miércoles, 28 de enero de 2015

Más de la mitad de los trabajadores chilenos ganan menos 500 dólares

Margarita Bastías (ANSA)

Más de la mitad de los trabajadores chilenos gana menos de 500 dólares mensuales líquidos, de acuerdo a un estudio de la Fundación Sol que recogió los datos de la última Encuesta de Caracterización Económica (Casen), que arrojó que la pobreza disminuyó a un 7,8%.

Según cifras del Banco Central, el país supera los 22.000 dólares per cápita anuales con lo que se reafirma la expresión popular de que "el chancho (cerdo) está mal pelado" y así lo demostró el economista de la Fundación Sol, Francisco Durán, uno de los autores del estudio "Los verdaderos sueldos de Chile". El interrogante que asalta de inmediato al ver las cifras es cómo hace una familia para terminar el mes, más allá de que dos personas aporten al grupo familiar. Durán comentó que muchos hogares recurren al endeudamiento para poder subsistir. "Este grupo de ciudadanos chilenos finalmente tiene que recurrir a la deuda y ahí encontramos por ejemplo que, según la última encuesta financiera de hogares del Banco Central, prácticamente el 64 por ciento de los hogares tiene deudas, y en el caso de los hogares de menores ingresos, casi la mitad de los ingresos mensuales se va para pagar deudas", explicó el profesional. "El despojo salarial que viven muchos trabajadores en Chile se compensa para llegar a fin de mes en esos hogares recurriendo al sistema financiero", añadió, cuyas ganancias son desorbitantes aún en período de crisis. Entre enero y octubre del año pasado, la banca chilena acumuló utilidades por 3.688 millones de dólares, con un alza de 35%, según la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

Para Durán, si se compara con el PIB per cápita se desprende que Chile posee un "mini salario mínimo".

"Utilizamos una serie de estudios, como uno de la OIT, donde mencionaban la importancia de relacionar el salario mínimo de cada país con el tamaño de la economía, con el PIB per cápita. Chile hoy tiene un PIB per cápita cercano a los 22 mil dólares, entonces, al relacionar el salario mínimo (375 dólares) nos encontramos que como proporción al PIB es menor al 30 por ciento", detalló.

"La investigación de la OIT nos dice que cuando la relación es menor al 30 por ciento, los países enfrentan un mini salario mínimo. El nivel del salario mínimo en Chile está totalmente desnivelado al que de debería tener según el tamaño de la economía", añadió.

Asimismo y considerando la afición de las autoridades por enfatizar que Chile está en el grupo de los países de la OCDE -llamado el club de los países ricos- , "cuando nos comparamos con los países desarrollados cuando eran como Chile, cuando tenían estos 22 mil dólares como PIB per cápita. Por ejemplo, Holanda en 1987 era como Chile, pero Holanda tenía un salario mínimo que era prácticamente el triple del salario mínimo chileno".

Además, mencionó que en los países nórdicos hay un tope para los salarios y que todos pagan impuestos. El lunes pasado, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Alicia Bárcena, se quejó de la dificultad de saber en esta región lo que percibe como ingresos el 10 por ciento más rico de la población y las diferencias abismales que hay con el 1 por ciento más opulento. El estudio de Fundación Sol demostró también que el 70% de los trabajadores obtiene 710 dólares mensuales líquidos (netos), mientras que apenas el 15,9% gana más de 1.086 dólares.

Además, sólo 1 de cada 10 trabajadores que tienen jornada completa gana más de 1.420 dólares líquidos y 7 de cada 10, de grandes empresas del sector comercio con jornada completa, ganan menos de 710 dólares líquidos.

Asimismo, 7 de cada 10 trabajadores gana menos que el salario mínimo promedio de los países de la Unión Europea.

Pero si se lo compara con los países de la OCDE, cuando éstos tenían el mismo nivel de PIB per cápita que hoy tiene Chile, su salario mínimo por hora -en promedio- duplicaba el actual salario mínimo chileno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.