viernes, 14 de agosto de 2009

México: La hija de Marcial Maciel y sus medios hermanos demandan (Parte II)

Sanjuana Martínez (CIMAC)

Los tres hijos identificados de Marcial Maciel buscan la reparación de daños por la patología sexual de un ser que iba destinado a santo. Es una lucha que se asoma difícil, llena de vericuetos y laberínticos caminos. El secreto de los bienes de los Legionarios de Cristo está protegido por leyes eclesiásticas; pero, en todo esto, hay voces que hablan de una verdad guardada celosamente por las autoridades de El Vaticano.

La Legión de Cristo es una auténtica multinacional, no sólo financieramente. Cuenta con más de 850 sacerdotes, tres mil seminaristas y setenta mil laicos, agrupados en su asociación Regnum Christi en más de 40 naciones. Su emporio educativo se compone de más de 145 colegios, nueve universidades y 21 institutos superiores: “La gran fortuna de los Legionarios está a salvo”, dice con tono contundente el vaticanista Vidal.

“A nivel legal se deben haber cubierto las espaldas desde hace tiempo”. “Fueron ellos mismos los que lanzaron la noticia de que Maciel tuvo una hija. En ese momento ya tenían legalmente hecha la separación de los bienes personales de Maciel y los bienes de los Legionarios. Habrá mucho dinero de por medio y los abogados tendrán que ver si había o no separación de bienes. Si todo era de Maciel y todo estaba a su nombre y él lo gestionaba todo, la pregunta es: ¿Cuándo se produce la separación? Les será muy difícil a los herederos obtener una herencia. Tal vez como resarcimiento moral, como en el caso de la pederastia, obtengan una compensación, pero nunca lo que les hubiera correspondido de la herencia”.

¿Cuánto dinero ha acumulado la Legión en 50 años? Para Vidal es muy difícil conocer los números de la fortuna: “Es imposible hacer la cuantificación de ninguna congregación religiosa, menos de los Legionarios de Cristo. A grosso modo pueden ser veinte mil millones de euros, pero yo creo que es mucho más. Es como cuantificar a los jesuitas o al Opus Dei.

Las mujeres de Maciel

Uno de los capítulos hasta ahora inéditos en la inacabada biografía de Marcial Maciel fue su relación con las madres de sus hijos. Las dos mujeres de estos tres supuestos herederos tienen mucho que decir al respecto: “Norma Baños es de Acapulco. Se mostró en todo momento temerosa. Tiene miedo y al mismo tiempo me sorprendió que dijese que conoció a Maciel a los 15 años. Cada vez se confirma más que Tarsicio Bertone, secretario de Estado de El Vaticano, intercedió por ella y presionó a los propios Legionarios para que le diesen el dinero que pedía y eso se quedase en el interior, controlado, pero hoy en día es imposible controlar nada para los periodistas que, tarde o temprano, sacarán sus fotos y sus historias. Una vez que sabemos el nombre y que la conocemos, que se sabe dónde vive; nosotros o cualquier otro intentará la fotografía de Norma Hilda”, dice Vidal con respecto a su reportaje en coautoría publicado por el suplemento dominical “Crónica” del periódico español “El Mundo” sobre la hija de Maciel.

En el caso de la madre de Raúl y Christian, la situación es distinta. Es el hijo de 28 años quien ha emprendido la búsqueda de la justicia, mientras ella sostiene una nueva relación de pareja intentando rehacer su vida y su hijo menor se mantiene al margen del asunto: “Son mujeres que Maciel conoció en su entorno, cercanas a su círculo, pero no se trata de mujeres con dinero, como Flora Barragán. Las utilizaba, a algunas les quitaba el dinero, pero, por lo visto, a otras las usaba de otra forma. Si ha abusado de Norma Baños a los 15 años y, si además ha abusado de los hijos, pues imagínate. Lo que está claro es que este Maciel era un pervertido total. Por nada que toques, sale porquería por todas partes”, señala Vidal.

Norma Baños se ha presentado como una víctima más de Marcial Maciel, afirmando que no tenía conocimiento de la identidad del hombre con el que procreó una hija y mantuvo una relación. Vive en un auténtico bunker, en una urbanización de lujo madrileña con estricta vigilancia, donde entran y salen en coche ella y su hija: “Yo creo que Norma Baños supo desde el principio quién era Marcial Maciel. Eso no se puede sostener. Ella, por muy pequeña que fuera con los 15 años que dice haber tenido, debió saber con quien mantenía relaciones. Ella estaba en ese círculo”.

“Debilidad humana”

Los hijos de Maciel son considerados por la jerarquía católica como una debilidad humana. De hecho, con la alta población eclesiástica, El Vaticano supuestamente estaba estudiando reconocer a los “hijos del pecado” de algunos de los 500 mil sacerdotes y cinco mil obispos que existen en el mundo.

El periódico italiano “La Stampa” publicó que el cardenal Claudio Hummes, prefecto de la Congregación para el Clero, estudiaba la forma en que la Santa Sede podía asumir dicho problema, un secreto a voces entre los más de cien mil millones de católicos que existen en el mundo: “Los hijos viven en las sombras y es justo y sacrosanto que la institución eclesiástica se preocupe de ofrecerles mínimas garantías, al menos patrimoniales. En nuestra comunidad los tenemos en casa, les ofrecemos un trabajo, una perspectiva de vida para evitar que se hundan en la desesperación y el abandono", dijo el padre italiano Antonio Mazzi, fundador de los centros de voluntariado "Exodus".

Sin embargo, El Vaticano desmintió que estuviera estudiando medidas para que los hijos de los sacerdotes puedan llevar el apellido del padre y heredar sus bienes personales y consideró la información al respecto "sin fundamento: “No sé hasta qué punto esta noticia publicada venía motivada por el caso de los hijos de Marcial Maciel. Ellos deben saber que no sólo existe Norma, sino que hay varios hijos más y en este momento es muy fácil comprobar con el ADN que ese señor tuvo unos cuantos hijos. Las pruebas de ADN son concluyentes”.

Las mujeres de Marcial Maciel son un capítulo aparte en su vida que empieza a despertar inquietudes diversas: “Se está hablando de las mamás de los hijos de Maciel, pero ¿qué pasa con las amantes de Maciel, aquéllas que no tuvieron hijos con él, pero mantuvieron relaciones? Su capacidad de seducción era muy fuerte: sedujo niños, jovencitas, niñas, mujeres casadas con empresarios portentosos y sedujo hombres, empresarios y gentes de poder. Los sedujo de formas distintas”.

Ver también:
- México: La hija de Marcial Maciel y sus medios hermanos demandan (Parte I)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.