jueves, 29 de octubre de 2009

Argentina: Mil millones para terminar Yacyretá

MOMARANDU

Los directores del Entidad Binacional Yacyretá por Argentina, Oscar Thomas, y por Paraguay, Carlos Cardozo, reafirmaron la prioridad de concluir Yacyretá a mediados del año 2011 y precisaron que la cota final sería para fines de 2010. El costo de las obras insumirá US$ 1.000 millones entre las dos márgenes.

Los funcionarios se reunieron en una tercera ronda de conversaciones entre ambos países y acordaron terminar la represa hidroeléctrica Yacyretá a mediados de 2011 e inmediatamente iniciar la construcción de Corpus, según informó el director paraguayo Carlos Cardozo a medios en ese país.

Las tres comisiones técnicas se reunieron en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Asunción. El primero de los temas tratado fue justamente el de la terminación de obras del Plan de Terminación de Yacyretá -PTY- y otras obras como la construcción del brazo Aña Cua, el puente canal y Corpus.

La segunda comisión en paralelo avanza en los diálogos relacionados al tema financiero, lo que implica la deuda que acumula la represa y algunos beneficios económicos que solicita el gobierno de Paraguay. El tercer grupo trata la cuestión de la cogestión paritaria, que implica a su vez la integración energética, y la optimización de la gestión empresarial de Yacyretá.

Al concluir la reunión, el Ing. Cardozo y su colega argentino, Arq. Oscar Thomas, explicaron "la prioridad de concluir Yacyretá" y precisaron que "la cota final sería para fines de 2010". Preguntado qué costo tendrán los trabajos, indicó que será de US$ 1.000 millones entre Paraguay y Argentina.

Cardozo destacó además la necesidad de realizar obras para lograr la integración energética que no están incluidas en el tratado de la EBY. Thomas, por su parte, comentó que "ni bien termine Yacyretá, los gobiernos de Paraguay y Argentina iniciarán la construcción del proyecto hidroeléctrico binacional Corpus".

“Ese es un planteo que hizo el presidente Fernando Lugo para dar continuidad a las empresas y generar trabajo e incrementar la generación de energía para el Paraguay”, dijo Thomas. Las reuniones prosiguen hoy con la plenaria de la negociación, donde se exponen los temas de las tres comisiones en una mesa. Ayer se inició el encuentro con la sesión técnico-preparatoria.

La deuda de Yacyretá es uno de los puntos conflictivos de la negociación. Paraguay sostiene que la Nota Reversal de 1992 no tiene validez porque fue rechazada por la Cámara de Senadores de ese país el 15 de junio de 1995 por la mayoría de sus miembros. Sin embargo, el documento diplomático tiene validez para la Argentina.

La aplicación de dicha nota generó una deuda en la hidroeléctrica Yacyretá, que hoy llega a unos US$ 15.800 millones. Esta deuda anualmente crece US$ 1.200 millones, mientras que el ente hidroeléctrico paraguayo-argentino solo puede producir a plenitud US$ 900.000 por año.

Los encuentros comenzaron en septiembre pasado en Buenos Aires, y a inicios de este mes se realizó un segundo encuentro en Ayolas, departamento paraguayo de Misiones. Las autoridades negociadoras de Paraguay confían en que a finales de noviembre de este año culminen los debates.

Yacyretá tiene una potencia instalada de tres mil 200 megavatios, pero existe un proyecto de ampliación que permitirá incrementar esa capacidad casi al doble. La culminación de las obras- según Carlos Cardozo, director paraguayo de la entidad - propiciará que se vuelva una empresa eficiente.

Actualmente Yacyretá destina del 15 al 19 por ciento de su producción energética al mercado paraguayo y el resto al de Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.