miércoles, 16 de noviembre de 2011

Entrevista a Oscar Castelnovo: “La población carcelaria se ha triplicado”

MOMARANDU

Asuntos como la militarización del servicio penitenciario, su naturaleza represiva y corrupta, la connivencia del estado, la triplicación de la población de reclusos y la misma posibilidad de la extinción de las cárceles salieron a la luz durante la presentación en Corrientes de "Cárceles de mala muerte" a cargo de militantes sociales y DDHH.

- "¿Por qué el título? Porque responde literalmente al contenido" aclara el periodista y escritor Oscar Castelnovo, uno de los redactores de la edición."Solamente un día que no se torturara en las cárceles ya habríamos dado un gran paso", afirma.

El libro, prologado por Adolfo Pérez Esquivel, y escrito por periodistas, sociólogos y detenidos investiga y denuncia las duras condiciones carcelarias en los penales del país. “Fue concebido como una herramienta para el debate y la organización para enfrentar la barbarie, y combatir el silenciamiento” explica Castelnovo.

"Desde 2003 la población carcelaria se ha triplicado en la Argentina. De 22 mil se pasó a 70 mil. Ahora estará en los 66 mil", agrega.

- Es lógico entonces la multiplicación de las cárceles, señala momarandu.com

- No. El razonamiento no es: "más cárceles" sino remover las causas que las crean .

- ¿Cuáles serían? - ¿ Sabe cuántos excluidos viven en la Argentina? Son 12 millones. ¿Qué se esperaba? ¿ A qué tipo de ciudadanos pensaban encontrar ? ¿ Acaso saldrían de ahí nóbeles en medicina, catedráticos? . Ahí sólo hallarán las respuestas desesperadas de sectores socialmente desamparados.

- ¿ Brasileñización de la Argentina?

-Es la tendencia. Si hasta se ha pasado ya por experiencias de escuadrones de la muerte, responde aludiendo a la presencia de seguridad privada en acciones de "limpieza" solventadas por comerciantes poderosos de la zona norte del gran Buenos Aires, según lo denunció Correpi.

Castelnovo también es autor de una carta a la presidenta de la Nación donde denuncia los operativos ilegales en las cárceles argentinas. Ahí dice cosas como estas:"..la tasa de mortalidad es superior en la cárcel que fuera de ella"- "…la cárcel no sirve sino para destruir la dignidad humana y rinde a quienes las regentean grandes dividendos"-".,, al frente del Servicio federal penitenciario desde 2007 hasta 2011 se encontraba Alejandro Marambio Avaría jefe de asesinos y torturadores ".

-Ustedes describen al servicio penitenciario como "militarizado" y piden su inmediata revisión. ¿Qué expresa esa terminología?

-En las cárceles -en todas- se descarga sistemáticamente un plan clandestino de represión estatal al margen de la ley. Las cárceles no cumplieron nunca con su alegado papel de rehabilitación social. Son un despósito de pobres para la destrucción de su entidad humana. El primer organizador en la cárcel es la violencia y el servicio está a cargo de fuerzas especiales, de represores. Las cárceles son campos de concentración.

¿Igual que en la dictadura?

Tampoco los campos de concentración de los nazis fueron igual a los campos de concentración durante la dictadura militar argentina. Pero es igualmente represión clandestina e ilegal: simulacros de fusilamientos, picana electrica, indefensión torturas, ahogamientos, vejámenes.

" Argentina es uno de los diez países del mundo con su sistema carcelario militarizado", dice

-Eso parece contradictorio. El país está en democracia, bajo las reglas de un estado de derecho quiero decir, en manos de políticos que rechazan la represión - No se engañe, es un estado represivo . Pero, como se quiera, es un estado que no tiene respuestas a la pobreza, que es sistémica. Y a esto se suma la defección histórica de numerosas DDHH y partidos populares. El servicio carcelario es corrupto. Comisarías de Bs As imponen a jefes policiales por "licitación" en donde llega el que más plata deposita. Los presos son llevados a delinquir en zonas liberadas por la policía. Todo esto sucede cotidianamente.

-¿ Y qué proponen ustedes?

-Nosotros reclamamos la inmediata desmilitarización del sistema carcelario, causante de muertes y el respeto a la dignidad de los detenidos y sus familiares sometidos a todo tipo de humillaciones. Nosotros impulsamos una corriente de pensamiento y acción que obligue a poner en agenda el tema carcelario. Eso, en la coyuntura. Por lo demás yo, en particular, soy abolicionista.

- En verdad cree posible la extinción del sistema carcelario. -Si. Totalmente en un proceso. Las cárceles no han existido siempre, no nacieron con la humanidad. Entonces no van a existir siempre. Depende de nosotros, de las transformaciones sociales más generales que seamos capaces de crear.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.