miércoles, 18 de febrero de 2015

España: Ciudadanos, la operación “Podemos de derechas” se consolida

Antonio Maestre (LA MAREA)

Un acto multitudinario de Ciudadanos en el Círculo de Bellas Artes dio el pistoletazo de salida a la consolidación de una opción de derechas liberal que pueda parar el crecimiento de Podemos y presentarse como alternativa al Partido Popular, que tanto ha decepcionado a un sector de la derecha que considera “socialistas” las subidas de impuestos del gobierno de Rajoy. La presentación económica del partido llevada a cabo por Luis Garicano, Manuel Conthe y el líder de Ciutadans, Albert Rivera, contó con la presencia de personajes como Pedro J. Ramírez o Ignacio Camuñas Solís, exministro con la UCD y fundador de VOX.

El ambiente que se vivía en el Bellas Artes era el de un consejo de administración en el que se presentaba un balance favorable de las cuentas y un reparto de dividendos. La derecha del IBEX 35 ya tiene su opción renovadora con la que atender a los nuevos tiempos y atraer a ciudadanos descontentos con los partidos tradicionales. Los asistentes al acto pudieron escuchar las propuestas económicas liberales que tanto tiempo llevan exigiendo al Partido Popular: un contrato indefinido con despido creciente, rebaja de las cotizaciones a empresas, reducción del IVA, y fin del “capitalismo de amiguetes”.

En la presentación de su programa económico, Luis Garicano regaló detalles que evidenciaban el público al que se dirigía. En el momento que hablaba de su plan para abordar la desigualdad salió a colación el tema de los subsidios. “El subsidio no os va a costar más que la prestación por desempleo”. El tono de la frase evidenciaba que la palabra subsidio no iba a tener una acogida favorable en un público en el que sobrevolaba el ideario liberal y el ensalzamiento del individualismo. El subsidio es un tema delicado para el electorado que aúpa a Ciudadanos, pero que el partido tiene que abordar para conseguir un discurso de mayorías, ni de izquierdas ni de derechas, que consiga atraer al mismo electorado al que se dirige Podemos y mermar el crecimiento del electorado de Pablo Iglesias.

El ascenso de Ciudadanos en algunas encuestas de medios privados como la del grupo Prisa sitúa al partido de Albert Rivera como la opción que los actores económicos, empresariales y mediáticos necesitaban para hacer frente a Podemos, toda vez que sus intentos por sostener los pilares del bipartidismo se estaban tornando infructuosos. El 11 de enero pasado, el diario El País publicó una encuesta de Metroscopia que aupó al partido naranja con el 8,3% de los votos. A partir de esa encuesta, la atención de la opinión pública ha puesto el foco mediático sobre Albert Rivera y la formación surgida en Cataluña.

Antes de esa ebullición mediática, que ha situado a Albert Rivera como un problema para el PP, ya se produjeron movimientos para situar alguna opción renovadora de derechas como alternativa al bipartidismo, primero, y a Podemos, después. En la formación de Rajoy veían cómo su electorado dormía en el abstencionismo y volvería a Génova en el momento en que viera las orejas al lobo de Podemos. Con Ciudadanos creciendo, ese electorado puede encontrar una opción liberal en lo económico que les reste un importante número de votos. La operación “Podemos de derechas” se ha venido fraguando desde el momento en que la formación de Pablo Iglesias golpeó en la mesa electoral. Pedro J. Ramirez, en el artículo que escribía cada semana en El Mundo, dio su recomendación de cara a las elecciones europeas: en su texto declaraba su voto a UPyD expresando su deseo por la posibilidad de lograr un frente amplio de derechas con la formación magenta, VOX y Ciudadanos: “Frente a este bipartidismo con madrastra que ya verdea hacia el modelo Gran Coalición se alzan -además de los nacionalismos y la izquierda comunista- tres formaciones inconformistas cuya presencia en el Parlamento Europeo revitalizaría la vida política española. ¡Ojalá se escuche hoy bien alta la Vox de los Ciudadanos de UPyD! Esa es mi triple recomendación de voto en función de la ideología y talante de cada uno”.

El deseo de Pedro J.Ramirez, que era la punta de lanza del sector económico más liberal y seguidor de Friedrich Hayek (padre de la escuela austriaca económica), se vio frustrado cuando Rosa Díez se negó a ceder un ápice de poder ante el empuje de Albert Rivera y frustró la unión de Ciudadanos y UPyD. Esa “traición” de Rosa Díez al apoyo incondicional del exdirector de El Mundo puso a Ciudadanos como punta de lanza del Podemos de derechas. Una aspiración que perseguían personajes del poder económico al más alto nivel como Josep Oliu, director del Banco Sabadell, que el 25 de junio se destapó pidiendo que el sector económico debería impulsar una “especie de Podemos de derechas”, ya que ni el PP ni el PSOE impulsaban la iniciativa privada. El banquero clamó contra las medidas del bipartidismo que pretendían controlar a las empresas: “Empieza a ser el momento de decir ‘basta ya’ de regulación’”, una petición que el programa económico de Ciudadanos recogió plenamente en la presentación de Luis Garicano.

Los movimientos para que Ciudadanos se convierta en la opción que plante cara al crecimiento de Podemos fueron avanzados en un artículo en La Vanguardia el pasado mes de noviembre por Enric Juliana, que vio cómo la plataforma Libres e Iguales se planteaba como una avanzadilla que podría acabar con un sector descontento del PP -capitaneado por Cayetana Álvarez de Toledo-, en Ciudadanos con Albert Rivera. En la plataforma Libres e Iguales aparecen como entidades firmantes los tres partidos a los que Pedro J.Ramirez llamaba para la confluencia de la derecha. Sólo Ciudadanos ha aceptado el envite del sector económico y mediático para presentarse como la opción liberal y regeneradora que plante cara al ascenso de Pablo Iglesias y amortigüe el golpe del bipartidismo.

El economista liberal que presentó el programa económico de Ciudadanos hablaba del “cambio sensato”, el mismo nombre que tendrá el libro de Albert Rivera y que en el acto intentaron transmitir como una casualidad, una serendipia fruto del azar que Garicano no conocía y que mostraba lo conveniente del lema. “Hay gente que no está por el cambio y gente que no está por la sensatez, nosotros somos el cambio sensato”. Una realidad combatida por Javier Ayuso, el periodista de El País y antiguo director de comunicación de la Casa Real, que en un artículo publicado hoy en el diario de Prisa hace suyo el lema de Ciudadanos en el titular de su artículo para mostrar su apoyo a Albert Rivera: “No cabe duda de que aporta un poco de frescura en el aburrido debate político español. Ya hay un cuarto contendiente en el escenario”. El circulo del Podemos de derechas queda cerrado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.