viernes, 25 de julio de 2014

Mi cuerpo, mi deseo, mi decisión

Juliana Arias (OTRO VIENTO)

Otro Viento se reunió con integrantes de la Consejería Decidimos, Mar y Valen, para hablar y debatir sobre el derecho al aborto con sus realidades y polémicas. Un debate que todavía nos debe el Congreso, que arde en la sociedad con muchos mitos que derivar, con un porcentaje de mujeres que abortan por año en la Argentina cada vez más creciente y con muchas creencias y subjetividades que empañan la verdadera discusión sobre la conquista de un derecho.

OV: Antes de comenzar a hablar sobre el funcionamiento de la Consejería ¿Qué es el aborto para ustedes? ¿Qué análisis merece la cuestión del derecho a decidir sobre nuestro cuerpo?

Mar: Sin duda para nosotras el derecho al aborto es un derecho negado hacia las mujeres, que tiene que ver sobre la autonomía, soberanía de su cuerpo y hacemos hincapié en el derecho a decidir de la mujer sobre su cuerpo, creemos que el aborto al estar penalizado le niega un derecho básico a la mujer que es su libertad. A lo largo de la historia se le han impuesto muchas cosas a la mujer, que viene de la mano de una sociedad patriarcal y fuertemente católica, sobre la maternidad obligatoria y el hecho de que la mujer pueda decidir cuándo desea ser madre o no, no es funcional a esta sociedad. Nosotras desde la Consejería justamente queremos abordar eso, visibilizar la problemática y generar la despenalización social.

Vale: La sociedad te plantea esto de “te tenés que hacer cargo” como si la maternidad fuera un bolso que lo tenés que cargar toda tu vida.

Mar: Uno está a favor de la legalización y despenalización del aborto porque entiende que no todas las mujeres tienen las mismas posibilidades de decidir sobre su cuerpo, las mujeres en condiciones de vulnerabilidad sobre todo de clases populares no tienen la posibilidad de acceder a un aborto seguro donde se pone en riesgo la vida de la mujer, es decir nosotros también estamos a favor de la vida.
Los métodos anticonceptivos fallan, somos humanas y nos equivocamos y aun así idealizando una educación sexual, el aborto va a seguir existiendo, entonces nosotros como sociedad ¿nos vamos hacer cargo de las mujeres que abortan? ¿O las vamos a seguir manteniendo en la clandestinidad exponiéndolas a métodos inseguros donde corren riesgos sus vidas?

OV: ¿Cómo surge esta consejería? ¿Cuál es su función? ¿Cómo manejan esto de informar sobre algo que “no es legal”?

Vale: las consejerías son legales, dar información está totalmente permitido por la ley. Nosotras no estamos institucionalizadas, hay consejerías que dependen de una salida por ejemplo. Surgimos buscando fomentar el uso seguro de Misoprostol, queremos fomentar la información.

Mar: Nosotras ya veníamos militando en la Campaña Nacional sobre Aborto Legal, Seguro y Gratuito desde Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional (FPDS-CN). El año pasado empezamos a juntarnos diferentes grupos del FPDS para ensanchar la lucha para el aborto y decidimos ver qué hacemos en el mientras tanto, cómo hacer para visibilizar este conflicto. Fue así que nos encontramos con La Revuelta, una colectiva feminista que está en distintos puntos del país. Vinieron chicas de Neuquén a darnos un taller sobre la consejería, que funciona en muchos lados, nos comentaron de Socorristas en Red, que es a nivel nacional, y bueno a partir de este taller sacamos la metodología y nos sumamos a esta red, que está en 18 provincias. Trabajamos de la misma manera, es decir, tenemos acuerdos y protocolos que se respetan y estamos desde Ushuaia hasta Salta.

OV: ¿Qué importancia tiene la información pre y pos aborto para la mujer?

