lunes, 12 de enero de 2015

Presentación de “El debate Piketty sobre El Capital en el siglo XXI” en la Universidad Nacional de Quilmes (4/11/2014) (Parte I)

Editorial Metrópolis (especial para ARGENPRESS.info)

Marx pensaba que en el sistema capitalista hay una tendencia a la creciente polarización social (I Parte)

El Martes 4 de Noviembre de 2014, en la Universidad Nacional de Quilmes, se realizó la mesa redonda “Crisis internacional y desigualdad en la capitalismo contemporáneo” durante la cual se presentó el libro “El debate Piketty sobre El capital en el Siglo XXI" (Editorial Metrópolis), compilado por Mario Hernández y Matías Eskenazi.

La actividad, organizada por el Centro de Investigaciones sobre Economía y Sociedad en la Argentina Contemporánea (IESAC-UNQ) con aval del Departamento de Economía y Administración-UNQ, contó con las participaciones de Rolando Astarita (UNQ-UBA) y Paul Cooney (New School-UfdoP-UNGS) como expositores, y Matías Eskenazi (UNQ-UADER) como coordinador.

Matías Eskenazi (ME): El libro que presentamos es un libro derivado, donde compilamos las intervenciones de distintos autores acerca del contenido de otro libro que es El capital en el Siglo XXI de Thomas Piketty, un economista francés, relativamente ignoto hasta hace poco tiempo, que en un comienzo se presentó sin mucha repercusión en Francia durante 2013, pero que al traducirse al inglés y presentarse en Estados Unidos e Inglaterra, fue tomado por algunos economistas de mucho renombre como Paul Krugman y Stiglitz y se convirtió en un fenómeno de ventas, e incluso en términos sociales, en un fenómeno que trasciende el contenido mismo del libro.

Para que puedan darse una idea, el libro de Piketty que todavía no ha sido editado en castellano (FCE, noviembre 2014) pero lo será próximamente, se convirtió en el N° 1 en ventas entre los libros de no ficción, por encima de libros de cocina y de autoayuda; lo que no deja de resultar llamativo tratándose de un libro grueso, cargado de estadísticas y bastante aburrido para leer, pero que contiene un debate acerca de la desigualdad en el capitalismo en el largo plazo.

Piketty junto a otros economistas construyeron una base de datos que toma alrededor de veinte países y en algunos casos abarca registros por más de doscientos años. La forma en que han construido estas estadísticas ha disparado el debate. A partir de un trabajo empírico que merece un reconocimiento no solo por sus datos sino por la honestidad intelectual con la que han trabajado, porque el trabajo científico supone compartir y especificar la forma en que se construyen los datos y permitir su uso porque eso estimula el debate, lo cual es poco frecuente, pero que en este caso es un mérito de estos autores.

Más allá de esto, al convertirse en un boom de ventas, comenzó a suceder algo que pasa de vez en cuando, pero no muy seguido. El libro generó un gran revuelo y muchos autores, que desde el punto de vista del contenido teórico de sus respectivos trabajos son mucho más interesantes que Piketty, han escrito reseñas o artículos discutiendo algunos de los aspectos que están contenidos en ese libro.

En El debate Piketty hemos compilado una importante cantidad de artículos, incluyendo trabajos de David Harvey, James K. Galbraith, Paul Krugman, Thomas Piketty, Michael Roberts, Eric Toussaint, Charles André Udry, Olmedo Beluche, Maciek Wisniewski, Francisco Coloane, Rolando Astarita y Paula Bach, pero tratándose de un debate tan actual, hoy vemos que ya nos hemos quedado a medio camino porque en el último tiempo han salido al menos otros tres o cuatro artículos más que merecen ser considerados. Me refiero, por ejemplo, a dos trabajos de Gerard Dumenil, a otro de Andrew Kliman, que discute la tesis sobre si el aumento de la desigualdad en los ingresos y en la riqueza, tiene como una de sus explicaciones el aumento de los altos salarios de los gerentes. Otro ejemplo, podría ser un artículo que leía ayer, de Erik Olin Wright que es un sociólogo norteamericano y se propone discutir otro tema relacionado que puede ser interesante, qué nos dice la desigualdad de las clases sociales. Es que el libro de Piketty permite discutir en diversas direcciones.

