viernes, 23 de marzo de 2012

Colombia, esa llaga de América que no cierra…

Dick Emanuelsson - Ingrid Storgen (especial para ARGENPRESS.info)

Hablar del problema colombiano es retrotraerse, forzadamente, a muchas décadas atrás y fuimos observando que, con el correr del tiempo, jamás hubo administraciones capaces de resolverlo con apenas la mínima voluntad política que el caso exige.

Persecución a luchadores, desplazados, masacrados, prisioneros políticos y sociales, son algunos de los temas que tanto preocupan y que en vez de ir resolviéndose, se van exacerbando.

Foto: Montajes de videos y fotos, como en el fotomontaje del ex periodista de Telesur, Freddy Muñoz, colocando su cabeza en el cuerpo de un fornido guerrillero y presentarlo como "experto en explosivos del Frente 41 de las FARC", es parte de la guerra psicológica para "neutralizar" la oposición política tanto en Colombia como en el exterior.

Uno de los artífices de esa exacerbación, sin lugar a dudas, ha sido el gobierno del ex presidente Uribe, hombre vinculado al narcoparamilitarismo, quien además de perseguir denodadamente al pueblo que se opone a tanto escarnio, no tuvo mejor ocurrencia que la de crear una Red de Informantes –Sapos- bajo el rótulo “Cien mil amigos de Colombia en el mundo”.

Foto: Así fue parte del terror estatal en contra el periodista Hollman Morris por parte del DAS-G3.

Foto: La persecución en contra el reportero sueco Dick Emanuelsson.

En esa iniciativa comenzó la persecución de colombianos en el exterior, así como de militantes nacionales de derechos humanos que se mostraran preocupados por la problemática que afecta al pueblo hermano. Las embajadas colombianas son el refugio y sostén del aparato represor en el extranjero y muchos han sido los compañeros sindicados como guerrilleros o vínculos de las organizaciones armadas. Hombres y mujeres sobre las cuales habría de caer todo el rigor “ejemplificador” de lo que no “debería” hacerse. Dicho de otra manera, el pretexto radica en ahogar los lazos de solidaridad internacionalista.

Uribe y su aparato del terror, conocido como el DAS, Departamento Administrativo de Seguridad y su aparato ilegal de “G3”, comenzó una feroz persecución contra compañeros también en España que fueron acusados de ser apoyos de las FARC. Tal el caso de Remedios García Albert y Leyla Ordóñez.

Remedios García no tuvo relación con el conflicto colombiano hasta el año 2000, cuando se organizó una gira conjunta del gobierno de Pastrana y una comisión de las Farc, acompañados por empresarios, industriales y otros actores colombianos.

Foto: Remedios García Albert.

Esa gira se extendió por varios países de Europa. Remedios era responsable técnica de la ONG OSPAAL (Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina) cuando se organizó un seminario en la Universidad de Alcalá de Nares. Tuvieron reuniones con las delegaciones y ella siguió trabajando por la búsqueda de la paz con otras organizaciones en asuntos relacionados con el conflicto, así como con anterioridad lo había hecho en asuntos relacionados con los conflictos palestino, sahariano, y en la década del ’80 en los conflictos en Centroamérica.

Siguió manteniendo una relación con las partes y luego de la Operación militar en Sucumbíos, donde se produjo la muerte del Comandante Raúl Reyes, un mes después de los sucesos, Remedios recibió una solicitud de detención en la que se la señalaba por integración de las organizaciones “terroristas”. Fue detenida por la policía española, le incautaron todo tipo de información sobre el conflicto, pero 24 horas después de estos hechos se convencieron que Remedios fue víctima de un montaje, ya que no existían pruebas como para poder inculparla.

Ante esta realidad la fianza que debía ser abonada, según la fiscalía, de 20 mil euros, fue rebajada a 12 mil. Un año después, Remedios, fue nuevamente acusada por otro juez y en una causa donde se trató de relacionar vínculos entre el gobierno venezolano, las FARC y la ETA, en Venezuela. La detención se ejecuta culpando a Remedios de ser el nexo entre esos tres actores.

El nuevo procesamiento reavivó el proceso de criminalización y difamación en la triangulación FARC, ETA, Venezuela. Si bien la fiscalía presentó pseudos testigos, luego quedó descubierto que éstos no gozaban de la mínima credibilidad y el propio juez se vio obligado a levantar las acusaciones.

Testigos que se presentaron como venezolanos, acusando a Remedios de ser el nexo mencionado, terminaron diciendo “fue un error, somos colombianos”
Otro testigo declaró ser taxista venezolano y haber sido llamado para realizar un servicio en el que recogió a miembros de ETA y de FARC, cuando salían de un campamento guerrillero (¡SIC!). Pero este hombre también confesó ser colombiano y no venezolano.

