lunes, 3 de junio de 2013

“InSight Crime, Otro laboratorio de mentiras” financiado por el Departamento de Estado

ANNCOL

Fueron presentados los dos periodistas Jeremy McDermott y Steven Dudley y su ONG periodística ´InSight Crime´ como “Fuentes fidedignas”.

Pero cada uno puede sacar sus propias conclusiones sobre credibilidad periodística cuando vemos de donde sale el financiamiento de su trabajo, entre ellos el estudio “FARC, la Paz y la posible penalización”. Ha sido divulgado en todos los medios oficiales colombianos últimamente como algo nuevo cuando en realidad son viejos elementos de la inteligencia militar:



“A través de su brazo de investigación ´En el lugar por los hechos´, InSight Crime, CIAL recibió $ 100,000 del Departamento de Estado para llevar a cabo un estudio de profundidad de las organizaciones criminales emergentes en Colombia, conocido por su acrónimo, Bacrim” [1].


Foto: 100.000 dólares les paga generosamente el Departamento de Estado a InSight Crime.

Estas líneas fueron publicadas en el portal de The American University Washington, D.C. bajo el menú de “Funders”, financiadores. Ahí se presentan públicamente los patronos de InSight Crime. Ser financiados por el Departamento de Estado significa de subordinarse a reglas especiales. ¿Todavía hay gente que cree lo contrario?

Ex jefe de The Miami Herald

El 23 de mayo la revista Semana presentó el supuesto estudio sobre el futuro de las FARC por Jeremy McDermott y Steven Dudley. Para ser dos “freelance”, generalmente muy pobres pero entusiastas ante su profesión, McDermott y Dudley ya contaban con oficinas en Washington y Medellín.

Steven Dudley “es el ex jefe de la redacción de The Miami Herald en la Región Andina”, relata el mismo en su portal de Internet [2]. Ha cubierto países víctimas del Departamento de Estado y el Pentágono como Nicaragua, Haití y por supuesto Cuba.

The Miami Herald es, como todos sabemos, la ala anticomunista y defensor de todas las expediciones terroristas contra Cuba, defensor a terroristas internacionales de la CIA como Luis Posada Carriles&Cia.

¿Cualquier periodista puede ser empleado como “jefe de la redacción” en The Miami Herald sin tener los méritos y la confianza política de los dueños?


Foto: Jeremy McDermott y Steven Dudley

Ex oficial del Ejército Británico

¿Y que se dice del colega y socio de “InSight Crime”, McDermott?

Su Hoja de Vida impresiona:

“Mcdermott tiene 15 años de experiencia en la presentación de informes de todo América Latina. Él es un ex oficial del ejército británico, que estuvo en servicio activo en Irlanda del Norte y Bosnia. Al retirarse de los militares se convirtió en corresponsal de guerra, cubriendo los Balcanes, con sede en Bosnia, luego se desplazan a Beirut a trabajar en todo el Oriente Medio, antes de asentarse finalmente en Colombia desde donde viaja extensamente por América Latina. Anteriormente trabajó como corresponsal de la BBC, Colombia, América Latina y corresponsal del Daily Telegraph y el Intelligence Review de Jane, especializada en el tráfico de drogas, el crimen organizado y el conflicto civil colombiano (revista totalmente al servicio de los instigadores de guerra, Nota ANNCOL). Además de trabajar como periodista que ha realizado trabajos de consultoría para las empresas que operan en las partes peligrosas de Colombia y ejecutar su propio negocio. Tiene una maestría de la Universidad de Edimburgo”.

Es decir, es el hombre con una experiencia propia y perfecta para labores de inteligencia militar, sobre todo en países y regiones donde el Imperio Estadounidense ha instigado guerras horrorosas, dividiendo a los pueblos para que se maten entre ellos y ahí entrar para cooptar países y recursos naturales como presas fáciles.

Es, además, el hombre de los empresarios, latifundistas o ganaderos colombianos, según propias palabras.

DAS y sus “reporteros” de la contrainteligencia



Nos hace recordar el jefe de la Inteligencia del DAS, Carlos Alberto Arzayús, cuando, en el juicio sobre el escándalo de “las Chuzadas”, relataba sobre la modalidad y operatividad de sus agentes del DAS-G3:

“Otro ejemplo de los apoyos que se podían brindar era caracterizar a funcionarios (agentes del DAS, nota ANNCOL) como si fueran periodistas. Entonces, van los muchachos con una cámara y con chalecos para hacer operaciones de inteligencia”.

