martes, 8 de septiembre de 2009

Ley de medios: Al gobierno se le cayó un aliado. El que se acuesta con Vila amanece Manzano

PRENSA DE FRENTE

Quince días fueron suficientes para que el titular del pool mediático Uno, Daniel Vila, socio del ex ministro del Interior del menemismo y personero de la derecha norteamericana, José Luis Manzano, y del diputado Francisco De Narváez, pasara de brindar al aire con Aníbal Fernández a socio del grupo Clarín. Medios, petróleo, energía, negociados suculentos, favores y acuerdos, hechos y pactos rotos signan la relación entre el tercer grupo mediático y el oficialismo. De la mano de Julio Cobos, José Luis Manzano no oculta su intención de gobernar Mendoza.

“Tiene una gravedad institucional solamente comparable con el Golpe de Estado de marzo del 76. Con su pretexto de cambiar una ley del proceso militar, esconde uno de los despojos más grandes a los que puede llegar a asistir la Argentina: el despojo que le va a hacer la ley a la sociedad en su conjunto, despojo a la pluralidad informativa" dijo Vila al inaugurar un redacción en Mendoza, en la que un puñado de periodistas trabajará para treinta y siete medios de la propiedad del grupo. “Somos los periodistas y los empresarios los que tenemos que defender la opinión y la verdad” aseguró enfático. 

La ofensiva de los grupos empresario mediáticos recién comienza y buscará aglutinar tras de sí a la aún dispersa oposición por derecha, necesitada de corporaciones que le marquen el camino hacia la derrota total de cualquier proceso que roce sus intereses. La campaña publica ya iniciada por el grupo Clarín, busca culminar mediante el lobby, con el retraso hasta diciembre, cuando se renueva el parlamento, del tratamiento de la ley, o la tracción de algunos legisladores del Frente Para la Victoria en su favor. 

Vila sangra por la herida. La reciente ruptura del contrato de televisación de partidos entre la Asociación del Fútbol Argentino y el grupo Clarín, lo había tenido entre uno de los principales beneficiados. En su condición de presidente del club mendocino Independiente Rivadavia, el empresario jugó fuerte en la interna de la AFA. Su canal, América transmitió cuatro partidos de la primera fecha del torneo. Vila había festejado la decisión de correr a Clarín del jugoso negocio televisivo con champán y frente a las cámaras de su canal junto al ministro del Interior Aníbal Fernández. La ruptura del acuerdo entre Uno y el gobierno para transmitir partidos, fue uno de los aspectos que “irritó” al empresario, quien, según aseguró Cristina Fernández viene de refinanciar una deuda impositiva con la AFIP a cambio de publicidad oficial, pero no fue ese el único motor de su encendido discurso. 

“El Diablo” como llaman a Vila en Mendoza, pertenece a una acaudalada y poderosa familia. Su padre Alfredo Vila Santander se había iniciado en emprendimientos relacionados con la construcción. A través de su amistad con Manzano, en 1983 compraron una radio en la capital mendocina, y en apenas una década, en la medida en que “chupete” fue ascendiendo en la estructura menemista, se transformaron en uno de los principales propietarios de canales de cable y radios del interior del país, con presencia en varios países de América Latina. En 1994 fundaron un sistema de TV por cable en Mendoza al que bautizaron Supercanal, que más tarde se convirtió en Supercanal Holding, el grupo accedió al tercer lugar en las suministradoras de cable del país. Adelina Dalesio de Viola otra figura emblemática menemismo que fuera viceministra de Manzano en el Ministerio del Interior, figuraba como apoderada de ese grupo.

La información sobre los medios pertenecientes a la sociedad Vila – Manzano es, como todo lo referente al grupo, volátil. Uno en Mendoza y Entre Ríos; La Capital y Nueva Hora en Rosario son los diarios del grupo que en Radio cuenta con La Red; Rivadavia; AM Nihuil; FM Brava; FM Latinos; FM Montecristo; FM Ayer; Rosario Difusión SA (LT3); Voces SA (LT8); FM Cadena 100; FM Estación Del Siglo; FM Meridiano; LT15 del Litoral (Concordia); LT 41 Gualeguaychú; LT 39 Victoria. Canal 7 y Canal 6 de San Rafael, Horizonte y Supercanal, Trinidad TV, CTC Cable, Telecable, Su Canal, Pehuenche , en aire y por cable en distintas ciudades de Mendoza; Canal 2 en Santa Fe; la Señal Cablevisión Noticias (CVN) son sus medios, a los que se suma la Revista Poder; a los que se suma el 25 % de Procono -un canal de cable con telefonía- de las regiones de Castilla y León y Supercanal de Cable en España; VVC, Álvarez & Álvarez, Video Selimn, MEG, Teresópolis Electro Audio e Imagen; CATV Sat Litd, Spectrum en Brasil y Cables en Santa Cruz Bolivia y Republica Dominicana, componen la lista de medios que se les adjudican. 

Lavado de dinero a sumas millonarias, triangulaciones con el Citibank a través del y evasión de impuestos son algunas de las acusaciones que pesan sobre el ex ministro del Interior menemista. La compra del diario Uno, que inició los emprendimientos mediáticos del grupo, fue realizada con 18 millones de dólares aportados por el mafioso líder del anticastrismo de Miami, Jorge Mas Canosa, a quien Manzano conoció durante su estadía en EEUU luego de salir del gobierno menemista, durante el cual había sido, además del ministro del Interior, jefe del bloque PJ. 

La dupla Manzano - Vila no limita su accionar a los negociados mediáticos. La licitación de doce zonas petroleras en Mendoza había sido abierta por el entonces gobernador Cobos. Fue su sucesor Celso Jaque, a quien el grupo Uno apoyo fervientemente atravez de sus radios, canales y diarios, el que finalmente entregó siete de esas áreas al grupo Ketsal-Kilwer, propiedad de ambos empresarios. De la mano de Julio De Vido, manzano y Vila sumaron tres en la Chubut de Mario Das Neves, por entonces aliado del kirchnerismo. Los empresarios controlan Edemsa, empresa distribuidora de energía de Mendoza y el agua, a través de Obras Sanitarias de la provincia. 

La teoría kirchnerista de hacer pie con los grupos más chicos que Clarín, quienes supuestamente iban a apoyar la nueva ley de medios en busca de limar el poder del gran pulpo mediático, comienza a fracturarse. Vila junto a Manzano y De Narváez no necesitan ninguna ley para avanzar con sus negocios. Les alcanza con el lobby y ya comienzan a proyectar su ubicación post 2011. 

El también mendocino vicepresidente y hoy líder de buena parte de la oposición Julio Cobos, había sido la punta de lanza de Uno en los negociados con el estado. La contraprestación de Manzano al cansino vicepresidente, es la apertura de sus buenas relaciones entre la derecha norteamericana. Manzano no oculta sus intenciones de candidatearse a gobernador de la provincia. El discurso duro y reaccionario de Vila contra la Ley de Medios Audiovisuales recientemente presentada en el parlamento por el gobierno nacional, fue un mensaje en tal sentido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.