miércoles, 31 de diciembre de 2014

El canal nicaragüense: Una vía al desarrollo

Glenda Arcia (PL)

Para Nicaragua, diciembre es el mes de los grandes acontecimientos y este 2014, para muchos, quedará marcado en la historia de Nicaragua y del mundo: las esperadas festividades navideñas vienen acompañadas del inicio de la construcción del Gran Canal.

Hace 42 años, en los últimos días de 1972, Managua despertó devastada por un terremoto de 6,2 grados de magnitud en la escala de Richter que causó la muerte de más de 10 mil personas y enormes daños materiales.

En contraste, cuatro décadas después, la capital y el país todo celebran el cumplimiento de un anhelo centenario: la edificación de una obra que promete convertirse en una valiosa vía comercial y de comunicación, además de dar un importante impulso al desarrollo de esta nación.

Para el presidente Daniel Ortega, el proyecto cumple con las aspiraciones del héroe nicaragüense Agusto César Sandino y es un logro latinoamericano y del mundo.

En 1929, el General de Hombres Libres consideró al canal como una ruta que constituirá "tanto el imán como la llave del mundo" y será una válvula maravillosa para el desarrollo material y espiritual rotundos.

Casi un siglo después, los nicaragüenses ven concretarse la posibilidad soñada y apuestan por una obra cuyo alcance sobrepasa las fronteras nacionales.

En horas de la mañana del 22 de diciembre último, Wang Jing, presidente de HKND, empresa china concesionaria del proyecto, anunció el comienzo de las labores constructivas de esa estructura durante un acto celebrado en el sureño departamento de Rivas.

"Los invito a guardar en la memoria este gran momento que seguramente quedará escrito en la historia", afirmó.

Ese mismo día, en otra ceremonia celebrada en la capitalina Casa de los Pueblos, Ortega aseguró: no es casualidad que esta obra se desarrolle cuando en nuestra América hemos logrado dar un salto histórico hacia la integración y la unidad.

Durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, tendré la oportunidad de dar a conocer que con el Gran Canal se ha empezado a hacer realidad en Nicaragua el supremo sueño de (Simón) Bolívar presentado por (Augusto César) Sandino, destacó.

Retos y perspectivas

En el año del centenario de la vía interoceánica en Panamá, el inicio de una obra similar retoma viejas esperanzas, en tanto perfila nuevos retos y despierta la atención de todo el orbe.

La longitud del canal nicaragüense, cuya ruta fue anunciada en julio último, será de aproximadamente 278 kilómetros, de los cuales un tramo de 105 estará en el lago Cocibolca.

Pasará por el río Brito, en Rivas, a unos 100 kilómetros de Managua, cruzará el lago y recorrerá las cercanías del río Tule hasta la desembocadura del Punta Gorda.

Su costo total es valorado en 50 mil millones de dólares y se espera que esté culminado en 2019.

Reportes oficiales indican que asumirá el cinco por ciento del transporte de la totalidad del comercio mundial, duplicará el Producto Interno Bruto de Nicaragua y generará más de 250 mil empleos.

Además del canal, se trabajará en un aeropuerto, varias carreteras, una zona de libre comercio, complejos turísticos y dos puertos, uno del lado del Pacífico y otro en el Atlántico.

Durante los últimos dos años, se invirtieron alrededor de 200 millones de dólares en el proyecto y, según HKND, se cuenta con un plan integral, el cual comprende la valoración de sectores interesados y las operaciones para cotizar en la bolsa.

Por otra parte, se decidió incrementar los costos de los estudios de factibilidad y los recursos destinados a ellos con el propósito de garantizar una mayor protección al medio ambiente.

De acuerdo con Wang Jing, la indemnización de las personas radicadas en las áreas cercanas a la ruta prevista se basará en "leyes nicaragüenses, del mercado y en principios humanos".

Los ciudadanos de esa zona tendrán la posibilidad de elegir entre una compensación monetaria, cambio de sus tierras por otras o su traslado a nuevas viviendas.

"Todo esto se realizará a través de negociaciones cordiales cara a cara. Se les explicará sus derechos y las normas existentes para que realicen la mejor elección", aseguró.

El plan de trabajo concebido por HKND para 2015 contempla la continuidad de la medición y adquisición de propiedades en los territorios cercanos a la ruta durante el primer trimestre del año.

Además, se proseguirá con la construcción de carreteras de acceso y comenzará la licitación para el diseño preliminar de la estructura.

Durante ese período, se completará y presentará un estudio sobre el impacto ambiental de la obra y posteriormente se iniciarán las excavaciones.

Hacia el cuarto trimestre, se realizará la licitación y diseño de las esclusas.

"Nos queda mucho por andar y muchos desafíos por superar, pero ya no hay vuelta atrás. Dedicaremos toda nuestra sabiduría y valor a cumplir esta tarea histórica. Venimos a traer riqueza y dignidad y a dejar atrás a la pobreza y el atraso", aseveró el empresario chino.

Para el asesor principal del proyecto, Bill Wild, este representa un reto a la ingeniería, en especial, por su tamaño, superior a los de su tipo ya existentes.

Según los analistas, los principales desafíos están relacionados con las escalas de las estructuras, además de las condiciones climáticas de Nicaragua y la constante ocurrencia de movimientos telúricos.

No obstante, HKND aseguró que se "han realizado prospecciones, diseños e investigaciones fructíferas y eficaces, estableciendo una base sólida" para su edificación.

Una vía al desarrollo

En octubre pasado, el presidente Daniel Ortega destacó la importancia de dicha obra como vía para hacer frente a la pobreza e impulsar el desarrollo de esta nación.

"Es esta la única forma que tiene Nicaragua, en las actuales circunstancias, de poder contar con un recurso que le dé al país utilidades para incrementar la lucha contra la pobreza, (y) calificar las actividades productivas", afirmó.

Por su parte, Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades, señaló que el canal es un medio para el desarrollo humano y acerca a los pueblos del mundo.

Es una obra monumental. Transformará la sociedad nicaragüense e influirá de una manera determinante en la unidad latinoamericana y caribeña. El 2015 estará marcado por el rumbo que tome ese proyecto, declaró a Prensa Latina Jacinto Suárez, secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Con el sonido de las maquinarias en Rivas por el inicio este diciembre de obras auxiliares como la construcción o ampliación de carreteras y el puerto Brito, comenzaron a hacerse realidad en Nicaragua las aspiraciones de siglos y se abrieron enormes posibilidades para el desarrollo económico y social no solo de esta nación, sino del orbe.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.