miércoles, 17 de septiembre de 2008

Rusia suministrará a Venezuela redes de comunicación inalámbrica y tecnologías para aprovechar pantanos de crudo

RIA NOVOSTI

Rusia suministrará a Venezuela tecnologías para la recuperación de crudo en fosas de hidrocarburos a cielo abierto, y también redes de comunicación inalámbrica de banda ancha a partir de innovaciones rusas en la tecnología WiMax, reveló hoy el director de la corporación pública "Rostechnologyi" Serguei Chémezov, miembro de una delegación gubernamental rusa de visita en la capital venezolana.

"En el marco de un proyecto para recuperar petróleo de los denominados pantanos petroleros, la empresa "Raznoimport" ha emplazado dos instalaciones de aprovechamiento y otras dos instalaciones vienen en camino para su posterior instalación en campos petroleros venezolanos", dijo Chémezov a la prensa.

Explicó que para desarrollar el proyecto fue creada una empresa ruso-venezolana con planes de aprovechar crudo por un monto de 200 millones de dólares al año, destinados a financiar otros proyectos de cooperación bilateral.

Según fuentes oficiales venezolanas, el proyecto cubre al menos 13.000 fosas de hidrocarburos a cielo abierto pertenecientes a la empresa nacional de petróleos de Venezuela PDVSA, en capacidad de producir entre 5 y 10 millones de barriles de hidrocarburos anuales.

Durante su comparencia a la prensa, Chérmezov resaltó los planes de introducir en el territorio venezolano redes de comunicación inalámbrica de banda ancha a partir de innovaciones rusas en la tecnología WiMax, para la recepción de datos por microondas y su retransmisión por ondas de radio de última generación.

Tras explicar que ese tipo de redes ya operan en zonas de Moscú y San Petersburgo, el funcionario afirmó que la variante rusa de WiMax es mucho más eficaz y barata que otras redes WiMax promovidas por empresas de comunicaciones de renombre internacional.

"Las posibilidades de nuestras redes WiMax son tan altas y los costos de realización tan moderados que a los usuarios de redes para la comunicación telefónica podrán recibir los aparatos receptores completamente gratis", subrayó Chémezov.

Añadió que las redes rusas WiMax permiten la trasmisión de imágenes en tiempo real de alta calidad y resolución.

Explicó que en la actual red de WiMax que funciona en Moscú se han invertido 200 millones de dólares y para que la red cubra toda la urbe, con una población que sobrepasa los 8 millones de habitantes, se necesita invertir otros 100 millones de dólares.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.