Mar: Para nosotras brindar este tipo de información es un método de lucha. Empezamos el 18 de septiembre como fecha clave para la despenalización del aborto, ahí lanzamos la línea telefónica que es una línea pública. La difundimos a través de facebook y calcos más que nada. Esta línea, está las 24 horas abierta, te llama una chica donde te dice que tiene un embarazo no deseado y ahí acordamos un lugar y nos encontramos, siempre está el encuentro cara a cara. Esta línea telefónica es autogestionada. Casi siempre el encuentro es un lugar público como puede ser una plaza, el cual nosotros entendemos como un espacio de batalla. El hecho de sentarnos en una plaza, sacar un folleto con información del aborto, es un momento de empoderamiento, ahí hablamos con la mujer para saber cuál es su situación.
También tenemos un encuentro pos aborto que es importante, ya que podemos cerrar el seguimiento. Le damos información sobre métodos anticonceptivos y también recolectamos información, que es parte de la protocola de Socorrista en Red, donde generamos evidencia científica, porque desde los hospitales esto no sale. Y otras cosas que recopilamos es información como la edad, si es católica o no, si es soltera o no, el nivel social, estudios, etc, para generar una estadística a nivel nacional y desmitificar muchos mitos que hay sobre las mujeres que abortan.

Vale: claro como “la mujer que aborta es pobre” o “la mujer que aborta no tiene hijos”

OV: ¿Cuáles son las problemáticas con las que se encuentran mayormente?

Mar: Creo que la mayor problemática son los miedos que surgen, los miedos que hacen que esté muy sugestionada, lo que más se presenta es el miedo a la muerte. Creo que es lo más fundado a lo largo de la historia, porque había métodos muy inseguros. También el otro miedo es sobre la eficacia del Misoprostol ya que no tiene un 100% de eficacia, cada diez mujeres, en una falla, igual en ese caso se puede volver a repetir. Nuestro mayor miedo es que quede un resto, por eso es obligación que a las 72 horas vos vayas al doctor y pidas una ecografía.

Vale: Hacemos mucho énfasis en que ellas se hagan un control pos aborto, es muy importante y ahí si es cuando se enfrentan a la institución médica. Lo que nosotras le recomendamos es que digan “tuve un aborto espontáneo”, porque el Misoprostol genera lo mismo que un aborto espontáneo, entonces no hay forma de saber. Igual también nos manejamos con una red de médicos amigables que muchas veces las atienden.

Mar: Lo que es importante es resaltar que el Misoprostol es un método seguro, el día que se legalice el aborto en la Argentina se va hacer con Misoprostol. Es un medicamento que está aprobado por Organización Mundial de la Salud para realizar abortos como en Holanda, Uruguay.

OV: Con respecto a esto último sobre la legalización ¿Qué piensan del proyecto de ley sobre el aborto?

Mar: Mirá sin duda con los avances que ha tenido la iglesia católica sobre Latinoamérica, nuestro Papa argentino, lo vemos bastante oscuro. Si bien la iglesia hoy en día intenta pintarse de progre, lavarse un poco, creo que no llega para tanto.

OV: Dentro del kirchnerismo, que son mayoría parlamentaria, también hay quienes apoyan el proyecto de ley pero sin embargo sigue muy trabado…

Mar: Sí, eso tiene que ver también con la etapa que hoy por hoy atraviesa el kirchnerismo. Si bien tuvo una etapa de más auge con medidas “más progres” hoy está en retroceso, más si apuntamos en una candidatura como Scioli. No lo vemos posible en lo inmediato, obviamente que uno sigue luchando. Desde una postura más personal, creo que hoy en día el kirchnerismo tiene más de perder que lo que puede llegar a ganar y hoy no le conviene perder más nada.

Vale: También lo que influye es que nuestra sociedad no está mayoritariamente a favor del aborto. En Uruguay, donde el Frente Amplio tiene mayoría parlamentaria, hubo mucha resistencia cuando salió la ley de aborto, hubo hasta un referéndum con un apoyo de mucha gente para derogar la ley.

Mar: En Uruguay comenzó así. Este proceso de consejería no es un invento argentino, es una práctica netamente feminista que viene desde los años ‘60, ‘70 en Italia, en Estados Unidos. Uruguay lo tomó y poco a poco fueron ganando terrenos. Esta es nuestra meta, la legalización en el Congreso y la legalización social. En el momento de llegar a discutir la ley en el Congreso ya vamos a tener una experiencia recorrida y vamos a saber lo que es el Misoprostol, vamos a tener mucha información. Queremos generar una evidencia y después en el momento de discutir la ley decir “nosotros queremos esta ley”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.