jueves, 27 de agosto de 2009

Gran Bretaña: Denuncian crueldad a ancianos en los hospitales

ANSA

Los hospitales de Gran Bretaña maltratan y actúan con crueldad con ancianos abandonándolos en sus heces y orina, en prácticas "aterradoras" del Servicio Nacional de Salud británico (NHS), denunció hoy la Asociación de Pacientes.

El organismo demandó una revisión urgente de los cuidados y atención básicos que ofrecen los hospitales públicos del país.

Familiares de afectados denunciaron al grupo que sus seres queridos, en su mayoría ancianos, son abandonados en sus camas en sus heces y orina, y en muchos casos no se los ayuda para comer o levantarse para ir al baño.

La presidenta de la asociación, Claire Rayner, una ex enfermera, pidió que aquellos trabajadores de la salud "malos y crueles" sean despedidos del NHS.

Por su parte, el gobierno británico indicó que los casos "son inaceptables, pero no son representativos" del sistema hospitalario del país.

La Asociación de Pacientes fundó sus denuncias en 16 casos de malos tratos y desidia ocurridos en Inglaterra, pero aclaró que en Gran Bretaña "ocurren cientos y cientos" de ejemplos similares.

Según el organismo, las autoridades hospitalarias ignoran dichos problemas que son denunciados por los familiares de afectados y por ende llamó al regulador oficial, la Comisión de Calidad de Atención para intervenir en el caso.

Sin embargo, destacó que en un sondeo reciente a pacientes, el 43% de los consultados calificó el servicio que recibió de hospitales como excelente, un aumento significativo desde el año anterior.

Un 2% sostuvo que los cuidados recibidos fueron pobres, un porcentual que no ha cambiado entre 2002 y 2008 y que representa miles de pacientes afectados.

Al comienzo de este año, un reporte de la Comisión de Cuidados de Salud, ahora reemplazado por la Comisión de Calidad de Atención, detalló graves fallas en los estándares de asistencia sanitaria en el Hospital Mid Staffordshire, en el norte de Inglaterra.

Familias de pacientes de ese nosocomio calificaron las condiciones en el lugar como "del Tercer Mundo", con algunos pacientes que debían beber agua de floreros y otros que permanecieron horas tirados en el piso por falta de atención.

Katherine Murphy, vocera de la Asociación de Pacientes, afirmó que en la mayoría de los casos los más afectados "son ancianos vulnerables". "Esperemos que este reporte estimule a otras personas para contactarnos y contarnos sus historias. Planeamos seguir publicando denuncias hasta que estemos seguros que cada paciente reciba una atención digna", agregó.

Ron Kirk contó que su padre Leslie, quien había sido internado en octubre de 2007 tras haber sufrido un ataque cardíaco, fue víctima de crueldad por parte de las enfermeras que lo atendían.

Por su parte, la funcionaria del gobierno a cargo del servicio de enfermería, Chris Beasley, afirmó que todos los pacientes "merecen el mayor grado de calidad de atención y los casos de mala praxis son simplemente inaceptables".

"El NHS trata a millones de personas cada día y la gran mayoría de los pacientes experimenta una buena atención, cuidados y tratamientos efectivos. De hecho el último informe de la Comisión de Calidad de Atención indicó que el 93% de los pacientes considera que recibió un servicio bueno o excelente", subrayó la experta.

El doctor Peter Carter, director ejecutivo del Colegio Real de Enfermería, condenó los actos de crueldad de las enfermeras, pero dijo que no representan la gran mayoría de los casos.

"Este reporte está fundado en el 2% de los pacientes que considera que la atención que recibió es inaceptable. El dos por ciento representa a muchas personas, pero nos preocupa que las críticas puedan afectar la confianza pública en la atención de alta calidad que reciben del NHS. Además, podría perjudicar la moral de millones de enfermeros que trabajan sin descanso para ayudar a los pacientes", concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.