martes, 24 de febrero de 2015

Entrevista a Félix Díaz en el acampe

RNMA - RED ECO

Mientras una parte de la comunidad Potae Napocna Navogoh se encuentra cortando la ruta provincial 86, en la provincia de Formosa, Félix Díaz, qarashe de la comunidad Qom La Primavera, realiza un acampe en la Avenida 9 de Julio y Avenida de Mayo, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para visibilizar las necesidades de su comunidad. En el programa de la RNMA, Enredando las Mañanas, tuvimos la oportunidad de entrevistarlo y nos dejó su verdad acerca del conflicto que mantienen con el Gobierno formoseño.
Enredando Las Mañanas: ¿Qué sentiste ayer (por el 18F) cuando viste pasar tanta gente?

Félix Díaz: Para mi es algo normal, cuando viajo al exterior la gente siempre me pregunta ¿qué te pareció Washington? Nunca me doy cuenta del paisaje de los países, porque no voy a ver la belleza o la cultura de un país sino que voy con el objetivo siempre de transmitir la desesperación de un pueblo que quiere ser visto, escuchado. Todas las movilizaciones que se hacen, muchas veces las acompañamos, es el caso del mes de marzo, la del recordatorio de la dictadura. (en referencia al golpe de Estado del 24 de marzo de 1976)
La movilización de ayer es un tema que está fuera de nuestra existencia porque nosotros entendemos que es la misma Justicia la que tendría que garantizar la vida de todos los habitantes. Si los fiscales generales de nuestro país están pidiendo justicia, ¿dónde estamos? ¿En qué lugar estamos?. Nosotros que somos los indígenas reconocidos preexistentes, ¿dónde estuvieron estos fiscales cuando hicimos las denuncias? ¿cuándo han hecho una movilización para los pueblos indígenas o para otras culturas? Esto no quiere decir que estamos en contra ni a favor, lo que no sabemos es de qué se trataba. Nosotros estamos en una situación que no te deja pensar. Cuando uno tiene miedo que le pueda pasar algo a tus hijos, a su familia, sus hermanos que están cortando la ruta hace un mes, que están sufriendo hambre, que llueve y están al aire libre y que a la noche a veces no se come, entonces ese pensamiento constante no me hace ver esa movilización, a pesar que algunos de los manifestantes se acercaba a la carpa para solidarizarse con nosotros. A mi me da pena, que cuando la gente viene y se ofrece "¿puedo colaborar en algo?, tengo ropa que no uso más y quiero dársela a ustedes, entonces ese pensamiento minimiza la figura del ser humano y siempre nos ven como los "pobrecitos, necesitan ropa". Lo que tratamos de hacer visible es la exigencia de la aplicación de los derechos indígenas acá en la Argentina para que estas cosas no sucedan más, para que no se sigan matando indígenas. Porque este es un genocidio que se está haciendo y no es solamente con este gobierno, muchos gobiernos que han pasado nunca tuvieron la posibilidad de ir hablar con los nosotros, eso es lo difícil y que no va a entender nadie. Cuando escuché al jefe de Gabinete (Capitanich) decir que es un caso aislado y la diputada Conti (Diana), cuando decía que es culpa del liderazgo indígena que no acepta la ayuda, yo decía entre mi, visiten nuestras comunidades, compartan con nosotros por lo menos un día, dejá tu celular haber si podés aguantar tomando tereré todo el día, porque es lo único que se tiene. Si hay algo para compartir, una torta frita, haber si pueden pasar un día con nosotros. Esa realidad que nadie conoce, solamente nosotros porque la vivimos día a día y nos morimos cada día por falta de acceso a la salud, acceso al agua. Hay montones de recursos que el Estado quiere justificar. Dicen, "nosotros levantamos hermosas viviendas, hermosas escuelas, centros de salud, buenos caminos, energía eléctrica", pero no es a la totalidad de los pueblos indígenas; a algunos punteros políticos se les dan, ellos que son nuestros hermanos, ellos no son culpables. El enfrentamiento entre indígenas, es producto de la manipulación del Gobierno de darle un sueldito y es lo que obliga a defender algo que ni siquiera sabe.

ELM: ¿Como está la situación en la ruta 86, continúa el corte?

FD: Sigue como estaba, por esta razón estoy acá para hacer visible la problemática de la comunidad. Ayer tuve un problema, me llevaron al hospital Argerich, me detectaron una infección en los pulmones. Mucha gente me decía, cuídate Félix que te necesitamos. Cuando uno es pobre no puede elegir, qué comida comer, o qué medicamentos tomar; volvés a casa y sino tenés nada no podes elegir. Lo que nosotros sufrimos, esa cruda realidad.... me gustaría cumplir con lo que me dice el médico pero no puedo. Cuando uno está metido en esta carpa con temperatura alta en medio del sol, entonces tienen que ponerse en nuestro lugar para saber cómo se sufre, cómo podemos llevar adelante...trato de ser coherente, discreto. A veces no se cómo transmitir esta situación, los medios grandes manipulan. Los que tienen que resolver el problema no es la comunidad, es el Gobierno que tiene que poner los recursos. No se trata de algo complicado, el Estado tiene los recursos para solucionar los problemas sociales de los pueblos indígenas. Debe aplicar los derechos indígenas que están en la Constitución Nacional.

