martes, 28 de octubre de 2008

Las 25 noticias más censuradas en 2007-2008: Criadores indígenas y pequeños granjeros luchan contra la extinción del ganado


Comunidad The International Centre for Trade and Sustainable Development y Representatives of pastoralists, indigenous peoples, and smallholder farmers
Título original: Indigenous Herders and Small Farmers Fight Livestock Extinction
Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)


El modelo industrial de producción ganadera está causando la destrucción mundial de la diversidad animal. Por lo menos una cría de ganado indígena llega a estar extinta cada mes como resultado del exceso de confianza en las castas selectas importadas de Estados Unidos y Europa, según el estudio "El estado de los recursos genéticos del mundo animal" conducido por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Desde que en 1999 comenzó la investigación para el informe, se ha identificado a dos mil castas locales en riesgo.

El sistema industrial de crianza y de producción de ganado que se está imponiendo en el mundo requiere altos niveles de inversión en tecnología y recibe subsidios y otros recursos que han distorsionado el mercado. Las consecuencias de la globalización de la industria del ganado incluyen amenazas al desarrollo sostenible y a la seguridad alimentaria global, destrucción de los sustentos de más de mil millones de personas por todo el mundo, bancarrotas y suicidios de pequeños ganaderos y la extinción de algunas de las castas de animales más robustas del mundo.

El reporte de la FAO, al que contribuyó el Instituto Internacional de Investigación del Ganado (ILRI, en inglés), examinó animales del campo en 169 países y encontró que casi el 70 por ciento del ganado de todo el mundo está siendo criado en países en vías de desarrollo. Los resultados fueron presentados a más de 300 “fabricantes de políticas”, científicos, criadores y encargados de ganado industrializado en la Primera Conferencia Técnica Internacional sobre Recursos Genéticos Animales, llevada a cabo en Interlaken, Suiza, del 3 al 7 de septiembre de 2007.

En respuesta a estos resultados, los científicos del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional, organización de soporte del ILRI, llamaron al urgente establecimiento de bancos genéticos para conservar la esperma y los ovarios de animales clave, considerados críticos para la supervivencia de la población animal global. Durante los últimos seis años, el ILRI construyó una detallada base de datos, llamada Sistema de Información sobre Recursos Genéticos del Animal Doméstico, que contiene la información basada en la investigación sobre distribución, características y estatus de 669 castas de ganado, de ovejas, de cabras, de cerdos y pollos indígenas desde África a Asia.

Mientras tanto, simultáneamente con la cumbre de Interlaken, hubo una conferencia paralela que reunió a alrededor de 300 representantes de más de treinta organizaciones de ganaderos pastoriles, pueblos indígenas, pequeños granjeros y ONGs de más de veintiséis países que satisficieron su propósito de marcar su oposición a la globalización de la producción ganadera industrial. El Foro por la Diversidad del Ganado en Defensa de la Soberanía Alimentaria y los Derechos de los Cuidadores del Ganado se reunió en Wilderswil, Suiza, y el 6 de septiembre de 2007presentó su documento alternativo: Declaración sobre la Diversidad del Ganado.

La declaración de Wilderswil sostiene que mientras el informe de la FAO aporta un buen análisis e identifica al sistema industrial de ganadería como a una de las principales fuerzas detrás de la destrucción de la diversidad, el Plan Global de Acción de la misma FAO no contiene ninguna alusión a estas causas. La declaración afirma: "Es totalmente inaceptable que los gobiernos convengan en un plan que no desafíe las políticas que causan la pérdida de diversidad... Defender la diversidad del ganado no es una cuestión de genes [privatizados] sino de derechos colectivos”.

Las organizaciones sociales de pastores, vaqueros y granjeros afirman no tener “ningún interés en participar en un plan que no aborda las causas centrales de la destrucción de la diversidad del ganado pero que proporciona muletas y una débil ayuda a un sistema global de producción ganadera que se derrumba. Porque el Plan de Acción Global no desafía la producción industrial ganadera, reforzamos nuestra decisión de organizarnos para salvar la diversidad del ganado y contradecir las fuerzas negativas que nos amenazan".

“Esta propuesta del pueblo afirma que no es posible conservar la diversidad animal sin la protección y la consolidación de las comunidades locales que actualmente sostienen tal diversidad”. Los cuidadores del ganado sostienen que los gobiernos deben aceptar y garantizar los derechos y control colectivo de la comunidad sobre los recursos naturales, incluyendo las tierras de pastos comunales, las rutas de migración, el agua y las castas del ganado.

La declaración añadió: “El conocimiento y la biodiversidad locales solamente se pueden proteger y promover con los derechos colectivos. El conocimiento colectivo esta íntimamente ligado a la diversidad cultural, a los ecosistemas específicos y a la biodiversidad, y no se puede disociar de cualquiera de estos otros tres aspectos. Cualquier definición y puesta en práctica de los derechos de los cuidadores del ganado debe tomar esto completamente en cuenta. Está claro que los derechos de los encargados del ganado no son compatibles con los sistemas de derechos de propiedad intelectual [por ejemplo, bancos de genes] porque estos sistemas permiten el control privado y exclusivo del monopolio. No debe haber patentes ni otras formas de derechos de propiedad intelectual en la biodiversidad y en el conocimiento relacionado con ella".

La organización afirma que desean conservar al ganado en una escala humana, basada en la salud y el bienestar de la especie humana, no del beneficio industrial. Precisa que el modelo dominante de producción descansa sobre una peligrosa base genética muy estrecha del ganado que se reproduce mediante uso intensivo de drogas veterinarias. Y con todo, este sistema de alto riesgo y elevados costos está proporcionando más y más de nuestra alimentación: globalmente, un tercio de los cerdos, la mitad de los huevos, dos tercios de la leche y tres cuartos de los pollos del mundo se producen en líneas de crianza industriales.

Fuentes:
Trade BioRes, 21 de septiembre, 2007
Título: “Conference Agrees Steps to Safeguard Farm Animal Diversity”
Autores: The International Centre for Trade and Sustainable Development

La Via Campesina, 11 de septiembre, 2007
Título: “Wilderswil Declaration on Livestock Diversity”
Autores: Representatives of pastoralists, indigenous peoples, and smallholder farmers

Estudiantes investigadores: Maureen Santos, Andrew Kochevar, and Stephanie Smith
Evaluador académico: Nick Geist, Ph.D.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.