la parroquia del barrio. Finalmente, Rocío fue velada en el Centro Cultural “Huesito Cabrera”, por donde toda la noche pasaron la despidieron su familia, vecinos y compañeros de la murga.

La historia de Rocío podría haber sido distinta, pero estaba marcada por la extrema pobreza, ser mujer y además sufrir un retraso madurativo, al igual que sus siete hermanos. Según cuentan sus propios hermanos mayores, su padre Domingo Gómez abusaba sexualmente de ella y sus dos hermanas mujeres cuando eran pequeñas y ejercía una violencia brutal contra su madre y hermanos varones, que incluía fracturas de huesos, quemaduras y hasta disparos con armas de fuego. La tragedia llegó al punto máximo en el año 2003 cuando el padre asesinó a golpes al hermanito de dos meses. Por este crimen estuvo preso hasta el 2012 y hoy vive en el barrio bajo libertad condicional. Desde ese momento, la madre y todos sus hijos pasaron por diferentes hogares del conurbano hasta establecerse nuevamente en Rincón con ayuda de una tía.

Tanto el Estado Nacional, como el Provincial y el Municipal, estuvieron ausentes todos estos años y continúan estándolo. Ni siquiera al momento del asesinato del más pequeño, desde ninguna institución recibieron algún tipo de contención médica o psicológica, ni económica, ni social. Ningún integrante de la familia recibe pensión por discapacidad, ni la Asignación por Hijo, ni una ayuda alimentaria; nada. Sobreviven con algunas changuitas que consiguen los más grandes.

Hoy, frente al dolor y la rabia de los vecinos por la evitable muerte de Rocío, aparecen los punteros del Massismo a prometer colchones, como si con ofrecimientos tan míseros y oportunistas pudieran tapar una vida (y una muerte) de desamparo absoluto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Tucumán. Ana Ramos: “Ahora tenemos más fuerza para seguir luchando”

PRIMERA FUENTE

Después de confirmar que los restos de su hermano, el periodista y poeta José Eduardo Ramos, estaban en el Pozo de Vargas, Ana cree que todavía hay mucho por andar para llegar hasta el fondo de la verdad, ante todo el daño que provocó la última dictadura militar.

Pasaron casi 39 años del secuestro de su hermano José Eduardo Ramos y ese día llegó. Para Ana Ramos el martes 18 de marzo de 2015 no será un día más, marcó el momento que tanto esperó, el que siempre se imaginó y que deseaba experimentar. Los análisis del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), confirmaron el hallazgo de los restos de Eduardo, en el Pozo de Vargas, donde funcionó centro clandestino de detención durante el proceso militar. “Cuando uno está ante el juez que notifica el hallazgo del cuerpo uno ya empieza a pensarlo como muerto al familiar. Pero pasa", dijo Ana a los micrófonos de Radio Prensa.

Sostuvo que en el momento de escuchar el informe del juez Fernando Poviña, la carga emotiva fue tremenda. "Esto cala hondo, tanto que nos atraviesa la vida. Uno ve el trabajo que han hecho estos bárbaros y parece increíble, pero a la vez uno empieza a abrazar a la justicia”.

En ese momento, la hermana del periodista y poeta que con apenas 21 años fue otra de las víctimas de la dictadura, destacó el trabajo de antropología forense y ponderó la labor de los tucumanos que “han trabajado en ese pozo tan terrible, faltándoles los insumos y dónde han tenido que fabricar hasta un ascensor”.

Luego refirió a su experiencia en ese lugar, en el Pozo de Vargas donde los bárbaros, como ella los llamó a los genocidas, sepultaron a por los menos 30 personas que ya fueron debidamente identificadas. "He bajado para ver cómo trabajaban los profesionales con esa entrega, ese profesionalismo”, por eso indicó que "no tengo que palabras de agradecimiento para todos ellos, al igual que para los profesionales de la salud porque hemos sido acompañados y contenidos desde el primer momento”.