ELM: Ustedes están denunciando que el gobierno de Formosa está invadiendo con maquinaria parte de su territorio y no saben lo que quieren hacer ¿Cuál es el proyecto?

FD: Nosotros estamos preocupados que el Gobierno invade nuestro territorio a la fuerza, porque hacen entrar maquinaria supuestamente, para mejorar el camino. La comunidad lo que está reclamando es el arreglo de los caminos, rellenados no perfilados, colocar tubos. El Gobierno cuando tomó la decisión no consultó a los manifestantes, le dio la tarea para los punteros políticos que siempre están defendiendo el modelo provincial, cuando dice que no hay problemas. Cuando nosotros logramos las cosas, estos hermanos nuestros se quedan con los beneficios y a nosotros nos dejan de lado.
Las empresas dentro de la comunidad Potae Napocna Navogoh, están hace 4 años a cargo de la construcción de las viviendas y no sabemos cuántas van a ser destinadas a nuestra comunidad, tampoco manejamos el listado de los beneficiarios y por cuánto tiempo, qué presupuesto se destinó a la obra.
Esos son los pedidos que hace la comunidad, el acceso a las carpetas técnicas de cada obra.
Porque se está por levantar un hermoso hospital, sin embargo el CIC (Centro Integrador Comunitario) que fue construido por el Gobierno Nacional a través del ministerio de Desarrollo Social, está ahí con una sala de primeros auxilios pero no funciona, no hay médicos, no hay medicamentos.
Se bajan los programas Nacer, Remediar y otros programas nacionales, pero no se sabe a dónde se destinan, no sabemos quién los administra; porque cuando va un medio periodístico a la comunidad, ellos traen todas las cajas de medicamentos exhiben y cuando se van, se llevan todo a Laguna Blanca.
Denunciamos la falta de conexión de energía eléctrica a pesar que hay un tendido de cableríos hace mas de 4 años. También el tema de los caminos que son intransitables.
Cuando llueve es imposible que entre la ambulancia, los maestros, los médicos; lo usan como escusa para no ir a la comunidad; pueden pasar dos o tres meses si llueve mucho, estamos aislados, de la ruta al centro de salud serán unos 5 Km. Un médico no tiene la voluntad de ir caminando ni a caballo ni en moto, ni en ningún medio. Entonces los indígenas tienen que ir a Laguna Blanca, el hospital más cercano, nos dicen vayan al CIC que están los médicos y medicamentos. En ese ida y vuelta, muchos de nuestros hermanos han muerto dentro de sus casas, esperan que la enfermedad los lleve, no quieren estar en el hospital y esto es muy grave.
Lo que estamos denunciando es que la responsabilidad es del Gobernador, porque quiere ocultar esto, pero cómo desmentirlo, si los médicos avalan este genocidio, sacrificando la muerte natural, paro cardiaco; o cuando matan a un indígena dicen, suicidio o cuando nos atropellan en las rutas, pasa como homicidio culposo... eso lo firman los jueces, el forense, los médicos, la policía y la gendarmería, entonces ¿cómo das vuelta esa figura legal cuando viene del Estado?, es imposible por la carencia de recursos.
Cuando el Gobierno no quiere escuchar nuestra voz, es ahí donde se agrava la situación y nos ponen como los malos de la película, que no queremos dialogar. Buscan argumentos, porque son muchos y manejan los medios, la Justicia, todos los recursos para desacreditar estas denuncias que realizamos.

ELM: ¿Cómo te fue en esta tarea de visibilizar el conflicto?, porque solo te escuchamos por los medios comunitarios y alternativos.

FD: La verdad nunca le doy importancia porque a pesar que soy una persona pública, dicen que soy importante, pero no tengo la solución para poder cambiar esta historia. Mañana puedo desaparecer físicamente y esto queda en la nada. He conocido líderes, el caso un Pilagá, un gran líder, Manuel Chascoso, que dio su vida por esta causa, consiguió la Ley Integral del Aborigen, la 426. Por falta de un asesoramiento jurídico nos ponen una trampa, nos conformamos cuando nos hablan los abogados. El Instituto de Comunidades Aborigen, tiene que estar administrado por una persona electa por los pueblos indígenas. Cuando nos dimos cuenta que la ley cuando se decretó, el Gobierno decía, el Poder Ejecutivo de la provincia designará su hombre de confianza, ahí nace la manipulación, porque el Gobierno elige su gente de confianza para poder ocultar esta realidad. Porque el blanco no va a sentir el dolor de un indígena porque no vive en las comunidades. Van a decir que conocen, entienden pero nunca sabrán lo que sufre un indígena. Por eso es importante que los gobiernos y la autoridades legislativas - porque supuestamente Argentina tiene tres organismos que son independientes, poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial - deberían ser los garantes de asegurar que nuestra existencia tenga protección, que se apliquen los derechos humanos como corresponde. Pero lastimosamente los gobiernos manejan esos organismos que antes mencioné; esto pasa porque la mayoría de los legisladores oficialistas no van tomar una denuncia de esta clase, porque afecta la imagen a su partido. La sociedad sabe perfectamente esta situación que pasamos y que solo a los indígenas les pasa esto, al campesinado, a los gremios, todo sector que no quiere ser manipulado sufre la persecución que el Estado hace contra los luchadores de diferentes sectores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.