miércoles, 2 de septiembre de 2009

El Jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica dice que Irán no está cerca de crear armamento nuclear

RIA NOVOSTI

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei, declaró que no existen pruebas de que Irán está cerca de crear armamento nuclear y que se exagera la amenaza que supone el programa nuclear del país persa.

"No hay que temer que mañana nos despertaremos y Teherán ya tendrá armas nucleares, pues no hay hechos que confirman esa idea", expresó el jefe del OIEA en una entrevista con la revista científica y de ciencias políticas estadounidense The Bulletin of the Atomic Scientists.

Añadió que se exagera la amenaza que pueda tener el programa nuclear iraní nuclear iraní, aunque reconoció que hay muchas inquietudes sobre las futuras intenciones de Teherán y que por lo tanto, el gobierno iraní debe ser más transparente en cuanto a su programa nuclear.

A principios de abril, el Grupo de los Seis países mediadores para el problema nuclear iraní (Alemania, EEUU, Francia, Reino Unido, China y Rusia) propuso a Irán volver a las conversaciones y discutir el programa nuclear. Los líderes del G-8, que se habían reunido a primeros de julio, exhortaron a Teherán a hacerlo antes de septiembre.

EEUU y algunos otros países sospechan que Irán esté desarrollando armas nucleares bajo la cobertura de su programa de uso pacífico del átomo. Teherán rechaza las acusaciones y asegura que su programa está orientado exclusivamente a satisfacer las necesidades energéticas del país.

El martes pasado, el secretario del Consejo Superior de Seguridad Nacional y principal negociador iraní para la cuestión nuclear, Said Jalili, declaró que Irán ya tenía preparadas las propuestas sobre el programa nuclear y estaba dispuesto a reanudar el diálogo con las principales potencias mundiales.

Por su parte, el experto ruso Vladímir Sazhin del Instituto de Orientalismo (Academia de Ciencias de Rusia) comentó que Irán quiere continuar su programa nuclear pero desearía evitar las críticas y la presión de la comunidad internacional.

"El Grupo de los Seis difiere sobre las vías para resolver el problema nuclear iraní pero coincide en que Irán no debe convertirse en potencia nuclear, o sea, sólo hay diferencias en el plano táctico pero no estratégico", dijo Sazhin.

Refiriéndose a la postura de Rusia, declaró que se pronuncia por la solución negociada del problema nuclear iraní sin la aplicación de sanciones adicionales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.