"He recibido una atención extraordinaria de parte del Estado, pero nos queda mucho por lograr. Todavía hay genocidas con prisión domiciliaria que andan por la calle impunemente. Por eso tenemos que estar atentos", apreció Ana.

El haber encontrado a su hermano no significa para ella el final de una historia y así lo expresó, al señalar que "todavía hay mucho por andar y estamos convencidos que una sociedad que no va a fondo con la verdad de su historia, es muy complejo que el país pueda salir adelante”.

"Son innumerables la consecuencias que uno puede llegar a tener ya que uno de los objetivos que ellos (los genocidas) han tenido, ha sido romper el tejido social y a eso lo han logrado perfectamente. Gran parte de la sociedad quiso saber qué pasó realmente. Lo que ellos hicieron fue una deformación de la realidad perversa que hasta el día de hoy produce división grande en la sociedad”, manifestó Ana Ramos. Por eso, asumió que "el tema del genocidio no sólo afecta a los familiares sino a toda la sociedad. Por eso, el trabajo de los periodistas es fundamental. Los Ramos estamos muy agradecidos con ustedes los compañeros de mi hermano que sabemos que han vivido haciendo reconocimientos”.

Ana insiste en los daños infringidos al pueblo y abunda en los efectos. "Uno ve que se ha dejado una sociedad vacía, en la que se han perdido los valores”.

En referencia a su hermano, Ana dice que “era una persona muy sensible a las clases sociales bajas. Él tenía un programa, a fines del 75’, en el que expresaba su punto de vista y eso le valió el reproche de quien mandaba en Canal 10, un interventor, que discute y llega hasta las manos con este genocida y lo ponen preso una noche. Lo sacó mi tío, Mariano Ramos. Esa fue la primera condena que recibe mi hermano, pero luego le hacen saber: esto te va a costar caro".

Ana reconstruye lo que fueron los últimos hechos que derivaron en la desaparición de Eduardo. "Tiempo después, lo echan del canal a él y a un grupo de periodistas. El segundo incidente, es cuando sube al cerro y ve que era un fusilamiento y cuando vuelve a la redacción, señala que eso no era un enfrentamiento (entre militares y subversivos) sino que era un fusilamiento y fiel a sus convicciones, mi hermano les dijo (a los represores), que él no iba a mentir. Esa fue su segunda condena de muerte", relató emocionada Ana Ramos.

"Ese era el Eduardo profesional, el Eduardo humano era muy bohemio. Era estudiante de Filosofía y Letras, era poeta, era un tipo que se reía de la vida. Era un tipo anti violencia, no tengo registro de chica de haberme peleado con mi hermano, era un chico que no levantaba la voz, era, además, mi confidente", describe Ana y para la despedida, afirmó que "ahora tenemos más fuerza para seguir en la búsqueda de los que faltan y seguir luchando para que vaya preso hasta el último genocida”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

En Tucumán no, pero en Córdoba si: Piden llamar a indagatoria a Milani por secuestro y torturas

NA - TUCUMÁN NOTICIAS

Es por la detención en 1977 de Ramón Olivera, sucedida en la provincia de La Rioja. Otros implicados.

El fiscal general ante la Cámara Federal de Córdoba, Alberto Lozada, dictaminó que "nada impide al señor juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena, citar para que presten declaración indagatoria" al general César Milani y otros acusados en dos casos por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura.

"La abundante prueba existente en la causa principal, que avala la imputación formulada por la representante del Ministerio Público, fiscal Martha Kunath en este caso, es más directa y de mayor poder convictivo que la existente en otras causas", indicó Lozada, informó el portal oficial de la Procuración General de la Nación.

El fiscal de segunda instancia de Córdoba formuló este dictamen al comparar la situación de Milani y otros exfuncionarios policiales, militares y judiciales acusados de haber cometido delitos de lesa humanidad con otras causas "por violaciones a los derechos humanos durante el terrorismo de Estado que se tramitan en el mismo Juzgado Federal de La Rioja y en Córdoba, en las cuales ya hay personas imputadas, procesadas y cumpliendo prisión preventiva".