También cayó la máscara de un tercero que aseguraba ser quien impartía cursos en programas de encriptación informática. Todas las acusaciones debieron ser levantadas, pero Remedios terminó siendo acusada de mantener correspondencia con Raúl Reyes, según los ordenadores encontrados en el lugar del bombardeo, en Ecuador.

El ex congresista comunista Wilson Borja exigió que todos los materiales del ordenador de Reyes, fueran nulos, ya que no se respetó la cadena de custodia de los materiales, tal como correspondía. La Corte de Bogota así lo interpretó, igual como la Corte Suprema de Justicia. Todas las causas se fundamentan en esos ordenadores, por lo cual se pidió a la autoridad colombiana que informe sobre la autenticidad de los mismos, pero la respuesta jamás llegó. La autoridad española realizó solicitud de asistencia pero tampoco llegó.

Todo dejó claro que, hasta el momento, no existen pruebas de los vínculos que le atribuyeron a la mujer. Los ordenadores son cuestionables y la propia justicia así lo designó, ya que estaban manipulados con información no veraz, al igual que los señalamientos contra la ex presa Liliany Obando que acaba de salir de la cárcel después tres años de haber sido acusado sin juicio.


Los USB, los discos externos y demás implementos, todos “sobrevivientes” de la descarga de 50 bombas de media tonelada cada una, extrañamente, resultaron ilesos y eso que según técnicos informáticos, cualquier dispositivo resulta seriamente dañado a temperaturas de más de 100 grados. No fue este el caso, ninguno resultó afectado por el efecto del calor, la metralla, la onda expansiva.

Tampoco hubo cadena de custodia, típico montaje judicial como el realizado contra el profesor Miguel Ángel Beltrán, o Liliany Obando. Las autoridades colombianas aprovechan toda operación militar contra las FARC para presentar cualquier material que posteriormente admita a personas dentro del marco de supuestos vínculos con la guerrilla.

Estamos seguros que habrá otros, ya que parece que aparecieron nuevos elementos “ilesos” aparecidos luego de la operación contra el Mono Jojoy, pero las organizaciones internacionales están echando por tierra dichos elementos. De hecho, sabido es, que se trata de criminalizar a todos los círculos de solidaridad con el pueblo colombiano.

En un caso similar a los anteriores, Leyla Ordóñez, refugiada política desde hace 10 años, fue detenida en 2011 y fue otro caso emblemático. Atribuyeron a la luchadora, la organización de una operación terrorista y se deduce que siendo activista reconocida en su lucha contra el TLC y activista contra el Plan genocida, será también vinculada a la guerrilla.

En España, Francia, Bélgica, Alemania, Países Nórdicos, se infiltraron organizaciones solidarias con Colombia. Sus miembros fueron víctimas de seguimientos, utilizando para ello a informantes pagos que lograron penetrar el centro de las organizaciones.

Todo en el marco de operaciones psicológicas como fue en su momento la persecución contra este reportero y corresponsal en América Latina (Dick Emanuelsson) y Hollman Morris, es que se ejecutaron operaciones de des acreditación contra ambos, por ser profesionales abocados al periodismo serio. Y denunciantes de la realidad tal como se desarrolla.

El abogado español, Enrique Santiago, es muy puntual al dar datos sobre la oficina de agentes del DAS y la Red de Informantes, existentes en Bélgica así como en España. Gracias a ello fue posible realizar todo tipo de manipulaciones contra los organismos de DD.HH. y colombianos y colombianas exiliados.

Las instituciones del Estado colombiano, agrega, cometieron infinidad de ilícitos en Europa y lo hicieron con un cinismo inaudito. Fueron recibidas por gobiernos de derecha y de izquierda y mediante su ubicación dentro de los márgenes del terrorismo, crearon el sustrato necesario para ejecutar la guerra sucia que tiene dos partes, reforzada durante el gobierno de Uribe y actualmente en el de su sucesor, Juan Manuel Santos.

Así fue como muchos militares sobre los que pesaban duras acusaciones, fueron enviados a España, quedando alejados del conflicto a la vez que se les brindó la posibilidad de recibir adiestramiento, quedando sustraídos de su problema y de la justicia. Por otra parte esto sirve como para profundizar la persecución contra los miembros de organizaciones de DD.HH en Europa.

El establecimiento de esas oficinas colombianas, en el viejo continente, resulta por demás inadmisible. Ellos lograron saber quien es cada colombiano. En España, por ejemplo, la autoridad policial española no queda exenta de complicidad, mucho menos sabiendo que a los que persiguen son exiliados.

German Villalba, sub director del DAS, que está ahora mismo procesado por la justicia en el escándalo de la “Chuzada”, hacía los seguimientos y campañas de intoxicación contra los dirigentes políticos. El seguimiento comenzaba ni bien pisaban Madrid y se aprovechaba su estancia para intoxicar lo que realizaban estas personas.

