miércoles, 3 de diciembre de 2014

España: Cuatro años de recortes en Educación dejan un cuerpo docente más pequeño, peor pagado y envejecido

Daniel Sánchez Caballero (ELDIARIO.es)

El sistema ha perdido unos 25.000 docentes desde 2010 como consecuencia de los recortes. Uno de cada tres profesores españoles tiene entre 50 y 59 años, y CCOO calcula que el sistema necesita 45.000 menores de 30 años para llegar a los estándares recomendados. Un maestro de Primaria con 15 años de servicio ha perdido 17.163 euros netos (286,06 euros al mes) en cuatro años, como fruto de las rebajas en los salarios, supresión de la paga extra y la congelación de las nóminas, según cálculos de CSIF.

Cuatro años de recortes, una tasa de reposición que ha oscilado entre el 10% y el 30% y la supresión de la jubilación anticipada, entre otras medidas, han dejado una plantilla docente más pequeña, envejecida y peor pagada. El sistema tiene 25.000 profesores menos, según el censo, que han perdido entre 17.000 y 21.000 euros en este periodo, asegura CSIF. Son algunas de las conclusiones que extraen CCOO y CSIF en sendos informes sobre la situación de la educación en general y el profesorado en particular.

CCOO calcula que el sistema necesitaría la incorporación inmediata de 45.000 maestros menores de 30 años para compensar el desfase entre juventud y veteranía en el cuerpo docente. La estadística dice que de los 472.617 profesores que había en el curso 2012/13, el último del que hay datos, uno de cada tres tenía más de 50 años, según cifras del Ministerio de Educación. En el polo opuesto, sólo el 5% bajaba de los 30. Hace siete años eran, porcentualmente, el doble.

Observando la evolución del profesorado por grupos de edad un dato explica el envejecimiento del cuerpo docente. En el curso 2005/06 el grupo más numeroso entre los profesores eran los que tenían entre 40 y 49 años, que suponían un 35% de la plantilla en España (excluidas Valencia y Galicia, de las que no hay datos por edades). Siete años más tarde este colectivo ha perdido presencia en favor del siguiente, los que están entre 50 y 59 años, que pasan a ser el mayoritario y suponen un 31,33% de las actuales plantillas (en 2005 eran el 25,85%). En paralelo, los ahora cuarentones han bajado a de aquel 35% al 30,6%.

Esta evolución implica que la ratio maestros jóvenes/mayores se encuentra lejos del ideal que recomienda la OCDE, que en el documento Education Indicators in Focus, de marzo, señala que es un problema global: "Sólo unos pocos países han conseguido corregir la distribución de edad hacia una situación más óptima". Para la OCDE esta "situación más óptima" es que la relación entre profesores mayores de 50 y menores de 30 sea de 2 a 1. Dos veteranos por cada joven (una ratio de 0,5). En España esta relación ha pasado del 0,36 del curso 2005 (tres mayores, un joven) al 0,17 del 2012/13 (seis a uno). De aquí saca CCOO su dato: harían falta 45.000 menores de 30 de la noche a la mañana para que la ratio respondiera al ideal de la OCDE (2 a 1).

Más alumnos, clases masificadas

Además, el envejecimiento de las plantillas se da en paralelo a un aumento del alumnado en la escuela pública, lo que unido a la subida de las ratios de alumno por aula se traduce en clases masificadas, con más alumnos (sobre todo en las grandes ciudades). El sistema ha ganado 800.000 alumnos en los últimos siete años (de 4,6 millones a 5,4).

Ha ganado alumnos y perdido profesores. La cifra concreta respecto a los docentes desaparecidos del sistema como consecuencia de la práctica eliminación de la reposición de profesores jubilados varía según la fuente. CSIF ofrece dos datos en su informe: según las cifras que aparecen en la web del Ministerio de Educación hay 19.601 profesores menos desde 2010 (de 496.407 a 476.806).