No acusamos al Gringo y el Británico por ser agentes de la CIA, pero presentamos los elementos de sus propios currículos que ellos mismos presentan en su portal para presentar la otra cara de las “fuentes fidedignas” y que carece totalmente la credibilidad para opinar sobre el conflicto social-armado en Colombia y ahí incluimos el análisis sobre si las FARC serán “fragmentadas” o no después un eventual acuerdo de paz.

Con esos antecedentes, InSight Crime publica su estudio y especulaciones justo cuando el Diálogo de Paz en La Habana comienza a materializarse.

Dicen que han estado donde operan los siete Bloques de las FARC que cubre todo el territorio nacional, lo que hace entender que han tenido entrada y contacto con la misma guerrilla, lo cual no es así.



Y es una abismal diferencia de haber hecho reportajes en los campamentos o haber entrevistado guerrilleros o comandantes y haber VISITADO las regiones bajo control o influencia de la guerrilla. Sus fuentes son, como en todos estos casos, la inteligencia militar, el DAS y desertores.

Lo mismo pasa con una cantidad de periodistas colombianos que escriben y analizan mucho sobre la guerrilla pero jamás han estado en un campamento guerrillero durante la guerra. (Compara las declaraciones del reportero francés Romeo Langloís).

La torpeza del Ministerio de Defensa


Foto: Julio 2002. No es una coronela del Ejército Nacional Colombiano sino una foto descargada de una página de pornografía en Internet.

Hace unos diez años, el ejército y Ministerio de Defensa tiraron dos millones de panfletos sobre las selvas y montañas colombianas desde los aviones de guerra. El contenido del panfleto era una foto de una mujer voluptuosa y semidesnuda (vea la foto). Los agentes de la inteligencia militar habían descargado la foto de las páginas pornográficas en Internet.

El hecho fue duramente criticado, no solo por las organizaciones feministas y mujeres dignas, sino por su torpeza e ignorancia sobre la realidad guerrillera. Creían que los varones guerrilleros se desmovilizarían ante la “caída del cielo” de una mujer con poca ropa, sin darse cuenta, además, que las mujeres guerrilleras son bellas e inteligentes y, además, constituyen el 40 por ciento de todos los combatientes de las FARC y ELN.

Radionovela gringa para desmovilización

Hace pocos días, el 30 de mayo, el diario El Espectador [3] y El Tiempo [4] informaban que los organismos de la inteligencia militar estadounidense estaban elaborando unos 20 capítulos de radionovelas, cada uno de 16 minutos, para ser transmitidas en las regiones con influencia guerrillera y así impactar emocionalmente a los guerrilleros para que ellos se desmovilizaran.

Semejante proyecto costaría millones de dólares y “sería manejado por el Equipo de Apoyo Militar para la Información (Mist por su sigla en inglés)” del Ejército estadounidense.



Sobre el conflicto colombiano, Jorge Enrique Botero, periodista y escritor resumió con total claridad en la entrevista que le hiciera Radio Nederland:

“Durante cinco décadas, las FARC han sido totalmente vilipendiadas, deformadas y manipuladas a nivel mediático y ahora consideran que es el momento de poner las cosas en su lugar desde el punto de cómo se cubre el conflicto colombiano”.

Son muchas las formas sofisticadas y menos sofisticadas que se han usado en la guerra psicológica. Ahora tenemos “Otro laboratorio de mentiras”, como titula PCCC, el brazo político de las FARC, su análisis sobre InSight Crime.

ANNCOL reproduce el excelente texto aquí abajo:


* * *

Otro laboratorio de mentiras
Por Partido Comunista Clandestino Colombiano

Ahora hay un nuevo jugador en el despreciable mercado de la calumnia y la distorsión. Se lanza al estrellato la Fundación InSight Crime, que según versión oficial, “hace tres años analiza los fenómenos de delincuencia organizada en América” y tiene sede en Medellín y Washington.

Éste aparato publicó un documento titulado “Las FARC, el proceso de paz y la posible criminalización de la guerrilla”. De nuevo arremete con los globitos del narcotráfico, la criminalización, la incomunicación de los frentes con nuestra dirigencia, la fragmentación y las diferencias por las conversaciones con el gobierno. En particular, dispara con el “estudio de caso” del Bloque Iván Ríos.

