miércoles, 14 de marzo de 2012

Creciente escenario de protestas sociales en Chile

Tania Peña (PL)

La protesta social, protagonista del escenario político en Chile el pasado año, va marcando también el rumbo del 2012, con la incorporación cada vez mayor de un amplio abanico de sectores y poblaciones.

Justamente este miércoles cumple un mes el levantamiento popular de la región de Aysén contra las políticas centralistas excluyentes y el alto costo de la vida en ese apartado punto de la geografía nacional.

La Asamblea Ciudadana de Magallanes y Antártica, perteneciente al igual que Aysén a la helada Patagonia chilena, se declaró también lista para el inicio de movilizaciones con demandas similares a las de los aiseninos: políticas públicas inclusivas en materia de salud, educación, viviendas, legislación laboral y plebiscitos vinculantes, entre otros muchos reclamos.

Considerada también entre las zonas extremas y desprotegidas del país, la ciudad de Calama, capital minera de Chile y Suramérica, ya anunció para el próximo 20 de marzo una marcha con una petición principal: percibir recursos permanentes del cobre en beneficio de sus habitantes.

Parece evidente, acotó en su edición de hoy Red Diario Digital de Chile, que protestarán de diversas maneras estudiantes, pescadores artesanales, portuarios, ciudadanos de varias regiones, medioambientalistas, empleados fiscales, damnificados, cada sector social y territorial con demandas concretas.

De hecho, para mañana la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios llamó a su primera movilización de este año en Santiago contra la mercantilización de la enseñanza en el país.

La jornada coincidirá también con una manifestación de los pescadores artesanales de la austral región de Los Lagos, contrarios al proyecto de Ley de Pesca a examen parlamentario, al que le atribuyen un fuerte carácter privatizador que pone en peligro su sobrevivencia laboral.

De igual modo anuncian movilizaciones los trabajadores portuarios que ya protagonizaron en enero pasado tres días de huelga nacional y que exigen les sean devueltos 27 millones de dólares que les cobraron injustamente durante más de 30 años y que se regulen las inversiones de los privados.

La lucha contra la privatización del cobre y del litio y el llamado a una Asamblea Constituyente estarán también en el centro de los reclamos ciudadanos.

Carácter nacional seguirán alcanzado las protestas por los proyectos y construcciones de centrales hidroeléctricas y de empresas mineras, lideradas por agrupaciones medioambientalistas que demostraron el año pasado una gran capacidad de convocatoria, vaticinó Radio Universidad de Chile.

A juicio de la revista local Punto Final, 2012 puede ya considerarse "el año de la protesta" en Chile, resultado del descontento acumulado contra la institucionalidad heredada de la dictadura y el asfixiante modelo neoliberal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.