jueves, 25 de septiembre de 2008

China publica un libro blanco que refuta las acusaciones de "genocidio cultural" en el Tíbet

XINHUA

China publicó hoy jueves un libro blanco para dar a conocer al mundo sus esfuerzos por proteger y desarrollar la cultura tibetana, refutando las acusaciones de un presunto "genocidio cultural" en el Tíbet.

El libro blanco, el séptimo de su tipo publicado por la Oficina de Información del Consejo de Estado (gabinete chino), tiene el propósito de transmitir a la comunidad internacional un mejor conocimiento del tema. 

Además, el libro trata de exponer la infame y cínica versión concebida y propagada por la camarilla del Dalai Lama sobre la "extinción de la cultura tibetana" y revelar la esencia de la llamada "autonomía de la cultura tibetana", defendida por la misma camarilla, y de forma simultánea promover ulteriormente la protección y el desarrollo de la cultura tibetana. 

El libro blanco está compuesto por seis partes: Prefacio; Estudio, uso y desarrollo de la lengua y la escritura tibetanas; Herencia, protección y desarrollo del patrimonio cultural; Respeto de las creencias religiosas y costumbres étnicas; Desarrollo de la ciencia, la educación moderna y la prensa en todos los sentidos y la Conclusión. 

El documento menciona "hechos" para exponer las mentirassobre el "genocidio cultural" en Tibet fabricadas por el XIV Dalai Lama y sus seguidores y revelar la esencia de la llamada "autonomía de la cultura tibetana", defendida por la misma camarilla. 

Desde hace medio siglo, sobre todo desde la aplicación de la política de reforma y apertura al exterior, el Gobierno chino presta suma atención a la protección y el desarrollo de la excelente cultura tibetana. 

El Gobierno chino ha invertido, entusiasta y responsablemente, incontables recursos humanos, materiales y financieros en la protección y difusión de la excelente cultura tradicional del Tíbet. A la vez, se ha esforzado por desarrollar las causas modernas de la ciencia, la educación y la cultura del Tíbet, permitiendo a ésta última contar con una protección y desarrollo sin precedentes. 

La camarilla del XIV Dalai Lama y las fuerzas anti-chinas occidentales disfrutan de los frutos de la civilización y cultura modernas, pero en nombre de "proteger la cultura tibetana", piden a la etnia y cultura tibetanas quedarse en el Medioevo y ser fósiles vivos, indica el libro blanco. 

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.