El actual jefe del Ejército se encuentra imputado por su presunta participación en los secuestros de Ramón Alfredo Olivera y de su padre, Pedro Adán Olivera, en marzo de 1977 en la capital riojana.

Pedro fue secuestrado en su casa el 12 de ese mes y liberado dos días después y durante el cautiverio en el Instituto de Rehabilitación Social (IRS) fue torturado y presionado para que renunciara o se jubilara de su trabajo en la Municipalidad.

En medio de esa situación, sufrió un accidente cerebro vascular con hemiplejia que le paralizó el sector derecho de su cuerpo, tras lo cual fue abandonado por los represores en la vereda de su domicilio.

En esa misma causa, en tanto, también se investiga el caso del que fue víctima una mujer, que reconoció a Milani entre sus secuestradores, según una denuncia que presentó el año pasado.

La imputación que enfrentan los militares, policías y el exjuez federal Roberto Catalán es por haber participado en privaciones ilegítimas de la libertad, aplicación de tormentos y amenazas.

Lozada consideró que existen elementos suficientes para que todos los identificados por Olivera ejerzan su derecho de defensa en el marco de una declaración indagatoria.

El pronunciamiento del fiscal Lozada se dio en el marco de un incidente de falta de acción promovido por la defensa de Milani ante el juez Pidrabuena, en La Rioja, que llegó al tribunal de alzada para su revisión.

La semana pasada, el fiscal de Tucumán Carlos Brito volvió a pedir la indagatoria de Milani por otra causa en la que está acusado de haber encubierto la desaparición del soldado Ledo, y el fiscal federal Lozada señaló que "existen elementos suficientes" para llamar a indagatoria al jefe del Ejército por el secuestro y tortura Olivera hijo y padre, quien quedó hemipléjico a raíz de los tormentos y murió tiempo después.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Santa Fe. El homicidio de Silvia Suppo: “La causa es un desastre”

REDACCIÓN ROSARIO

Marina Destefani, hija de la militante social y ex presa política asesinada en Rafaela en 2010, denunció irregularidades en el juicio –cuya etapa de alegatos concluye el próximo viernes– y pidió investigar el “móvil político” y la “trama de encubrimientos”.

Este martes, a poco más de dos años del homicidio de Silvia Suppo, militante social que debía dar testimonio en causas de lesa humanidad en su condición de ex detenida política durante la última dictadura cívico militar, se empezaron a escuchar los alegatos, tanto de la Fiscalía como de la parte querellante. En lo único que coincidieron, a la hora de presentarse ante el Tribunal Oral de Santa Fe, fue en el pedido de la máxima pena de prisión perpetua para los dos imputados, Rodrigo Sosa y Rodolfo Cóceres, Después, mientras el fiscal Martín Suárez Faisal planteó que Suppo fue muerta en “en ocasión de robo”, los abogados querellantes Lucila Puyol y Guillermo Munné insistieron en la hipótesis de un asesinato para “hacer callar” a la víctima, denunciaron una “trama de encubrimiento”. Además, solicitaron investigar al juez de Rafaela que instruyó la causa, Alejandro Mognaschi, a la ex fiscal Cristina Fortunato y a más de 25 policías que intervinieron en el expediente, entre ellos el ex jefe de la Unidad Regional V, Juan José Mondino y el ex subjefe, Leandro Amaya.

“Nosotros no coincidimos con el móvil que plantea la fiscalía ya que ellos dicen que a Silvia la matan x robo y que actúan ellos solos, creyendo absolutamente en el testimonio de los dos imputados”, señaló la hija de la víctima, Marina Destefani, quien además insistió en que “los pibes no actuaron solos”, sino que “hubo un plan mayor, que tiene que ver con la condición de testigo de Silvia”, y que “no son los dos imputados los únicos que deben ser investigados, sino que hay una trama mucho más grande detrás de todo esto”, y agregó: “Nosotros denunciamos que acá hay otras complicidades, como la del poder judicial (por eso acusamos en su momento a la fiscal Fortunato y al juez Mognaschi) y policial, como el ex Jefe de la policía rafaelina Mondino, quien lamentablemente hoy sigue ocupando un cargo político pese a que lo venimos denunciando hace tiempo en Asuntos Internos”.

