jueves, 11 de marzo de 2010

Los múltiples rostros de la telaraña imperial

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

En estos días (marzo/2010) un Juez de la Audiencia Nacional de España (de apellido Velasco) inició investigación respecto de una supuesta conjura entre Hugo Chávez, el Presidente de Venezuela, con los “terroristas” de las FARC (de Colombia) y los, esos si, terroristas de la ETA española que ha pretendido lograr la independencia y soberanía del país Vasco, a bombazo limpio y con cientos de víctimas inocentes.

Esta decisión del juez dio lugar a que el propio Presidente Rodríguez Zapatero exigiera “explicaciones” al Presidente Venezolano y que este, airado, rechazara semejante pretensión mientras su Canciller Moratinos, en cambio, hablara de que requería información respecto del infundio. El impasse, mediático más que diplomático, quedó zanjado mediante una declaración oficial de los dos gobiernos; pero, el franquista Mariano Rajoy, aquel que dirige al partido de ultra derecha PP (partido popular) y que a lo mejor en las próximas elecciones llega al Gobierno de España (como lo fue José María Aznar) exige a Rodríguez Zapatero explicaciones ya que, según él, España ha “sido humillada” una vez más por los “dictadores” Castro (Raúl) y Chávez (Hugo)
¿Por qué traigo a colación este episodio? Pues, por la sencilla razón de que, una vez más, los servicios de inteligencia del sistema imperante (colombianos y USA, en este caso) se valen de medios de comunicación a su servicio y de agencias internacionales de prensa para intrigar, lanzar sospechas y tratar de dañar la imagen de un Jefe de Estado que ha ganado en la última década diez elecciones democráticas y ha delineado una política interna y exterior decididamente antimperialista y antineoliberal. Y aquello, para pelucones y sipianos (de la SIP) es imperdonable.
¿De dónde salió el infundio? Pues de esa vaca lechera que sigue pariendo textos a la carta, desde hace más de dos años, cuando fuerzas combinadas de Colombia y de USA asesinaron a 26 guerrilleros de las FARC y visitantes, en un campamento dentro de territorio ecuatoriano (Angostura, marzo 1/2008) Unas laptops ciertamente estupendas e indestructibles, que siguen produciendo archivos “confidenciales” que la inteligencia colombiana le adjudica al asesinado Raúl Reyes, segura de que no podrán ser desmentidos por el supuesto “autor”. Para asegurarse que jamás, ningún país, pueda llegar a examinarlas, el canciller colombiano (de apellido Bermúdez) ya advirtió que tales ingenios no serán entregados jamás a ningún país (según entrevista que reproduce el diario El Comercio de Quito, el principal vocero del sipianismo criollo en este país)