Hay varias aristas que se abren, una tiene que ver con la crisis internacional, porque yo creo que no es una casualidad que un libro como éste tenga un éxito de ventas en un momento donde centralmente Europa y Estados Unidos vienen desde 2007-2008 en un proceso de crisis de la que aún no han salido, aunque actualmente, Estados Unidos viene mostrando un mínimo crecimiento, es todavía un crecimiento muy lento en todo caso. Este contexto de crisis también dio lugar a la aparición o difusión de importantes movimientos sociales, como Occupy Wall Street, como el 15M en el Estado español, que han tomado el tema de la desigualdad entre sus consignas centrales. Por ejemplo, el análisis que hace Piketty en este caso, de ver la desigualdad en términos de distribución personal del ingreso, es decir, los individuos o las familias tienen distintos tipos de ingresos, entonces compara el 10% más rico contra el 10% más pobre y el 1% más rico contra el 99% más pobre. La consigna “somos el 99%” es del movimiento Occupy Wall Street.

Creo que algunos de estos fenómenos que tienen que ver con la lucha social en un contexto de crisis, pueden contribuir a explicar por qué determinadas explicaciones que en sí mismas no son novedosas pueden resultar particularmente atractivas en determinado contexto social.

Sirva esto como pequeña introducción. Voy a dejar que Paul y Rolo desarrollen una breve exposición cada uno, y luego abriremos a debate y preguntas.

Rolando Astarita (RA): Voy a hacer algunos comentarios sobre el libro, se llama El capital en el siglo XXI, la referencia a El Capital de Marx es explícita, incluso el propio Piketty habla de Marx. Me voy a referir principalmente a aspectos teóricos del libro, no a la parte estadística.

Una tesis fundamental que se muestra con muchos datos es que hoy la desigualdad en el sistema capitalista está alcanzando los niveles de los años ’20 del siglo pasado. En este sentido el trabajo de Piketty sobre la evolución de la desigualdad en el largo plazo revierte una hipótesis que reinó durante mucho tiempo, que fue la idea de un autor que se llamaba Kuznets, que en los años ´50 dijo que a largo plazo la desigualdad en el capitalismo recorría la trayectoria de una “U” invertida, es decir, primero aumentaba y luego tendía a bajar. Si utilizamos las variables “índice de desigualdad” y “tiempo”, lo que decía Kuznets es que la desigualdad primero había subido, hasta 1930, y luego tendía a bajar, entonces se hablaba de la “U” invertida de Kuznets, ésta era la tesis dominante. Con lo cual entro al período del Keynesianismo, mitad de los años ´40 hasta los ´50 que es cuando él escribe la tesis y luego la amplía, pero ésta era la cuestión general.

De acuerdo al libro de Piketty y a otros estudios, porque hay muchos, en realidad lo que se está viendo ahora es que la desigualdad, por lo menos en Estados Unidos y en otros países habría tenido la forma de un óvalo. Si en 1928 tenemos el pico más alto, en los años que dan comienzo a este nuevo siglo los niveles de desigualdad estarían superando a los años ´20 del siglo pasado.

Desde el punto de vista estadístico, esto está planteado por Piketty y otros autores incluso ortodoxos, por la OIT, el Banco Mundial, hay muchos trabajos que empíricamente están constatando esto. Fundamentalmente la desigualdad empieza a aumentar mucho desde fines de los ´70, algunos ponen desde principios, otros fines, pero es claro que en estos últimos 40 años, hubo un enorme aumento de la desigualdad. Para poner uno de los muchos datos que hay sobre esto, en 1980, en Estados Unidos el 1% de la población tenía el 9% del ingreso, y en el 2010, ese 1% tenía el 20% del ingreso nacional.

También creció la desigualdad en la riqueza, es distinto el término riqueza del término ingreso. Esta es una idea muy establecida empíricamente. Piketty va a tratar de explicar por qué sucede esto. Lo que dice es que no se habrían cumplido las predicciones catastrofistas de Marx, en el sentido de que el sistema capitalista no se derrumbó ni se acabó. Según Piketty, Marx habría dicho que el sistema capitalista se iba a derrumbar por causas económicas, pero sí se habría cumplido la idea de Marx de que en el sistema capitalista hay una tendencia a la polarización social.