El móvil

Marina, remarca que hay que hacer hincapié en el móvil político y argumenta: “La primera pista que tenemos para sostener esto es la fecha en que la matan, cercana al momento de atestiguar. Después está el grado de ensañamiento y precisión de las heridas, algo que fue dado cuenta por todos los peritos médicos y forenses que pasaron por el juicio; el accionar policial, que no se trata de simples irregularidades o descuidos sino que hablamos de encubrimiento y complicidad. Acá se ocultaron pruebas, se llamó a gente a declarar en forma ilegal, no se cuidó la escena del crimen, descubrimos por una amiga de ella que Silvia tuvo un seguimiento unos días antes. Los policías cuando fueron a declarar eran todos choferes y ninguno había entrado, pero después quedó demostrado, con fotos y videos aportados por la querella, que estaban todos adentro, tocando todo. Tampoco pudieron justificar las medidas investigativas que tomaron y todavía no sabemos cómo dieron con Sosa y Coceres, si torturando gente. Con todo esto, nosotros pedimos que se arme una causa aparte. Y creíamos que Fiscalía, que es la defensoría pública, iba a tomar esto como propio. Pero no, ni siquiera se hicieron eco y -por el contrario- lo derivan a Asuntos Internos y al juez Bailaque. Insistimos en que la causa es un desastre y está plagada de irregularidades”.

Destefani, además, destaca que también hay irregularidades en torno a los imputados. “La madre de Coceres, que vive en el humilde barrio de San Agustín, de Santa Fe, dice que estuvieron seis horas allanando su rancho, amenazándola permanentemente, y que cuando entrega a los pibes fue porque estaban bajo amenaza de muerte, algo que no quedó registrado en ninguna instancia policial ni judicial. Le dieron a entender que estando fuera de la cárcel su hijo y su sobrino corrían riesgo de muerte”, indica la hija de Suppo, y añade: “La ex pareja de Coceres declaró que la tuvieron detenida con su bebé y que le tomaron declaración testimonial mientras la amenazaban con sacárselo. Esto tiene que ver con toda una manipulación de los sectores más vulnerables, que son el candidato fácil de estos discursos de la seguridad, que es donde quieren hacer encajar el crimen de Silvia. Y los pibes vendrían a ser el chivo expiatorio para no desenterrar una trama que venimos denunciando desde un principio”.

Los imputados

Por último, Marina aclara que el hecho de que ninguno de los imputados se haya declarado inocente tiene que ver con la presión sufrida por ambos. “No damos entidad a la confesión del crimen por parte de los propios imputados porque fue tomada por la policía y bajo mucha presión. Sabemos que los días posteriores al crimen hubo una razzia en distintos barrios humildes de Rafaela en los que levantaron pibes a mansalva y más de uno confesó y testimonió que los querían obligar, mediante torturas, a hacerse cargo de este crimen. Entonces, ¿qué garantías tenemos de que estos pibes no hayan sido presionados para decir lo que dicen?”, se cuestiona, y concluye: “Ellos no se declaran inocentes porque son sujetos muy presionables. Uno de ellos, tras ser mudado de pabellón, ingirió dos clavos y un feite (maquinita de afeitar) que en la lógica carcelaria es una forma de llamar la atención o una salidas ante golpes o situaciones que está padeciendo”.

Para finalizar, Destefani recuerda que “el próximo viernes se presentará el alegato de la defensa”, y remarca que “es la primera vez que los pibes tienen defensa, algo que no sólo los beneficia a ellos sino a la causa toda”, y concluye: “Lo más llamativo es que dicen que la otra semana ya podría salir la sentencia. Teniendo en cuenta que hay causas, como la de Reinaldo Hattemer –pareja de Silvia– que tiene más de once años y no avanza; y que a ésta, en sólo dos meses ya la estén cocinando”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.