lunes, 6 de octubre de 2014

España deja a miles de familias sin ayudas para pagar la luz

RIA NÓVOSTI

Miles de familias no pueden pagar el recibo de la luz o el gas, uno de los más altos de todo Europa, obligadas a pasar frío o quedándose a merced de las ayudas del Gobierno o de la caridad.

Sin embargo, el Ejecutivo conservador del Partido Popular, continúa mirando hacia otro lado y evita conceder miles de ayudas para combatir la pobreza energética a las puertas del invierno.

La pobreza energética en España se agudiza todos los inviernos, y más desde el inicio de la crisis.

En los últimos meses, el Congreso de los Diputados ha debatido varias medidas para combatir esta situación y el PP ha sido el único partido en rechazarlas todas.

Además de no apoyar las ayudas a las familias sin recursos, ha continuado con las subidas del precio de la factura. En el último trimestre de 2014, el recibo de la luz se ha encarecido un 11%.

Entre los años 2011 y 2013 más de 200.000 familias han perdido el bono social que permite realizar un descuento en la factura de la luz. Esta medida fue impulsada por el Partido Socialista (PSOE) cuando estaba en el Gobierno.

En 2011 más de 2.700.000 familias recibían esta ayuda. Una cifra que descendió hasta los 2.500.000 en 2013, la mitad de los que lo necesitan.

El Ministerio de Industria explica que actualmente en España hay cinco millones de personas que por su situación económica podrían acogerse a este bono social y, sin embargo, el Gobierno sólo ha facilitado la ayuda a un 50%.

Entre los grupos más vulnerables destacan los ancianos con una baja pensión, familias numerosas con dificultades económicas u hogares con todos sus miembros desempleados.

La oposición considera muy preocupante este descenso en las ayudas mientras aumenta la demanda de las mismas.

Izquierda Plural propuso treguas invernales, para evitar cortar la luz por impago en pleno invierno a las familias sin recursos. El PP se opuso y tumbó la propuesta gracias a su mayoría en el Congreso.

Otra de las propuestas rechazadas por el PP fue la de UPyD, que pedía fijar un precio máximo para las bombonas de butano, uno de los bienes energéticos que más ha aumentado de precio en los últimos años.

Dentro de 15 días, el debate energético regresará al Congreso de los Diputados a propuesta del PSOE.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.