Aclaro lo siguiente, Marx nunca dijo que el sistema capitalista se iba a derrumbar por causas puramente económicas, en esto, Marx es muy explícito, incluso criticó a Ricardo y a Smith por pensar esto, pero sí es cierto que pensaba que en el sistema capitalista hay una tendencia a la creciente polarización social, es decir, que de alguna manera la diferencia entre la concentración de beneficios y salarios tiende a aumentar en favor de los beneficios, entendiendo por beneficios el conjunto de las plusvalías. Una observación sobre esto, esta idea es clave en Marx por lo siguiente, el concepto de Marx de salario es de tipo relativo, dicho de otra manera, la pobreza también es de tipo relativo, uno es pobre en relación a la riqueza creada o no creada en la sociedad. Lo digo de otra manera, en el siglo XIX, alguien no era necesariamente pobre por no tener un reloj, actualmente si alguien no tiene dinero siquiera para comprar un reloj o un celular está en la indigencia. Es un concepto relativo, hoy en la canasta normal de bienes de un trabajador tiene que haber un televisor, una heladera, un celular, una computadora. Uno es pobre en relación a la riqueza o no que se ha creado. Entonces esta idea es muy importante en Marx porque él decía que aunque mejoraran los salarios en términos absolutos, en canasta de bienes, en términos relativos, la clase trabajadora tendía a ser cada vez más pobre.

Decididamente Marx piensa que este es el motivo fundamental por el cual en el sistema capitalista se anida una contradicción creciente, es decir, en El Capital, la obra más madura de Marx, cuando se refiere a la posibilidad de un estallido del capitalismo, que en el sistema capitalista suceda una revolución, plantea la polarización social creciente como la causa. Yo creo que éste es un problema que está en el centro del pensamiento de Marx, pero también está en el centro de la preocupación de los propios capitalistas, en el propio sistema capitalista, cuando la polarización social es muy alta empieza a haber preocupación.

¿Cuáles son las tensiones y los problemas que está reflejando esto? En este sentido hay dos respuestas, una es tratar de disimular los datos de pobreza, de indigencia, de cuál es la verdadera distribución del ingreso; y otra es tratar de explicar que estos son fenómenos pasajeros o que no es tan así, o que con el tiempo se va a mejorar o cosas por el estilo. Es interesante porque prácticamente nadie considera como una situación justificable, sociológica y éticamente, que la desigualdad de los ingresos tienda a crecer indefinidamente. Digo esto porque es un aspecto crítico al sistema capitalista que es digno de desarrollar. Ahora la cuestión es la siguiente, lo que se discute en el libro de Piketty es cuáles son las razones de esto, lo que tenemos que explicar es cuál es el motivo.

Yo creo que hay muchos problemas en el libro de Piketty, el primero es con la noción de capital que está en el propio libro. Para Marx capital es una relación social de explotación, o sea, una relación social basada en la propiedad privada de los medios de producción y de gente que no tiene propiedad privada de los medios de producción, esa es una relación de poder. Si yo soy dueño en una isla del único arado que hay en la isla y el resto de los productores no tienen tierra ni arado, yo tengo un poder sobre ellos para contratarlos y quedarme con una parte de lo que producen. Esa relación de la tierra y del arado es una relación de poder, la propiedad privada del medio de producción me da poder y la posibilidad de generar una plusvalía permanente de la cual me puedo apropiar como propietario.

En Piketty la noción de capital es completamente distinta, aunque nunca se define claramente, pueden ser bonos, máquinas, tierra, algo que da dinero, rendimiento, y en la medida que haya gente que se apropie de lo que él llama capital (que nunca lo termina de definir bien), y en la medida que ese capital genere plusvalía, que nunca termina de definir bien cómo ni por qué se genera, esos propietarios de capital van a ir acrecentando sus ingresos y sus riquezas.

Esta es la idea central de Piketty y en base a esto va a presentar su explicación de por qué tiende a crecer la desigualdad del ingreso, con una teoría neoclásica, que explica la ganancia de bienes de la productividad marginal del capital, que los salarios son igual a la productividad marginal del trabajo, que el precio del capital es la tasa de interés, que entre capital y trabajo se pueden estar sustituyendo perfectamente, recuerden que en microeconomía capital y trabajo se combinan en infinitas proporciones, ese es el marco teórico en el que se mueve.

