lunes, 29 de septiembre de 2008

Argentina: Sintetizan compuesto que podría actuar contra la malaria

José Goretta (AGENCIA CYTA - INSTITUTO LELOIR - UNNE)

Debido a que los medicamentos que hoy se emplean contra la malaria tienen la limitante de su baja solubilidad o posibilidad de ser disueltos, un grupo de investigadores de la UNNE logró una alternativa: transformó en sal un compuesto químico que podría tener acción antimalárica.

En las últimas décadas la química de los peróxidos ha cobrado importancia con el incremento de sus propiedades farmacológicas. También juegan un rol importante en reacciones de oxidación de compuestos orgánicos. En la actualidad, investigadores de la Cátedra de Química Física de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) estudian estos compuestos químicos, que son altamente oxidantes y que presentan múltiples aplicaciones (se las emplea tanto en tinturas como en combustibles de cohetes).

La prevención y cura de la malaria depende de un número limitado de drogas que no son lo suficientemente adecuadas. Frente a ese escenario el descubrimiento que la Artemisinina y el Yinghaosu, dos peróxidos naturales que poseen actividad antimalárica potente, abrió un nuevo capítulo en el tratamiento de esta enfermedad con la síntesis de una nueva clase de agentes antimaláricos que además se sintetizan con materiales de bajo costo.

Los científicos de la UNNE lograron sortear un factor vital que opacaría este hallazgo: la falta de solubilidad de ambos peróxidos. Efectivamente y tras años de experiencia logró transformar en sal la sustancia Diperóxido Ácido de Glutaraldehido. Este avance es determinante ya que ambos peróxidos, al no poder ser diluidos en agua, impedían su manipulación en el laboratorio y en la elaboración de fármacos.

Jorge Romero, uno de los autores del proyecto, explicó a Revista de Ciencia y Técnica de la UNNE que la Artemisinina y la Yinghaosu son moléculas, que contiene un grupo peróxido que seria el que da la acción antimalárica pero no registran una dilución adecuada. La fórmula hallada transforma el peróxido en sal y la hace soluble en agua.

“El producto de síntesis se obtiene con un alto grado de pureza, lo cual se enmarca en las expectativas impuestas al inicio de la investigación”, refiere el profesional que trabaja junto con la doctora Nelly Jorge.

La sal sódica lograda potenciaría aún más la acción oxidativa sobre la membrana del plasmodiun falciparum, causante de la enfermedad.

Más investigaciones

“Nosotros no hallamos ningún remedio, sólo sintetizamos una sustancia que actuaría como reactivo, pero falta determinar si existe toxicidad y si efectivamente tienen acción concreta contra la malaria. De ser así, podría usársela de manera efectiva para elaborar compuestos antimaláricos” aclaró.

Los investigadores avanzarán en el marco de la investigación en la búsqueda de comprobar la toxicidad de la sal sódica hallada, así como si actúa como reactivo frente a la Malaria. Se trata esa de una instancia que no pueden concretarla en el ámbito de la UNNE, sino que lo harán en otros ámbitos científicos que vienen trabajando sobre peróxidos.

Los estudios del grupo de investigación abarcan no sólo los fines antimaláricos de los peróxidos sino otras tantas potencialidad de esa sustancia de estudio no muy reciente. Se destaca su comportamiento como sustancias oxidantes que pueden contener a otros componentes químicos.

“Los peróxidos cíclicos constituyen una familia de compuestos con interesantes propiedades fisicoquímicas, lo cual ha atraído la atención de diversos grupos de investigadores. Nuestra investigación se ha enmarcado en esa línea de nuevos aportes sobre peróxidos” manifestó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.