viernes, 14 de marzo de 2014

Dossier sobre Ucrania

RIA NOVOSTI

Ucrania destinará el grueso de la ayuda financiera extranjera a la Guardia Nacional / Radicales robaron más de 9.000 armas de fuego en Lvov / Rusia advierte de su derecho a proteger a sus compatriotas en Ucrania / Rusia, preocupada por el silencio de Occidente ante violaciones de DDHH en Ucrania / Moscú culpa a los radicales ucranianos de haber participado en la guerrilla chechena / El Gobierno de Estados Unidos desoye la opinión pública sobre Ucrania / El Pentágono puede revisar la compra de propulsores de cohetes rusos.

Ucrania destinará el grueso de la ayuda financiera extranjera a la Guardia Nacional
La mayor parte de la ayuda financiera que Ucrania recibirá del extranjero se destinará a la recién creada Guardia Nacional, declaró una fuente próxima al Ministerio de Defensa ucraniano.
“El grueso de la ayuda financiera estadounidense se aprovechará para el establecimiento y el mantenimiento de la nueva fuerza del orden, la Guardia Nacional de Ucrania”, indicó la fuente.
El Parlamento de Ucrania aprobó ayer la creación de ese cuerpo militar a base de las Fuerzas del Interior y los militantes del Maidán que, entre otras funciones, se encargará de custodiar las fronteras y luchar contra el terrorismo.
Anteriormente, se informó de que la Comisión Europea está dispuesta a otorgar a Ucrania un rescate de 11.000 millones de euros después de que Kiev firme un acuerdo con el FMI.
Además, Ucrania pidió ayuda militar a Estados Unidos pero recibió una negativa.

Radicales robaron más de 9.000 armas de fuego en Lvov
Más de 9.000 armas de fuego desaparecieron a finales de febrero pasado tras ataques de radicales a comisarías y unidades del Ministerio del Interior de Ucrania en Lvov, comunicó una fuente de este departamento.
“Fueron robadas más de 5.000 fusiles Kalashnikov, 2.741 pistolas Makarov, 123 ametralladoras ligeras, 12 lanzallamas Shmel, 1.500 granadas F-1 y gran cantidad de municiones”, precisó la fuente que cita un informe presentado al ministro en funciones del Interior, Arsén Avákov.
La cifra es casi cuatro veces superior a la mencionada hace unos días.
El experto ruso Ruslán Pújov, director del Centro de análisis de estrategias y tecnologías, opina que “una parte considerable de estas armas se enviará a Rumanía, Albania, Transnistria y los Balcanes”, habida cuenta de que las fronteras de Ucrania con Rusia están bien vigiladas.

Rusia advierte de su derecho a proteger a sus compatriotas en Ucrania
El Ministerio de Exteriores de Rusia declaró hoy que, dado el descontrol de la situación en Ucrania, Moscú se reserva el derecho de proporcionar protección a los rusos en el país vecino.
“Rusia es consciente de su responsabilidad por las vidas de sus compatriotas y conciudadanos en Ucrania y se reserva el derecho de ponerlos bajo su protección”, asevera un comunicado de la entidad.
Estas declaraciones se producen después de que al menos una persona muriera y otras 26 resultaran heridas en enfrentamientos que se produjeron ayer en Donetsk, en el sureste de Ucrania, entre activistas prorrusos y partidarios del nuevo Gobierno ucraniano.
“Los manifestantes pacíficos que salieron a la calle para expresar su opinión sobre la posición destructiva de las personas que se autoproclaman Gobierno ucraniano, fueron atacados por grupos de extrema derecha con armas no letales y bates de béisbol que un día antes comenzaron a llegar a la ciudad desde otras regiones del país”, denuncia el documento.
Según la cancillería rusa, Moscú ha instado en reiteradas ocasiones a que las nuevas autoridades de Kiev “desarmen a los rebeldes y garanticen la seguridad de la población y el derecho legítimo de las personas a manifestarse”.
“Lamentablemente, los sucesos en Ucrania muestran que las autoridades de Kiev no controlan la situación en el país”, resume la nota.