En base a esto Piketty define dos relaciones básicas que en realidad nunca discute ni justifica teóricamente. La primera es la participación de los beneficios en el ingreso. Recordemos que el ingreso está compuesto por beneficios más salario. Entonces esto me dice qué porcentaje del ingreso tienen los beneficios, vamos a suponer que 40% del ingreso es la participación de los beneficios en el ingreso. Pero la participación de los beneficios en el ingreso, según Piketty es igual a la relación entre beneficios y el capital invertido, esto es lo que podríamos llamar “tasa de rentabilidad”, por capital sobre ingreso. Insisto, lo que dice Piketty es que el capital da rendimiento, pero no explica cómo.

La segunda relación fundamental que establece es que la relación capital-producto o capital-ingreso, es igual a la propensión a ahorrar sobre la tasa de crecimiento de la economía. Esta es una idea que viene de un neoclásico que se llama Solow, teórico del crecimiento, que parece un poco rara pero es intuitivamente muy sencilla. La idea es la siguiente, que todo el ahorro va a la inversión y aumenta el capital. Todo el ahorro va en capital, fíjense que no tengo una función de inversión, si es o no problemática la inversión, no hay atesoramiento, no hay incertidumbres, ni ninguno de los problemas graves que se presentan en el sistema capitalista.

Por otro lado, la tasa de crecimiento me define el ingreso del país. Entonces lo que dice Piketty es, -sin explicar por qué- que si la tasa de ahorro es alta, si se está ahorrando mucho y se está acumulando mucho capital, la cantidad de capital está creciendo más que el producto. Por otro lado, lo que dice es que la tasa de beneficio depende de la productividad marginal del capital, recuerden que la productividad marginal del capital es igual a la tasa de beneficios (en micro), a medida que se acumula capital, la productividad marginal del capital baja, pero no baja tanto como para anular la suba de la relación capital-producto, atenúa pero no anula esta suba y, como el capital genera beneficios de una manera casi natural, de la misma manera que la gallina pone huevos, entonces tenemos que a largo plazo la participación de los beneficios en el ingreso sube, ese es el razonamiento básico de Piketty.

Es muy mecánico, no se explica el origen del capital, ni una función de inversión, ni cómo se acumula el capital. Esto estaría operando a lo largo de las décadas, y de esa manera él estaría estableciendo una relación de largo plazo donde dice que lo que va a terminar subiendo es la participación de los beneficios en el ingreso. Agrega unas cuestiones sobre sustituciones pero ahí ya no me quiero meter. Este es el esquema básico que tiene Piketty.

Algunas referencias en relación a esto. Primera cuestión muy importante, este esquema peca de a-histórico. Como define al capital como una cosa que sirve para producir o que produce rentabilidad, puede ser tanto capital un arado de un campesino de la Edad Media, puede ser capital una herrería del siglo XIV en Francia y puede ser capital los activos de la General Motors actualmente, o sea, se pierde contenido histórico en esta definición de capital, como una cosa que rinde beneficios. Uno puede decir de un campesino del siglo XIV en Francia, que con el arado tiene un provecho, entonces desde ese punto de vista es un capitalista igual que el dueño de la General Motors actualmente y se pierde de vista el contenido histórico-social del capital. Esta cuestión es grave cuando se hacen cálculos de la distribución del ingreso, tiene sus problemas, porque no tiene sentido comparar o poner en la misma bolsa la distribución del ingreso en regímenes pre-capitalistas y en un régimen capitalista, o juntar un país que está pasando de un régimen pre-capitalista a uno capitalista, con la distribución del ingreso de un país puramente capitalista, porque esto genera muchas distorsiones.