El tinglado, sin embargo, no es sino un hito más en esa ya larga conjura internacional contra todo gobierno o movimiento latinoamericano que pretenda salirse del sistema económico, político y social imperante. Hugo Chávez Frías, el “díscolo” Presidente de la República Bolivariana de Venezuela es, desde hace rato, la cabeza visible de una actitud poco sumisa “que no se puede permitir”.
Es por ello que los centros de inteligencia y contrapropaganda del imperio y de los imperitos (que trabajan bajo dependencia) no cesan de ensayar, una y otra vez, esos dardos imperiales que tratan, a cualquier precio, de intrigar, dañar, preocupar (poner miedo) a los gobiernos “antidemocráticos” que contrariamente a lo programado, se salen de libreto y pretenden ensayar formas estatales contrarias a la “democracia y la libertad” La prensa sipiana (impresa, radial y televisiva) está precisamente para eso: para transmitir a sus públicos y crear alarma social y política, supuestos y reales informes e investigaciones que salen a luz precisamente de esos centros de inteligencia y contrapropaganda. Para ello, están los diligentes e “independientes” periodistas sipianos que hasta escriben libros con esos materiales.
Veamos. Hace un par de meses, El Comercio de Quito publicó a página llena y en espacio privilegiado “un reportaje” sobre un informe del Congreso de los Estados Unidos (“que se presentará después de un mes”) respecto de que “Venezuela ha sustituido a Colombia como ruta de tránsito y distribución del narcotráfico internacional” “Coincidentalmente”, el diario El País de España (que ha creado todo un imperio mediático en nuestros países, en especial en Colombia) publicaba el mismo reportaje, con igual o mayor despliegue informativo y de opinión. Días después, la Comisión de Derechos Humanos de la OEA “filtraba” a la prensa sipiana un informe sobre el deterioro de los derechos humanos en Venezuela y que el Gobierno de Chávez era un peligro para la democracia y la libertad venezolanas. Y en estos días (marzo/2010) la prensa sipiana logra crear el “escándalo” de una supuesta triangulación terrorista: Chávez, las FARC y ETA
Si a estas denuncias agregamos que el Gobierno Uribe entregó sin beneficio de inventario siete bases para que los americanos puedan desarrollar su lucha “contra el narcotráfico y el terrorismo” no hay que ser un genio de la investigación para detectar que en ese entramado (y los que puedan venir más adelante) hay un claro interés de poner el gobierno de Chávez contra las cuerdas. La señora Clinton, de su parte, no pierde tiempo en criticar al gobierno bolivariano y advertirle que no puede seguir con sus veleidades políticas contra la “democracia y la libertad”
En otras palabras, el Gobierno del Presidente Barak Obama está demostrando que el es el Presidente de la gran potencia del norte pero que las estrategias e informes de organismos como la CIA, la SIP, el Grupo de Diarios de América, la USAID, la NED y otras tantas, siguen adelante; que una cosa es la Presidencia USA y otra, muy distinta, el imperio y sus estrategias. Que eso es por lo menos “sagrado”
El Presidente Rafael Correa y su revolución ciudadana es materia del mismo tratamiento sipiano. No le perdonan que haya botado a los gringos de la Base de Manta, que haya roto relaciones diplomáticas con el paramilitarismo colombiano; que haya propuesto una OEA pero sin Estados Unidos y Canadá y que en sus alocuciones radiales de los sábados no deje de referirse a que la “larga noche neoliberal” está ya pasando a la historia negativa de nuestros países.
En las últimas semanas, los diarios pelucones han difundido cualquier cantidad de “informes, estudios, denuncias” que se fabrican a placer en los centros de la contrapropaganda USA-Colombia. Solo para no ir muy lejos citaré a vuelo de pluma las últimas novedades desplegadas a todo vapor por el terrorismo mediático local:
- Un “informe-estudio” (El Comercio, febrero5/2010) de una tal “International Asesment and Strategy Center (IASC), un organismo “privado” que supuestamente funciona en Miami y que “ha descubierto” que el Ecuador es “base del crimen organizado” y que, por supuesto, los terroristas de las FARC y los narcotraficantes se pasean por sus fronteras como Pedro por su casa. Pero el infundio tenía un “elemento nuevo”: que el Ecuador estaba transgrediendo normas elementales de seguridad financiera porque había establecido relaciones diplomáticas con IRAN. E Irán, está sancionada por las Naciones Unidas porque está desarrollando “armas nucleares” y además el imperio le ha catalogado como una “nación terrorista”
- En ediciones posteriores, la prensa sipiana (siempre con El Comercio a la cabeza) publicó a plana llena, en caracteres alarmantes, que un tal Grupo de Acción Financiera (GAFI) había colocado a Ecuador en el “club exclusivo de países” (cuatro) que auspician el “blanqueo de dineros del narcotráfico y favorece el financiamiento del terrorismo” Esto, a pesar de que el país registra contundentes cifras en materia de persecución y detención de alijos con substancias estupefacientes y no se ha sabido ni hay registros de que en el país se lave dinero mal habido o se financien acciones terroristas como descaradamente ocurre en otros países y en supuestos “paraísos fiscales”. Que Ecuador cumple con lo suyo ha sido certificado nada menos que por la Embajadora USA en Ecuador; pero, en estas acciones se aplica una vieja sentencia latina: “calumnia no más, que de la calumnia algo queda”
El tal GAFI resultó ser un membrete creado hace años por el “grupo de los 7” que ahora son 8 y que en ocasiones son 20; y al cual Ecuador “debía” rendirle informes sobre los asuntos de “seguridad regional” Esta oficina también “vela” porque nuestros países “cumplan” con los dictados del imperio; y Ecuador ha cometido “el delito” de establecer plenas relaciones diplomáticas y de cooperación con el “satánico Irán” Y eso no puede pasar, no puede ser perdonado. Total, para solaz de El Comercio y otros diarios sipianos, un funcionario de menor cuantía tuvo que ser separado porque “olvidó” presentar a tiempo el susodicho informe. Pero ya Ecuador está señalado como país “que no controla eficientemente el lavado de dinero y permite acciones del terrorismo” Dos cosas tan distantes de la realidad.
Hasta hace cuatro o cinco años, funcionaba a nivel de la UNESCO, una comisión de derechos humanos que la presidía una señora de aspecto venerable pero que presentaba a consideración del grupo un informe en el cual constaba “religiosamente” Cuba como país que violaba tales derechos humanos. Nunca la bendita señora presentó un informe, alguna referencia de cómo se han violado y se violan los derechos humanos en países del mundo, comenzando por los propios EE.UU. y la invasión de IRAK. En Colombia no más había material más que suficiente para una condena. Pero no. La bendita señora tenía como consigna incluir a Cuba como país que violaba tales derechos universales. Y lo lograba, ya los restantes miembros de la comisión no pedían pruebas o evidencias respecto de la tenebrosa acusación y a que en Cuba presentaba alegatos demostrando exactamente lo contrario
La tal comisión tuvo finalmente que ser disuelta pero, la “costumbre” de acusar a Cuba, ahora a Venezuela, ha quedado en estos organismos supuestamente “libres y democráticos” El parlamento de la Unión Europea (dominado por el PP europeo) acaba de condenar a Cuba por la “muerte de Orlando Zapata” un delincuente común que “se sacrificó” por la disidencia cubana; una disidencia que no camina, que no se amplía porque el odio contra la revolución cubana está fuera de Cuba. Adentro, su pueblo, que ha dado ejemplos más que heroicos de tolerancia y sacrificio, prefiere mil veces soportar las limitaciones a la que el propio imperio le ha sometido desde hace medio siglo, antes que renunciar a su derecho a darse el sistema económico, político y social que a bien tenga.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.