viernes, 7 de agosto de 2009

Honduras: El bloqueo nacional buscará parar el país la semana próxima

La capacidad de movilización popular en Honduras contra el golpe de estado es "impresionante", dijo Iván González, de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA) desde Tegucigalpa, donde marcharon 15 mil personas y se espera un "gran bloqueo nacional" para la semana próxima.

González integra una misión sindical internacional que llegó el miércoles al país centroamericano para solidarizarse con los gremios, escuchar los testimonios de los distintos sectores contrarios al régimen de facto de Roberto Micheletti y reforzar la presión para la reinstauración del orden constitucional.

En diálogo con ANSA, el dirigente gremial aseguró que "la acción de la gente no ha parado, por el contrario se ha incrementado", pese a los mas de 40 días del golpe del 28 de junio pasado, que demuestra "un deterioro del régimen".

"Encontramos una capacidad impresionante de movilizarse en la gente", añadió González, quien remarcó la movilización realizada en Tegucigalpa de "15 mil personas que marcharon por las calles principales y tuvo como punto de concentración frente a la embajada de Estados Unidos y que terminó pacíficamente".

El dirigente de CSA destacó el nivel de movilización popular, con "alegría y convicción de que esto se va a revertir", y que ya afecta "a sectores de la economía, como el turismo y la actividad comercial", además del paro que comenzó el miércoles en el sector estatal.

Anticipó que los sectores sociales comenzarán desde mañana con distintas marchas y cortes de carreteras en varios puntos del país para confluir miércoles próximo en un "gran bloqueo nacional que paralice al país" y se llegue al "punto cúlmine de la resistencia a la dictadura".

"La gente sigue confiando" en que el gobierno de facto caerá, la presión popular "va in crescendo", pero también "dependerá de lo que pase internacionalmente", sostuvo el dirigente de la CSA, en alusión a la inminente llegada de una delegación de la ONU a Tegucigalpa para "acordar la salida de los golpistas".

"La movilización popular pondrá a prueba al régimen; si los sindicatos, los gremios principales están juntos, los campesinos, los movimientos sociales llaman a la huelga general, este país no va a tener cómo moverse de un lugar a otro", añadió González, que recordó que el "presupuesto del Ejecutivo está bloqueado, ya no tiene fondos, no va a poder prestar los servicios" básicos.

González afirmó que los "militares se distanciaron de las actividades represivas y se desplegaron en la frontera", ante el eventual cruce del presidente constitucional, Manuel Zelaya, desde Honduras.

En cambio, la policía es la encargada de reprimir a las manifestaciones de resistencia popular, como sucedió el miércoles en el campus universitario, incluso "policías privados contratados por empresas", precisó.

El dirigente criticó el bloqueo informativo existente en los medios afines al régimen, incluso en los canales de televisión se refleja "poco" lo que sucede y, cuando lo hacen, es "descalificando a las movilizaciones, que son una minoría o un grupo vandálico, de delincuentes".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.