La tesis que planteó Marx fue que en el sistema capitalista, no en cualquier sistema, se produce una tendencia a la concentración del ingreso y a la polarización social. Por qué digo esto, porque hay una discusión que se le ha planteado desde la derecha a Piketty y yo creo que él por este problema no lo ha respondido bien. Doy un ejemplo numérico en mi artículo: supongamos una sociedad capitalista donde tenemos diez personas, nueve obreros y un capitalista, y la diferencia de ingresos es de 10 a 1, los obreros ganan 10 dólares y el capitalista gana 100 dólares. Supongamos una sociedad pre capitalista donde tenemos 100 productores donde cada uno gana 50 centavos de dólar. Si esa sociedad pre capitalista pasa al capitalismo, y aumentan los ingresos de esos trabajadores, que pasan a ganar 10 dólares y la polarización social aumenta, vamos a encontrar que en el promedio mundial, puede haberse producido un achicamiento de las diferencias, pero si uno considera el sistema capitalista propiamente aumentó la diferencia. ¿Cuál es el problema aquí? Se están comparando peras con manzanas, dos cosas distintas, una que es el ingreso de una sociedad pre-capitalista que está pasando al capitalismo y otra es la diferencia que se está produciendo en el interior del sistema capitalista.

Por ejemplo, tenemos el caso de China, donde unidades familiares pre-capitalistas, están proletarizándose, ganaban casi un nivel de subsistencia y esos sectores están ganando más, pero son trabajadores, no son clase media, y en China en el sector capitalista se está produciendo una enorme polarización de los ingresos. Este es un problema importante.

Segunda cuestión, Piketty plantea que si R es mayor a G, si el crecimiento se estanca, siempre va a aumentar la desigualdad del ingreso, esto en realidad es incorrecto, Marx lo muestra claramente en El Capital, incluso manteniéndose constante la tasa de plusvalía, que es beneficio sobre salario, o sea, si en la jornada de trabajo yo tengo una parte de beneficio y otra parte de salario que permanece igual, permaneciendo igual la tasa de plusvalía de Marx, permaneciendo constante la tasa de crecimiento del ingreso y permaneciendo constante la relación entre el capital y el trabajo, el simple hecho de que el capitalista con la plusvalía obtenida contrata más obreros pagándoles lo mismo, manteniendo la misma cantidad de capital por trabajador y creciendo a una tasa que no se acelera, por ese solo hecho de re-acumular capital, de volver a invertir capital, vamos a ver que la concentración del ingreso aumenta.

Les pongo el sencillo ejemplo de dos capitalistas que tienen 5 obreros cada uno y después contratan a dos obreros más cada uno, cuando hacemos el cálculo de la distribución del ingreso, el ingreso termina más concentrado. ¿Por qué pasa esto? Por una razón muy fundamental que está en Marx, los obreros se contratan con trabajo no pagado, entonces, ¿cuál es la dinámica del sistema capitalista? El obrero produce trabajo no pagado que es beneficio, con el trabajo no pagado contrato más obreros que producen más trabajo no pagado, con ese trabajo no pagado contrato más obreros que producen más trabajo no pagado. Sin modificarse la tasa de plusvalía, sin modificarse la cantidad de capital por trabajo, y sin modificarse la tasa de crecimiento podemos ver que sigue aumentando la concentración. Por eso Marx cuando explica esto dice: “la propia reproducción ampliada del capital ya genera concentración”.

Me salteo algunos puntos para no hacerlo más largo y voy a un último punto. Fíjense que en esta relación que establecimos recién entre participación del beneficio en el ingreso, igual a tasa de rentabilidad por la relación capital-producto, no encontramos ninguna justificación teórica. Voy a traducir en una manera bastante burda, es decir a lo Piketty, esta relación, a lo Marx.

En Marx, la tasa de beneficio es igual a beneficio sobre ingreso, esto lo podemos tomar como una aproximación a la tasa de plusvalía, por producto sobre capital. Esto sería una aproximación muy gruesa al capital invertido por el trabajo obrero. Observen lo siguiente, la participación de los beneficios en el valor agregado, hace referencia a cómo se divide la jornada de trabajo entre valor que reproduce el salario y valor que dan los beneficios o plusvalía, esta relación hace referencia de manera muy vaga a esta relación salario-beneficio. Esto es lo que en Marx se llama “tasa de explotación”, es lo que me dice básicamente cómo se divide el valor agregado, el valor generado por el trabajador, una parte va al beneficio y otra al salario.

