viernes, 28 de febrero de 2014

Jornada por los petroleros de Las Heras con un puente acorazado

ANRED

En el marco de la Jornada Nacional de Lucha por la Absolución de los Trabajadores Petroleros Condenados de Las Heras, diversas organizaciones sociales, políticas, sindicales y de derechos humanos intentaron realizar un corte en el Puente Pueyrredón, pero fueron impedidos de hacerlo por un imponente operativo con personal de la Policía Federal y Gendarmería, perros, camiones hidrantes, móviles policiales y un helicóptero que vigilaba toda la zona. Todo este dispositivo fue montado sobre la avenida Hipolito Yirigoyen a la altura del Carrefour de Avellaneda. Las organizaciones decidieron no responder a lo que consideraron una "provocación" y "clara muestra del aumento de la escalada represiva del gobierno nacional", y realizaron una acto en ese mismo lugar, sin avanzar hacia la zona de los efectivos.


 Las organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y de derechos humanos que se disponían a participar de la medida de corte del Puente Pueyrredón, en la localidad bonaerense de Avellaneda, en el marco de la jornada nacional de lucha por la absolución de los trabajadores petroleros de Las Heras condenados - imputados por el supuesto asesinato de un policía santacruceño, en un juicio plagado de irregularidades - se fueron convocando frente a la Estación Darío y Maxi - ex Avellaneda - a partir de las 10 de la mañana.



Para ese momento ya era noticia en la mayoría de los medios de comunicación el violento desalojo de la gendarmería de los manifestantes que se encontraban realizando desde las 6 de la mañana el primer corte de la jornada, sobre la ruta Panamericana, en el cual la fuerza reprimió con balas de goma y gases, con el saldo de detenidos y numerosos heridos, hecho que se repitió en el puente Liniers, donde hubo también heridos y 3 detenidos, dos de ellos integrantes de la Junta Interna del Hospital Posadas: Antonio Barrera y Luis Sucher.




Una comisión de los manifestantes presentes se reunieron en medio de la calle con el jefe del operativo con el objetivo de negociar la posibilidad de poder subir al puente y concretar la medida de lucha, pero el encargado de las fuerzas en ese lugar indicó que tenía órdenes superiores de no permitir ningún corte allí, aunque no precisó de quién era la órden.




El operativo desplegado sobre avenida Hipólito Yrigoyen, frente al Carrefour de Avellaneda era imponente: la presencia de más de 100 efectivos, entre personal de la Policía Federal y de Gendarmería Nacional, además de la presencia de cuerpos de la división perros de la federal, 5 camionetas policiales, un camión hidrante, un colectivo de los que se utilizan para trasladar detenidos, y la presencia en todo momento de un helicóptero que sobrevolaba y vigilaba los movimientos de las organizaciones sobre la avenida.




En medio de cánticos y consignas que apuntaban a las fuerzas policiales y la gendarmería ("esos no son trabajadores, reprimen a la clase obrera") y al gobierno nacional por lo que consideraron un aumento progresivo en la escala represiva estatal, el clima se fue poniendo tenso dado que las organizaciones debatían con respecto a si avanzar o no a pesar de la presencia de tantos efectivos, con el fin de concretar la medida de protesta



Finalmente, para no caer en lo que consideraron una "verdadera provocación" y una "clara muestra del aumento de la escalada represiva del gobierno nacional", decidieron montar una camioneta frente al operativo a modo de escenario, donde realizaron un acto, del cual participaron diversos referentes partidos políticos, de organizaciones sociales, de derechos humanos y sindicales, como Néstor Pitrola y Christian Castillo, del FIT; Susana Ancarola de ATE Sur; Gustavo Lerer, delegado del Hospital Garrahan; Elia Espen, de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora; entre otros.


"Debemos repudiar este despliegue de represión de infanterías y perros con el que están esperando al movimiento obrero en todo el país en esta jornada de lucha", remarcó Nestor Pitrola, del Partido Obrero, y agregó: "No nos vamos a mover hasta la libertad de los compañeros detenidos (...) La condena a los petroleros de Las Heras es la otra cara de la entrega a REPSOL, de la entrega a Chevron y del ajuste a los docentes, diciendo que no hay un peso, mientras hay una fortuna para REPSOL.


En tanto, Elia Espen, de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora se preguntó: "¿Dónde tengo que estar yo? Acá, con todos ustedes. En todo lugar donde haya represión o que no permitan a nadie reclamar con justicia, las madres estaremos ahí", acercó su solidaridad Espen.

El diputado provincial por el FIT, Christian Castillo, del PTS, remarcó: "Se están haciendo cortes en casi todas las ciudades del país. Todos los medios de comunicación, a pesar de muchas veces callar, tienen que dar cuenta de que hay un poderoso movimiento por la absolución de los petroleros. Berni ha denunciado a mi compañero diputado nacional del FIT nicolás del Caño diciendo que va de piquete en piquete impulsando delitos. Cortar una ruta, cortar la Panamericana no es un delito, es una acción de lucha del movimiento obrero. Y el carapintada Berni, el represor que se hace el Rambo hoy nos puso los perros para intimidarnos, vamos a denunciar penalmente que han puesto los perros. ¿Qué querían? ¿Mandarselos contra la madre de plaza de mayo Elia Espen? ¿Contra los compañeros hijos de desaparecidos? ¿Contra los luchadores sociales, sindicales y políticos? No se lo vamos a permitir. Vamos a renovar la jornada, multiplicar el número de manifestantes y les vamos a volver a cortar todos los puentes, todas las rutas, para decirles: absolución para los petroleros de Las Heras.

Fuente fotos: ANRED

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.