jueves, 29 de mayo de 2014

La epidemia africana de ébola es grave y está en expansión, dice la OMS

PL

La epidemia de ébola en África Occidental es grave y aún está en proceso de expansión, anunció hoy en Ginebra el científico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Pierre Fromenty.

La persistencia y continuidad del brote, surgido a principios de año en Guinea con saldo hasta ahora de 281 casos sospechosos y 185 muertes en ese país, se debe a la escasa o nula colaboración de las comunidades, añadió el estudioso de esa enfermedad hemorrágica.

Fromenty confirmó anteriores afirmaciones de que es la primera vez que se identifica el ébola y se verifica una epidemia de ese padecimiento en África Occidental, pues ambos hechos hasta ahora siempre se habían registrado en África Central.

El investigador del Departamento de Control de Enfermedades Epidémicas de la OMS, quien trabaja sobre el terreno en labores de control del virus, dijo que constituye un problema el desconocimiento de la población de esa región sobre las fuentes de contagio.

Pero, según él, lo más grave de todo es la ignorancia sobre cómo se transmite ese padecimiento, que ahora apareció en el área de Gueckedou, en el sureste de Guinea, territorios fronterizos con Sierra Leona y Liberia.

El virus fue transmitiéndose de pueblo en pueblo hasta afectar a más de 30 comunidades, lo cual es posible que haya ocurrido a partir de la celebración de funerales, por el presunto contagio causado mediante el contacto con cadáveres, explicó Fromenty.

Los pobladores de las regiones guineanas donde surgió este año el ébola practican costumbres como la de lavar el cuerpo de los fallecidos antes del velorio e, incluso, abrazarlos y besarlos antes de sepultarlos, de ahí el riesgo claro de contagio, agregó.

La piel humana contiene el virus, o sea que el contacto directo con ella es una vía de transmisión muy clara, por lo cual nuestros grupos de antropólogos y asistentes sociales intentan explicar a las comunidades el proceso de contagio, aseguró el experto.

"Lamentablemente, por ahora en muchos casos no hemos tenido éxito, y aún hay muchas reticencias, mucho miedo, y por lo tanto mucho secretismo, lo que sólo lleva a más contagios", comentó.

Así es que la enfermedad está en expansión no solo porque siguen aumentando los casos, sino porque el comportamiento social impide frenar el contagio, agregó el estudioso.

Según estadísticas de la OMS, de los 281 casos sospechosos y 185 muertos en Guinea, fueron confirmados en laboratorio 160 enfermos y 103 muertos.

Otros 16 contagiados, siete de ellos confirmados en laboratorio junto a otros siete fallecidos, fueron detectados en Sierra Leona, afirma ese organismo. "No obstante, creemos que esta cifra está subestimada porque el control no ha sido suficiente", puntualizó Fromenty.

El virus del ébola, que surgió por primera vez en 1976 en Zaire (actual República Democrática del Congo) y Sudán, es una enfermedad viral aguda grave para la que no hay tratamiento ni vacuna, con una tasa de mortalidad de hasta el 90 por ciento y caracterizada por la aparición repentina de fiebre, debilidad intensa, náuseas y dolores musculares, de cabeza, y de garganta.

Esos síntomas pueden ser seguidos por vómitos, diarrea, alteración de la función renal y hepática, y en algunos casos, sangrado tanto interno como externo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.