La relación tasa de plusvalía es más básica, porque los capitalistas lo que buscan es aumentar todo lo posible el beneficio a costa del salario, achicar la parte que pagan de salarios para aumentar la parte que se guardan de beneficios. En segundo lugar la inversión de capital constante por obrero, incide también aquí, si aumenta la proporción de capital constante por obrero, es decir, en maquinaria por obrero, por ejemplo, el capitalista puede imponer mayores ritmos de producción, puede despedir obreros y bajar los salarios, puede abaratar el costo del trabajo, o sea, no son relaciones independientes unas de otras sino que están incidiendo sobre las otras, hay una relación dinámica en todo esto. A su vez la tasa de beneficio de Marx incide sobre la acumulación de capital, sobre la reinversión de capital, sobre cuánto trabajo acumulan y contratan los capitalistas, lo cual incide a su vez sobre la tasa de desocupación. Por eso estas relaciones son mucho más complejas y aquí las empezamos a ver en sus relaciones internas, no solamente estableciendo estas identidades contables como hace Piketty. Con esto quiero decir que en la teoría de Marx hay un impulso del capital a tratar de aumentar todo lo posible los beneficios sobre el salario, aumentar la tasa de plusvalía. Aquí influye la mecanización, las medidas políticas y de muchos tipos. Por eso también en esta visión el conflicto social está introducido desde el centro, porque aquí hay conflicto social, en esta repartija ya hay conflicto. Lo digo de esta manera, aumenta la productividad un 5%, los obreros piden aumentos salariales para tener un beneficio de esa productividad, ¿cuánto del aumento de productividad va al salario y cuanto al beneficio? Es producto del conflicto social.

Piketty pone un sistema muy mecanicista por un lado y por otro lado cuando no puede terminar de explicar introduce factores político-sociales que no explica de dónde vienen. En esta concepción que estoy diciendo, la lucha político-social se articula en el modo de la acumulación, quiero decir que aquí tenemos el conflicto, el obrero trata de aumentar el salario, el capitalista trata de bajarlo, ¿a dónde se establece la división definitoria? Depende de la lucha de clases pero, por otro lado, las tendencias del sistema capitalista son: aumentar la mecanización del capital, es decir, desplazar trabajadores por la mecanización, a internacionalizarse, cuando se internacionaliza el capital los trabajadores tienen menos posibilidades de luchar.

Fíjense, qué pasa en una empresa que dice “si ustedes no aceptan la baja de salarios yo me voy a Singapur”, entran todos esos factores que tienen que ver con la acumulación. Entonces, podemos ver dónde se produjo esta enorme “U” invertida de desigualdad del ingreso haciendo un análisis de cómo influyeron las aperturas comerciales, los ataques en los sindicatos en los últimos 40 años, las leyes de precarización laboral, el aumento de la automatización, el despido de obreros por la máquina; todos estos factores que de manera muy burda están encerrados en estas relaciones han terminado influyendo en la tasa de rentabilidad del capital y esto a su vez en la inversión o en la falta de inversión o en la inversión sesgada a la automatización que ha generado enormes ejércitos de desocupados que han presionado a los salarios hacia la baja.

Entonces, aquí están articuladas las leyes del capitalismo con la lucha de clases hoy a nivel mundial. Según la OIT hay 220.000.000 de desocupados, la última crisis ha generado 34.000.000 de nuevos desocupados, esa es una enorme presión hacia abajo de los salarios, a eso es a lo que se enfrenta la clase trabajadora y es eso lo que explica por qué no se cumplió la “U” invertida de Kuznets porque cuando el sistema capitalista se internacionalizó y logró mayor amplitud de actuación tuvimos durante estos últimos 40 años este crecimiento de la desigualdad social.

Editorial Metrópolis presenta
El debate Piketty sobre El capital en el siglo XXI
Conferencia: “La Izquierda debate a Piketty”
Con la participación de
Marcelo Ramal (Legislador de la CABA - FIT/PO)
Pablo Anino (La Izquierda Diario - PTS)
Matías Eskenazi (Compilador)
Coordina: Mario Hernandez (Edit. Metrópolis)
En el Hotel Bauen - Callao 360
Miércoles 14 de enero a las 19:00 (Salón Consular)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.