martes, 29 de enero de 2013

Argentina: “Los grandes supermercados extorsionan y destruyen a los pequeños productores”

COPENOA

Lo afirmó Miguel Calvete, Director Ejecutivo y vocero de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas de la República Argentina, acerca de los niveles de concentración que ostentan las más importantes cadenas multinacionales del rubro. En Argentina, tres grupos de supermercados concentran más del 50 % de las ventas.

Hay una concentración en donde 28 empresas multinacionales producen el 80 % de todo lo que consumimos o utilizamos para limpieza del hogar o higiene personal y el otro 20% se divide en 30000 pequeñas y medianas empresas” dijo el directivo, y agregó que “esto sumado a la concentración en la comercialización hace que sea necesario exigir una inmediata regulación del Estado a través de los organismos que corresponda”.

Calvete destacó también que de continuar esta situación puede tornarse muy peligrosa “porque llega un momento en donde los consumidores y las pymes son rehenes de estos grupos económicos y no pueden migrar hacia otros estratos”.

“Los supermercados tienen protocolos precisos que siguen al pie de la letra para oprimir a las pequeños productores hasta convertirlos en proveedores cautivos y así desfinanciarlos” denunció el directivo y amplió que “las grandes empresas comienzan comprándole a las pymes acordando un determinado precio y plazo de pago que luego no cumplen, solicitando descuentos especiales por la devolución de la mercadería no vendida y extendiendo los términos de cancelación del pago, a la vez que exigen la entrega de más productos para liquidar las deudas adquiridas”.

“Es un circulo vicioso en donde sólo ganan los grandes grupos influyendo en el precio de los productos que se consumen y controlando también los márgenes de ganancia de los productores” reiteró Calvete, quien reconoce que la concentración de la industria supermercadista, tiene preocupado seriamente tanto a los autoservicios de proximidad como a los proveedores, ya que de mantenerse este cuadro de comercialización se está cerrando el acceso a nuevos competidores de peso específico real.

“En algún momento en nuestro país había más de 20 cadenas de supermercados pero se fueron concentrando y ahora sólo existen tres grandes grupos que pueden comprar grandes cantidades de mercadería a bajo precio, logrando también establecer los precios que quieren”, dijo Calvete.

Ante este cuadro de situación, “los supermercados chinos se esgrimen como una alternativa para que los productores puedan canalizar sus ventas sin las comisiones leoninas y la opresión permanente que les imponen las grandes cadenas” destacó el ejecutivo de la Federación que agrupa a los supermercados propiedad de residentes chinos en Argentina.

Finalmente, Calvete reiteró el pedido para que el Gobierno Nacional intervenga para equiparar los derechos tanto de los pequeños productores (evitando su desaparición) como de los consumidores (garantizándoles precios acordes, libre acceso y elección de los productos).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.