lunes, 5 de enero de 2015

Argentina. Control de surtidores de combustibles: Pague por la cantidad exacta de nafta cargada

INTI

Cuando arranca el nuevo año, los técnicos del INTI comienzan a recorrer las estaciones de servicio de todo el país, verificando el correcto funcionamiento de los surtidores de combustible líquido. De esa forma aseguran que los usuarios carguen la cantidad exacta que se lee en el indicador.


Foto: Cuando se acerque a cargar nafta, busque la estampilla del INTI colocada en el frente de los surtidores para corroborar que ha sido verificado.

Con el objetivo de defender la seguridad y los intereses de los consumidores, los profesionales que integran el Programa de Metrología Legal del INTI, verifican anualmente los surtidores de combustibles líquidos, cumpliendo así con el Decreto Reglamentario Nº 788/03 de la Ley 19.511 de Metrología.

Son en total 24 técnicos que desde 2005 recorren aproximadamente 4mil estaciones de servicio al año, lo que supone alrededor de 60 mil mangueras. Circulan en 12 Laboratorios Móviles diseñados especialmente para los controles llegando a todas las estaciones de servicio, desde la Quiaca a Tierra del Fuego. El equipo verificador está montado sobre vehículos adaptados para este tipo de trabajos. Los verificadores llevan dos medidas patrón por cada camioneta, que son calibrados anualmente en el Laboratorio del Centro INTI-Física.

Al momento de realizar las pruebas se extraen de los surtidores tres medidas de 20lt, con posterior retorno al tanque de la estación. Previamente se debe comprobar el buen funcionamiento general del equipo; por ejemplo, para calcular el caudal de despacho, se toman los primeros 15 segundos. Si el caudal es muy bajo (menor a 12 litros por minuto), la prueba se suspende ya que indica que el surtidor presenta algún problema. La tolerancia permitida por ley es una diferencia en la carga mayor o menor a 120mm en los 20lt, o sea un error del 6 por mil.

Incorporar la metrología a la vida cotidiana

La metrología es la ciencia de las mediciones que, en este caso, se utiliza para promover una comercialización transparente y asegurar a los usuarios que un organismo público verifica el instrumento que mide aquello que están comprando.

Con el propósito de crear una cultura metrológica en este ámbito, los verificadores colocan estampillas del INTI en los surtidores, lo que garantiza al consumidor la idoneidad con la que mide el equipo y, al mismo tiempo, brinda respaldo a la actividad de las estaciones de servicio. Cada una de las estampillas cuenta con un código de barras, un número de serie y la fecha de vencimiento de la verificación, que se renueva en forma anual.

A lo largo de estos años de trabajo, se detectaron errores en patrones de referencia usados por los servicios técnicos que reparan surtidores, los cuales transmiten las desviaciones a las cantidades despachadas, incluso, en algunos casos, en perjuicio de los propios dueños de las estaciones. Frente a este panorama, la labor de los verificadores viene logrando que los elementos de contraste se mantengan de forma adecuada y, además, se calibren con trazabilidad los patrones nacionales mantenidos en el INTI con la frecuencia necesaria para asegurar su efectividad.

A partir de esta tarea, se capitalizó información sobre los fraudes en surtidores, desde los más elementales que aparecen en la parte mecánica, por ejemplo en los separadores de aire obturados o en la rotura y camuflado de los precintos para regular la calibración, hasta la incorporación de dispositivos electrónicos en los cables que llevan la señal desde el transductor a las plaquetas de procesamiento de datos. El transductor transforma la señal rotatoria del medidor, que computa el caudal de combustible, en señales electrónicas que se procesan en plaquetas y de las cuales surge la información que el cliente puede ver sobre los visores, “litros” y “pesos”, de los surtidores.

Frente a casos fraudulentos o de fallas en surtidores, los verificadores inhabilitan el despacho de combustibles y derivan las actuaciones a la Dirección de Comercio Interior para la tramitación de los procesos legales correspondientes.

La complejidad tecnológica de los fraudes es un desafío para el INTI y resalta la importancia de la participación del Instituto en este tipo de controles técnicos.

Más controles, ahora en GNC

A partir de la resolución 88/12, el INTI tiene la responsabilidad de verificar los surtidores de gas natural comprimido (GNC) de todo el país. La implementación de este reglamento está prevista para fines de 2015. Previamente deberá realizarse la incorporación y la capacitación de los técnicos y la compra de los recursos necesarios.

Según datos del Enargas, existen 1939 estaciones de servicio y 1.535.165 vehículos con oblea vigente en todo el país. El reglamento estipula dos mediciones por manguera, a la par de otras maniobras previas. Para poder cumplir con estos análisis, el INTI incorporará ocho equipos nuevos. Tres de ellos estarán en el Parque Tecnológico Miguelete (sede central del INTI), y el resto en Córdoba, Mendoza, Salta, Rosario y Mar del Plata, desde donde se verificarán las estaciones de GNC de la Patagonia. De esta forma, el INTI pretende cubrir todas las zonas del país donde los vehículos utilizan GNC como combustible.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.