En Colombia han hecho carrera ONGs y fundaciones que posan de analistas militares del conflicto social y armado. Son piezas de la cadena de producción en los laboratorios de mentiras y prestadoras de servicios en las operaciones sicológicas de las FFMM. No se dedican al análisis juicioso sobre esta realidad, ni a producir teoría social y política y mucho menos a escribir la otra historia de los acontecimientos. Cumplen un rol similar al de los medios de comunicación de la oligarquía reproduciendo propaganda de Estado.


Foto: “FARC, la Paz y la posible penalización”.

Ahora hay un nuevo jugador en el despreciable mercado de la calumnia y la distorsión. Se lanza al estrellato la Fundación InSight Crime, que según versión oficial, “hace tres años analiza los fenómenos de delincuencia organizada en América” y tiene sede en Medellín y Washington. Éste aparato publicó un documento titulado “Las FARC, el proceso de paz y la posible criminalización de la guerrilla”. De nuevo arremete con los globitos del narcotráfico, la criminalización, la incomunicación de los frentes con nuestra dirigencia, la fragmentación y las diferencias por las conversaciones con el gobierno. En particular, dispara con el “estudio de caso” del Bloque Iván Ríos.

El informe corta y pega discursos emitidos en las campañas diseñadas en las salas de crisis del Ministerio de Defensa y de sus instructores, a saber, el Pentágono gringo, el MI6 inglés y el sionista Mossad. El tecnócrata de la defensa Juan Carlos Pinzón había dicho exactamente lo mismo, en una línea de continuidad desde 1964.

A éste tipo de fundaciones no les pagan por realizar estudios como de manera pretenciosa llaman el documento. Son contratadas para que digan lo que las FFMM necesitan emitir. No hay diferencia con la escena ridícula del helicóptero sobrevolando con megáfonos promoviendo la deserción.

Estos mercenarios de presencia virtual, son utilizados en términos de “voces autorizadas” dado su carácter “civil” y “académico”. Ante la incredibilidad e ilegitimidad de la cual gozan los organismos castrenses y sus centros de inteligencia, los militares recurren a supuestos terceros para que opinen sobre la falsa situación de sus enemigos. En esa tarea, las fundaciones acuden a la parafernalia institucional y se adornan con métodos y técnicas propias de la investigación social.


Foto: En marzo de 2005, periodistas del diario El Heraldo en Honduras fueron invitados por la inteligencia militar colombiana y hospedado en el Club de Oficiales en el norte de Bogotá. Recibieron todo tipo de material para atacar a las FARC. En el
regreso A Tegucigalpa, llenaron 20 páginas de formato tabloide con contenido de las “fuentes fidedignas” sin comprobar absolutamente nada..

En el citado documento se usa y abusa del lenguaje científico, planteando “escenarios” e “hipótesis” que nunca se convertirán en tesis. Utilizan palabras entre líneas cuyo propósito es la propaganda negativa y no el análisis serio.

Escriben con el método Capulina: “quizás, tal vez, de pronto, quién sabe, a lo mejor, al parecer, muchos dicen, algunos piensan”.

Nada preciso por que el fin último es sembrar la cizaña. No tienen prueba de nada y en cambio lo inventan todo. Su verdadero método es hacer el mandado.

Qué decir de las fuentes. Las FFMM les entregan algunos insumos de sus informes de inteligencia tales como nombres, fotos, lugares y hechos que puedan acompañar la calumnia y aparecer con rigor investigativo. Por supuesto no les entregan todo porque la verdad no es publicable.

La Fundación InSight Crime también cita las notas de prensa que a su vez son redactadas por el comandante de turno en el teatro de operaciones.

Dicen que realizaron trabajo de campo durante 5 meses, suficientes para entender esta guerra contra el Pueblo.

A su vez, los medios de la oligarquía citan a InSight Crime como fuente para la producción de “noticias”, que no son más que notas de campaña contrainsurgente acomodadas a su amaño. Es decir, las mismas con los mismos.

