viernes, 6 de noviembre de 2009

La bioinformática se consolida en Argentina

AGENCIA CYTA - INSTITUTO LELOIR

A fin de promover el desarrollo de la investigación en biología utilizando herramientas informáticas, investigadores y profesionales de distintas ramas de la biología, de la matemática, la química y la informática fundaron la Asociación Argentina de Bioinformática y Biología Computacional.

La bioinformática puede contribuir al diseño de drogas más eficientes o explicar cómo nuestras células toman decisiones frente a diferentes circunstancias, entre muchas otras posibilidades. En Estados Unidos y en varios países de Europa ese campo del conocimiento está en pleno auge. Se trata de una nueva ciencia que promueve el uso de la informática en el estudio de los seres vivos.

A fin de promover su desarrollo en la Argentina acaba de nacer la Asociación Argentina de Bioinformática y Biología Computacional (AABBC / http://www.a2b2c.org.ar/.). Reúne a investigadores y profesionales de distintas ramas de la biología, de la matemática, la química y la informática.

“La biología enfrenta un momento muy complejo. Actualmente somos capaces de producir una gran marea de datos, en particular con los proyectos genómicos. Pero obtener muchos datos no significa necesariamente entender mucho”, explicó Cristina Marino Buslje, presidenta de AABBC, egresada de la Universidad Autónoma de Barcelona y actualmente investigadora de la Universidad de Buenos Aires. Y agregó: “La bioinformática y la biología computacional van a ser protagonistas porque son imprescindibles para procesar esos datos y convertirlos en conocimiento”.

“La biología computacional cruza a toda la biología en forma transversal. Es posible modelar en la computadora desde ecosistemas hasta la interacción molecular de una droga con su receptor”, señaló el vicepresidente de AABBC Fernán Agüero e investigador de la Universidad de San Martín. Agüero llamó a sumar esfuerzos para divulgar la biología computacional y formar profesionales en el campo.

Asimismo, Marcelo Marti, investigador del Conicet en la Universidad de Buenos Aires y miembro de la recién inaugurada fundación afirmó que “estudiar y modelar procesos biológicos en la computadora es esencial tanto para las ciencias básicas –generando hipótesis que deben ser puestas a prueba en el laboratorio–, como para las aplicadas, ya que constituye la base de un número creciente de desarrollos.”

Desafío de la bioinformática en el país

Teniendo en cuenta que para el Ministerio de Ciencia y Tecnología la Bioinformática esta considerada un área de vacancia que el país necesita desarrollar, el doctor Lino Barañao, actual titular de la cartera, apoyó activamente la formación de la AABBC.

Adrián Turjanski, integrante de AABBC e investigador de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, indicó: “Queremos cooperar con los organismos nacionales para reunir una masa crítica de expertos. La biología computacional requiere pocos recursos y puede realizar aportes importantes en áreas como la salud humana o la producción agrícola.”

La idea de formar esta asociación surgió a partir de un exitoso taller realizado este año en la Universidad de Quilmes. En esa reunión los bioinformáticos argentinos percibieron que había una masa crítica de investigadores, profesionales y muchos jóvenes estudiantes que no encontraban hogar en otras sociedades científicas.

Para Gustavo Parisi, de la Universidad de Quilmes “esta era una oportunidad ideal para cristalizar el ambiente de discusión e intercambio que vimos en el taller.”

“A pesar de que la bioquímica, la biofísica, la biología molecular y otras áreas de la biología cuentan con sus respectivos foros de reunión en los cuales los aspectos bioinformáticos son bienvenidos, era difícil en estos ambientes poder discutir en profundidad aspectos metodológicos o muy técnicos”, subrayó Ignacio Sánchez, científico español ahora radicado en el país e investigador de la Fundación Instituto Leloir.

Según Sánchez, las reuniones de la AABBC tendrán como objetivo ofrecer un territorio fértil de intercambio, en donde la profundidad de las discusiones biológicas e informáticas estará al mismo nivel.

Ignacio Ponzoni, investigador del Conicet en la Universidad del Sur, proveniente del área de Informática, coincidió: “La generación de un ámbito de encuentro interdisciplinario provee una mayor diversidad de enfoques y estrategias para el abordaje de los problemas, y potencia la sinergia entre distintas disciplinas.”

La AABBC prepara su próxima reunión científica que será realizada en la Universidad de Quilmes en mayo de 2010; por tal motivo, invita a todos los investigadores y profesionales interesados en sumar su participación a ponerse en contacto.

Foto: Argentina, Ciencia y Tecnología - Socios fundadores de la AABBC: Arriba, de izquierda a derecha: Ignacio Ponzoni (Universidad del Sur), Sebastián Fernández (Universidad de Quilmes), Luis Diambra (Universidad de La Plata), Gustavo Parisi (Universidad de Quilmes), Silvina Fornasari (Universidad de Quilmes), Cristina Marino-Buslje (Universidad de Buenos Aires), Marcelo Martí (Universidad de Buenos Aires), Ignacio Sánchez (Fundación Instituto Leloir). Abajo, de izquierda a derecha: Ariel Chernomoretz (Universidad de Buenos Aires), Adrián Turjanski (Universidad de Buenos Aires), Diego Ferreiro (Universidad de Quilmes), Fernán Agüero (Universidad San Martín). / Autor: AABBC

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.