miércoles, 10 de septiembre de 2008

Bolivia: El gobierno de Evo Morales denuncia intento de golpe de Estado

El gobierno de Bolivia denunció un "golpe de Estado", acusando a la prefectura (gobernación) y al Comité Cívico del oriental departamento de Santa Cruz, donde grupos opositores protagonizaron en el transcurso del día numerosos disturbios.

El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, señaló en una rueda de prensa en La Paz que las advertencias expresadas por el Ejecutivo acerca de la gestación de esa intentona se concretaron este martes en la ciudad cruceña.

"Aquello que anunciamos se venía gestando con apoyo interno y externo por la prefectura y cívicos, hoy se ha materializado en la práctica, con atentados contra instituciones y la unidad de los bolivianos", remarcó.

Apuntó que de esa forma se evidencian los verdaderos objetivos del prefecto cruceño, Rubén Costas, y el dirigente cívico, Branko Marinkovic, a quienes responsabilizó por tales acciones.

Rada afirmó que la escalada violenta ocurre precisamente tras el regreso de Marinkovic de su estancia en la ciudad estadounidense de Miami.

Respecto a Costas, criticó su falta de compromiso para cumplir con la obligación elemental de garantizar la tranquilidad ciudadana y la convivencia pacífica de las personas.

Radaindicó que esas actitudes mancillan la conciencia pública del país y de los ciudadanos cruceños opuestos a semejantes manifestaciones de agresividad.

Igualmente subrayó que frente a esa estrategia, el Ejecutivo defenderá la democracia y la unidad nacional, mediante los procesos legales permitidos por la Constitución, "sin caer en provocaciones de grupos fascistas" y sin declarar el Estado de Sitio.

Por último, convocó a la población a adherirse a esa decisión de respaldar la legitimidad constitucional contra esas prácticas.

En los departamentos de la medialuna, Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, desde mediados de agosto se han venido gestando desórdenes y acciones que atentan contra el Estado de Derecho, incluyendo la toma de locales públicos y hasta de aeropuertos, demandando al gobierno central la restitución del total del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Empero, en el trasfondo de la pugna entre el gobierno y la oposición, es la decisión del primero de llevar adelante un referéndum sobre la nueva Constitución, que fue aprobada por la Asamblea Constituyente en diciembre pasado aunque sin la participación de los partidos opositores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.