miércoles, 7 de octubre de 2009

México: El gobierno de Calderón busca aplastar a los electricistas y demás fuerzas de oposición

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

Se preguntaba Etienne de la Botié: “Si un tirano es un solo hombre y sus súbditos son muchos, ¿por qué consienten ellos su propia esclavitud?”.

1. Pinochet Calderón y Hitler Lozano han radicalizado sus amenazas contra los obreros electricistas y su sindicato. Se han negado a reconocer a los dirigentes electos del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) porque “las elecciones internas en el gremio no fueron claras”, ahora esos dos neofascistas: el presidente ilegítimo de la República y el secretario del Trabajo, buscan destruir al sindicato que durante décadas ha estado a la vanguardia de las organizaciones independientes. No olvidan los funestos funcionarios que el SME ha encabezado en los últimos años más de 50 concentraciones de masas en contra de la privatización eléctrica, para luchar contra la carestía de vida y para exigir democracia en el país. Por eso al mismo tiempo han ordenado a los medios (TV, radio, prensa su servicio, a periodistas y comentaristas) calumniar al SME.

2. Si los electricistas y demás sindicatos honestos e independientes no paralizan este país con grandes marchas, toma de instituciones y bloqueo de carreteras, así como la preparación de un paro eléctrico, el cínico gobierno de Calderón destruirá uno por uno a las fuerzas realmente opositoras. El SME debe buscar la unidad de todas sus fuerzas en foros, debates y asambleas, inclusive con acuerdos temporales, para enfrentar al gobierno panista que desde la cuna ha sido empresarial, antiobrero y antisindicalista. Otra cosa sería que el dúo Calderón/Lozano haya tranzado algún grupo a fin para derechizar al SME, cuestión no muy difícil cuando hay miles de millones de pesos para distribuir, tal como ha sucedido en el sindicato de mineros y demás organizaciones sindicales y políticas como el PRD. ¿Cómo conseguir la unidad si están tranzados?

3. Algunos personajes, disque “intelectuales” como Krauze, Aguilar Camín, Jorge Castañeda, Leo Zuckermann, etcétera, etcétera -siempre al servicio del capital y los gobiernos en turno- aprovechan estas oportunidades para lanzar todo su odio contra la “tiranía de los trabajadores contra el capital”. Lanzan acusaciones contra los obreros y demás trabajadores por las fallas de la misma empresa eléctrica (Luz y Fuerza del Centro) que dilapida subsidios en altos pagos y no moderniza el sistema. Pero estos “intelectuales” y “periodistas”, que de trabajadores ignoran todo porque siempre han vivido colgados de la ubre del presupuesto, sólo cumplen con el papel que les han asignado, ser amanuenses del poder. ¿Cuál es la orden de hoy? Destruir la dirigencia izquierdista del SME para hacerlo un sindicato subordinado al poder.

4. Lorenzo Meyer y Sergio Aguayo, en análisis en el programa matutino de Carmen Aristegui, reflexionaron acertadamente: ¿Por qué al SME se le hace esto si nunca se ha tocado al sindicato petrolero ni al SNTE de profesores que esos sí son superconocidos como corruptos, antidemocráticos y de ladrones? ¿Por qué se golpea a un sindicato que ha sido vanguardia de las luchas contra la privatización foxistas y calderonistas? ¿Por qué ahora se alega que no hubo limpieza electoral cuando es sabido que Calderón se robó la presidencia? ¿Dónde estaba Lozano en 2006 cuando las fraudulentas elecciones presidencial? Entonces, con todo cinismo Hitler Lozano respondió con vehemencia: “heil, defendiendo a mi jefe Calderón”. Los sindicalistas del SME tienen a un poderoso enemigo al frente, sobre todo porque tiene a su servicio incondicional a la TV y la radio.

5. Los mineros y los sindicatos de la UNT tienen la obligación –sin pretexto alguno- de cerrar filas con los compañeros electricistas del SME frente a un gobierno que es enemigo jurado de los trabajadores. Lo mismo debería esperarse de los más honestos lopezobradoristas, de la APPO, la CNTE, los panchos villa y hasta de los “adherentes” del EZLN. Cabe aquel grito: “todos somos SME”, porque si el gobierno filofascista divide a los más de 60 mil obreros del SME que han sido vanguardia en todas las movilizaciones, incluidas las anuales del primero de mayo, a todos podrán rompernos a nuestra mamacita. Hitler Lozano debe ser expulsado a patadas (como diría Fox) del poder. Si todos los secretarios del Trabajo han sido unos HP éste ha sido el más déspota y al servicio del capital. Espero que esta sea la primera batalla unitaria de la izquierda.

6. ¿Por qué los sindicatos y los partidos tienen que acudir a instituciones externas, ajenas, incluso enemigas de ellos, para autorizar o sancionar lo que sólo a ellos corresponde? Al PRD le dieron hasta con la cubeta a pesar de que en un momento gritaron: “abajo las instituciones”. La presidencia de Ortega que dividió al PRD fue avalada por las institución; Clara Brugada fue desconocida como candidata por la institución, las dirigencias sindicales de los mineros y los electricistas no son reconocidas por la institución y mil cosas más donde sólo la institución manda y determina. Los partidos –desesperados por conquistas cargos y cobrar altos salarios- tienen que obedecer a la institución porque ellos voluntariamente se meten en ellas y la fortalecen. Pero, ¿por qué los sindicatos siguen subordinados a una ley que le impusieron para controlarlos?

7. Si nos imponen los neofascistas las cadenas, la prisión y demás castigos tendríamos que soportarlos, pero si nosotros mismos, por costumbre y oportunismo, nos ponemos las cadenas se debe a que todavía guardamos las semillas de la esclavitud y la servidumbre de las que fueron víctimas nuestros abuelos. Un filósofo del siglo XVI (Etienne de la Botié) narraba con una gran sabiduría algo así: los primeros hombres lucharon con todas sus fuerzas y corazón para no ser esclavos, pero esclavizados generación tras generación se fueron acostumbrado y ahora pereciera que ser esclavos los hace felices. No nos acostumbremos a que los empresarios y los gobiernos nos jodan o nos madreen para dejar de luchar por miedo o cobardía porque nuestros descendientes entonces no serán felices sin recibir ofensas, mentadas de madre y golpes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.