También se encuentra implicada la periodista española Salud Hernández Mora, reportera para el diario de la extrema derecha española El Mundo y columnista en el diario de la familia presidencial Santista El Tiempo. Es vinculada al para-militarismo y aprovecha sus relaciones en los medios para acusar a todo colombiano en el exterior en solidaridad con su pueblo.

A través de la infiltración de agentes ex profesos que llegaban de Colombia, se actuó desde la oficina de la Red de Sapos&DAS en España contra los colombianos residentes en España.

Otra de las actividades sucias es la elaboración de datos desde los lugares donde lograban infiltrarse. Incluso alcanzaron la posibilidad de interceptar comunicaciones de correos electrónicos y teléfonos, hecho por demás llamativo, ya que en todos los casos la autoridad colombiana tarda mucho en responder cuando se la interroga sobre esos espionajes.

Nadie puede desconocer que hubo colaboración de la fiscalía española para el DAS, convirtiéndose en el principal brazo ejecutor de las operaciones que se solicitan desde Colombia, papel por demás lamentable es el de ese país.

La fiscalía española se opuso a que se investiguen los espionajes altamente comprobados, no sólo contra refugiados colombianos sino también contra españoles.

La policía es otra de las estructuras que dejan mucho que desear, ya que no aportó datos a la jueza que se declaro competente contra todos estos hechos, ni realizó investigaciones sobre lo que hacía el DAS. De todos modos, no podemos extrañarnos ya que estos modus operando son típicos del sistema capitalista que se muestra riguroso, implacable, con los débiles y permisivo, por demás, con los poderosos.

Foto: Salud Hernández Mora.

Gran parte de Europa está contaminada con personajes nefastos. Salud Hernández Mora fue desenmascarada como escritora fantasma del jefe paramilitar Carlos Castaño y Ernesto Yamhure, Primer Secretario de la embajada colombiana en Estocolmo, también fue amigo personal y asesor político de Castaño y brindó el mismo apoyo que su socia. Y estamos hablando nada más, ni nada menos, que de un tétrico personaje, causante de extremas violaciones a los DD.HH. en Colombia.

La propia organización de las Naciones Unidas fue quien aceptó que el 80% de las agresiones a esos derechos son cometidas por el aparato militar, sin embargo nadie va contra ellos, en éste, ni en el anterior gobierno colombiano. Y no sólo eso, lo más trágico es que España colabore con ese aparato, convirtiéndose en los grandes valedores de Uribe y de Santos, en detrimento de las personas refugiadas.

Nadie estaría errado si declara que España se convirtió en una sucursal de Miami, tal como demostró al recibir como exiliados a hombres que no lo son, como supuestamente Luis Carlos Restrepo, comisionado de paz del gobierno de Uribe.

Como si fuera poca vergüenza, Uribe, comparece en los medios para recibir premios otorgados por el gobierno de Madrid.

Está contaminada España, además, tras la llegada el 16 de febrero de de Obdulio Gaviria, mano derecha de Uribe y sindicado de ser el autor intelectual del grupo “DAS-G3”, invitado, como dijo Gaviria a este reportero (D.E.) por el Partido Popular, partido del gobierno, “a sui congreso”.

Segunda parte de la entrevista al abogado español, ENRIQUE SANTIAGO que habla sobre el espionaje de la policía política secreta de la presidencia colombiana en España, los montajes a Remedios García Albert y Leyla Ordóñez, una colombiana exiliada hace diez años en Madrid. Relata que España, bajo la administración neofranquista Rajoy esta convirtiéndose en una salvavidas de ex funcionarios Uribistas implicado en el espionaje a la oposición colombiana y la corrupción mafiosa.

1) Entrevista (VIDEO) a ENRIQUE SANTIAGO, abogado español, asesor de la “Comisión Internacional de Observación de los Derechos Humanos en los Establecimientos Carcelarios”
VIDEO (18 min.): https://vimeo.com/38712887

2) Escribe el preso político JOAQUÍN PÉREZ BECERRA desde las mazmorras de la cárcel La Picota: “La cárcel no es un instrumento de la justicia, es en realidad instrumento del poder”
http://anncolprov.blogspot.com/2012/03/escribe-el-preso-politico-joaquin-perez.html

3) Texto completo de la entrevista en RCN Radio a CARLOS A. LOZANO GUILLÉN, director de VOZ y de “Colombianos y Colombianas por la Paz”, en la mañana del lunes 19 de marzo del presente año. http://anncolprov.blogspot.com/2012/03/carlos-lozano-guillen-hay-peligro-de.html

4) Carta Pública del abogado ATHEMAY STERLING: “Angelino agrede la Democracia al negar existencia de presos Políticos” http://anncolprov.blogspot.com/2012/03/carta-publica-del-abogado-athemay.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.