Rusia, preocupada por el silencio de Occidente ante violaciones de DDHH en Ucrania
Rusia está preocupada por la falta de reacción de Occidente a graves violaciones de Derechos Humanos en Ucrania, manifestó hoy el vicecanciller ruso, Guennadi Gatílov.
El diplomático se sorprendió de que los países occidentales, que dicen estar a la vanguardia en la defensa de los Derechos Humanos, hagan la vista gorda a los actos de los ultranacionalistas y neonazis ucranianos.
No les parecen censurables torturas, secuestros y restricciones a la libertad de expresión que hoy día tienen lugar en Ucrania, indicó Gatílov.
“Ni tampoco la atmósfera de miedo alimentada por los radicales que están detrás del Gobierno autoproclamado de Kiev”, aseguró.
El vicecanciller subrayó que Rusia no puede permanecer ajena a los acontecimientos en Ucrania.
“El pueblo ruso pagó un precio demasiado alto por la victoria contra el fascismo para permitir ahora que los neonazis promocionen abiertamente sus consignas allá donde sea”, indicó.
Contra estos “casos vergonzosos” Rusia luchará sin compromiso y utilizará para ello las plataformas internacionales como el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, prometió Gatilov.

Moscú culpa a los radicales ucranianos de haber participado en la guerrilla chechena
La Justicia rusa sospecha que los líderes del movimiento nacionalista de Ucrania, entre ellos Oleg Tiagnibok (Svoboda) y Dmitri Yarosh (Pravy Sektor) lucharon contra soldados rusos durante la primera guerra de Chechenia en 1994-1995, comunicó hoy el portavoz del Comité de Investigaciones de Rusia, Vladímir Markin.
El funcionario indicó que los jueces llegaron a esta conclusión al investigar las actividades de la banda de Shamil Basáev y Jattab, dos cabecillas de la guerrilla chechena eliminados por las fuerzas federales en la década de 2000.
“Hay datos de que miembros del (partido nacionalista ucraniano) UNA-UNSO crearon una banda y en 1994-1995 pelearon del lado de los separatistas chechenos contra las tropas federales”, dijo Markin.
Encabezada por Mazur, Bobrovich, Korchinski y otros, esta banda incluía en particular a los hermanos Tiagnibok y a Dmitri Yarosh, agregó.

El Gobierno de Estados Unidos desoye la opinión pública sobre Ucrania
El Gobierno de Estados Unidos no presta atención a la opinión de sus ciudadanos acerca de la crisis en Ucrania, considera Daniel McAdams, director del Instituto estadounidense Ron Paul.
El 56% de los habitantes de Estados Unidos, según un reciente estudio de Pew Research, no quieren que Washington se involucre demasiado en la situación en Ucrania.
“Los estadounidenses no desean una confrontación, pero los políticos y los principales medios de comunicación lo pasan por alto”, aseguró.
Agregó que las autoridades de Estados Unidos han perdido el contacto con el pueblo. “Probablemente, por esta razón la labor del Congreso es aprobada solo por el 13% de los ciudadanos”, explicó.
McAdams afirmó que los congresistas estadounidenses están alejados de la realidad y confían plenamente en el criterio de la prensa a la hora de valorar los acontecimientos internacionales.
“No les interesan opiniones alternativos, con muy pocas excepciones”, señaló el experto que trabajó 12 años en el Congreso de Estados Unidos.
El experto auguró el fracaso de las negociaciones entre los jefes de las diplomacias rusa y estadounidense, Serguéi Lavrov y John Kerry, en Londres porque “Estados Unidos no quiere reconocer su papel en el derrocamiento del Gobierno ucraniano y por eso solo puede criticar la respuesta rusa”.
Criticó los planes de imponer sanciones a Rusia y los niveles de “autoengaño y ceguera” de Estados Unidos.
“Estados Unidos cree que Rusia es como Cuba y que puede castigarla como a un niño travieso. Pero la economía es global hoy día. Las sanciones se quedarán en papel o la soberbia de Washington hundirá la economía del país. Tenemos un camino peligroso por delante”, concluyó.

El Pentágono puede revisar la compra de propulsores de cohetes rusos
El Departamento de Defensa de Estados Unidos puede revisar la compra de propulsores de cohetes espaciales rusos RD-180 para los impulsores Atlas debido a la crisis ucraniana, declaró el jefe del ente, Chuck Hagel.
“Creo que tendremos que estudiar este asunto”, dijo Hagel en el Congreso refiriéndose a la cooperación con Rusia en el ámbito de propulsores de cohetes espaciales.
Anteriormente, el Pentágono anunció que suspende la cooperación militar con Rusia por la crisis en Ucrania. Mientras, la prensa informó de que Moscú también estudiaba cesar la exportación de propulsores espaciales RD-180 a Estados Unidos.
En agosto de 2013, Vladímir Sólntsev, director ejecutivo de la planta Energomash que fabrica estos equipos, declaró que la cancelación de los suministros a Estados Unidos podría hacer desplomar el volumen de producción y, por lo consiguiente, el cierre de la empresa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.