Sin embargo, el censo del colectivo profesional de cara a las elecciones sindicales de esta semana arroja una caída de 24.182 docentes en el mismo periodo. Los recortes se han llevado por delante desdobles, profesores de apoyo, etc. ¿El resultado? Una precarización de las condiciones laborales de los docentes.

CCOO valora que el profesorado mayor "tiene acumulada una cualidad de gran valor, que es la experiencia", pero matiza que "en unas condiciones de trabajo tan adversas y sin una formación continua adecuada, esta ventaja inicial no es suficiente para corregir el efecto negativo que la falta de información produce sobre la capacidad de innovación del sistema". "La brecha entre la edad del alumnado y los maestros existe y no es buena", afirma Francisco García, de CCOO.

Adrián Vivas, de CSIF, explica que el problema puede surgir cuando la administración habla de introducir métodos educativos innovadores, implantar el bilingüismo o programas tecnológicos en el sistema educativo. "Pero el ministerio no cree en lo que dice y reduce la partida destinada a formación del profesorado" (ha caído un 93% en cuatro años).

"La edad no significa necesariamente ser mejor o peor profesor", matiza María Antonia Casanova, directora del Instituto Superior de Promoción Educativa. "Depende de las ganas de seguir perfeccionándose de ese docente", añade. Aunque admite que "ahora el profesorado tiene que salir con nuevas competencias y metodologías adquiridas. Por lo menos para ciertas enseñanzas tendrán que estar mejor preparados en atención a la diversidad, a las personas, idiomas, ciertas competencias del siglo XXI".

El desplome de las condiciones laborales

José Antonio Martínez, director y profesor retirado, coincide en que generalizar es complicado, pero también admite que la merma en las condiciones laborales hace mella. "Cuando estás casi al final de tu carrera laboral y vuelves a las condiciones del inicio, desmotiva mucho. La profesión cansa y es cierto que la gente está con ganas de retirarse", afirma.

Un maestro medio de Primaria con 15 años de servicio ha perdido 17.163 euros netos (286,06 euros al mes) en los cuatro años últimos como fruto de las rebajas en los salarios, supresión de la paga extra y la congelación de las nóminas, según cálculos de CSIF basados en datos del BOE que son "incontestables", en palabras de Mario Gutiérrez, secretario de Coordinación Autonómica de CSIF. Para un profesor de Secundaria la pérdida se cifra en 21.465 euros (357,76 euros al mes).

Pero el salario no es lo único que se ha deteriorado para los profesores. El aumento de las jornadas lectivas, las ratios de alumnos por aula un 20% (hasta 42 estudiantes se pueden juntar en una clase de Bachillerato), la eliminación de los apoyos y refuerzos han supuesto una merma en las condiciones de trabajo de los profesores, sostienen los sindicatos. También se ha registrado un aumento de la conflictividad provocado por la crisis, "la desestructuración de las familias" y la masificación de las aulas. El 86% de los profesores afirma haber sufrido alguna agresión a lo largo de su vida laboral (la mayoría verbales) y sólo un 14% declara que su estado anímico es "normal", según datos de ANPE.

Se jubilarán 147.000 profesores en diez años

El elevado número de docentes mayores de los 50 tendrá otra consecuencia a medio plazo. En los próximos diez años se van a jubilar 147.000 profesores (a los que corresponde por edad), y de momento, con una tasa de reposición que si no se corrige en los Presupuestos Generales del Estado se mantendrá en un 50%, se seguirán perdiendo profesores y envejeciendo el cuerpo de docentes. Sumados a éstos los 45.000 jóvenes que ya necesita el sistema, CCOO cifra en 200.000 las plazas que habrá que reponer en los próximos años.

El informe explica que el problema no es el envejecimiento de las plantillas per se y aclara que no se están valorando las "intenciones, aptitudes o actitudes profesionales individuales" sino que estas conclusiones "corresponden a las tendencias colectivas del profesorado". Y a las condiciones que impone el Ministerio recortando la formación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.