En el texto nunca se citan versiones oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia sobre los tópicos tratados. Retoma datos de su historia publicados por el mismo ejército de Manuel. Esa historia conocida ampliamente y parte importante de nuestra trayectoria de resistencia en armas. También difundida por los canales de la oralidad pero que además ha ocupado la mente y la pluma de verdaderos científicos y científicas. Qué diferente se ve la realidad del conflicto cuando se asume su indagación con seriedad.

Los objetivos no son diferentes a aquellos fracasados por décadas. Han invertido millones de dólares en la deslegitimación del Ejército del Pueblo sin resultados definitivos. Atacan la moral de la guerrillerada logrando el efecto contrario pues está se encuentra en alza. La militancia conoce de primera mano en qué momento estamos y la paz es uno de esos temas que más generan cohesión. Todos estos cuentos han sido desvirtuados por la realidad. Son hipótesis falseadas por la acción combativa y revolucionaria de las FARC.


Foto: Muchas “posibilidades” o “eventualidades”... “según...” Especulaciones hecho desde el escritorio.

La fragmentación es un escenario en el cual trabajan inútilmente con éste tipo de operaciones sicológicas. No es un escenario pensado con base en el análisis de probabilidades y la prospectiva. Es un objetivo, un deseo sobre el cual trabajan y en eso realizan esfuerzos como la publicación de éste tipo de panfletos.

Tampoco es gratuito que en esta campaña mediática, el documento se acompañe con otras voces autorizadas, sus pares ONGeros. En esta oportunidad, con Latin Intelligense Corporation (asesora del Departamento de Defensa de Estados Unidos).

Menos aun extraña que citen a Alfredo Rangel, director de esa ratonera llamada Seguridad y Democracia; éste personaje ha dedicado sus últimas columnas a despotricar sobre el proceso de paz. Ahora dolido, pues le quitaron algunos contratos en el Ministerio de Defensa sumado al hecho de que se encuentra en campaña electoral: en asocio con John Marulanda, otro analista prepago, adelantan el posicionamiento del candidato narco-general retirado y derrotado Oscar Naranjo.

Todo indica que la pista de aterrizaje de la Fundación InSight Crime en Colombia, fue la Fundación Ideas para la Paz. La FIP, creada por empresarios, es de reconocida trayectoria en el asesoramiento del régimen de terror. Entre otras funciones, hace parte del Comité energético que asesora a las empresas multinacionales en la estrategia de seguridad del saqueo capitalista de nuestros recursos naturales. Es pues, pieza clave en el sector de ONGeros dedicados a servir de caja de resonancia de los militares, y prestarle sus servicios al mejor estilo mercenario.


Foto: La realidad colombiana guerrillera presente desde 49 años.

No deben estar contentas las ONGs criollas y los opinadores prepagos del régimen, pues les salió competencia. Además deben estar atacadas en su ego, ya que éste laboratorio se presenta con “el objetivo de elevar el nivel de investigación y análisis sobre el crimen organizado en América Latina y el Caribe… para ofrecer el panorama más completo y actualizado del crimen organizado en la región”. Ya lo lograron con tres años leyendo prensa y 5 meses de trabajo de campo. Vinieron a darle cátedra de conflicto armado a los locales.

Los combatientes del Bloque Iván Ríos son dignos herederos de Manuel. Batallas de estatura épica se han realizado en ese triángulo de Antioquia, Chocó y Córdova. Es una de las regiones donde la oligarquía ha enviado un número importante de soldados. 10 Brigadas, más de 60 batallones y 6 Fuerzas de Tarea no han podido derrotar a éste Bloque. Para resistir a semejante dispositivo, se requiere compromiso popular, convicción revolucionaria y valor en el combate. Sumados a otro arsenal de valores y capacidades fundadas en las FARC, con las cuales el único escenario posible es la victoria.

¡Hemos Jurado Vencer, y Venceremos!

Notas:
1] Department of State.
http://www.american.edu/clals/funders.cfm
2] About InSight - Organized Crime
http://www.insightcrime.org/the-organization/about-insight-organized-crime
3] El Espectador: Radionovelas: la estrategia del Pentágono para desmovilizar guerrilleros colombianos.
http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-425139-radionovelas-estrategia-del-pentagono-desmovilizar-guerrilleros
4] El Tiempo: Radionovelas, la nueva 'arma' para desmovilizar a los guerrilleros
http://www.eltiempo.com/mundo/estados-unidos/radionovelas-para-desmovilizar-guerrilleros_12833924-4

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.