miércoles, 17 de septiembre de 2008

Rusia impedirá nuevos ataques de Georgia contra Abjasia y Osetia del Sur

RIA NOVOSTI

El presidente ruso Dmitri Medvédev declaró hoy que Rusia no admitirá más ataques de Georgia contra Abjasia y Osetia del Sur y que está dispuesta a prestar a esas repúblicas cualquier ayuda incluida la militar.

"En Georgia no ocultan los ánimos revanchistas y continúa la militarización de ese país aunque una nueva agresión provocaría una catástrofe de dimensiones regionales", advirtió Medvédev.

"Pero Rusia ya no admitirá nuevas aventuras militares", aseguró el líder ruso hoy en el Kremlin donde firmó los tratados de amistad y cooperación con Abjasia y Osetia del Sur.

Fiscalía de Osetia del Sur informa de 1.694 muertos en agresión georgiana

El fiscal general de Osetia del Sur, Taimuraz Jugaev, informó hoy de que al menos 1.694 personas murieron a consecuencia de la agresión desatada por Georgia contra esta república. (La vida en Tsjinvali tras la agresión - galería gráfica)

"Los datos reunidos por vía de indagaciones permiten suponer que 1.694 personas hayan caído víctimas de la agresión. Hasta el momento la investigación esclareció las circunstancias de la muerte de más de 500 personas", dijo Jugaev en entrevista a Rossiiskaya gaceta la que el diario oficial ruso publica en su edición de este miércoles.

El fiscal reconoció que de momento, es imposible dar la cifra exacta de los muertos. "Tras la agresión, más de 34.000 ciudadanos nuestros tuvieron que abandonar de inmediato la república. Muchos murieron durante este éxodo a consecuencia del fuego georgiano. Se les fusilaba en plena carretera. Los testigos casuales enterraban los cuerpos directamente en el lugar de la muerte o en zonas boscosas próximas a las carreteras. Los cuerpos de algunas personas fueron reducidos a cenizas en coches quemados", reveló Jugaev.

Según sus palabras la aplastante mayoría de los muertos son civiles. "Murieron en la agresión 22 militares del Ministerio de Defensa de Osetia del Sur y 10 policías", precisó el fiscal.

Jugaev confirmó que los militares georgianos utilizaron a habitantes inocentes como escudos humanos. "Por ejemplo, en las localidades de Jetagurovo, Tbet y Tijrez los soldados georgianos sacaban a lugareños de sus viviendas y les utilizaban como escudos humanos al atacar Tsjinvali desde el suroeste", señaló el fiscal.

Al amanecer del 8 de agosto el Ejército georgiano invadió el territorio de Osetia del Sur y atacó Tsjinvali, su capital y otros poblados con artillería pesada, lanzamisiles múltiples "Grad", tanques, bombardeos con aviones de combate, y francotiradores que dispararon contra la población civil.

A consecuencia de la agresión, Tsjinvali quedó prácticamente destruida. Tras constatar que las fuerzas de paz de Rusia, con refuerzos recibidos (hasta 10.000 soldados y centenares de unidades de material bélico), controlaban la situación y la seguridad en Osetia del Sur, el 12 de agosto el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ordenó el cese de las operaciones militares de las tropas rusas en territorio georgiano, en el marco de la operación para imponer la paz a Georgia.

Rusia completó el 22 de agosto la retirada de sus refuerzos militares de Georgia a Osetia del Sur pero mantuvo el número necesario de efectivos de paz en la llamada zona de seguridad lo que no contradice el plan Medvédev-Sarkozy.

Los presidentes de Rusia y de Francia concordaron el 8 de septiembre en Moscú las medidas adicionales a adoptar para llevar a la práctica el plan Medvédev-Sarkozy. La Unión Europea aceptó el papel de garante del no empleo de la fuerza por Georgia, mientras Rusia se obligó a retirar en el plazo de siete días sus fuerzas de paz de los cinco puestos de observación a lo largo de la línea que va desde Poti hasta Senaki. Además, las tropas rusas abandonarán las zonas adyacentes a Osetia del Sur y Abjasia dentro de diez días después de que sea desplegada allí una fuerza internacional, incluidos 200 observadores de la UE. Las partes también acordaron que comenzarán en Ginebra el 15 de octubre las consultas internacionales sobre Abjasia y Osetia del Sur.

El 13 de septiembre, dos días antes de la fecha fijada, efectivos de paz rusos abandonaron los cinco puestos de observación a lo largo de la línea que va desde Poti hasta Senaki.

Rusia reconoció la independencia de Osetia del Sur y Abjasia el 26 de agosto a solicitud de los pueblos y parlamentos de estas repúblicas autoproclamadas desde hace 15 años y estableció las relaciones diplomáticas con ellas el 9 de septiembre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.