lunes, 14 de diciembre de 2009

La moneda virtual de ALBA entrará en funciones en enero próximo

XINHUA

El Sistema Único de Compensación Regional de Pagos, la moneda virtual SUCRE, entrará en vigor en enero próximo para las transacciones comerciales de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Nacida en noviembre de 2008, durante una Cumbre del ALBA realizada en Caracas, el proyecto de la nueva moneda virtual, propuesto por el presidente ecuatoriano Rafael Correa, es impulsado por Venezuela, Bolivia, Ecuador y Cuba.

De acuerdo con lo anunciado, la primera operación mediante el uso del SUCRE se realizará en enero próximo, cuando una empresa mixta cubano-venezolana exporte a la isla de arroz por una cifra aún sin detallar.

El coordinador y representante del Banco Central de Cuba, Benigno Regueira, explicó que la nueva divisa, no tiene un diseño físico predeterminado, pero tiene una estructura "muy bien definida informática y técnicamente, para actuar como unidad de cuenta común".

Eso significa que en una primera etapa actuará sólo medio de pago entre los bancos centrales de los países miembros del llamado Sistema SUCRE, pues aún no puede ser reserva de valor o medio de pago.

"Esa moneda se valoriza a partir de una canasta de monedas locales de cada país miembros y también de una cesta de divisas", dijo Regueiro.

Según el experto, será empleada por la Cámara Central de Compensación, los Bancos Centrales y el Fondo de Reservas y Convergencia Comercial, tratando de que permanezca lo más estable posible "para generar el máximo nivel de confianza".

Señaló que en los inicios el SUCRE tendrá un valor similar al dólar, aunque la voluntad expresa de los países miembros es "el desacoplamiento progresivo de la moneda estadounidense, al lograr realizar las operaciones comerciales sin emplearlo".

Ahondó que durante un buen período de tiempo "nadie va a ver físicamente al SUCRE" que existirá sólo a efectos comerciales, como ocurrió con el ECU en la Unión Europea.

Detalló que no se sustituirá ninguna moneda nacional, pues "cada estado seguirá con su divisa local, cada una con un tipo de cambio frente al SUCRE y, a su vez, frente al dólar".

"Cualquier moneda de cuenta es algo que un grupo de países acuerdan para desarrollar el comercio con el fin de intercambiar bienes y servicios", apuntó el especialista quien aclaró que "se trata de una operación administrativa que parte de una selección de productos, según decidan las naciones entre si".

Regueira detalló que el Consejo Monetario Nacional es el máximo órgano del sistema, que cuenta con un directorio ejecutivo en el que están representados los países miembros, con solo un voto cada uno, y donde las decisiones se toman por mayoría o unanimidad.

"La igualdad de derechos se garantiza con la posibilidad de que cada miembro tenga un solo voto, con independencia del volumen comercial que pueda tener", subrayó.

El experto señaló que otro elemento es la Cámara Central de Compensaciones de Pagos, por la que pasarán todas las operaciones en SUCRES ordenadas por los Bancos Centrales.

"Es decir, por ella se realizarán todos los pagos a partir de que el Consejo Monetario, teniendo en cuenta el volumen mercantil de cada país, haga una distribución de la moneda y le asigna a cada uno un monto determinado", puntualizó el funcionario bancario cubano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.