miércoles, 9 de junio de 2010

Alemanes rechazan al candidato de Merkel y prefieren al de la oposición

Pablo Kummetz (DEUTSCHE WELLE)

Merkel en aprietos: de acuerdo con un sondeo, el candidato de la oposición para presidente de Alemania goza de más simpatías entre la población que el presentado por la canciller.

La revista Stern publica hoy en su página web el resultado de una encuesta que encargó a un conocido instituto de sondeos. El resultado es unívoco: el 42 % de la población votaría por Joachim Gauck, el candidato presentado por los partidos Socialdemócrata y Verde, mientras que por Christian Wulff, el candidato oficialista, sólo podría contar con el 32 % de los sufragios.

Y no sólo la población, sino también en filas del Partido Liberaldemocrático, en el Gobierno en coalición con los conservadores, no se ocultan las simpatías por Gauck. Wolfgang Kubicki, un miembro del directorio de los liberales, dejó reconocer en entrevista con la revista que simpatiza mucho con el candidato de la oposición, que “posee una autoridad natural y carisma, lo que no se puede decir justamente de Wulff”, subrayó el liberal.

Por su parte, el influyente semanario “Der Spiegel” sacó en la portada de la edición de esta semana una foto de Gauck con el título “El mejor presidente”. Una ola de simpatía por el ex pastor protestante, en su momento líder del movimiento opositor en la hoy desaparecida Alemania Oriental y posteriormente ex director de la autoridad que custodia los archivos de la Seguridad del Estado de la RDA (Stasi) se extiende por todo el país. El semanario remata su artículo con la lapidaria frase: “Gauck es una personalidad, Wulff es un político”.

En la encuesta no figura el tercer candidato a la presidencia de Alemania, la antigua periodista Lukrezia Jochimsen, que fue presentada ayer por la formación de La Izquierda y cuyas posibilidades de resultar elegida son prácticamente nulas.

La Asamblea Federal tiene la palabra

El presidente de Alemania no es elegido directamente por el pueblo, sino por la Asamblea Federal. La Asamblea Federal (Bundesversammlung), es uno de los órganos constitucionales de Alemania, cuya única función es la elección del presidente federal, con un mandato de cinco años.

Está compuesta por los diputados del Bundestag e igual número de miembros enviados por los Parlamentos de los estados federados (Landtage). Estos miembros enviados no tienen que ser diputados; y es usual que al lado de políticos profesionales también se nombre a famosos, deportistas o artistas. Esta vez, sin embargo, los conservadores enviarán sobre todo a políticos y no a personalidades de la vida pública, por razones de tiempo, según dicen representantes de los partidos. En la prensa alemana se especula, sin embargo, que la verdadera razón es que nunca se sabe a ciencia por quién votan las personalidades. Y en vista de la situación, más valdría asegurar los votos.

En declaraciones a “Stern”, Joachim Gauk reconoce que "durante un segundo" estuvo a punto de rechazar la candidatura a la presidencia que le ofrecieron socialdemócratas y verdes para no molestar a la canciller federal, Angela Merkel.

¿Por qué causar irritaciones?

"¿Para qué voy a irritar a quienes me son próximos? Es una pena", comenta el antiguo pastor evangélico, quien reconoce que finalmente rechazó esa idea por parecerle infantil y llegó a la conclusión de que "no podía decir que no. Habría sido irresponsable".

La candidatura de Gauck, considerado independiente políticamente y que asumió la responsabilidad sobre los archivos de la Stasi tras la caída del muro de Berlín por encargo del entonces canciller conservador Helmut Kohl, ha puesto en aprietos a Merkel.

Un amplio sector de sus aliados liberales, pero también algunos dirigentes de la Unión, consideran que Gauck es un candidato ideal para la presidencia de Alemania y critican la designación de Wulff por tratarse de una candidatura claramente política para un cargo que debe representar a todo el país.

Esas disidencias en el seno de los partidos de la coalición, en muchos casos públicas, hacen que Wulff no tenga asegurada la elección el próximo 30 de junio, ya que Merkel dispone para su candidato oficialmente de una ventaja de unos 20 votos, que podrían resultar finalmente demasiado escasos.

Editor: Enrique López

Un artículo de DW-World, la página web de la Deutsche Welle.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.