lunes, 3 de agosto de 2009

Línea Aborto: "Más información, menos riesgos"


Zula Lucero (LAS MARIPOSAS - INDYMEDIA)

El colectivo Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto, lanzó una línea telefónica donde brindara información sobre interrupción de embarazos con misoprostol. El número es el 15 6664 7070 y funcionara de lunes a jueves de 9 a 15 horas y viernes, sábados y domingos de 18 a 0 horas.

El objetivo de la línea telefónica es hacer más accesible la información sobre aborto medicamentoso producida por la Organización Mundial de la Salud y la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología, y será la que circulara en la línea. La idea es prevenir la muerte y los daños a la salud causadas por abortos inseguros, realizados en la clandestinidad. Este proyecto ya esta funcionando en Ecuador y Chile y cuenta con el apoyo de la ONG Women on Waves y XminY.

“En Argentina, 6 de cada 10 cajas de misoprostol se venden sin cumplir el requisito de receta archivada. Esto indica, entre otras cosas, que nadie puede monopolizar el conocimiento, y que las mujeres decidimos sobre nuestra vida y nuestro cuerpo. Pero también muestra que la prohibición del aborto y la clandestinidad a que se nos obliga ponen en marcha un mecanismo selectivo de desinformación, que perjudica especialmente a mujeres y niñas pobres, jóvenes, excluidas, víctimas de formas graves de violencia de género, quienes ven vulnerado su derecho a acceder a información que salva vidas.” Aseveran las integrantes de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto.

Según la Federación Internacional de Planificación de la Familia: 19 millones de mujeres pobres se someten a abortos inseguros en el mundo y el 13% de ellas mueren como consecuencia de esta práctica. En Argentina al igual que la mayoría de los países latinoamericanos, salvo Cuba, Costa Rica y Guyana, el aborto es ilegal a pesar de ser la mayor causa de muerte materna. La falta de recursos económicos limita el acceso a un buen nivel de salud sexual y reproductiva condenando, a las pobres, a no tener control para decidir sobre su sexualidad y sus embarazos. Todos los casos de mortalidad materna ocurren en países del tercer mundo, dejando al descubierto la brecha que existe en materia de salud entre las naciones del primer mundo y los países empobrecidos.

En nuestro país se estima que al menos 2 mujeres mueren por abortos inseguros y muchas otras quedan con secuelas físicas evitables. Anualmente se producen, alrededor de 500.000 abortos ilegales que representan el 40 % de todos los embarazos. En el año 2.000 se registraron más de 70.000 hospitalizaciones por aborto en todo el país, el 15% correspondía a mujeres de menos de 20 años y el 50% a mujeres entre los 20 y 29 años. Muchas mujeres, sobre todas las pobres, que se someten a métodos abortivos inseguros deben sortear otra barrera: la atención post aborto en los hospitales públicos. Si bien hay acuerdo estatal, en la necesidad de generar mejoras en la atención a las mujeres que llegan al hospital publico con un aborto incompleto o con complicaciones, la realidad muestra que en la práctica esto no sucede y muchas son tratadas de forma humillante, criticadas y culpabilizadas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.