viernes, 14 de enero de 2011

México: De qué nos sorprendemos

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

La pregunta resulta hasta necia: ¿de qué nos sorprendemos, cuando la mayoría de los mexicanos percibe que la inseguridad aumentó el año pasado y ve pocas perspectivas de que la situación mejore en este 2011, en consecuencia baje la percepción de seguridad como consecuencia de la lucha del gobierno contra el crimen organizado?.

Las propias cifras oficiales de las matazones lo dicen todo: 2010 es el año más violento de la historia reciente del país, son 15 mil 273 las ejecuciones que ocurrieron durante el año que recién terminó como consecuencia de la guerra decretada por el gobierno federal contra del crimen organizado.

Así lo reconoce el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, quien además agregó que en consecuencia desde diciembre de 2006, en que empezó esta confrontación, a diciembre de 2010, suman 34 mil 612 los muertos

Esta situación de desasosiego y medio de la población fue revelada por el Índice de Percepción Sobre la Seguridad Pública elaborado por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, INEGI.

En efecto, la percepción de inseguridad de la población creció 5.9 por ciento en diciembre con respecto a un año antes al pasar de 96.2 puntos a 90.5 puntos, en tanto, el Índice de Percepción sobre la Seguridad Pública disminuyó 1.3 por ciento el mes pasado, al ubicarse en 96.2 puntos, respecto de los 97.4 puntos del mismo mes de 2009.

Ante la situación de alta gravedad que vive el país, la Organización de Naciones Unidas, ONU, nos vigilará, es decir es decir con lupa estará al pendiente de las cifras de inseguridad

Para cumplir con tal propósito el Instituto Nacional de Estadística y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México, UNODC, crearon el Centro de Excelencia para Estadística de Gobierno, sobre la victimización, percepción de seguridad pública y justicia con el que se medirá la percepción sobre el desempeño en esos renglones en la población de todo el país, anunciaron los titulares de dichas dependencias.

Desde luego que dicho centro le costara al pueblo, durante la firma de acuerdo entre estas dos instituciones, el presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, Eduardo Sojo anunció que se invertirá 1 millón de dólares para tal fin.

Adosado a lo anterior, el presidente Felipe Calderón Hinojosa inauguró la Unidad Biosicosocial en Adicciones del Instituto Nacional de Psiquiatría, organismo que entre otras cosas se encargará de buscar soluciones científicas al problema de las adicciones.

Qué bueno que se den a conocer estas cifras de las matazones, que aunque oficiales reflejan en gran medida la realidad de la nación. Qué bueno que se creen esos centros para medir la percepción de la inseguridad pública y para atender las adicciones, sin embargo es de comentar que todo esto nos lo hubiéramos ahorrado, principalmente la matazón de mexicanos sin distinción, si los hombres del poder supieran escuchar.

Sí, en el sentido de que la estrategia para combatir a la delincuencia, como se advirtió desde el principio, es fallida. Es obligada la rectificación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.