jueves, 28 de abril de 2011

Bolivia: Dinamismo económico y compromiso con el pueblo

Leandro Albani (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)

Luego de semanas de intensa polémica entre el gobierno del presidente Evo Morales y la dirección de la Central Obrera Boliviana (COB) por el porcentaje total del aumento salarial, el acuerdo alcanzado mediante el diálogo mostró que la administración nacional busca un equilibrio económico, sin desatender el crecimiento del gasto social y los proyectos de infraestructura.

Al anuncio de un aumento de sueldos del 12% acordado entre ambas partes, se suman las recientes declaraciones del mandatario de utilizar parte de las Reservas Internacionales Netas (RIN) en megaproyectos que, en un principio, generarían más empleos.

Aunque la COB intentó que su reclamo de un crecimiento salarial del 15% se financiara con este dinero, el Ejecutivo mantuvo su postura que nivelar los salarios según la inflación y no utilizar esos recursos para lo que calificó como “reclamos sectoriales”.

Sobre la nueva propuesta realizada por Morales, el jefe de la bancada del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Cámara de Diputados, Edwin Tupa, sostuvo que ahora se necesitará una ley que permita su puesta en funcionamiento.

El ministro de Comunicación, Iván Canelas, agregó que el empleo de las RIN en procesos de industrialización del país se llevará a cabo por medio de una consulta popular para conocer los criterios sobre cómo utilizar esos recursos.

El presidente Morales había anunciado la posibilidad de utilizar dos mil millones de dólares, proveniente de las reservas internacionales, para desarrollar empresas estatales.

De acuerdo con datos oficiales, la política monetaria del gobierno boliviano permitió atesorar 10.600 millones de dólares en las RIN, 8.700 millones más que desde el inicio de la primera gestión mandato de Morales en 2006. Varios proyectos de empresas públicas y de empresas grannacionales tiene Bolivia en sus planes con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), los cuales comenzarían a rendir sus plenos frutos dentro de los próximos dos a cinco años, en dependencia de la magnitud de las instituciones.

Acuerdos latinoamericanos para potenciar Bolivia

A través de la ALBA, sus miembros vienen desde hace años realizando acuerdos y convenios desde ópticas diferentes a las acostumbradas: la solidaridad y la cooperación en igualdad de condiciones son las premisas.

Bolivia, integrante del bloque, impulsa esta modalidad, no sólo con intercambios, sino también utilizando como moneda para transacciones comerciales el Sucre.

En estos últimos días, el Senado boliviano aprobó siete proyectos de Ley, como parte de los planes de cooperación con Venezuela en los sectores de turismo, textiles, electricidad, energía, minería e industrias básicas.

Durante la primera comisión de integración conjunta Bolivia-Venezuela, realizada a fines de marzo, ambos países firmaron acuerdos para producir alimentos, un tema de prioridad máxima.

En ese entonces, ya se había acordado convenios para preparar un plan de siembra de maíz amarillo duro, trigo, soya, arroz y papa, como parte de la constitución de una grannacional de alimentos en los próximos 12 meses.

Los beneficios de las nacionalizaciones

Con la nacionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el gobierno del presidente Morales logró canalizar un reclamo histórico en el país.De ser una empresa que entregaba los recursos naturales al mejor postor y con inversiones para su mantenimiento mínimas, ahora la compañía anunció la histórica inversión de al menos 1.814 millones de dólares que se realiza en el área hidrocarburífera con el propósito de incrementar la producción de gas natural, petróleo e incorporar nuevas reservas.

A través de un comunicado, YPFB recordó que el conjunto de inversiones para 2011 es 56% más alto que en 2010. Entre los objetivos principales de la compañía se encuentran la de 100 mil nuevas conexiones de gas natural a domicilio y el tendido de cientos de kilómetros de redes primarias y secundarias en siete ciudades del país y varias poblaciones rurales.

Para las poblaciones alejadas de las redes de gasoductos, YPFB emprende el proyecto Sistema Virtual de Distribución de Gas Natural Licuado (GNL), que permite su transporte a zonas rurales. También se encuentra la construcción de dos plantas de separación de líquidos, en los departamentos de Santa Cruz y Tarija, que permitirá extraer los componentes líquidos del gas natural.

Crecimiento económico sostenido

En una reciente reunión de expertos de los Ministerios de Economía y Finanzas y Bancos Centrales de los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), se indicó que Bolivia tuvo un crecimiento del 4,1%, pese a la crisis mundial se arrastra desde hace años.

En el encuentro se enfatizó que en el caso boliviano “la demanda interna registró una incidencia mayor” y se destacó el repunte de la inversión tanto pública como privada. Además se analizó que en 2010 Bolivia tuvo una inflación de poco más del 7%, en tanto se destacó que se redujo la deuda pública a 39,8%.

Un informe del gobierno boliviano enviado a finales de este mes a la Comisión de Planificación y Política Económica de la Cámara de Diputados, detalló que el Producto Interno Bruto (PIB) del país en 2005 era de 9.574 millones de dólares, mientras que para 2011 se estima que alcance los 20.920 millones.

En porcentajes, la tasa de crecimiento del PIB fue constante, siendo de un 4.4% en 2005, 4.8% en 2006, 4.5% en 2007, 6.1% en 2008, 3.3 en 2009, 4% en 2010 y para 2011 se prevé que llegará al 5%.

A los niveles de inversiones que en la actualidad se perciben en Bolivia, se deben sumar las políticas de gasto social con la implementación del bono Juancito Pinto, la Renta Dignidad y el bono Juana Azurduy, dirigidos a los sectores más humildes y que años atrás eran impensables.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.